LUNES 1

Todos los Santos

Santos: Salomón de Bretaña, laico; Clemente Kiusjemon y compañeros, mártires.

Solemnidad (Blanco)

TODOS LOS SANTOS, del latín, sanctus, en lenguaje teológico, "consagrado a Dios, venerable", "sagrado". Jesús en su vida en la tierra solicita obedecer sus Mandamientos para obtener la santidad; por su parte, la Sagrada Escritura cita —en varios pasajes— a la santidad (perfección) como un atributo divino; por ejemplo: "Por tanto sean perfectos, como es perfecto su Padre que está en el cielo" (Mt 5, 48), es el único espacio del Evangelio en que Cristo indica la perfección, refiriéndose al esfuerzo diario que nos comprometemos a hacer para no excluir a nadie de una fraterna comprensión y servicio. En esta trascendental solemnidad en la que recordamos a todos los santos, incluso a aquellas personas en las que reconocemos su vida de santidad, pero que a su muerte no figuran en los Santorales. Asimismo, hemos de tener en cuenta al santo de nuestro nombre, para que al conocer su biografía, imitemos sus virtudes, nos encomendemos a su protección y él sea nuestro especial intercesor ante el Padre, cuando pasemos por trances difíciles. Es recomendable entender que los católicos adoramos a Dios en un culto llamado latría (del griego, "adoración"), a María Santísima le rendimos una veneración especial denominada hiperdulía (del griego, hypér, sobre y douléia, servicio) y por cuanto a los santos se les reserva la devoción de dulía (del griego, "servicio"), debiendo entender que son intercesores o mediadores, para conceder una petición u obtener un milagro, que sólo Dios realiza. La conmemoración de hoy se origina en el Oriente, hacia el sigilo VIII en el Occidente en diferentes fechas: en Roma se celebraba el 13 de mayo, día la dedicación de la basílica de Santa María la Mayor. Se dice que Gregorio III (731-741) la propaga a la Iglesia universal y san Gregorio VII (1073-1085; 25 de mayo) la establece en esta fecha. Iconografía: de acuerdo a la imaginación y creatividad de cada pintor, puede ser basada en el pasaje del Apocalipsis 7, 9-11: "... una muchedumbre inmensa (...) de toda nación, razas, pueblos y lenguas, con vestiduras blancas y con palmas en las manos. Y gritaban (...) ¡La salvación es de nuestro Dios, que esta sentado en el trono y del Cordero!".

 

MARTES 2

Conmemoración de todos los Fieles Difuntos.

Santos: San Victorino de Pettau, mártir. Beato Juan Bodey, mártir. (Blanco o morado)

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS, del latín defunctus, "muerto, que ha cumplido". Es posible que su origen haya surgido de la costumbre judía y romana acerca de recordar a los difuntos al día tercero, noveno y trigésimo; así como al año posterior a su deceso. También de la celebración romana para los parientes difuntos (del latín, parentalía) entre los días 13 y 22 de febrero, que finalizaba con un banquete y la colocación de una silla vacía para —según sus creencias— evocar su presencia el 22 de febrero. Es de considerarse que la oración y la memoria de los difuntos son practicadas desde los tiempos en que se escribe el Antiguo Testamento (2 M 12, 43-46). Después, en el siglo I de la Era Cristiana, con el fallecimiento de los Apóstoles y los mártires, se inicia dicha veneración. En el siglo V se permite efectuar misas, por su descanso eterno. Hacia el año 998, se instaura la costumbre del rezo de sufragios (del latín, "recomendación", petición al Padre por los difuntos, implorando el perdón por sus pecados, a fin de ser recibidos en la Gloria), praxis atribuida al monje benedictino san Otón de Cluny (18 de noviembre), abad del monasterio en la Borgoña francesa, costumbre piadosa que pronto se propaga, quizá ahí se indica en esta fecha su conmemoración. Pasados los siglos, el pontífice Benedicto XIV (1740-1758) concede celebrar en esta fecha tres misas en su memoria; después Benedicto XV (1914-1922), a partir de 1914, difunde la devoción como se conoce en la actualidad. Como católicos debemos saber que la asistencia a la Asamblea Eucarística, con la intención de obtener el eterno descanso de nuestros seres queridos, es la más meritoria ofrenda que recibe el Padre celestial. Una antigua plegaria por los difuntos expresa: "¡Oh Jesús! siempre justo en la sentencia, por las almas benditas yo te ofrezco todo ayuno, vigilia o abstinencia, todo el rezo, el trabajo, la indulgencia, mis obras buenas, los problemas que sufro y que padezco. Y ofrezco para alivio en sus quebrantos, los méritos de Cristo y de sus santos".

 

MIÉRCOLES 3

Santos: Martín de Porres, religioso; Pedro Almató, mártir. Beato Pío Campidelli, religioso. Memoria (Blanco)

SAN PEDRO ALMATÓ, del arameo, "piedra" "roca" (1830-1861). Mártir. Oriundo de San Feliu Saserra, Cataluña, España. Obedeciendo la indicación de san Antonio María Claret (1807-1870; 24 de octubre), ingresa en el convento dominico de Ocaña a los diecisiete años. En el seminario se distingue por su dedicación al estudio piedad; desde entonces desea evangelizar en tierras de Oriente. Antes de concluir sus estudios es enviado a Filipinas donde se ordena sacerdote. En 1855 marcha hacia las misiones de Vietnam. En dicho país se permite que los sacerdotes católicos evangelicen a la población; sin embargo, el emperador Tu-Duc (Nguyen Phuc Thi, 1829-1883), revoca el permiso e inicia una tenaz y cruenta persecución de misioneros. Pedro continúa su labor en la clandestinidad hasta que es delatado, hecho prisionero y conducido a la capital junto con otros misioneros, laicos y miembros de la jerarquía católica. En prisión sufre crueles tormentos e incesantes interrogatorios, pues se acusaba a los cristianos de trabajar como espías de potencias europeas. Finalmente es condenado a morir decapitado, realizándose la sentencia el mismo día de su cumpleaños treinta y uno. Por las virtudes que demuestra en vida, su celo pastoral y la entrega de su vida al servicio de Dios y del prójimo es canonizado en 1988 por el Venerable Juan Pablo II (1978-2005).

 

JUEVES 4

Santos: Carlos Borromeo, cardenal; Vital y Agrícola de Ravena, mártires. Beata Teresa Manganiello, fundadora. Memoria (Blanco).

BEATA TERESA MANGIANELLO, del latín, "la que cosecha" (1849-1876). Fundadora. Nativa de la población italiana de Montefusco; undécima de doce hermanos, hija de campesinos católicos. A los 7 años recibe la primera comunión; en su tiempo los niños campesinos del sur de su país, no cursan estudios; crece en el campo. Llegada la adolescencia, expresa su deseo de consagrar su vida a Dios. Al cumplir 18 años, cuando el padre Ludovico Acernese instituye en Montefusco, la Tercera Orden Franciscana (actual Orden Franciscana Seglar), atraída por la espiritualidad franciscana se integra en la misma, siendo la primera terciaria en su tierra natal y el citado sacerdote su guía espiritual. En 1870, viste el hábito y al año siguiente hace la profesión de los votos. Fray Ludovico reconoce sus virtudes y la nombra consejera de la citada hermandad y maestra de novicias. Su familia no apoya su deseo de ser monja, para evitar que la joven se aleje del hogar —pues proporciona gran ayuda—, vive en su casa haciendo vida monástica, participa diario en la Asamblea Eucarística, hace constante oración, practica mortificaciones corporales que ofrece en reparación de los pecados de la humanidad y en todo momento tiene una afable sonrisa, por lo que es conocida como la "Monjita santa". Aún siendo analfabeta, a ella acuden en busca de consejo personas con amplia cultura, a quienes contesta con sabiduría. Propaga la integración de comunidades de terciarios franciscanos en las poblaciones italianas de Sannio e Irpina, las que dirige con la asistencia del aludido sacerdote. Asimismo, insiste ante él a fin de fundar la congregación de Monjas Terciarias Franciscanas, para lo cual se le envía en 1873, con el
pontífice beato Pío IX (1848-1878; 7 de febrero) quien escucha la propuesta, le da su bendición y la alienta a realizar el proyectó. Al regresar a Montefusco, inicia el establecimiento de la congregación, lo que interrumpe por enfermar de tisis y severa artritis, permaneciendo durante dos años postrada, en permanente oración, hasta su fallecimiento, en su tierra natal, donde es sepultada. Pasados 5 años, el padre Acernese, funda en Pietradefusi, la congregación de Monjas Franciscanas Immaculatinas, bajo la protección espiritual de Teresa. Beatificada el 22 de mayo de 2010 en Benevento, Italia, por monseñor Ángelo Amato, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, en representación de Su Santidad Benedicto XVI. Iconografía: de aspecto juvenil, una pañoleta envuelve su cabeza, con sencillo vestido-hábito oscuro, las manos sobre el pecho sosteniendo un crucifijo, su vista se dirige hacia lo alto contemplando una cruz. Por su sapiencia, es conocida como "la Analfabeta Sabia" de Montefusco.

 

VIERNES 5

Santos: Zacarías e Isabel, padres de Juan el Bautista; Bertilla de Chelles, abadesa y Ángela de Cruz, fundadora. Feria (Verde)

SANTA ÁNGELA DE LA CRUZ, del griego, "mensajera de Dios" (1846-1932). Fundadora. Nace en Sevilla, España. Bautizada con el nombre de María de los Ángeles, sus padres son sirvientes en el convento de los frailes trinitarios. Aprende el catecismo, pero su instrucción escolar es insuficiente. Desde los 12 años trabaja en un taller de calzado. A los 16 años conoce al padre José Torres, quien es su guía espiritual e influye en su vocación religiosa. En 1865 solicita ingresar como hermana lega en un monasterio carmelita donde no es admitida. Pasados cuatro años se le acepta en la congregación de Hijas de la Caridad (vicentinas), de la cual se retira por motivos de salud. Regresa al taller de zapatería y ahí con varias compañeras proporciona ayuda material y espiritual a pobres y enfermos. Sus compañeras de trabajo son testigos de su piedad, éxtasis, levitaciones y de su don de sanación. Por esta época surge en ella la idea de de establecer una comunidad según su ideal de "Hacerse pobre con los pobres" y funda, en 1875, la congregación de Hermanas de la Compañía de la Cruz, cuyo apostolado es dar testimonio de entrega a los enfermos y a los necesitados; impartir instrucción a niñas huérfanas y obreras. Por su espíritu de servicio y amor al prójimo, sus compañeras le llaman "Madre", desempeñándose como superiora de la comunidad. En 1904 el pontífice san Pío X (1903-1914, 21 de agosto) concede la aprobación pontificia a su instituto. Su forma de trabajo es acudir por parejas a casa de los enfermos y en tanto una atiende al paciente, la otra realiza las actividades de ese hogar. Por indicación de su director espiritual escribe una Autobiografía; entre sus obras se encuentran: Escritos íntimos y Cartas, obras plenas en misticismo. Fallece en su convento sevillano y es sepultada en la cripta de la Casa General de Sevilla, donde en la actualidad su cuerpo incorrupto recibe veneración. Canonizada por el Venerable Juan Pablo II (1978-2005), el 4 de mayo de 2003. Hoy en día su congregación tiene presencia en España, Italia y Argentina. Iconografía: con hábito, en sus manos un crucifijo y colgado en la cuerda de su cintura un rosario.

 

SÁBADO 6

Santos: Leonardo de Noblat, abad; Pablo "el Confesor" de Constantinopla, mártir. Beata

Cristina de Stommeln, laica. Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio Feria (Verde)

BEATA CRISTINA DE STOMMELN, del bajo latín, "perteneciente a la religión de Jesucristo, cristiana" (1242-1312). Laica. Hija de Hille y Henrich, padres católicos y campesinos con recursos; nace en la provincia de Stommeln, cercana a Colonia, Alemania. Se dice, que en 1247 tiene una visión de Jesús Niño, con quien a los 11, se desposa místicamente; por esta época ya leía el Salterio; sin embargo no sabe escribir. Un año después —como era la costumbre— sus padres la otorgan en matrimonio, pero ella no acepta y prefiere ingresar en Colonia en un beaterio (casa en la que voluntariamente, se unían damas que decidían permanecer solteras, en vida comunitaria, dedicadas a practicas piadosas, con una reglamentación). Consagra por completo su existencia a la penitencia y permanente oración. En 1257 recibe en sus manos y pies los estigmas de las heridas de Cristo crucificado, así como en su cabeza signos de la corona de espinas. Padece embates del espíritu del mal, que la desesperan al borde del suicidio, prolongándose estos ataques durante varios años. Por los signos de aquellas heridas, sus compañeras del beaterio creen que está desequilibrada, la tratan con desprecio y Cristina decide regresar a su casa. Conoce al fraile dominico Pedro de Dacia, quien es su guía espiritual, hasta la muerte de éste en 1288, año en que Cristina deja de sufrir los ataques demoníacos y vive en paz; A partir de entonces usa la burda vestimenta del beaterio. Fallece en su tierra natal En 1342; sus restos-reliquia son conducidos a Niedeggen en Eifel, siendo colocados dentro de la iglesia. En 1569, se les lleva a Jülich, donde se construye un monumento en su honor. Su culto inmemorial es aprobado por san Pío X (1903-1914; 21 de agosto) en 1908. Iconografía: con la sencilla túnica oscura del beaterio, en sus manos un crucifijo símbolo de su plena comunión con la Pasión de Cristo. También es conocida como Cristiana de Stommeln.

 

DOMINGO 7

XXXII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Ernesto de Zwietfalten, mártir; Florencio de Estrasburgo, obispo. Beato Francisco Palau, fundador. (Verde)

BEATO FRANCISCO PALAU, del italiano antiguo, "franco", "francés" (1811-1872). Fundador. Nativo de Aytona, Lérida, España, de humilde familia campesina. Sus datos biográficos se conocen a partir de su ingreso al seminario de Lérida (1828), ahí recibe formación en teología y filosofía. En 1832 continúa su formación sacerdotal en Barcelona con los carmelitas teresianos; recibe la ordenación sacerdotal en Barbastro, Aragón (1836). Por causas políticas fija su residencia en París donde continúa su labor pastoral por doce años (1840-1851) y vuelto a España, se le confina injustamente en la ciudad de Ibiza, en las islas Baleares (1854-1860), retiro que asume con obediencia ejemplar. Ahí funda dos congregaciones religiosas: Hermanas Carmelitas Misioneras y Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas (1860). Por intercesión de la reina, quien reconoce su benéfica labor en pro de la religión y de su comunidad, regresa a tierra firme donde intensifica su labor apostólica. El Señor le premia con los dones de profecía y taumaturgia. En su obra se ocupa de propagar la devoción a la Virgen María. Dirige en Barcelona El Ermitaño, semanario donde censura las ideas antirreligiosas (1868). Asiste al Concilio Vaticano I (1869-70) y regresa a Barcelona para continuar apoyando sus fundaciones en Calasanz (Huesca); al visitar la institución de Tarragona enferma y ahí muere. Beatificado por el Venerable Juan Pablo II (1978-2005), el 24 de abril de 1988.


LUNES 8

Santos: Godofredo de Ammiens, obispo; Mauro de Verdún, obispo. Beata María Crucificada Satellico, abadesa. Feria (Verde)

BEATA MARIA CRUCIFICADA SATELLICO, del arameo, "señora" (1706-1745). Abadesa. Originaria de Venecia, Italia; hija de Lucy y Pedro Satellico, quienes le forman en el amor a Cristo; en el bautismo recibe los nombres de Isabel María. Esta familia vive en la casa de un tío materno sacerdote, a quien la niña debe su educación moral y cultural. Dios la dota de brillante inteligencia, disposición a la oración, así como al canto y a la música; aprende pronto a leer. Define su vocación para ser religiosa franciscana capuchina, deseo que realiza a los 14 años de edad, al sustituir a un maestro e impartiendo música y canto en el convento italiano de Ostra Vetere, en la orden de Santa Clara (clarisas), al tiempo que era alumna interna y postulante. En 1725 inicia el noviciado con el nombre de María Crucificada; es apegada a la meditación en la Pasión del Señor y dedicada a la oración constante. Al siguiente año profesa; a partir de ese momento centra sus esfuerzos en asemejarse a Jesús crucificado, con la estricta práctica de la pobreza, castidad y obediencia, así como la filial devoción a María Santísima, demostrar amor fraterno para todos y alimentar su espíritu con la diaria Eucaristía. No obstante su ejemplo de vida, padece tentaciones del maligno, aflicciones y graves enfermedades, esto no disminuye su piedad ya que con sus plegarias y la asistencia de sus directores espirituales, los sacerdotes franciscanos Ángelo Sandreani y Juan Bautista Scaramelli —quien sería su primer biógrafo— supera aquellas difíciles pruebas, hasta alcanzar la perfección, que se manifestó con signos sorprendentes y auténticos fenómenos místicos. Hacia 1742 es nombrada abadesa y tres años después es renovada en el cargo, pero su mala salud le hace renunciar al nombramiento y funge como vicaria, hasta su fallecimiento, siendo sepultada en la capilla de Santa Lucía en Ostra Vetere. Beatificada el 10 de octubre de 1993, por el Venerable, Juan Pablo II (1978-2005). Iconografía: de pie, con habito, cantando alabanzas al Señor, ante una cruz.

MARTES 9

Dedicación de la Basílica de Letrán

Santos: San Teodoro de Roma, mártir. Beata María del Monte Carmelo del Niño Jesús, fundadora. Fiesta (Blanco)

BEATA MARÍA DEL MONTE CARMELO DEL NIÑO JESÚS, del arameo "señora" y del hebreo, "viña de Dios" (1834-1899). Fundadora. María Carmela González Ramos García Prieto, nace en una humilde familia en la ciudad de Antequera, Málaga, España. Desde pequeña le caracteriza su obediencia a los mandatos de sus padres, así como una preocupación por el bienestar de las personas menos favorecidas a quienes visita constantemente llevándoles alimentos y reconfortándoles espiritualmente; cultiva una especial devoción a María y a la Eucaristía. En 1856, Contrae nupcias con Joaquín Muñoz del Caño, quien vive fuera de las normas de la moral y la religión. Durante los veintidós años que dura el matrimonio, la beata ofrece los sufrimientos que le hace pasar su esposo al Señor; ora constantemente para que Joaquín cambie de vida. Finalmente sus oraciones son escuchadas y el consorte arrepentido le pide perdón por las ofensas cometidas. Durante cuatro años viven en paz y armonía. Carmen enviuda en 1881, y decide seguir su vocación infantil y juvenil para "...enseñar a las almas a conocer y amar a Dios". Dedica su tiempo a la visita de enfermos, asilos, hospitales y a la enseñanza del catecismo; sus vecinos la ven con amor y admiración. Con el auxilio de su director espiritual abre en su casa una escuela; pronto se incorporan más jóvenes. En mayo de 1884, las maestras encabezadas por María ingresan en el convento de Nuestra Señora de las Victorias; éste es el origen de la congregación de la Orden Tercera Franciscana Hermanas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, hoy conocida como las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones, siendo nombrada María del monte Carmelo como Superiora. Su obra pronto rinde frutos extendiéndose por Andalucía, Castilla y Cataluña; durante su vida al frente del Instituto religioso se abren once casas, en las cuales se educa a niños; se alfabetiza y capacita para el trabajo a adultos y donde acuden a recibir ayuda espiritual y material enfermos y personas de escasos recursos. Pese a lo loable de su obra, la Madre Carmen y su fundación son víctimas de ataques y calumnias, las cuales son vencidas con oración, fe, constancia, prudencia, humildad y la inquebrantable voluntad de la Fundadora y sus hijas espirituales. Su fortaleza la obtiene de su devoción a Los misterios de Belén, el Calvario y la Eucaristía. En reconocimiento a sus virtudes, su ejemplar vida como esposa y religiosa; además de la curación milagrosa de Sor María José Rodríguez, quien se encomendó a la Madre Carmen y sin tratamiento médico logró la desaparición de un tumor en 1991, es elevada a los altares como beata en 2007 en Antequera, siendo precedida la ceremonia de su elevación a los altares por monseñor José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, en representación de Su Santidad Benedicto XVI.

MIÉRCOLES 10

Santos: León I Magno, Papa; Andrés Avelino, presbítero; y Justo de Canterbury, obispo. Memoria (Blanco)

SAN LEÓN I MAGNO, del latín "león" (461). Papa y Doctor de la Iglesia. Natural de la región italiana de la Toscana. Por su vasta cultura y conocimientos en letras y derecho, aunados a su vocación religiosa promueven su ordenación como diácono de los pontífices Celestino I (422-432) y Sixto III (432-440). Es electo Papa en 440 en el orden cuarenta y cinco después de San Pedro. Enfrenta las herejías de su tiempo y procura mantener unida a la Iglesia. En 451 convoca al Concilio de Calcedonia (antigua ciudad del Asia Menor), donde confirma el anatema contra Nestorio (380?-451), quien niega la unión de la naturaleza divina y humana en Cristo; estas ideas dan origen al nestorianismo. Combate y escribe numerosos documentos contra las herejías de su tiempo como, el citado nestorianismo, el monofisismo, el maniqueísmo y el pelagianismo. Destaca por su visión eclesiástica y litúrgica; así como por la apertura al diálogo con las Iglesias orientales. Se enfrenta solo contra Atila (?-453), rey de los hunos, llamado el Azote de Dios a quien —se dice— detuvo en su avance hacia Roma. Por su celo pastoral y tenaz defensa de la unidad de la Iglesia se le otorga el calificativo de "El Magno". Define el misterio de la Encarnación. Fallece en la Santa Sede, sus reliquias son veneradas bajo el altar de la Basílica de San Pedro. Benedicto XIV (1740-1768) lo proclama Doctor de la Iglesia. De él se conservan diversos sermones y cartas como: María, antes de concebir corporalmente, concibió en su espíritu; El nacimiento del Señor es el nacimiento de la paz y Reconoce, cristiano, tu dignidad, donde cita: "Reconoce oh cristiano tu dignidad, El Hijo de Dios se vino del cielo por salvar tu alma". Iconografía: con atavío pontifical y una lira por su afición a la música. Patrono de músicos y liturgistas, por las aportaciones que hizo a la Iglesia en estos temas.

 

JUEVES 11

Santos: Martín de Tours, obispo; Veranio de Cavaillon, obispo. Beata Alicia María (Jadwiga) Kotowska y compañeras, mártires. Feria (Blanco)

BEATA ALICIA MARÍA (Jadwiga) KOTOWSKA y compañeras, variante de Adelaida, del germánico, "perteneciente a una estirpe noble" y del arameo, "señora" (1939). Mártires. Alicia María (Jadwiga) Kotowska (1899-1939), nace en la ciudad de Varsovia, Polonia, país que sufre invasiones constantes y, por tanto, guerras. María, ferviente católica y con un espíritu de caridad admirable, se integra al ejército como enfermera durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), sirviendo tanto en hospitales, como ayudando heridos en las trincheras. Al término del conflicto, al declarar Polonia su independencia, fue condecorada por su labor en beneficio de su Patria; comienza sus estudios de medicina. Al solicitar su ingreso a la congregación de las Hermanas de la Resurrección (1822), expresa: "Deseo de vivir y morir por Cristo amándolo sobretodo, puesto que Él es el amor más grande, Señor, Dios y mi todo", fue entonces que adoptó el nombre de Alicia. Su capacidad y dones personales son motivo suficiente para que se le designe para dirigir la escuela superior que la congregación tiene en el convento en Wejherowo. Al ser invadida su patria por los nazis en 1939, —hecho que desencadena la Segunda Guerra mundial (1939-1945)—, la hermana Alicia por el patriotismo heroico demostrado en la anterior guerra y por ser una reconocida y admirada maestra, es incluida en una "lista negra" y vigilada y acosada por la Gestapo. Es arrestada cuando se encuentra orando con sus hermanas en la capilla del convento y llevada a prisión donde es sometida a torturas físicas y sicológicas; sin embargo, la beata muestra gran tranquilidad y paz, encontrando su fortaleza en la oración y arengando a los cautivos a mantener la fe en el Creador. Es conducida junto con civiles, judíos y otros religiosos a un bosque en la afueras de Varsovia donde se obliga a los prisioneros a cavar su propio sepulcro; después son fusilados y sus restos quemados. Durante su viaje pastoral a Polonia en 1999, el Venerable Juan Pablo II beatifica a la hermana Alicia Kotowska como uno de los primeros 108 mártires polacos del período de la Segunda Guerra Mundial.


VIERNES 12

Santos: Josafat de Ucrania, mártir; Agustina Livia Petrantoni, religiosa y René o Renato de Angers, obispo. Memoria (Rojo)

SAN JOSAFAT DE UCRANIA, del hebreo, "juicio de Yaveh" (1580-1623). Mártir. Juan Kunsevich, nace en Vladimir (Polonia); educado en la fe ortodoxa hace estudios básicos en su tierra natal. Es comerciante en Vilna (Lituania). Convencido de la fe en Cristo, decide ingresar en el monasterio de san Basilio (1604), donde cambia su nombre por el de Josafat. Recibe la ordenación sacerdotal (1609) y promueve la unión de la religión ortodoxa con la católica a través de sus sermones y la reforma de los monasterios ucranianos. Se le consagra obispo de Vitebsk (1614) y arzobispo de Polotsk, Ucrania, en 1617. Su estilo austero de vida y las constantes penitencias y ayunos que realiza son motivo de admiración, al tiempo que es mal vista por los clérigos que llevan una vida relajada, desencadenando críticas y envidias, incluso atentados contra su vida. Propicia la unidad del rito bizantino con el romano, esto en su país es considerado como traición por los cristianos ortodoxos y la nobleza ucraniana, lo que provoca una campaña político religiosa en su contra, siendo victima de un grupo de fanáticos que lo asesinan y ultrajan su cadáver. El beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero), lo canoniza en 1867, siendo el primer santo de la Iglesia de oriente canonizado con proceso formal de la Sagrada Congregación de Ritos. En la conmemoración del tercer centenario de su martirio, el Papa Pío XI (1922-1939), declara a San Josafat "Patrón de la Reunión entre Ortodoxos y Católicos" en 1923. Por su parte, Pablo VI (1963-1978) extiende su veneración a Occidente como elemento clave del ecumenismo en la Iglesia Católica. Sus restos reposan en el altar dedicado a san Basilio de la basílica de San Pedro.

SÁBADO 13

Santos: Diego de Alcalá, religioso; Estanislao de Kostka, religioso. Beato Eugenio Bossilkov, mártir.

Vísperas I del domingo: la semana del Salterio. Feria (Verde)

SAN DIEGO DE ALCALÁ, del hebreo, derivado de Santiago, "que Dios proteja". (1400(?)-1463). Religioso. Nativo de San Nicolás del Puerto (Sevilla, España), de padres humildes; se dice que desde pequeño fue a vivir con un pariente quien llevaba vida de ermitaño y ya adolescente abrazó la vida eremítica, confirmando su vocación religiosa se dirige a Arrizafa donde ingresa en el convento de San Nicolás del Puerto, España, profesando como fraile lego (del griego laikós, perteneciente al pueblo, profano; derivado de laós, pueblo: que no tiene órdenes sagradas), de los Menores de la observancia franciscana. Así inicia su vida religiosa de entrega a Dios y servicio al prójimo a través de los innumerables viajes apostólicos por Córdoba, Sevilla y Cádiz. En esta etapa son incontables los testimonios de su don de taumaturgia, por parte de quienes le vieron realizar curaciones y prodigios elevando oraciones al Señor Todopoderoso. Viaja a las Islas Canarias donde durante un año evangeliza a sus pobladores, al concluir su labor en la isla deja en los feligreses una estela de amor y caridad, así como la admiración por los numerosos prodigios realizados. En 1450 viaja a Roma, ahí socorre a peregrinos víctimas de una epidemia y realiza incontables curaciones. De regreso a su patria se establece en un convento de Castilla, para después radicar en el convento de Santa María de Jesús en Alcalá de Henares, donde muere abrazado al crucifijo de madera que fue su compañero durante sus viajes pastorales y recitando el Himno litúrgico a la Cruz: "Dulce madero, que sostienes tan dulces clavos y tan dulce peso...". Canonizado en 1588, por el papa Sixto V (1585-1590). Es santo patrono de la población de Quiroga, Michoacán, México, y de la ciudad que lleva su nombre en California, E.U.; en México existen numerosos templos a él dedicados; por ejemplo: en el ex convento de Churubusco, del Distrito Federal; en Metepec, Tlaxcala; en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, y en la Ciudad de Guanajuato.

 

DOMINGO 14

XXXIII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Lorenzo O'Toole, obispo; José Pignatelli, presbítero. Beata Magdalena Morano, religiosa. (Verde)

SAN JOSÉ PIGNATELI, del hebreo "Dios acrecentará" (1737-1811). Presbítero. Oriundo de Zaragoza, España. Hijo de madre española y padre perteneciente a la nobleza italiana. Su madre muere cuando él tiene nueve años de edad; desde entonces ingresa a estudiar a una escuela dirigida por sacerdotes jesuitas en su ciudad natal. Ahí reconoce su vocación sacerdotal e ingresa —junto con su hermano— al seminario de Tarragona, en 1753; desde entonces se le diagnostica tuberculosis, la cual padecerá el resto de su vida. Es ordenado sacerdote en 1763. Sirve como maestro en Manresa, Barcelona, Bilbao y Zaragoza. Al ser expulsada la Compañía de Jesús de territorios españoles (1767) José, aún pudiendo quedarse a radicar en España, por su nobleza, acata la orden y se va a radicar primero a la isla de Córcega, territorio francés, y después a Bolonia, Italia; posteriormente —por intrigas políticas—, la orden es suprimida iniciando un interminable peregrinaje para José y los jesuitas, dedicándose el santo varón a apoyar las labores de sacerdotes. La emperatriz Catalina II, la Grande (1729-1796) de Rusia, no acata el decreto pontificio que acababa con la orden jesuita, por lo que numerosos miembros de esta congregación fueron a radicar en su imperio. Pignatelli continúa en Italia trabajando sin descanso —pese a lo frágil de su salud— por la reorganización de su comunidad religiosa, a la vez que envía a Rusia jóvenes que deseaban ingresar a ella. Esta incansable labor la lleva a cabo el resto de su vida; así se convierte en vínculo entre los "antiguos" jesuitas que fueron suprimidos en 1773 y los "restaurados" quienes a partir de 1814 trabajaban en territorio ruso. El superior de la orden, desde Rusia, le nombra Provincial de la comunidad en Italia, designación aprobada por Pío VII (1800-1823). En 1804 es restablecida la Compañía de Jesús en el Reino de Nápoles, quedando al frente de ella el padre Pignatelli, quien restableció casas en Roma, Palermo, Orvieto y Cerdeña, Italia. Es Maestro de novicios de un seminario que abre en Colorno, Italia, en 1799. La tuberculosis que le aqueja gran parte de su vida acaba con su existencia en la ciudad de Roma. Pío XI (1922-1939) aclama a San José Pignatelli como: "El anillo que unió la Compañía de Jesús que había existido antes, con la que empezó a existir nuevamente". Canonizado por el Venerable Pío XII (1939-1958). Reconocido como el Restaurador de los Jesuitas. Iconografía: con el hábito negro de su orden, un crucifijo en su mano diestra y el libro de la Regla de la Compañía de Jesús en la siniestra, apretando éste contra su pecho.

LUNES 15

Santos: Alberto Magno, Doctor de la Iglesia; Esteban Teodoro Cuénot, mártir. Beata Lucía de Narni, laica. Feria (Verde)

SAN ESTEBAN TEODORO CUÉNOT, del latín coronado, y del griego, "don de Dios" (1802-1861). Mártir. De origen francés, no se detallan datos biográficos anteriores a haber sido sacerdote perteneciente a la congregación de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París. Misiona en la fortaleza de Binh Minh, Conchinchina (actual Vietnam), en la que es nombrado obispo y después de 25 años de misión apostólica, es capturado por las tropas en la época del pagano emperador Tu Duc (1829-1883), encarcelado y padece el martirio al ser arrojado a una cuadra de elefantes, donde muere mártir en aras de la fe. Se incluye en un grupo de 117 mártires de las regiones asiáticas de Tonkin, Annam y de Conchinchina con diferentes fechas de martirio, entre los años 1740 a 1883, canonizados por el Venerable, Juan Pablo II, el 19 de junio de 1988, con el título de los 117 Mártires de Vietnam. Iconografía: en una alegoría, donde se encuentran el conjunto de sacrificados, con vestimenta de acuerdo a su actividad; desde el cielo el Padre los bendice. En forma general, la conmemoración anual de los citados mártires está inscrita en el Santoral del 24 de noviembre, encabezada por san Andrés Dung Lac, contándose entre ellos obispos, sacerdotes y seglares católicos.

 

MARTES 16

Santos: Margarita de Escocia, reina; Gertrudis "la Magna", religiosa y José Moscatti, laico. Feria (Verde).

SAN JOSÉ MOSCATTI, del hebreo "Dios acrecentará" (1880-1927). Laico. Nativo de Benevento, Italia. Su familia pertenece a la nobleza y posee vastos recursos económicos. Su padres son fervientes católicos y su padre, magistrado, sirve en su parroquia como sacristán; por ello el pequeño Luigi, aprende desde pequeño la virtud de la caridad y la devoción a la Sagrada Eucaristía y a María Santísima. Hacia 1884 su familia se muda a Nápoles. Ahí conoce y sostiene una relación de amistad con el hoy beato Bartolomé Longo (6 de octubre; 1880-1927) y con santa Caterina Volpicelli (28 de diciembre; 1880-1927). Estudia y recibe el título de doctor en medicina en la Universidad de Nápoles (1903). De inmediato se integra como administrador del hospital de incurables, donde continúa sus estudios con el objetivo de convertirse en investigador médico. En 1906 tiene una destacada actuación en las labores de atención a las víctimas de la erupción del Monte Vesubio. Por sus aportaciones a la medicina es admitido como miembro de la Real Sociedad de Medicina (1911); recibe el doctorado en fisiología. Pese a sus reconocimientos como médico, lo que motivó su canonización fue su generosidad para con los enfermos; da consultas sin cobrar y proporciona medicinas a los necesitados. Hace voto personal de castidad. El Señor le concede el don de la taumaturgia, de modo que a muchos enfermos les cura sin la intervención de medicamentos, sólo recetándoles rezar con devoción o bien el recibir la Sagrada Eucaristía; incluso se comprueba que, muchas veces, diagnostica, receta y cura enfermos a distancia, con sólo saber cuál era su padecimiento. Su vida se extingue en silencio, después de una jornada normal de trabajo, sentado en su escritorio. Canonizado en 1987 por el Venerable, Juan Pablo II (1978-2005). El milagro que sirve para su canonización es la curación de la leucemia, por su intercesión, de un joven moribundo.

 

MIÉRCOLES 17

Santos: Isabel de Hungría, duquesa; Dionisio de Alejandría, patriarca e Hilda de Whitby, abadesa. Memoria (Blanco)

SANTA HILDA DE WHITBY, del germánico, la principal entre las valquirias —jóvenes guerreras en la mitología nórdica y germana— (614-680). Abadesa. Al parecer de origen inglés, nace en Northumbria, sus datos biográficos confiables son recopilados por el hagiógrafo san Beda "el Venerable" (25 de mayo). Segunda hija de Hereric y su esposa Breguswita, ambos pertenecientes a la nobleza. Su progenitor muere envenenado. Hilda crece y es educada en la corte del rey Edwin de Northumbria (616-632), quien convertido al cristianismo es bautizado, hacia el año 627, por el obispo san Paulino de York (10 de octubre) junto con su corte, incluida nuestra santa. Cerca del año 647, la joven ingresa en el monasterio benedictino de Chelles (entonces La Galia y territorio inglés); dirigida por el ilustre monje celta Aidan, aprende con otras religiosas las tradiciones monásticas del cristianismo celta. Un año después es nombrada abadesa en el monasterio inglés de Hartlepool. En 657 establece un nuevo convento en Whitby (población conocida entonces como Streonshalh), donde permanece el resto de sus días; ahí practican la liturgia y la Regla celtas; pero, como la mayoría de los conventos han adoptado la Regla benedictina y la liturgia romana, el monarca Oswio de
Northumbria (655-670) en 664 convoca un Sínodo en Whitby en la abadía de Hilda, en el que se acuerda la tradición romana y la Regla benedictina, lo cual da al país una religión común así como un elemento unificador. San Beda relata que en la citada abadía los bienes son propiedad común, se practica la oración, la paz y la caridad, el estudio constante de la Sagrada Escritura y se realizan obras de misericordia, siendo ella enérgica, eficiente administradora y maestra de sus hijas espirituales, promovía la cultura y la poesía del laico Caedmon (650?-680?), considerado el primero de los poetas cristianos anglosajones. Destaca por su sapiencia, de tal forma que acuden a ella en busca de consejo, reyes y personajes de la corte. Atiende con afecto a pastores y gente sencilla quienes la llaman "Madre". Los últimos seis años de vida padece altas fiebres, no obstante continúa atendiendo a los necesitados y a sus religiosas; todavía en 679 propicia la edificación de otro monasterio en Hackness y al año siguiente fallece. Se dice que en el momento de su deceso en este monasterio, las campanas tañeron a duelo por sí solas. Su veneración se pierde en la memoria de los tiempos. Iconografía: de pie con hábito, báculo abacial, en sus manos el modelo de su monasterio, corona a sus pies alusiva al rechazo de los esplendores de la corte, y bajo sus plantas una serpiente (espíritu del mal), que según una leyenda convirtió en piedra. Una variante gráfica es Ilda; gracias a esta santa, Hilda se tomó desde aquel tiempo, nombre de pila cristiano.

 

JUEVES 18

Dedicación de las Basílicas de San Pedro y San Pablo

Santos: Santa Filippina Rosa Duchense, religiosa. Beata María Gabriela Hinojosa y compañeras, mártires. Feria (Verde)

MARÍA GABRIELA HINOJOSA y compañeras, del arameo, "señora" y del hebreo,"mi protector es Dios" (1936). Mártires. Forma parte del grupo de cinco religiosas españolas, contemplativas de la Orden de la Visitación de Santa María, martirizadas en aras de la Fe durante la Guerra Civil Española (1936-1939). María del Refugio Hinojosa y Naveros —su nombre en la tierra—, nace en Alhama de Granada en 1872. Huérfana de padres desde 1879, queda bajo la tutela de su hermano mayor quien reside en Madrid. Durante una visita al santuario de Lourdes decide su vocación religiosa; sin embargo, según su hermano, es muy pequeña ya que sólo cuenta con quince años. Cuatro años más tarde ingresa al Primer Monasterio de la Visitación de Madrid, ahí destaca por su devoción a la Eucaristía y obediencia a la Regla. Al estallar la Guerra Civil, la comunidad abandona el convento. Maria Gabriela y cinco de sus compañeras deciden continuar en Madrid ayudando a quienes lo requieran y cuidando el monasterio, siendo nombrada superiora. El convento es asaltado, saqueado y ocupado por los anarquistas, el 18 de julio, las religiosas se ocultan en el sótano de una casa vecina. Durante 6 meses permanecieron en comunidad y constante oración. En el mes de Noviembre, por una denuncia, son descubiertas y por asalto a seis religiosas se les fusila a quemarropa el día 18; otra, al pretender huir, es detenida y permanece dos días en una improvisada cárcel y se le fusila el día 23. Sus nombres son: Cecilia Cendoya, Inés Zudaire, Engracia Lecuona, Ángela Olaizola, Teresa Cavestany, y Josefa María. Beatificadas por Juan Pablo II en 1998.

 

VIERNES 19

Santos: Ponciano I, Papa y mártir; Abdías, profeta y Anastasio II, Papa. Feria (Verde)

SAN ANASTASIO II, Del griego, “resurrección" (498). Papa. Sin destacar particularidades, se ubica su origen romano. Electo el 24 de noviembre de 496, ocupa la sede pontificia en el orden cincuenta de la cronología. Durante su breve ministerio papal, se reconoce su intervención en la conversión del hasta entonces pagano Clodoveo I, rey de los francos (466-511) a quien bautiza, así como de todos sus súbditos. No obstante su jerarquía demuestra humildad y ser conciliador con los intereses de la Iglesia de su época; por dichas actitudes, se le tacha de debilidad con los cismáticos, siendo acusado en falso de herejía. Su deceso ocurre en la Santa Sede, en una fecha como hoy del año 498. Su veneración se pierde en los anales de la historia.

 

SÁBADO 20

Santos: Beato José Anacleto González Flores y compañeros, mártires; San Félix de Valois, abad.

Vísperas I de mañana: todo propio. Tomo IV. p. 671; Para los Fieles p. 425; Ed. Popular p. 488. Feria (Verde)

BEATO JOSE ANACLETO GONZÁLEZ FLORES y compañeros, del hebreo, "Dios acrecentará" y del griego, "llamado en voz alta, invocado", "resucitado" (siglo XX). Mártires. En la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en México, el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Pontificia Congregación para las Causas de los Santos, en representación del Su Santidad Benedicto XVI, beatifica el día 20 de noviembre de 2005, a los 13 mártires mexicanos que hoy conmemoramos. Los nombres de los que padecieron martirio en aras de la fe durante la persecución religiosa en la República Mexicana acaecida entre 1927 y 1931, son los siguientes: laicos originarios del Estado de Jalisco: José Anacleto González Flores (1888-1927); José Dionisio Luis Padilla Gómez (1899-1927); Miguel Gómez Loza (1888-1928); Luis Magaña Servín (1902-1928); Leonardo Pérez (1889-1927); los hermanos Ezequiel (1876-1927) y Salvador Huerta Gutiérrez (1880-1927), así como José Ramón (1899-1927) y Ramón Vicente Vargas González (1905-1927). El niño José Sánchez del Río (1913-1928), originario de Sahuayo, Michoacán. Los sacerdotes: José Trinidad Rangel (1887-1927), guanajuatense; Darío Acosta Zurita (1908-1931), veracruzano, y el español Andrés Solá Molist (1895-1927), estos tres últimos conocidos como los "Mártires de San Joaquín", población del municipio de Silao, Guanajuato, lugar donde fueron masacrados. Iconografía: en fotografías, con sotana los sacerdotes o con traje, los laicos; o bien en una alegoría, en el centro Cristo Rey, rodeado por las imágenes de los mártires.

 

DOMINGO 21

Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo

La presentación de la Santísima Virgen María

Santos: San Gelasio I, Papa. Solemnidad (Blanco)

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO, Jesucristo es un nombre derivado del hebreo Yeshuá, "Yahvé es salvación" y Cristo, equivalente del verbo hebreo mashaj, 'ungir', de cuya forma mashiaj: el Ungido, se deriva la palabra Mesías. Jesús al ser interrogado por el gobernador romano Poncio Pilato (26-36 d.C.), cuando en público le pregunta si era Rey, Cristo lo confirma al contestar: "Tú lo has dicho. Yo soy Rey..." (Jn 18, 33-37). Y después de su Resurrección, al encomendar a los apóstoles el enseñar y bautizar a todas las gentes, declara que le ha sido dado todo el poder en el cielo y en la tierra (Mt 28, 18); con esas palabras Cristo mismo manifiesta la grandeza de su poder y la extensión infinita de su reino. San Juan, en el libro del Apocalipsis, señala que Jesús es "Rey de reyes y Señor de señores" (Ap 19, 16). La solemnidad de este día es establecida por Su Santidad Pío XI (1922-1939), quien en su encíclica Quas Primas (11 de diciembre de 1925), cita que desde tiempo inmemorial a Cristo se le nombra Rey, por el grado de excelencia entre toda la creación. Él reina en la inteligencia de los hombres, no sólo por el pensamiento y la ciencia humanas, sino porque Él es la Verdad, en igual forma, reina en la voluntad de los hombres ya que la voluntad humana, está sometida a la santa voluntad divina. Es Rey de los corazones porque su caridad, mansedumbre y benignidad, sobrepasan toda humana comprensión. Por último, el citado pontífice revela con certidumbre que: "Nadie, en efecto entre los hombres fue tan amado, ni lo será nunca como Jesucristo" (op. cit. párrafo 4). Se hace notar que la conmemoración anual de "Cristo Rey", se establece en el último domingo de octubre, anterior a Todos los Santos, sin tener una fecha fija. Años más tarde, con las reformas al Calendario litúrgico en 1969, queda instituida en el último domingo del Tiempo Ordinario en noviembre, con el propósito de señalar el término del Año Litúrgico y a partir de 1970, con el propósito de destacar el carácter escatológico (del griego, estudio de los sucesos al final de los tiempos) de la celebración se le otorga la actual denominación: "Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo". Iconografía: en una alegoría, entre un nimbo de nubes, se contempla a Cristo Rey sentado en trono celestial, con túnica y manto real, sobre su cabeza la corona de su realeza, en su mano derecha cetro y en su mano izquierda un orbe (esfera azul, que evoca su majestad), a su alrededor numerosos ángeles. Un fragmento de la consagración al Rey del Universo dice: "Sagrado Corazón de Jesús, Cristo Rey de la Paz, llenos de júbilo venimos a postrarnos ante ti y gozosos te proclamamos, una vez más, Rey eterno de la Nación Mexicana. Coronamos tu frente con una diadema de corazones mexicanos, para que rijas a tu pueblo amado (...) Te consagramos esta Iglesia que peregrina en México, con sus obispos, presbíteros y diáconos, religiosos y religiosas y fieles laicos y a las nuevas vocaciones, para que tengan una sólida formación en el seguimiento radical de tu Evangelio y una generosa entrega para la salvación de sus hermanos, impulsados por una profunda vida espiritual".

 

LUNES 22

Santos: Cecilia de Roma; mártir; Marcos y Esteban de Antioquia, mártires. Beato Tomás Reggio, obispo. Memoria (Rojo)

SANTA CECILIA DE ROMA, probable del etrusco, nombre de una gens romana, quizá "ciega" o "lisiada" (250). Mártir. La santa de este día es muy popular y reconocida como patrona de cantantes, músicos y de fabricantes de instrumentos musicales, debido a que una ancestral tradición señala que cuando ocurre su martirio, se le escucha cantar. Su biografía, como en la de numerosos mártires de su tiempo, no citan con exactitud, fechas ni datos familiares. Antiguos escritos relatan una Passio (narración de su martirio), a la vez que dan a conocer en forma fidedigna su vida desde la juventud. Se le reconoce como de origen romano, pertenece a la nobleza; habiendo sido pagana, se convierte al cristianismo, es piadosa, dedicada a la oración, el ayuno y frecuente participación en la Santa Misa. Como se acostumbra en la época, su padre la obliga a contraer nupcias con Valeriano, a quien después de la boda le revela que ella ha hecho voto de castidad y logra su conversión al darle a conocer la bondad de Dios, por lo que su cónyuge acepta ser bautizado y ambos viven en castidad. Pese a las persecuciones contra los cristianos ellos permanecieron fieles a Cristo; son descubiertos por las autoridades idólatras y al negarse a apostatar, Cecilia, Valeriano y el hermano de éste de nombre Tiburcio, son ultimados por decapitación. Una leyenda dice que al no lograr el verdugo degollar a Cecilia, intenta ahogarla en las termas sin ejecutarse este hecho, siendo después decapitada. Hacia el año 822, es descubierto su cadáver y trasladado a la Basílica dedicada a ella en el Trastévere romano. Es la santa titular en esta fecha y su culto inmemorial es de los más antiguos en la Iglesia católica. Iconografía: con vestimenta de época, bella y de joven aspecto, tocando arpa u órgano, coronada de flores por su castidad, la palma alusiva al martirio, rodeada por coros angélicos. Numerosos poblados llevan su nombre, así como templos entre los que citamos la Parroquia de Santa Cecilia, en la calle Aguas Potables No. 4, Pueblo de Santa Cecilia Tepetlalpa. Delegación Xochimilco.

 

MARTES 23

Santos: Beato Miguel Agustín Pro Juárez, mártir. San Clemente I de Roma, Papa y Columbano de Bobbio, abad. Memoria libre (Rojo)

BEATO MIGUEL AGUSTÍN PRO JUÁREZ, del hebreo, "¿Quién como Dios?" y del latín, "perteneciente a Augusto" (1891-1927). Mártir. Nace en Guadalupe (Zacatecas, México), hijo de un ingeniero de minas. Desde pequeño le caracteriza su carácter amable y alegre. En su casa aprende los valores cristianos, el amor a María y la solidaridad hacia los necesitados. Recibe educación elemental en las Ciudades de México y Saltillo. Trabaja con su padre en una agencia minera (1906). Padece desde su juventud de padecimientos gástricos que le ocasionan intensos dolores y malestares que le acompañan a lo largo de su existencia. Ingresa al seminario jesuita en El Llano (Michoacán) en 1911; huye a Zamora (1914), por la persecución de las fuerzas hostiles de Carranza. Durante la época de la persecución religiosa viaja a Europa y es ordenado sacerdote en Bélgica (1925). Al año siguiente regresa a México y ejerce su ministerio en forma secreta; disfrazado, celebraba la Santa Misa en casas particulares. Por una confusión, lo involucran en el atentado, contra el presidente Obregón; él y sus hermanos Humberto y Roberto —por ser éste dueño del auto en el que iban los culpables del atentado— y son aprehendidos (1927). Sin previo juicio, se les encarcela y condena muerte. En camino al paredón se despide de Roberto diciendo: "...nos veremos en el cielo, me van a fusilar". En la ejecución exclama: "¡Viva Cristo Rey!". Minutos después llegan las actas ministeriales que justificaban la inocencia de los hermanos Pro. Beatificado por el Venerable, Juan Pablo II (1978-2005) en 1988. Sus restos se encuentran en la Parroquia de la Sagrada Familia (colonia Roma), de la Ciudad de México. Iconografía: en fotografía, con sotana.

 

MIÉRCOLES 24

Santos: Andrés Dung. Lac y compañeros, mártires; Flora y María de Córdoba, mártires. Beata María Ana Sala, religiosa. Memoria (Rojo)

BEATA MARÍA ANA SALA, del arameo, "señora" y del hebreo, "la benéfica", respectivamente (1829-1891). Religiosa. Nace en Brivio, Italia. Maria Ana fue inscrita en la escuela dirigida por las Hermanas de Santa Marcelina (Marcelinas) en Virmecate. Del contacto con la congregación y sus inclinaciones personales nace el deseo de integrarse a esa comunidad; sin embargo, la precaria situación económica de su familia le obliga a regresar a su hogar y trabajar. Vuelve al convento en 1848 y profesa en 1852. Durante cuatro décadas se dedica con entrega apasionada a la docencia en Cernusco, Chambery, Génova y Milán. En 1883 se le diagnostica cáncer en la garganta; sin embargo, por ocho años guarda para sí este padecimiento, continuando su labor educativa y su trabajo magisterial sin importar los severos dolores que su mal le producía. Su fortaleza la encuentra en la oración y la Sagrada Eucaristía. Finalmente, el terrible mal le vence y va a reunirse con el Padre. Su gran espiritualidad se ve plasmada en la siguiente reflexión: "Cada día es un paso adelante en el camino que nos conduce al bien y a la virtud, esta sólida virtud, que se nutre y se fortifica con
pequeños sacrificios, tan a menudo exigidos incluso en los mejores momentos de la vida y en la edad más feliz". Beatificada por el Venerable Juan Pablo II (1978-2005), en 1980. Nota: las Hermanas de santa Marcelina deben su nombre a santa Marcelina de Roma, Viuda (325-420), quien "...fue elegida como protectora y modelo, ya que educó en la fe cristiana a sus hermanos menores y vivió el ideal de la virginidad consagrada a Cristo". Las Hermanas están presentes en Italia, Albania, África, Brasil y México.

 

JUEVES 25

Santos: Catalina de Alejandría, mártir; Alan de Lavaur, abad. Beata Beatriz de Ornacieu, religiosa. Feria (Verde)

BEATA BEATRIZ DE ORNACIEU, del latín, "que hace feliz" (1260?-1303?). Religiosa. Oriunda del Delfinato de Ornacieu (Ornacieux), Isére, Ródano Alpes, Francia. Sus datos biográficos se conocen a partir de su ingreso en la Cartuja de Parmenia (Parmaine). En 1084, san Bruno de Colonia (6 de octubre), funda la congregación de los Cartujos, caracterizada por una vida desligada al máximo de lo terrenal, el silencio perpetuo y la permanente oración para la salvación de la humanidad. Por su apego a la Regla es enviada en 1301 a la diócesis de Valence, Francia, a fundar una cartuja en la ciudad de Eymeu (Eymeux), comunidad que destacó por vivir en pobreza extrema. Beatriz es devota y propagadora del culto a la Pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Se somete a penitencias, ayunos y constante oración para la redención de los pecados de la humanidad. Es ejemplo de estudio de las Sagradas Escrituras. En el transcurso de su vida tiene experiencias místicas; asimismo, es víctima de las tentaciones del maligno quien se empeñaba en hacerla renunciar a su estilo de vida. Pese a las extremas condiciones de vida de la cartuja Beatriz, con su ejemplo, logra reunir a un número importante de jóvenes. Su muerte ocurre en el citado monasterio y sus restos actualmente reposan en Rencurel, Isére, Ródano-Alpes, Francia. Es beatificada por el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero), en 1869. Iconografía: Arrodillada, con un crucifijo en las manos y a sus pies un cráneo, símbolo de la vida eremítica. También se le conoce como Beatriz de Ornacieux.

 

VIERNES 26

Santos: Conrado de Constanza, obispo; Leonardo de Puerto Mauricio, presbítero. Beata Cayetana Sterni, fundadora. Feria (Verde)

BEATA CAYETANA STERNI, originaria de Caieta, (puerto italiano en Campania, actual Gaeta) (1827-1889). Fundadora. Oriunda de Cassola, Vicenza, Italia. Hija de un próspero administrador, disfruta de comodidades hasta que hacia 1832 muere su padre y su hermano —quien queda a cargo del hogar— se desentiende de su familia para seguir su carrera de actor; a partir de entonces la familia Sterni sufre de carencias materiales. Gaetana, trabaja por el bienestar de su madre y de sus hermanos. Recibe propuesta matrimonial por parte de Liberale Conte, señor viudo con tres hijos, con quien contrae nupcias; pronto, la joven, de diecinueve años, queda embarazada; sin embargo, antes de nacer, su marido muere y posteriormente su hijo. Su familia política le exige la custodia de los tres hijos. Así se ve sola y sin recursos, por ello regresa a vivir con su madre. Define su vocación religiosa e ingresa a un convento de religiosas Canosianas en Bassano; cinco meses después lo abandona ya que durante uno de sus momentos de oración recibe un mensaje profético que le indica la próxima muerte de su madre. Acompaña a su madre en los últimos momentos y se hace cargo de sus hermanos menores, labor que desempeña por seis años. En 1853, al liberarse de la responsabilidad, inicia su labor de tiempo completo ahora en el hospital de su ciudad natal velando por el bienestar material y espiritual de enfermos, ancianos y moribundos desvalidos. En 1865 se gesta lo que serán las Hijas de la Divina Voluntad, cuyo carisma será entregarse por completo a los planes de Dios. Ellas se dedican a servicio a los enfermos y los pobres. En 1875, la naciente congregación recibe el beneplácito y la aprobación del obispo de Vicenza. Después de cumplir su misión terrenal, parte de la Casa Madre de la orden a reunirse con el Amado. Actualmente las Hijas de la Divina Voluntad trabajan en tres continentes: Europa, América y África. Beatificada por el Venerable de Dios Juan Pablo II (1978-2005), en 2001. Su Santidad, en la ceremonia de beatificación expresa: "...supo llevar una vida ordinaria con espíritu extraordinario. Los numerosos sufrimientos que debió soportar, sobre todo durante sus años juveniles, afinaron su sensibilidad, haciéndola capaz de un amor abnegado, de perdón y de disponibilidad para con los pobres. Viviendo en un estado de búsqueda y realización continuas de la voluntad de Dios, comprendió que cumplir la voluntad divina significa comprometerse a sacar, con la fuerza del amor, el bien incluso del mal, a la manera de Jesús".

 

SÁBADO 27

Santos: Virgilio de Salzburgo, obispo; Facundo y Primitivo de Sahagún, mártires. Beato Ramón Llull, laico.

Vísperas I del domingo: la semana del Salterio. Tomo I, pp. 575 y 7; Para los Fieles, pp. 472 y 8; Ed. Popular, pp. 13 y 410. Feria (Verde)

SAN VIRGILIO DE SALZBURGO, del latín, Virgilius nombre de una gens romana "inclinar", "declinar" (784). Obispo. Es el santo titular de hoy. Su nacimiento se ubica en Irlanda en el siglo VIII, su nombre era Ferghil, latinizado como Virgili o Virgilio. Se deduce su formación cristiana ya que es abad en un monasterio irlandés. Posteriormente, peregrina a Tierra Santa, en esa época estos viajes se realizan como penitencia y para reflexionar sobre la vida de las personas, como en este caso del monje Virgilio. Al retornar a su país se dedica a predicar el Evangelio, a fin de darlo a conocer en la ciudad alemana de Baviera. Luego es nombrado obispo de la diócesis de Salzburgo en Austria, donde promueve la construcción de su catedral que él consagra en el año 774. Realiza vasta misión pastoral en Carintia, Estiria y Panonia, regiones alemanas en las márgenes del Valle del Danubio. Por sus amplios conocimientos, se le llama "el Geómetra", por defender la teoría de la redondez de la Tierra, cuestión con la que no estuvieron de acuerdo los pontífices Gregorio III (731-741) y san Zacarías I (741-752; 22 de marzo). Es posible que su fallecimiento haya ocurrido en su diócesis hacia 784, siendo sepultado en la mencionada catedral. Canonizado en 1233 por Gregorio IX (1227-1241). Iconografía: con atavío


DOMINGO 28

I DOMINGO DE ADVIENTO

Inicia nuevo año litúrgico, Ciclo A

Santos: Catalina Labouré, religiosa; Jácome de la Marca, presbítero. Beato Luis Campos Górriz, mártir. (Morado)

BEATO LUIS CAMPOS GÓRRIZ, del germánico, "guerrero ilustre" (1936). Mártir. Oriundo de Valencia, España. Cursa sus primeros estudios en la escuela de San José, dirigida por los padres jesuitas, en su ciudad natal; posteriormente, estudia filosofía y letras en la universidad de Valencia y, simultáneamente, la carrera de Derecho. Doctorado en Leyes por la Universidad Central de Madrid, desde entonces se afilia a congregaciones marianas. Durante los años de estudiante, realiza distintos viajes por Europa acompañando al cardenal Ángel Herrera Oria. Se gradúa en 1926 y en 1930 comienza su carrera como abogado. Siempre se muestra interesado por el bienestar de su comunidad, para ello ingresa, como miembro fundador, en la Asociación Católica de Propagandistas de Valencia. Apoya de forma intensa las obras de la Iglesia. Es modelo de apostolado seglar y de trabaja en pro de los necesitados y como prefecto de la Congregación de la Inmaculada y San Luis Gonzaga de la ciudad de Valencia. En 1933 contrae matrimonio con Carmen Echeturía; en julio de 1935 nace su hija,
ese mismo año muere su esposa y se traslada a Madrid, donde funge como secretario general de la Asociación de propagandistas católicos. Al estallar la Guerra Civil (1936-1939), decide regresar a su tierra natal; el camino es apresado al reconocerle como miembro activo de la Asociación Católica de Propagandistas. El 28 de noviembre de 1936 es asesinado, con su rosario en la mano, en el área de Picadero de Paterna. Por su fidelidad al Señor, el Venerable Juan Pablo II (1978-2005) lo beatifica e integra en el grupo de los mártires jesuitas por ser exalumno suyo.

 

LUNES 29

Santos: Saturnino de Tolosa, mártir; Cutberto Mayne y compañeros, mártires. Beato Bernardo Francisco de Hoyos, presbítero. Feria (Morado)

BEATO BERNARDO FRANCISCO DE HOYOS, del germánico, "guerrero taimado y audaz" y del italiano antiguo, "franco", "francés", respectivamente (1711-1735). Presbítero. Nace en Torrelobatón, Valladolid en España; hijo de padres católicos. En 1721 estudia en el colegio de Medina del Campo y luego en Villagarcía de Campos, donde ingresa en el noviciado de la Compañía de Jesús (jesuitas), a los 13 años de edad queda huérfano de padre. Hacia 1728 termina el noviciado, estudia filosofía y teología en el colegio de san Ambrosio distinguiéndose por su piedad, obediencia, confesión y comunión frecuentes y por su devoción a María Santísima. En esa época se extiende en Francia la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, debido a los escritos de la vidente santa Margarita María Alacoque (1647-1690; 16 de octubre). Por lo anterior un amigo sacerdote le solicita, en 1733, copiar unos párrafos de un libro de la citada santa, a fin de preparar su predicación, así Bernardo conoce el texto y expresa: "Yo que no había oído jamás tal cosa, empecé a leer el origen del culto del Corazón de nuestro amor Jesús (...) con el cual me fui luego al punto delante del Señor Sacramentado a ofrecerme a su Corazón para cooperar cuanto pudiese a lo menos con oraciones a la extensión de su culto", tal sentimiento marcaría su existencia, pensando en dar a conocer esa devoción. Recibe la ordenación sacerdotal en 1734. En el ejercicio de su ministerio sacerdotal, promueve la veneración con sus feligreses, superiores, amistades y con quienes le conocen. Son santa Margarita María, así como el arcángel san Miguel (29 de septiembre) quienes le alientan a propagar el amor al Sacratísimo Corazón de Jesús. El Redentor le revela: "Reinaré en España, y con más veneración que en otras muchas partes". Este joven sacerdote pleno en misticismo, experimenta que su corazón estuvo dentro del Corazón de Cristo y, en una visión, contempla los tesoros y riquezas del Padre depositadas en aquel Sagrario, con lo que entiende que por él, deben disfrutarlo los demás; le es concedido ver al Divino Corazón, rodeado por las llamas del amor y lo comunica a su superior diciendo: "Yo no salgo del Corazón Sagrado; allí me encontrará vuestra reverencia; quiere este Divino Dueño que yo sea discípulo del Corazón Sagrado de Jesús y discípulo amado; así me lo ha dicho, como a su sierva Margarita María, fuente de esta devoción". Enferma de tifo y fallece en Valladolid. Escribe cientos de Cartas, mensajes variados y sermones. Beatificado en Floriana, Valladolid, el 18 de abril de 2010, por monseñor Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en representación de Su Santidad Benedicto XVI. Reconocido como el Apóstol de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús en España. Iconografía: de aspecto joven, escribiendo, a su lado una imagen de Cristo en la citada advocación.

 

MARTES 30

Santos: Andrés, apóstol; Maura de Constantinopla, mártir y Arnoldo de Gemburg, abad.Fiesta (Rojo).

SAN ANDRÉS, del griego, "varonil" (60?). Apóstol (del latín apóstolus, y éste del griego apóstolos, enviado). Oriundo de Betsaida en Galilea, a la orilla del lago de Genesaret (Jn 1, 44). Hermano mayor de Simón, llamado Pedro quien después será san Pedro —junio 29— (Mc 1, 16), y junto con él apóstoles de Jesucristo. Al igual que su hermano se dedica a la pesca. Ambos son llamados por el Divino Maestro. El momento de la elección como apóstoles se narra en el Evangelio de Mateo (4, 18-22). Al parecer Andrés era discípulo de Juan el Bautista (24 de junio). Es reconocido como "el Apóstol de los escitas" (antiguo pueblo habitante de Asia central), según la tradición de la iglesia de Escitia y en Aquea (Acaya), parte de la actual Grecia. Según un relato apócrifo, muere mártir en aras de la fe en Patrás (Grecia), donde es atado a una cruz en forma de equis (X), la cual es conocida como decusata o cruz de san Andrés. Patrono de Grecia, Rusia, Escocia y diversas poblaciones que llevan su nombre en todo el mundo. Intercesor de la disentería o "mal de san Andrés", la "gota", tortícolis y calambres, en alusión a los padecimientos que sufre en su martirio. Iconografía: con túnica y manto de la época, a su lado la decusata. Su cráneo se encuentra en la ciudad de Patrás, Grecia. Se llama "el Primer llamado".