VIERNES 1

Santos: Teresa del Niño Jesús o de Lisieux, Doctora de la Iglesia; Romano "el Cantor", diácono y los Cuarenta Mártires de Inglaterra. Memoria (Blanco)

SAN ROMANO, EL CANTOR, del latín, "perteneciente a Roma" (490?-555?). Diácono. Su Santidad Benedicto XVI, se refiere a san Romano por lo sublime de sus composiciones en honor al Señor, en su audiencia general 21 de mayo del 2008, indicando que "transformó su teología en poesía". Datos relevantes y fidedignos de su existencia, subsisten escritos para la posteridad, en dos documentos locales de la Iglesia católica ortodoxa griega: el Sinaxario y el Menologio, en los cuales quedan registrados santos y celebraciones; se señala que nace en Emesa, hoy ciudad de Homs, Siria; hijo de familia hebrea. Se deduce su formación cristiana, ya que en su juventud, cursa los estudios correspondientes hasta recibir en Beirut, Líbano la ordenación de diácono (del griego, "servidor"), hacia 515. Poco después viaja a Constantinopla, actual Estambul, Turquía, siendo monarca Anastasio I (430?-518), a fin de colaborar en el templo de la Santísima Madre de Dios. Se dice que en este lugar, en sueños, María Santísima le indica realizar su misión como cantor y compositor de alabanzas a Dios, dotándolo de un singular "carisma poético". Romano da ejemplo de piedad, dedicado a la oración, penitencia y especial fervor a la Virgen Santísima. Por lo anterior se le otorga el sobrenombre de "el Cantor"; su amplia obra poética comprende más de mil himnos, algunos extraviados a través del tiempo. Entre sus composiciones se encuentra una Alabanza del Nacimiento del Señor, así como numerosas homilías —amplias catequesis— conocidas como Kontakia, (Contactos) y los Kontakion, los cuales son largos rollos manuscritos envueltos alrededor de sendos manuscritos litúrgicos, que son himnos para cantarse en las principales festividades litúrgicas del año, en especial las de Cristo y la Virgen. Entre sus composiciones es notable el carácter mariológico, en los cuales la figura de María es tratada a la luz de la existencia y misión redentora de Jesús. Es posible que el cántico más antiguo sea en conmemoración de la fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, el cual data del siglo VI, basado en el Evangelio Apócrifo de Santiago. Su deceso ocurre durante un viaje hacia Constantinopla, siendo sepultado en el templo de Ciro, en dicha ciudad. Considerado como gran teólogo, poeta y compositor eclesiástico de la Iglesia católica y ortodoxa griega. Su culto se pierde en la memoria de los tiempos. Iconografía: ataviado con dalmática (túnica larga con mangas amplias y cortas, vestimenta de los diáconos), en su mano derecha un incensario, y en la izquierda un templo, modelo de la iglesia donde desempeñó su ministerio.

 

SABADO 2

Los Santos Ángeles Custodios

Santos: San Saturio de Soria, ermitaño. Beato Juan Beyzym, presbítero.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio Memoria (Blanco)


BEATO JUAN BEYZYM, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1850-1912). Presbítero. Nace en Beyzymy Wielkie, actual República de Ucrania. Define su vocación sacerdotal e inicia sus estudios en la Compañía de Jesús en 1872. Cursa filosofía y teología, hasta su ordenación sacerdotal en Cracovia, Polonia (1881). Inicia su ministerio con este pensamiento: "Trabajamos por Dios, por el cielo, y no deberíamos dejar que nos superaran en nuestra labor y en nuestros sacrificios aquellos que trabajan por los bienes materiales o que únicamente viven por la tierra". Es docente durante 17 años pero piensa en dar servicio a los leprosos en Madagascar, África (entonces territorio francés), lo que manifiesta al superior general: "Yo sé muy bien lo que es la lepra y lo que debo esperar, pero todo esto no me asusta, al contrario, me atrae". En 1898 viaja hacia dicha isla; desembarca en Tananarive e inicia su apostolado. Se le asigna atender a 150 enfermos en el leprosario de Ambahivoraka, cercano de la capital, donde es notable el abandono material y espiritual de los pacientes; viven en chozas paupérrimas, carentes de higiene, faltos de alimentos, atención médica y de medicinas. Muchos mueren más por hambre que por la lepra. Ahí ayuda a bien morir a leprosos que fallecen cada semana; posteriormente, se le permite residir entre los infectados. Solicita la colaboración urgente de sacerdotes y laicos, explicando la situación y las carencias del lugar. En sus misivas informa a las autoridades civiles y eclesiásticas que, además de lepra, también contraen sífilis, sarna, proliferan los piojos y las enfermedades gastrointestinales. Ante tales condiciones niños y adultos están expuestos a la promiscuidad y al pecado, ya que muchos no conocen a Dios. Con sus manos cura y venda a los infectados y les administra los sacramentos antes de morir, sin importarle su mal olor o el riesgo de contagio. En 1901 aprende la lengua malgache, organiza retiros y da conferencias a los enfermos; se expresa: "Doy gracias a la Virgen sin cesar, pues muchos de mis enfermos vivirán y morirán como verdaderos católicos". Al llegar ayuda económica de Europa propicia la edificación y total equipamiento de un hospital, inaugurado en 1911. La oración es su fortaleza, ora en silencio y en forma permanente. Confiado en la Providencia divina, mejora las condiciones de vida en la isla y devuelve la dignidad a los infectados. Entrega su alma al Creador, enfermo de arteriosclerosis, en Fianarantsoa, Madagascar. Sus reliquias reposan en la basílica del Sagrado Corazón de Jesús en Cracovia. Beatificado por el Venerable Juan Pablo II (1978-2005), el 18 de agosto de 2002, en Cracovia, Polonia. Iconografía: con sotana y sombrero, auxiliando a los leprosos. El hospital dedicado a Nuestra Señora de Czestochowa (patrona de Polonia) fundado en la isla por este beato continua prestando servicio.

 

DOMINGO 3

XXVII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Francisco de Borja, presbítero; Gerardo de Broña, abad y Josefa Rosello, fundadora. (Verde)

SAN FRANCISCO DE BORJA, del italiano antiguo, "franco" "francés" y del vasco, "de la casa nueva", respectivamente (1510-1572). Presbítero. Francisco de Borja y Trastámara, IV Duque de Gandía y Marqués de Llombay, Grande de España y Virrey de Cataluña, nace en Gandía, Valencia, España; criado y educado, en la religión y en las ciencias humanas, en la corte. Hacia 1521 es enviado a Zaragoza con su tío, el arzobispo; ahí destaca por su humildad y piedad, manteniéndose alejado de los lujos, vanidades y frivolidades de la corte. En 1525, regresa a Zaragoza y en 1528, una vez terminada su educación ingresa en la corte del rey Carlos I de España y V de Alemania (1500-1558) donde por sus cualidades morales, intelectuales, cultura y su trato cortés y afable se le avizora un futuro próspero. Contrae nupcias con Leonor de Castro y se le concede el título de Marqués de Bombay y Escudero de la emperatriz Isabel, de quien es custodio y acompaña en varias campañas militares al monarca. Encargado por el emperador de acompañar el cadáver de la emperatriz Isabel, desde Toledo a Granada en 1539, sufre una impresión tan profunda al contemplar el cuerpo descompuesto, que exclama: "No más servir a señores que en gusanos se conviertan". Ese mismo año es nombrado virrey de Cataluña, cargo que desempeña hasta 1543; sin embargo, en la intimidad practica una estricta vida de humildad, oración y penitencia. Hace Ejercicios Espirituales con el Beato Pedro Favre, SJ (8 de agosto), hecho que marcará su futura vocación. En 1546 muere su esposa. En el transcurso de unos Ejercicios Espirituales de san Ignacio, emite los votos de castidad y obediencia; asimismo promete ingresar a la Compañía de Jesús, congregación a la que se une en 1550, después de su encuentro con san Ignacio de Loyola (31 de julio) en Roma. Es ordenado sacerdote y en mayo de 1551 celebra su Canta Misa. Rechaza el cargo de cardenal pero le son otorgados cargos de suma importancia en la orden; es nombrado por Ignacio comisario general, con autoridad sobre toda la Compañía de Jesús de España y Portugal (1554). En 1565 es designado Superior General de la Orden, donde atiende con especial cuidado la orientación de los noviciados, el fomento de la vida de piedad y la organización de los estudios. Es consejero y delegado del papa Pío V (1566-1572; 30 de abril), crea más de veinte colegios en España y redacta numerosos tratados; este gran devoto de la Sagrada Eucaristía y de la Madre del Redentor, entrega su alma al Creador en la ciudad de Ferrara, Italia, y sus restos son trasladados al templo de los Jesuitas en Madrid, España, en 1901. Es canonizado por Su Santidad Clemente X (1670-1676), en 1670.

 

LUNES 4

Santos: Francisco de Asís, fundador; Áurea u Oriana de París. Beato Tomás de Celano, religioso. Memoria (Blanco)

BEATO TOMÁS DE CELANO, del arameo, "gemelo" "mellizo" (1185/90-1260). Natural de la población italiana de Celano, provincia de L'Aquila, pertenece a la nobleza; sus padres son condes del lugar. Es educado en los valores cristianos, además de recibir amplia formación en letras y humanística, en Sagradas Escrituras y en los Padres de la Iglesia. Hacia 1215, siente el llamado para consagrarse a Dios, pronuncia su profesión ante san Francisco de Asís (4 de octubre), con los entonces llamados Hermanos Menores, cuando la Regla de ellos había sido aprobada sólo en forma oral, por el pontífice Inocencio III (1198-1216) en 1209. En 1223, Tomás es electo Custodio de los conventos de Maguncia, Worms, Spira y Colonia, en Alemania; a finales del mismo año se le nombra vicario. Es reconocido por su prudencia y sabiduría. Alrededor de 1226 regresa a Asís, donde atestigua los últimos días de vida de san Francisco; participa en la ceremonia de canonización y presencia la inauguración de una basílica en su memoria. Por instrucciones del Papa Gregorio IX (1227-1241), escribe la primera biografía del Seráfico. La obra completa es presentada al pontífice quien la propone a los Frailes Menores para que conozcan mejor a su santo fundador y logren imitarlo (1229). En 1230 se dirige a Tagliacozzo, para establecer un convento. Redacta una segunda biografía del Fundador con la ayuda de los frailes que habían convivido con él, escrita entre 1246-1247. En 1252 y 1253, por indicación del ministro general, escribe a detalle la narración de los milagros realizados por Francisco, surgiendo el Tratado de los Milagros. Hacia el año 1256, se traslada a Val de Varri, para ser director espiritual de las religiosas clarisas, lugar donde permanece hasta entregar su alma a Dios. Sus restos-reliquia son venerados en una urna en el interior del templo de San Francisco de Tagliacozzo. Por su fama de santidad, cumplir con la obediencia extrema, la caridad según la espiritualidad franciscana y los milagros realizados ante su tumba, el pueblo inicia su culto y en el Martirologio Franciscano se indica su memoria anual en esta fecha. En 1960, en el marco del setecientos aniversario de su deceso una comisión inicia la investigación del culto inmemorial. Iconografía: con hábito franciscano, de edad madura, en actitud orante.

 

MARTES 5

Santos: Plácido de Subiaco, mártir; Faustina Kowalska, religiosa. Beato Raimundo de Capua, presbítero. Feria (Verde)

SANTA FAUSTINA KOWALSKA, del latín, patronímico de Faustus "próspero", "feliz" (1905-1938). Religiosa. Nativa de la población polaca de Glogowiec, cercana a Lodz. Bautizada con el nombre Helena. Por falta de recursos, asiste a la escuela sólo tres años. Desde la infancia, demuestra su amor por el Santísimo y apego a la oración, mismas que dejan vislumbrar su vocación religiosa; en 1921 al manifestar su deseo de ingresar a un convento pues escucha la voz de Cristo que le pide se consagre a Él; sus padres se oponen. Pese a lo anterior ella trata de olvidarlo y se dedica a las diversiones propias de su edad. En una ocasión Jesús se le manifiesta con su cuerpo herido y sangrante, diciéndole "¿Cuánto tiempo tengo que esperarte?", de inmediato se dirige a la catedral de San Estanislao de Kostka, ora con fervor y pregunta a Jesús qué debe hacer, luego escucha: "Ve inmediatamente a Varsovia, allí entrarás en un convento". Se dirige a la capital polaca y, en tanto localiza un convento, se dedica al servicio doméstico. Tiene dificultad para ingresar a algún monasterio, en apariencia por su aspecto descuidado y falta de instrucción. Es recibida en 1925 en la congregación de Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia (conocidas como Hermanas de Santa Magdalena), cuyo apostolado es atender a niñas pobres y abandonadas. En su consagración religiosa elige el nombre de María Faustina, ella reconoce: "...Me sentía inmensamente feliz, me pareció que entré en la vida del paraíso". A partir de 1931 dan inicio, en su vida conventual, una serie de apariciones de Jesús, que perduran por más de siete años. En la primera aparición el Redentor le solicita que pinte un cuadro con su imagen, tal como ella lo ve. Conforme transcurre el tiempo en estas manifestaciones, Jesús le descubre el misterio de su insondable misericordia. María Faustina lo escribe con todo detalle en su Diario, que a través de los años da testimonio de la gracia inconmensurable de que goza esta sencilla religiosa. Lo anterior no le impide obedecer la ejecución de sus deberes de cocinera, jardinera y portera, caracterizándose por su profunda unión con Dios. Su deceso ocurre a la edad de 33 años, víctima de la tuberculosis en la Casa General de su congregación en Lagiewniki (Cracovia). Su Santidad Juan Pablo II (1978-2005) la beatifica el 30 de abril del Año Santo 2000.

 

MIERCOLES 6

Santos: Bruno de Colonia, fundador; María Ana Mogas, fundadora. Beato Isidoro de Loor, religioso. Feria (Verde)

BEATA MARÍA ANA MOGAS, del arameo, "señora" y del hebreo, "la benéfica" (1827-1886). Fundadora. Oriunda de Corró del Vall-Granollers, en Barcelona, España. Desde niña consolida su amor a la Eucaristía y a la Virgen María. Queda huérfana de padre en 1834; después, a los 14 años de edad, muere su progenitora y queda a cargo de su madrina quien goza de una magnífica posición económica y social y, al no tener hijos, vuelca en la niña su afecto y atención. Asiste a la parroquia de Santa María del Mar, frecuenta los sacramentos, participa en actividades parroquiales y realiza obras de caridad. Hacia 1848 descubre su vocación a la vida consagrada. Conoce a dos ex religiosas Franciscanas Capuchinas y las tres rentan una habitación en la citada capital, con el propósito de dedicarse a la educación infantil, con la asesoría del sacerdote beato José Tous (27 de febrero). Tiempo después fructifica el proyecto de trabajar en una escuela de Ripoli, Gerona. Dejando atrás todo, en 1850, acude a la llamada del Señor, para iniciar una vida nueva, lejos de su madrina, de las comodidades y de su tierra natal. A su llegada al lugar ella y sus compañeras se percatan del desapego a la religión de sus habitantes; en tanto ellas hacen vida de claustro la población las rechaza. El gobierno no les presta ayuda, pasan hambre y logran sobrevivir pidiendo limosna. Ante esta inesperada situación María Ana escribe en su cuaderno de notas: "Afianza, Señor, y asegura los pasos que he comenzado a dar en el camino a tu servicio de tal forma que ninguna cosa de este mundo sea capaz de dar mis pies atrás". Pasado el tiempo, el pueblo modifica su actitud y se acercan otras damas de ideas afines; entonces ante autoridades eclesiásticas locales, es electa superiora de una naciente institución y al hacer sus votos, en 1851, inicia sus funciones en la congregación de Hermanas Capuchinas del Divino Pastor, siendo el padre Tous su fundador y ella la primera abadesa. Dirige a las religiosas de acuerdo al ideal franciscano, inspirada en María Santísima, con el apostolado de educar a niños pobres. Su amplia cultura, le permite obtener el título de maestra. Al aumentar las vocaciones se establecen otros colegios. Con cuatro religiosas viaja, en 1865, hacia Madrid a fin de establecer otra escuela. Por malos entendidos y falta de comunicación con las religiosas que habían quedado en Barcelona, se motiva una ruptura entre ambas, dando origen a dos ramas diferentes: Franciscanas Capuchinas del Divino Pastor en Barcelona y Franciscanas del Divino Pastor en Madrid, cada una con Constituciones y Regla propias. Esta congregación se fortalece con nuevas casas en Toledo, Santander, Córdoba, etc. Atiende con caridad en especial a los marginados; quienes la rodean son testigos de su dulzura y delicadeza de madre amorosa con sus hijos necesitados. Permanece enferma los últimos ocho años de su existencia hasta que parte hacia el Padre en Fuencarral, Madrid. Se le recuerda como una religiosa que en todo lo que realiza, se propone la gloria de Dios y la salvación de los hombres. Beatificada por el Venerable, Juan Pablo II (1978-2005), en octubre 1996. Iconografía: con hábito de su fundación, rodeada por niños a quienes educa con amor.

 

JUEVES 7

Nuestra Señora del Rosario

Santos: Santa Justina de Padua, mártir. Beato Mateo Carreri, religioso. Memoria (Blanco)

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, del latín, "corona de rosas". Esta advocación mariana, así como su celebración anual, surgen partir del triunfo de los ejércitos cristianos europeos sobre las tropas musulmanas en la conocida Batalla de Lepanto. Asimismo, en memoria de esa victoria cristiana, el pontífice san Pío V (1566-1572; 30 de abril) instituyó esta conmemoración en 1571. Más adelante, Clemente XI (1700-1721) establece la celebración en 1716, en el primer domingo de octubre. Fue en 1913 cuando san Pío X (1903-1914; 21 de agosto) la instituye en el día de hoy. Los santos han sido devotos del santo rosario a través de los siglos; por ejemplo: san Francisco de Sales (24 de enero), decía: "Rezar mi rosario es mi más dulce ocupación y una verdadera alegría, porque sé que mientras lo rezo estoy hablando con la más amable y generosa de las madres"; san Felipe Neri (26 de mayo) sonriente expresa: "Las avemarías son joyas con las cuales yo logro comprar almas para el cielo"; santa Bernardita Soubirous (16 de abril) con humildad señala: "Yo no hice estudios y soy muy ignorante, pero sé rezar mi rosario, y con él logro comunicarme con Nuestro Señor y con la Virgen Santísima". La oración del rosario a través de los siglos ha sido complementada, ya que en un principio la oración del Ave María no se conocía tal y como se reza en nuestros días. Quizá para algunas personas sólo es "una repetición"; sin embargo, esta sucesión titánica de Ave María y Padre Nuestro, es la fórmula deprecatoria que recorre la vida, pasión y muerte de Jesús. No sólo es "repetir" en forma mecánica cada Ave María. Si queremos que sea más grata a María Santísima, en los misterios se puede meditar en cada Ave María el pasaje que hemos enunciado. Recemos de ser posible, cada día esta sencilla y eficaz oración para solicitar la intercesión de Nuestra Señora, en nuestras diarias aflicciones o bien para agradecer los beneficios que su santísimo Hijo nos ha concedido. Iconografía: de acuerdo a la creatividad de cada autor, puede representarse a María Santísima de pie, con vestido rosa y manto azul, porta al Niño Jesús en el brazo izquierdo y con su mano derecha nos ofrece un rosario. Una plegaria para antes de rezar el rosario puede ser la siguiente: "¡Oh Madre y clementísima Virgen del Rosario! Tú que plantaste en la Iglesia, por medio de tu privilegiado hijo santo Domingo de Guzmán, el místico árbol del Santo Rosario, permite que abracemos todos tu santa devoción y gocemos su verdadero espíritu; haciendo que aquellas místicas rosas sean en nuestros labios y corazón, por los pecadores medicina y por los justos aumento de gracia. Amén". Esta breve oración hace referencia a la visión que tuvo el citado santo en el siglo XIII, cuando se le encomendó la difusión del rezo del rosario. (Misterios Gozosos, lunes y sábado; Misterios Dolorosos, martes y viernes; Misterios Gloriosos, miércoles y domingo; Misterios Luminosos, jueves). Una bella parroquia dedicada a esta advocación se localiza en Av. Cuauhtémoc # 185, colonia Roma. Delegación Cuauhtémoc.

 

VIERNES 8

Santos: Sergio y Baco de Roma, mártires; Thais o Taide de Egipto, penitente y Simeón y Ana de Jerusalén, laicos. Feria (Verde)

SANTA THAIS O TAIDE DE EGIPTO, etimología desconocida (siglo IV). Penitente. Su vida se ve sumergida en leyendas; sin embargo Thais existe, siendo convertida por un santo anacoreta; asimismo, a su muerte deja un ejemplo para todos aquellos que creen que al ser pecadores no tienen salvación, sin confiar en la misericordia de Dios. Se desconocen pormenores de su nacimiento y familia, era de origen egipcio. Los datos fidedignos conocidos indican que es una hermosa joven dedicada a la prostitución. Goza de una posición desahogada, pero en el fondo no se siente feliz; disfruta de riquezas y lujos, pero el vacío interior es grande. Sin precisar fecha, conoce a san Pafnuncio (11 de septiembre), un ermitaño que vive en la soledad del desierto de la Tebaida, consagrado a Dios, en la oración, el estudio y la penitencia. El ermitaño es su guía espiritual y con su consejo Thais, arrepentida de su vida licenciosa, deja su conducta disipada. Asimismo, acepta la penitencia que el santo le indica, por lo que Thais permaneció el resto de sus días en la celda de un monasterio femenino, en perpetua oración y penitencia extrema; hasta que pasado el tiempo profesa, dando ejemplo de una vida fiel al Creador. Su fallecimiento ocurre en el citado monasterio, sin precisarse fecha. Su veneración se pierde en los anales de la historia. Iconografía: con burda túnica (usada por los penitentes, en contraste a su lujosa vestimenta anterior), en actitud orante, a su lado una calavera, alusiva a la penitencia. Intercesora de pecadores arrepentidos, o personas que han hecho una vida desordenada.

 

SABADO 9

Santos: Dionisio, Eleuterio y Rústico de Montmartre, mártires; Juan Leonardi, fundador e Inocencio Canoura, mártir.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio Feria (Verde)

SANTOS DIONISIO, ELEUTERIO Y RÚSTICO DE MONTMARTRE, del griego, "consagrado al dios Dionisio", "elevarse, subir" y del latín, "perteneciente al campo, rústico" respectivamente (siglo III). Mártires. Los datos fidedignos de estos mártires de origen francés se encuentran en la Historia de los francos, escrita por san Gregorio de Tours (17 de noviembre); sin embargo, en la misma no se citan su lugar de nacimiento, ni fechas exactas. Se aportan datos desde la edad adulta, siendo Dionisio el primer obispo que atiende la diócesis de París, capital francesa. Por cuanto a Eleuterio, es ordenado sacerdote y Rústico, diácono (del griego, "servidor"); los tres son enviados a Las Galias, actual territorio francés, con el proyecto de divulgar el Evangelio. En ese tiempo el pagano emperador romano Decio (249-251), realiza una tenaz persecución contra los cristianos, pese a ello, se dedican a la predicación. Son descubiertos y llevados ante la autoridad quien les invita a rendir culto a los falsos dioses, a lo que se niegan; por ello padecen tormentos y son condenados a morir decapitados en el entonces llamado Monte de Marte, nombrado después de los Mártires y actual Montmartre, en París. Pasados los años, en los alrededores del lugar del martirio, se edifica la abadía de Saint Denis (forma inglesa del nombre Dionisio). Iconografía: el santo obispo Dionisio con atavío común episcopal, a su lado cadenas y la palma referente al martirio lleva en el brazo su cabeza cortada. Reconocido como "el Apóstol de los francos". Estos santos son titulares en el Santoral de hoy, venerados desde tiempo inmemorial y desde la época medieval son conmemorados unidos. A Dionisio se le invoca contra dolores de cabeza y la sífilis o mal francés.

 

DOMINGO 10

XXVIII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Hugolino y compañeros, mártires; Tomás de Villanueva, obispo y Paulino de York, obispo.

SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA, del arameo "gemelo" "mellizo" (1486-1555). Obispo. Nace en Fuenllana, Ciudad Real, España; primogénito de seis hermanos, sus padres Tomás y Lucía, le proporcionan formación en Cristo. A los 15 años viaja hacia Alcalá, donde hace estudios en el colegio franciscano de san Diego, continúa en la universidad y en 1509 obtiene la licenciatura en filosofía. En 1512 inicia estudios teológicos y en 1516 es docente en la universidad. Con una vasta cultura, admira a santo Tomás de Aquino (28 de enero) y al discernir sobre su vocación, decide ser sacerdote. Estudia en la orden de san Agustín (agustinos) en Salamanca, hasta recibir la ordenación sacerdotal en 1518. Se le define como un hombre de oración continua, estudioso de los Santos Padres, amante de la soledad y el silencio; de continuo aislado en su celda. Sus virtudes destacadas son: obediencia, austeridad y la caridad con los enfermos a quienes prodiga atención espiritual y material. Se desempeña como prior en los conventos de Salamanca; Burgos y Valladolid; es designado provincial (1526), promotor de la paz en la comunidad y las misiones en América. Destaca por su predicación con excelente oratoria; se le equipara con fray Luis de Granada (1504-1588, presbítero de la orden dominica, escritor de temas religiosos en busca de la perfección cristiana), ambos aclamados como los grandes predicadores de la España de esos años. Electo obispo en la diócesis de Valencia, en 1544, cumple su episcopado con celo pastoral, da ejemplo de austeridad y humildad en el trato con sus feligreses. Expresa: "Siendo obispo, no soy mío, sino de mis ovejas"; sin importar el clima ni la hora, siempre está disponible para quien lo requiera. Organiza un sínodo diocesano en 1548; impulsa la catequesis y publica catecismos; censura la ignorancia, la avaricia y el egoísmo de algunos sacerdotes. Establece en 1550 el colegio de la Presentación, para la formación de jóvenes presbíteros de escasos recursos. Es modelo de generosidad con los marginados adultos y niños abandonados, muchos acuden y son atendidos en su propia casa y a todos procura atención médica, asistencial y el sustento necesarios. En su lecho de muerte se preocupa por que se reparta el dinero de las arcas de obispado entre los marginados. Su última enfermedad es breve, lo que acelera su entrada en la casa del Padre. Este especial obispo es recordado como "el Divino Tomás". Sus restos-reliquia son venerados en la Catedral de Valencia desde 1658, año en que es canonizado por Alejandro VII (1655-1667). Iconografía: con atavío episcopal, en sus manos una bolsa con dinero que reparte entre los necesitados. Se debe anotar que el agregado "de Villanueva", es alusivo a la ciudad española donde crece y recibe instrucción.

 

LUNES 11

Beatos: Elías del Socorro Nieves del Castillo, mártir y Juan XXIII, Papa. San Nicasio de Rouen y compañeros, mártires. Feria (Verde)

BEATO ELÍAS DEL SOCORRO NIEVES DEL CASTILLO, del hebreo, "mi Dios es Yahvé" (1882-1928). Mártir. Cerca de la población de Valle de Santiago, Guanajuato, México, se localiza la laguna de Yuriria (lugar o lago de sangre) en ella se encuentran varias isletas. Elías del Socorro nace en la de San Pedro. Es hijo de sencillos campesinos. Al nacer, su estado de salud es tan crítico que tienen que llevarle de inmediato al templo para ser bautizado, después de recibir el sacramento, se recupera de forma milagrosa. Sin embargo, su salud es frágil y en 1894 padece tuberculosis, que le lleva al borde de la muerte; en su lecho exclama: "No lloren; al cabo no me voy a morir porque debo ser sacerdote". A la edad de trece años su padre muere asesinado y él y su madre tienen que encargarse de mantener a su familia; sin embargo, la precaria situación hace que vendan su casa teniendo que irse a vivir a Celaya con un pariente sacerdote (1900). Debido al exhaustivo trabajo que desempeña durante su vida, la madre enferma y Elías y su hermana Lucila tienen que hacerse cargo totalmente del mantenimiento de su hogar, formado por ocho personas. Casi un año después se dirigen a Irapuato, Guanajuato, donde un sacerdote franciscano les ofrece un cuarto donde puedan alojarse; Lucila se casa y Elías tiene que hacerse cargo por completo de su madre enferma, hasta que a finales de ese año muere. Durante este lapso, el joven mantiene viva su esperanza de algún día ordenarse sacerdote. Regresa a Yuriria y trabaja como labriego hasta 1904. Intenta ingresar al colegio de San Pablo, pero es rechazado; sin embargo, su deseo de superarse hace pueda inscribirse al colegio de los agustinos. Su tenaz vocación le permite que a la edad de treinta y tres años se ordene sacerdote agustino (18 de marzo de 1916). A partir de entonces desarrolla una intensa labor pastoral entre las comunidades más humildes de Yuriria, Aguascalientes, Maravatío y Piñícuaro (Michoacán). Finalmente llega a la Cañada de Caracheo, donde su amor y fe contagian a los pobladores para que colaboren a la restauración del templo. Su amor por los feligreses favorece que los pobladores confíen en él y le ven como su amigo y protector; de esta forma le consideran un santo. Al desatarse la feroz persecución en contra de la religión católica en México fray Elías —como le llaman— continúa su labor pastoral en la clandestinidad marchándose a vivir en una cueva, siendo ferozmente perseguido hasta que le encuentran y asesinan en Cortazar el 10 de marzo de 1928. Sus últimas palabras son: "¡Viva Cristo Rey!". Beatificado por el Siervo de Dios Juan Pablo II (1978-2005), el 12 de octubre de 1997.

 

MARTES 12

Nuestra Señora del Pilar

Santos: Serafín de Ascoli o de Montegranaro, religioso y Edwin de Northumbria, rey. Feria (Verde)

NUESTRA SEÑORA DEL PILAR, del latín, "pilastra, pilar". El origen de esta advocación mariana se remonta al primer siglo de nuestra era. Cuenta la tradición que, hacia el año cuarenta, María, aún estando con vida, se le aparece —en la forma en la que ahora se representa—, al apóstol Santiago el Mayor, cuando éste peregrina, en viaje de misión, por Zaragoza, España, en una ribera del Ebro; el Discípulo se encontraba desalentado y a punto de claudicar ya que, pensaba, no había logrado el número de conversiones satisfactorio para él. Nuestra Señora, solicita a Santiago que en ese lugar se le construya un templo, donde permanecerá hasta el fin de los tiempos intercediendo ante el Padre por aquellos que le implorasen su protección. Clemente XII (1730-1740) fijó en esta fecha la celebración y Clemente XIII (1758-1769) la proclama patrona de España en 1760. Nuestra Señora del Pilar tiene una basílica en Zaragoza, España. Iconografía: El Pilar es una columna de jaspe de forma cilíndrica, encima del cual descansa la imagen de la Virgen, que es una escultura de madera, de estilo gótico de 38 cm de altura la cual, probablemente, fue tallada en el siglo XV. Maria sujeta con la mano derecha el manto, que le cae por la espalda, mientras sostiene a su Divino Hijo con el brazo izquierdo. El Niño Jesús tiene las piernas cruzadas, con la mano izquierda coge un pajarillo y con la derecha recoge el manto de su madre.

 

MIÉRCOLES 13

Santos: Eduardo de Inglaterra, rey; Geraldo de Aurillac, conde. Beata Magdalena Panatieri, laica. Feria (Verde)

SAN GERALDO DE AURILLAC, del germánico, "el mandato de la lanza" (850-909). Conde. Su origen era francés, sus padres fueron los condes de Aurillac quienes profesan y le forman en la fe cristiana. En su niñez padece un eczema en la piel, en ese tiempo considerado incurable, por ello su padre lo desprecia confinándole a permanecer excluido de la corte. Una vez sano, en su juventud, ingresa en la carrera de las armas y a la muerte de su padre, lo sucede en el condado. Con responsabilidad y prudencia atiende el gobierno del lugar, pero en secreto hace voto de castidad, dedica horas a la oración y mortifica su cuerpo con duras penitencias. Durante su vida al frente de Aurillac, demuestra humildad al tratar a sus siervos como hermanos, les condona sus deudas y atiende sus necesidades mejorando su situación económica. Además, anualmente concede la libertad a los prisioneros que han cometido delitos menores. Su existencia transcurre en la práctica de los valores evangélicos, el establecimiento de instituciones de beneficencia, la generosidad con los necesitados a quienes dona su vasta fortuna y la edificación de una abadía dentro del condado. Los siete años anteriores a su fallecimiento soporta la ceguera, hasta entregar su alma al Creador en la población francesa de Lot; sepultado en la abadía fundada por él. Su culto data de tiempo inmemorial, siendo uno de los escasos laicos venerados como santo, en la Edad Media. Patrono de la Alta Auvernia, Francia.

 

JUEVES 14

Santos: Calixto I, Papa y mártir; Justo y Viator de Lyon, eremitas. Beata María Poussepin, fundadora. Feria (Verde)

SANTOS JUSTO DE LYON y VIATOR, del latín, "íntegro", "honrado" y —probablemente— del 'latín Viatrix, de viator, "viajero", "viandante", respectivamente (siglo IV). Eremitas. Al parecer ambos eran de origen francés, sus biografías no aportan detalles anteriores a la época en que Justo era diácono en el templo de Vienne (Isére, Francia), cuando hacia el año 374 la feligresía de Lyon lo elige como su obispo. Participó en el concilio de Aquilea (381) y hace frente a las herejías de su tiempo, como el arrianismo, el cual negaba la divinidad de Jesucristo: Conoce a san Ambrosio de Milán (7 de diciembre), con quien hace amistad y profundiza en conocimientos sobre Sagrada Escritura. Cuando un demente que amenazaba espada en mano a los pobladores de su diócesis, se refugia en la iglesia para evadir ser detenido y el obispo lo protege, para evitar que sus perseguidores lo maten, esto los encoleriza y se lanzan contra el prelado golpeándolo; este incidente provoca que decida retirarse del ministerio episcopal, en un autoexilio, y se le une un clérigo de nombre Viator quien colabora en la diócesis, embarcándose ambos en Marsella hasta llegar a Egipto, donde se dirigen al desierto de Sceta. En dicho lugar permanecen durante diez años ocultos en vida de oración y penitencia, hasta la muerte de Justo y un año después la de Viator. Los cristianos de Lyon, reconociendo su error y la santidad de ambos, trasladan sus restos al sitio donde se construye una Basílica en su memoria. Por su fama de santidad el pueblo inicia su veneración.

 

VIERNES 15

Santos: Teresa de Jesús o de Ávila, Doctora de la Iglesia; Eutimio "el Joven", monje y Tecla de Kitzingen, abadesa. Memoria (Blanco)

SANTA TERESA DE JESÚS O DE ÁVILA, del latín "la que cosecha" (1515-1582). Doctora de la Iglesia. Hija de Beatriz y Alonso de quienes recibe formación en Cristo; nace en Ávila, España. Desde la infancia es bella e inteligente, con agrado lee vidas de santos, admirando a los mártires. Cuando tiene 13 años de edad fallece su madre, quedando ella a cargo de su hermana recién nacida. Este fallecimiento le provoca una crisis emocional, siendo sus amistades quienes le hacen olvidar la piedad demostrada en la niñez, al dedicarse todo el tiempo a fiestas, vanidades y lujos. Su padre siente que ese desconcierto puede provocar un desagradable desenlace, toma una decisión, a su juicio acertada, y la interna en el colegio de las religiosas agustinas, lo cual disgusta a la jovencita: Al paso de los días, viviendo en aquel ambiente de piedad, paz, de contacto con Dios y la frecuencia de los sacramentos, le permiten definir su vocación para consagrarse a Dios en la vida religiosa (1531). Pese a la oposición paterna ingresa en la Orden del Carmelo y profesa en 1537. Su vida en el claustro se distingue por su constante oración y extrema penitencia. Es reconocida por haber reformado la orden carmelita, por cuanto permanecer en total clausura, silencio permanente, pobreza extrema y absoluto apego a la Regla. Las estrictas condiciones, que establece desde Ávila se aceptan y obedecen en los diecisiete conventos por ella fundados. La literatura universal a través de los siglos ha reconocido sus escritos, entre los cuales se citan: Autobiografía, Las moradas y Libro de las fundaciones. A partir de 1545, tiene experiencias místicas, éxtasis y revelaciones, las cuales se prolongaron hasta su deceso. Dios permite que en un éxtasis reciba el fuego del amor divino, hecho que es conocido como la transverberación, cuando un ángel le atraviesa el corazón con una flecha de fuego, símbolo del amor de Cristo, en tanto una paloma, insignia del Espíritu Santo, sobrevuela en su cabeza. Pese a su santidad —atestiguada por quienes la conocieron—, soporta tentaciones del espíritu del mal, las cuales supera con su ferviente oración, mortificaciones corporales y continuos ayunos. Fallece dejando una estela de santidad en la población española de Alba de Tormes, sus restos-reliquia hoy en día, son venerados en Ávila. Canonizada en 1622, por el pontífice Gregorio XV (1621-1623). Tres siglos después, el papa Pablo VI (1962-1978), la distingue declarándola por sus vastos conocimientos y gran amor a Dios, Doctora de la Iglesia (1970). Iconografía: con hábito carmelitano, en éxtasis en el acontecimiento trascendental de la transverberación y por alusión a esto es intercesora contra las enfermedades cardiacas. A continuación se transcribe una plegaria, compuesta por santa Teresa de Jesús, que nos hace comprender su fe en el Creador y nos motiva para abandonarnos totalmente a la voluntad de Dios y aún en circunstancias difíciles, confiar plenamente en El: "Nada te turbe, nada te espante, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta. ¡Sólo Dios basta!".

 

SABADO 16

Santos: Eduviges de Polonia, viuda; Margarita María Alacoque, religiosa y Gerardo de Mayela, religioso.

Vísperas I del domingo: a semana del Salterio Feria (Verde)

SANTA MARGARITA MARÍA ALACOQUE, del latín, "perla" y del arameo, "señora", respectivamente (1647-1690). Religiosa. Originaria de la entonces provincia española Lhautecourt, Borgoña (actual territorio francés), es la quinta hija de Filiberta y Claudio, gozando de una desahogada posición económica. Desde la infancia se inclina hacia Dios; a los 8 años queda huérfana de padre y su madre sufre humillaciones de los parientes que invaden su hogar. Estudia en el internado francés de religiosas de la orden de Santa Clara (clarisas) de Charolles, donde era feliz por estar en una casa plena en piedad y oración. Padece fiebre reumática, lo que la obliga a regresar a su hogar, permaneciendo cuatro años en cama. La niña desesperada soporta aquellas molestias y hace voto de castidad, consagrándose a María Santísima. Margarita es una hermosa joven que atrae la atención de varios pretendientes; pero ella piensa: "El amor divino me ha vencido. Sólo él poseerá mi corazón". Por sentir el llamado de Cristo rechaza propuestas matrimoniales. En 1671 ingresa en el monasterio de la Visitación de Santa María en Paray-le-Monial, Francia, donde habita hasta su muerte. Su vida en el convento es de paz, oración, penitencia y humildad, siendo una religiosa más. Sin embargo, Nuestro Señor determina para ella otro designio, ya que se le manifesta en treinta ocasiones y, según narra la propia Margarita, son tres las decisivas. Jesús le manifiesta: "He aquí el corazón que más ha amado a los hombres". Los acontecimientos místicos se prolongan durante dieciocho meses, de diciembre de 1673 a junio de 1675. En estas revelaciones Jesús le hace la promesa de que quienes reciban la comunión durante los nueve primeros viernes de cada mes, en forma continua, tendrán garantizada su salvación; así como para quienes trabajen por la salvación de las almas; además de los hogares y personas que a Él sean consagradas. Margarita cuenta a su superiora lo vivido, pero ésta no da crédito a los relatos, hasta que su director espiritual el sacerdote san Claudio de la Colombiére (15 de febrero), da fe de la veracidad de las revelaciones. Una vez que la superiora y el santo sacerdote comprueban lo dicho por la santa, dan a conocer a las autoridades eclesiásticas aquellos divinos sucesos. Esta especial vidente, escribe amplia obra literaria que comprenden: 152 cartas, poemas, 44 cánticos y oraciones, 78 avisos, entre otros; así como una Autobiografía, la cual por humildad no quiere escribir y cuando la inicia señala: "Por solo vuestro amor es por lo que me someto a la obediencia de escribir esto", se dice que al escribir este texto, lo hace arrodillada. Después de las apariciones, vive 15 años dedicada a la oración siendo ejemplo de obediencia y santidad hasta su fallecimiento acaecido en el citado monasterio. Canonizada por Benedicto XV (1914-1922) el 13 de mayo de 1920. Iconografía: con hábito, en éxtasis ante el Sagrado Corazón de Jesús.

 

DOMINGO 17

XXIX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Ignacio de Antioquía mártir, Juan Colobo, “el Pequeño”, abad y Florentino de Oranges, obispo.

SAN JUAN COLOBO, EL PEQUEÑO, del hebreo "Dios ha hecho gracia" (siglo V). Anacoreta. Natural de la población de Basta, en el Bajo Egipto; por su forma de vida solitaria y las costumbres de su época, en su biografía no se detallan datos de infancia, ni de su familia. No se ubica la fecha dentro del siglo V de la Era Cristiana, cuando decide hacer vida de anacoreta, dedicado a la oración, el estudio y la penitencia; unido a su hermano mayor se retira al desierto de Skete, donde se encuentra con un santo varón eremita de nombre Pomeo, quien le instruye en las verdades evangélicas. El llamado "pequeño" por su estatura, hace vida de austeridad, virtudes, oración y humildad. En cierta ocasión, para probar su obediencia se le indica plantar una vara seca en aquel desierto, regándola diario y sucede que su obediencia y humildad son premiadas, ya que pasados tres años la vara retoña. Por su piadosa existencia, su fama de santidad se extiende por la región y el santo anacoreta, es admirado y querido por quienes lo conocen. Finalmente, para huir de los infieles bereberes (pueblos no árabes que habitaron zonas al norte de África, profesaban la religión del Islam) Juan se traslada a la zona montañosa de montaña de Al-Qulzum, Q-al-Yubiya, en Egipto donde muere. Su veneración como santo, se pierde en los anales de la historia. Nota: también se le conoce como Juan Colubus.

 

LUNES 18

Santos: Lucas, evangelista y mártir; Justo de Beauvais, mártir y Trifonia de Roma, mártir. Fiesta (Rojo)

SAN LUCAS, del latín, lucannus, "matinal" "luminoso" (siglo I). Evangelista y mártir. Como en los casos de personajes del siglo I de la Era Cristiana, sus biografías no detallan niñez, ni vida familiar. La Tradición ubica su nacimiento en Antioquía de Siria, siendo pagano. Hace estudios, avanzados para su época, y en la edad adulta ejerce la medicina (Col 4, 14), convirtiéndose al cristianismo. No pertenece al grupo de los Doce; sin embargo, hace amistad y acompaña a san Pablo (29 de junio) en sus dos últimos viajes de misión (Hch 27, 1 y siguientes). Escribe, posterior al año 80, la tercera versión de los Evangelios sinópticos, así como el Libro Hechos de los Apóstoles, basado en narraciones orales de los Doce, referentes a la vida y hechos de Jesús. Sus escritos evangélicos acentúan la bondad y misericordia del Mesías amparando a los pecadores arrepentidos. Este evangelista adiciona mayor número de anotaciones acerca de la mujer; asimismo, aporta más detalles de María Santísima, por ello se le ha llamado "el Cronista de la Virgen María". Se distingue de los evangelistas Mateo y Marcos, por su amplia cultura y conocimientos de redacción, dando a conocer las fuentes en las que se documenta (Lc 1, 1-4). Se dice que después de la muerte de san Pablo, predica en La Galia, Italia, Macedonia y Dalmacia, entre otras poblaciones. Muere víctima de las persecuciones contra los cristianos quizá en Bitinia, Asia Menor, o en Patras, Grecia. Iconografía: con túnica y manto de su tiempo al escribir su Evangelio; a su lado un toro, relativo a que al iniciar sus escritos narra el sacrificio de Zacarías en el templo de Jerusalén. Intercesor de farmacéuticos y médicos por su profesión; así como de escritores y de pintores en alusión a sus escritos y su afición a la pintura, respectivamente. Una piadosa leyenda le atribuye, sin comprobarse, que realiza una pintura de la Santísima Virgen, conocida como la Virgen del Popolo, localizada en la actualidad en la basílica de Santa María la Mayor en Roma. Una capilla del siglo XVI dedicada a este evangelista, se encuentra en calle Camino Real de San Lucas No. 53, Colonia o Barrio Real de San Lucas. Delegación Coyoacán.

 

MARTES 19

Santos: Juan de Brébeuf e Isaac Jogues y compañeros, mártires; Pablo de la Cruz, fundador. Beato Jerzy (Jorge) Popieluszko, martir. Feria (Verde)

BEATO JERZY (JORGE) POPIELUSZKO, del polaco traducido al español Jorge, del griego, "agricultor" (1947-1984). Mártir. Nace en Okopy, Podlaskie, Polonia. En el seno de una familia campesina. A los 18 años de edad ingresa en el seminario; sin embargo, interrumpe sus estudios eclesiásticos al año siguiente al ser requerido para cumplir el servicio militar. Desde entonces, ante sus superiores de la milicia, defiende con tenacidad la religión de Cristo por lo que es objeto de burlas. Al concluir su periodo en el ejército continúa sus estudios, hasta recibir la ordenación sacerdotal en Varsovia, Polonia (1972). Ejerce su ministerio en la parroquia polaca de Hacki. Es consejero espiritual del personal médico de la diócesis. Posteriormente, trabaja en la parroquia de San Estanislao de Kostka. Al iniciarse la huelga de los trabajadores de la siderúrgica del puerto polaco de Danzing, el cardenal Wyszynski, le asigna la celebración de la Asamblea Eucarística en los terrenos de la planta. Poco tiempo después, estalla la huelga donde sirve de enlace entre los huelguistas y el citado cardenal. Desde 1982 y durante 31 meses, celebra la llamada "Misa por la Patria", en el templo de San Estanislao, en memoria a las victimas del régimen y en sus homilías hace hincapié en la lucha por la libertad y la justicia de sus coterráneos, lo cual llama la atención del gobierno que lo señala como "sacerdote indeseable" y mandan detenerle —diciembre de 1983—, acusado de "abusar de su condición de sacerdote para fines políticos. En julio de 1984 por amnistía general es liberado cancelando su expediente; sin embargo, las autoridades continúan considerándole "invasor y subversivo". El 19 de octubre de ese mismo año, después de celebrar la misa en la parroquia de Bromberg, por la noche, cuando se dirige a Varsovia en el auto de su amigo Waldemar, en un tramo oscuro cercano a Wloclaweky, un coche los intercepta, al detenerse, dos hombres —uno uniformado de policía, el otro de civil—, los amagan con una pistola, le dan puñetazos al padre hasta que inconsciente y maniatado lo colocan dentro de la cajuela del auto; Waldemar logra escapar, perdiéndose en la oscuridad y denuncia el hecho en Varsovia. Los sicarios se detienen antes de llegar al poblado de Thron, abren la cajuela y el padre, quien había recuperado la conciencia y logrado desatarse, corre; sin embargo, sus captores le dan alcance y lo golpean; al desmayarse le atan de pies y manos, llenan su boca con gasas, meten su cabeza dentro de una bolsa de plástico y rodearon su cabeza con cinta adhesiva, le meten a un costal lleno de piedras y arrojaron su cuerpo al río Vístula. Su cuerpo se localizó el 30 de octubre; más tarde, se logra la captura de los asesinos a quienes se les juzga y condena a cumplir una leve sentencia. La feligresía consternada asiste a las exequias del sacerdote proclamándolo mártir. Es sepultado en el templo polaco de San Estanislao de Kostka. Beatificado en Varsovia, el 6 de junio de 2010, por el arzobispo Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la Santa Sede, en representación de Su Santidad Benedicto XVI. Iconografía: en fotografía, de aspecto joven, revestido con casulla al celebrar la Eucaristía, entre otras representaciones.

 

MIÉRCOLES 20

Santos: Artemio de Egipto, mártir; María Bertila Boscardín, religiosa. Beato Contardo Ferrini, laico. Feria (Verde)

BEATO CONTARDO FERRINI, del germánico, "audaz en el combate" (1859-1902). Laico. Originario de Milán, Italia; hijo de familia con profunda fe católica y amplia cultura. Sus datos provienen a partir de los 12 años de edad, cuando recibe su primera comunión, iniciándose en el niño el deseo de continuar su formación en Cristo. Estudiante destacado, aprende lenguas orientales, a fin de leer la Sagrada Escritura en sus textos originales. Cursa la carrera de jurisprudencia en la Universidad de Pavía y pese al irreverente ambiente universitario antirreligioso que le rodea, continúa en sus prácticas piadosas, vida austera y humildad. Es admirado por sus compañeros por su carácter afable, amplios conocimientos y gran cortesía para con todos. Ingresa en la orden Franciscana Seglar en 1878, dando fiel testimonio de la espiritualidad del pobrecito de Asís, por su aprecio a la naturaleza, la poesía y hacer obras de misericordia. Con lauros se gradúa en drecho penal (1880). Obtiene una beca para continuar sus estudios en la universidad de Berlín, Alemania (1881); hace voto privado de castidad, asimismo escribe: "Nada hay tan fecundo en la Iglesia como la virginidad bajo la sombra del espíritu del Señor". Al retornar a su patria se dedica a la docencia en las universidades italianas de Messina (1887) y Modena (1890); vuelve a Pavía en 1894, destaca en la enseñanza por su oratoria, tanto sus alumnos como quienes le conocen lo estiman por ser amable y humilde Después reside en Milán en la casa paterna y a ejemplo de san Francisco de Asís (4 de octubre) decide donar sus bienes expresando: "Amaré la santa pobreza y trataré de practicarla con los pobres, viviendo alegremente las pérdidas y demás daños y regalaré las cosas superfluas". Es electo concejal en 1895, desempeña este compromiso con justicia, encamina a los ciudadanos a la unidad y con sus conocimientos efectúa valiosas aportaciones en derecho penal. Más adelante, por prescripción médica, abandona algunas actividades, su salud se quebranta y enferma de tifo, esperando su muerte con el pensamiento puesto en Dios, hasta su fallecimiento ocurrido en Milán con 43 años de edad. Hoy en día sus restos-reliquia reciben veneración en la universidad católica del Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad que lo vio nacer. El Venerable, Pío XII (1939-1958) lo beatifica el 13 de abril de 1947.

 

JUEVES 21

Santos: Celia o Celina de Lyon, viuda; Hilarión de Gaza, abad. Beata Laura Montoya, fundadora. Feria (Verde)

SAN HILARIÓN DE GAZA, del griego, "sereno, alegre" (291?-371?). Abad. Los datos biográficos fidedignos son recabados y escritos por san Jerónimo (30 de septiembre), quien indica que Hilarión instituye la vida monástica en Palestina y regiones circunvecinas. Nativo de Tabata, pequeña población de Gaza, en Palestina; hijo de padres paganos. Es enviado a Alejandría, Egipto, para realizar estudios, ahí se distingue por su inteligencia e integridad moral, la cual se acrecienta cuando se convierte al cristianismo. Deja la capital egipcia para dirigirse al desierto de la Tebaida donde se encuentra con san Antonio (17 de enero), abad en el lugar, de quien es discípulo. Con él aprende la organización de la vida monástica, así como el estudio de la Sagrada Escritura. Alrededor del año 307 al enterarse de la muerte de sus padres regresa a Palestina hereda una cuantiosa herencia misma que dona a los necesitados. Se retira a una solitaria ermita en Maiumma, Palestina, queriendo pasar desapercibido para los pobladores; pero al realizar curaciones milagrosas atrae la atención de los mismos. Por su vida ejemplar, se unen a él numerosos varones quienes reciben formación religiosa y fundan monasterios con la guía espiritual del abad Hilarión. Pasado el tiempo este santo, busca la soledad para dedicarse a la oración y la penitencia, trasladándose a Chipre donde fallece, en Paphos, en olor de santidad. Su cuerpo es sepultado en el monasterio de Maiumma. El paso de los siglos ha hecho inmemorial su veneración.

 

VIERNES 22

Santos: Elodia y Nunilona de Huesca, mártires; María Salomé Viuda y Donato de Fiésole, obispo. Feria (Verde)

SANTAS ELODIA Y NUNILONA DE HUESCA, del griego, "ribera" y del latín, "noveno", respectivamente (siglo IX). Mártires. Son dos hermanas, titulares en el Santoral de hoy. Originarias de Huesca, España; donde viven en el siglo IX después de Cristo, profesando la fe cristiana. En esa época gobierna Abd-Al-Rahman II, emir de Córdoba, quien emite un edicto en el cual ordena que para los hijos de padre musulmán y madre cristiana era obligatorio, bajo pena de muerte, ser creyente de la fe del Islam. Elodia y Nunilona para evitar la persecución contra los cristianos huyen. Son descubiertas y encarceladas. Bajo pena de muerte se les obliga a renunciar a la fe de Cristo. Las dos jóvenes se niegan a abjurar del Dios verdadero, por lo que padecen torturas y mueren decapitadas hacia el año 851. Iconografía: con túnica de la época, en sus manos lirio alusivo a la pureza, palma por su sacrificio martirial, a su lado espada o cimitarra referentes a su decapitación.

 

SÁBADO 23

Santos: Juan de Capistrano, presbítero; Servando Germán de Cádiz, mártires y Teodoro de Antioquía, mártir.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio Feria (Verde)

SANTOS SERVANDO Y GERMÁN DE CÁDIZ, del latín, "que ha de ser conservado" y del latín, nombre étnico, derivado del germánico, "el hombre de la lanza", respectivamente (siglo IV). Mártires. Antiguas crónicas y textos litúrgicos han dejado constancia de su existencia y han aportado los escasos datos fidedignos que de ellos se conocen. Venerados desde los siglos VI o VII. En sus lápidas se señala que sus restos-reliquias se colocaron en los altares de la basílica de Alcalá, dedicada hacia el año 662. En el siglo VII en la provincia española de Galicia se les concede culto público y en los libros litúrgicos se les dedica oficio y misa propia. Su lugar de nacimiento se ubica en la ciudad española de Mérida, siendo victimas de la persecución del pagano emperador Diocleciano (284-305), sufren torturas y malos tratos. Son conducidos a Cádiz y al llegar a las cercanías de ese lugar, en la población llamada Campo Usaoniano, mueren degollados. El pontífice Pablo V (1605-1621), aprueba su memoria anual y les otorga el patronazgo de Cádiz en 1618, siendo también venerados con especial devoción en Mérida. En 1880 se les erige una ermita en el Cerro de los Mártires, en España, donde por tradición se sitúa como el lugar de su sacrificio martirial. Iconografía: ambos con burda túnica de anacoretas, capucha y un libro en sus manos.

 

DOMINGO 24

DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES

Santos: Rafael Guízar y Valencia, obispo; Antonio María Claret, fundador. Beato Luis Guanella, fundador. (Verde)

SAN RAFAEL GUÍZAR Y VALENCIA, del hebreo,"Dios ha sanado" (1878-1938). Obispo. Originario de Cotija (Michoacán, México). Uno de los once hijos nacidos de Prudencio Guizar y Valencia Natividad, prósperos terratenientes y piadosos cristianos. Cursa estudios en la escuela parroquial de su lugar natal, en el colegio de los padres jesuitas y en Zamora. Una vez definida su vocación al sacerdocio solicita la autorización de sus progenitores e ingresa al seminario de Zamora (1896). Celebra su primera misa en su tierra natal en 1901. Es docente en el seminario y con sus propios recursos funda colegios en Zamora, Tulancingo y Cuernavaca, misiona en varios estados de la República. Funda en Jacona, un grupo parroquial bajo la protección de Nuestra Señora de la Esperanza, patrona del lugar y los Misioneros Esperancistas (1907). Por una calumnia es suspendido del ejercicio de su ministerio sacerdotal, hasta que en público el mentiroso confiesa su hecho. Por los conflictos político-religiosos en México abandona el país en 1913 y 1931, continuando su ministerio en La Habana (Cuba), Norteamérica, Guatemala y Venezuela, entre otros países. Estando en el exilio es consagrado obispo de Veracruz, México (1919), cargo que desempeña en la sede diocesana de Jalapa a partir de enero de 1920. Se caracteriza por su amabilidad, alegría e intensa actividad y la asistencia a los pobres; redacta un catecismo que imparte a niños y adultos, organiza coros, dirige Horas Santas, entre otras muchas actividades pastorales. Sus últimos años de vida no cesa su labor pese a padecer flebitis crónica y diabetes. Su muerte acontece en la Ciudad de México. Su cuerpo reposa en una capilla de la Catedral de Jalapa. Canonizado por Benedicto XVI el quince de octubre de 2006, quien expresa: "El evangelio de Marcos que señala: 'Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido' (10, 28)..., nos ayuda a entender la figura de san Rafael Guízar y Valencia, obispo de Veracruz en la querida nación mexicana, como un ejemplo de quienes lo han dejado todo para 'seguir a Jesús'. Este santo fue fiel a la palabra divina, 'viva y eficaz', que penetra en lo más hondo del espíritu (cfr. Hb 4, 12). Imitando a Cristo pobre se desprendió de sus bienes y nunca aceptó regalos de los poderosos, o bien los daba enseguida. Por ello recibió 'cien veces más' y pudo ayudar así a los pobres, incluso en medio de 'persecuciones' sin tregua (cf. Mc 10, 30). Su caridad vivida en grado heroico hizo que le llamaran el 'Obispo de los pobres'. Iconografía: con atavío episcopal, de rostro afable y sonriente.

 

LUNES 25

Santos: Gaudencio o Gabino de Brescia, obispo; Antonio de Santa Ana Galvao, presbítero. Beato Carlos Gnocchi presbítero. Feria (Verde)

BEATO CARLOS GNOCCHI, del germánico, "hombre experto" (1902-1956). Presbítero. Nace en San Columbano al Lambro, Milán, Italia; hijo de Clementina y Enrique, él cantero y ella costurera, de condición humilde. A los dos años de edad queda huérfano de padre y la viuda se traslada primero a Milán y después a Besana Brianza, Milán, ahí recibe formación católica y hace estudios básicos. Define su vocación al sacerdocio, inicia la carrera eclesiástica, y es ordenado sacerdote en 1925. Se le asignan las parroquias de Cernusco y luego a la de San Pedro en Milán, a la vez se desempeña como capellán en el Instituto Gonzaga, donde el contacto con laicos le permitió conocer las costumbres de la sociedad de su época, la juventud, los niños y las familias. Después el Cardenal Shuster le indica en 1936, dirigir el Instituto Gonzaga, en la misma ciudad; además de ser nombrado director espiritual del instituto arriba mencionado e impartir clase de religión en un instituto comercial. En junio de 1940 durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), se alista como capellán voluntario del batallón de Alpinos, viajando con éste a la campaña en Grecia. Al regresar a su país, solicita participar en la campaña de Rusia, como capellán de la División de Montaña de Trento; sin embargo la muerte de numerosos soldados en 1943, le provoca una crisis espiritual, no siendo posible su participación en territorio ruso. Superada su depresión aprende a dar sentido al valor del sufrimiento inocente; por lo anterior surge en su mente la idea de asistir a los numerosos huérfanos, así como a los discapacitados de todo tipo y victimas del conflicto bélico. En 1947 funda la institución "Pro niños mutilados", aprobada por decreto presidencial en 1949 (la cual desde 1953 se denominó "Fundación Pro Juventud", reconocida organización sin fines de lucro). Este destacado sacerdote ha sido equiparado con san Juan Bosco (31 de enero), incluso se le llama "el Don bosco de Milán", por su misión con la niñez y los necesitados. Su obra tiene dos fases, divididas por la Segunda Guerra Mundial; la primera como educador, dedicado a la reflexión espiritual y a la cultura, con sus alumnos. En la segunda destaca como un sacerdote de intensa actividad, creativo y práctico al efectuar sus ideas con premura. Sus establecimientos se multiplicaron en Italia. Realizaba constantes viajes para conseguir donativos y sostener las diversas casas. Este caritativo varón muere el 28 de febrero de 1956 y como un supremo acto de amor, se adelanta a su época donando sus corneas, las cuales fueron trasplantadas y devolvieron la vista a un jovencito de su fundación. En 1960 sus restos-reliquia son trasladados del cementerio municipal a la capilla del Centro Piloto de sus institutos en Milán. Beatificado por Su Santidad Benedicto XVI el 25 de octubre de 2009. Nuestro pontífice en su Audiencia general del 10 de marzo de 2010, se refiere a él como: "Apóstol de los tiempos modernos y genio de la caridad". Iconografía: en fotografía, de edad madura, con sotana, sonriente abraza a un niño; por su ternura y espíritu de servicio es conocido como "el Angel de los niños", hoy en día a sus instituciones se les conoce como: Fundación Carlos Gnocchi y su servicio se extiende además de a los niños discapacitados, a ancianos y enfermos en etapa terminal.

 

LUNES 26

Santos: Evaristo, Papa y mártir; Celina Chludzinska, fundadora y Cedd o Ceades de Londres, obispo. Feria (Verde)

SANTA CELINA CHLUDZINSKA, perteneciente a Celinnus = Celio, del latín, nombre de una gens romana (1833-1913). Fundadora. Oriunda de Antowil, Polonia oriental, actual Bielorrusia; desde niña siente el llamado para consagrar su vida a Dios a través del servicio al prójimo; pero, obedeciendo el mandato de sus padres contrae matrimonio en 1853; es esposa y madre ejemplar. Su generosidad la lleva a proteger a patriotas que se manifiestan contra el zar de Rusia; por ello es arrestada (1863). Abandona su país y radica en Viena; Austria, donde se dedica al cuidado de su esposo paralítico y a la educación de sus hijas Celina y Jadwiga. Al morir su marido (1875) viaja a Roma donde contacta con los miembros de la Congregación de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, (resurreccionistas), con esto retoma su vocación religiosa uniéndose a ella su hija Jadwiga. En 1882 inicia una vida de oración y servicio propia de una religiosa; se le unen varias mujeres con ideas semejantes; éstos son los cimientos de las Religiosas de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, cuya misión será la educación cristiana de las jóvenes y la renovación religiosa y moral de las mujeres. Profesa en la Ciudad Eterna en enero de 1891, tomándose esta fecha como la de la fundación del Instituto religioso. A partir de entonces la Madre Celina inicia una incansable labor a favor de la mujer, abre un noviciado en Kety, Polonia; lleva su apostolado a Bulgaria. Entre 1898 y 1900 funda casas en Czestochowa y en Varsovia; envía a religiosas a Estados Unidos para que se ocupen de la actividad educativa y pastoral de las parroquias polacas. Entrega su alma al Señor en Cracovia, Polonia. En la actualidad la hermandad cuenta con casas en Argentina, Australia, Bielorrusia, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Polonia y Tanzania, siendo su campo de acción "...el misterio pascual; y la finalidad apostólica, la educación cristiana, la asistencia a los enfermos, la pastoral parroquial y cualquier otro ministerio que pueda contribuir a la resurrección espiritual y moral de la sociedad". Beatificada en 2006 por Su Santidad Benedicto XVI, quien de ella expresa: "...hay un martirio 'incruento', que no es menos significativo, como el de Celina Chludzinska Borzecka, esposa, madre de familia, viuda y religiosa..., es el testimonio silencioso y heroico de tantos cristianos que viven el Evangelio sin componendas, cumpliendo su deber y dedicándose generosamente al servicio de los pobres".

 

MIÉRCOLES 27

Santos: Frumencio de Etiopía, obispo; Vicente de Ávila y compañeros, mártires. Beata Antonieta de Brescia, abadesa. Feria (Verde)

SAN FRUMENCIO DE ETIOPÍA, del latín, "comerciante de trigo" (383). Obispo. No se conocen pormenores de la vida de ese santo aparte de que nace en los albores del siglo IV en Tito, actual territorio de Líbano. En su juventud, él y su hermano, san Edesio (9 de abril), son alumnos del filósofo Meropius; si conocerse fecha exacta, ambos emprenden un viaje de estudio. Navegando por el Mar Rojo, el barco naufraga cerca de las costas de Etiopía, resultando ambos santos los únicos sobrevivientes. Son llevados a Axum y ante el monarca, quien los incorpora a su corte, quedando Frumencio como su secretario. Al morir el rey, la reina les mantiene en sus cargos y permite que introduzcan el cristianismo a su país; asimismo, por su mediación, se abre el comercio con los países del Oeste. Frumencio solicita a san Atanasio de Alejandría (2 de mayo) enviar misioneros. Se le consagra como obispo de Etiopía. Su labor como evangelizador produce innumerables conversiones, incluyendo las de las princesas Ezana y Sheazana. Después de una fecunda vida pastoral entrega su vida al Señor. En dicho país se le conoce como Abba Salama, Padre de la Paz. Es considerado el Apóstol y Padre Espiritual de Etiopía.

 

JUEVES 28

Santos: Simón "el Cananeo" y Judas Tadeo, apóstoles y mártires; Honorato de Vercelli, Obispo y Juan Dat, mártir. Fiesta (Rojo)

SAN HONORATO DE VERCELLI, del latín, "honrado, honorable", "respeto, estimación hacia alguien" (330?-415). Obispo. Como es frecuente entre los santos de los primeros siglos de la cristiandad, se desconocen pormenores de su vida hasta que estos personajes destacan por su fe, fidelidad, amor, entrega al Señor y al prójimo; de tal forma que a su muerte la feligresía —fiel testigo de su santidad—, les concede un lugar sobresaliente e inicia su veneración. Tal es el caso de san Honorato, oriundo de Vercelli, Italia. Es discípulo de san Eusebio de Vercelli (283-371; 2 de agosto) y le acompaña en varios de sus viajes pastorales, en su exilio a Scythopolis, en el actual Israel, en 355 y en su misión a Capadocia (antiguo país de Asia Menor), Egipto e Ilírico (en la actual Jordania), en los Balcanes. Es electo obispo de Vercelli por recomendación de Ambrosio de Milan (340?-397; 7 de diciembre) a quien le administra la sagrada comunión en su lecho de muerte. Durante las dos décadas que dura su episcopado, lucha tenazmente contra las herejías de su tiempo, como el arrianismo, la cual niega la divinidad de Cristo, y trabaja incansablemente por el bienestar y la conservación de la fe en su diócesis. A su muerte la feligresía quien le ama y respeta coloca una placa en la catedral de Vercelli que nos recuerda su excelsa labor.


VIERNES 29

Santos: Narciso de Jerusalén, obispo; Joaquín Royo, presbítero. Beato Miguel Rúa, presbítero. Feria (Verde)

BEATO MIGUEL RÚA, del hebreo "¿quién como Dios?", (1837-1910). Presbítero. Ve la primera luz en la ciudad italiana de Turín. Su padre trabaja en la fábrica de armas del lugar, donde les daban alojamiento, hasta su deceso en 1845; la viuda continúa en el mismo lugar. En esa época por curiosidad entra en uno de los oratorios fundado por san Juan Bosco (31 de enero) a quien conoce dos meses después de quedar huérfano. En 1846 se convierte en uno de los iniciadores de la congregación de los salesianos —fundación de Don Bosco—, al ingresar en el primer Oratorio italiano ubicado en Valdocco, en las afueras de su tierra natal. Cuando Miguel tiene 13 años su maestro Juan Bosco le pregunta si le gustaría ser sacerdote, el niño acepta y después, con autorización de su madre, inicia los estudios orientados al sacerdocio. Se convierte en el ayudante indispensable de Don Bosco; además hace correcciones a las hojas sueltas que el santo escribe con las que catequiza a la feligresía. En 1853 ya son varios jóvenes quienes dirigidos por Don Bosco realizan su noviciado, desde entonces el Fundador les asigna el nombre de Salesianos, en memoria de san Francisco de Sales (24 de enero). En 1858 acompaña a su maestro a la Santa Sede, para presentar al beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) la Regla y las Constituciones y en 1859 —con la aprobación pontificia— queda fundada la congregación Salesiana y como su director espiritual Don Rúa. Se desempeña como docente de aritmética y catequesis; consejero de estudios, vigilante del patio y la capilla, a la vez que procuraba conversar y animar a los jóvenes. En 1860 recibe la ordenación sacerdotal, siendo el primer sacerdote de la congregación salesiana. Expresa a sus alumnos: "...la comunión frecuente es una columna sobre la cual reposa uno de los polos del mundo; el otro polo reposa sobre la devoción a la Virgen". En 1863, es nombrado director del recién inaugurado Seminario Menor en Mirabello, Italia. Dos años después regresa a Turín y auxilia a su maestro en la organización del primer patronato en Valdocco. Por el cumplimiento de exhaustivas jornadas de trabajo enferma de gravedad (1868). Una vez recuperada su salud, se le asigna, un año después, la formación de los novicios, misión que cumple exitosamente durante seis años atiende esta tarea. Don Bosco le releva del cargo llevándolo con él a supervisar a la congregación. En adelante Dios le concede el carisma de realizar curaciones y hechos milagrosos. Don Juan Bosco le designa como su sucesor. En 1909, permanece postrado, sufre intensos dolores; antes de entregar su alma a Dios, en Roma, reza la oración aprendida en su niñez: "Virgen Santa tierna Madre, haz que salve el alma. Sí, salvar el alma, salvar el alma lo es todo, ¡lo es todo!". A su muerte la congregación cuenta con: 341 casas repartidas en 30 naciones, atendidas por 4000 salesianos. Beatificado por Pablo VI (1963-1978), en 1972. Iconografía: de edad madura, con sotana, y rostro de gran afabilidad.

 

SABADO 30

Santos: Marcelo de León y compañeros, mártires; Gerardo de Potenza, obispo. Beata Dorotea Swatz, viuda.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio Feroa (Verde)

SAN MARCELO DE LEÓN Y COMPAÑEROS, del latín, "perteneciente a Marte" (siglos III—IV). Mártires. La tradición indica que nace en la ciudad española de León, la cual en esa época es centro de la legión romana Séptima Gemina, donde ocupa el grado de centurión; sin detallarse particularidades de infancia, ni de familia. En Madrid se conservan las Actas que dan fe de su existencia, juicio y martirio. En el año 298 durante los festejos imperiales, por su alto grado militar es llamado por sus superiores para rendir culto a los falsos dioses; pero se niega a rendir pleitesía a los ídolos y frente a sus autoridades depone las armas, se quita las insignias militares, arroja su espada y el bastón de su grado militar. Cuando le preguntan sobre el motivo de tal actitud, él contesta que sólo adora al Dios verdadero de quien es siervo. Por esa negativa es hecho prisionero, juzgado y poco después trasladado a Marruecos, África, donde muere decapitado en aras de la fe. Otra leyenda que se anexa a esta biografía señala que tres soldados con los nombres de Claudio, Lupercio y Victorico quienes pertenecen a su legión, también se convierten al cristianismo y junto con Marcelo se niegan a apostatar, por lo son víctimas del mismo martirio. Son santos titulares de esta fecha y su veneración es inmemorial. Los restos-reliquia de los cuatro mártires son colocados en el templo dedicado a san Marcelo, en la ciudad española de León. Iconografía: con atuendo militar, palma y corona, como insignia del martirio.

 

DOMINGO 31

XXXI DOMINGO ORDINARIO

Santos: Quintín de Roma, mártir: Wolfango de Ratisbona, Obispo y Jerónimo Hermosilla, mártir. (Verde)

SAN QUINTÍN DE ROMA, del latín: "quinto" (siglo III). Mártir. Como en la mayoría de los mártires de los primeros siglos del cristianismo, de san Quintín se desconoce fecha precisa de nacimiento, así como detalles de familia e infancia. Se dice que es de origen romano y profesa la fe cristiana. En la edad adulta predica el Evangelio en Amiens y las Galias, en tierras francesas. Padece las persecuciones paganas contra los cristianos; al continuar su misión pastoral, es descubierto, encarcelado, atormentado y ultimado por decapitación. Pasados cincuenta años de su martirio, sus restos-reliquia son localizados y trasladados a Vermond, sitio de su suplicio, por lo que a este sitio se le otorga el nombre de Saint Quintín, así conocido hasta la actualidad. Es el santo titular en el Santoral de hoy, su culto se pierde en los anales de la historia. Iconografía: con vestimenta de su tiempo, a su lado espada y palma alusivas a su sacrificio martirial. Intercesor contra padecimientos de la garganta y la tos.