Dom

Lun

Mar

Mié

Jue

Vie

Sáb

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30
     


DOMINGO 1

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Santos: San Justino de Palestina, mártir. Beata Hildegarda Brujan, fundadora. Solemnidad (Blanco)

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR, del latín, ascensio, onis acción y efecto de subir, ascender; es decir, "ir a un sitio más alto", por excelencia, la de Cristo a los cielos (siglo I). Este acontecimiento se narra en el libro de los Hechos de los Apóstoles (1,1-11) y en Evangelio de san Mateo (28,16-20). Jesús, después de su gloriosa Resurrección y durante cuarenta días se manifiesta a los Apóstoles; convive, come y bebe con ellos. Antes de su Ascensión a los cielos les revela: "Todo poder se me ha dado en el Cielo y en la Tierra. Por eso vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos, en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo..." (Mt 28,18-20). El Catecismo de la Iglesia Católica en su párrafo 665 manifiesta: "La ascensión de Jesucristo marca la entrada definitiva de la humanidad de Jesús en el dominio celeste de Dios de donde ha de volver (cf. Hch 1,11), aunque mientras tanto lo esconde a los ojos de los hombres (cf. Col 3,3)." Por su parte san León I el Magno (440-461; 10 de noviembre) en su obra Ascensione Domini, Tractatus, manifiesta que con este misterio: "No solamente se proclama la inmortalidad del alma, sino también la de la carne. De hecho, hoy no solamente se nos confirma como poseedores del paraíso, sino que también penetramos con Cristo en las alturas del cielo" (De 73, 2.4: ccl 138 a, 451.453). Iconografía: Ha sido tema esencial del arte, Cristo, con túnica blanca, asciende a los cielos entre nubes, en sus manos, pies y costado muestra las heridas de su martirio.

 

LUNES 2

Santos: Marcelino y Pedro de Roma, mártires; Nicolás "el Peregrino" de Apulia, peregrino; Potino Lyon y compañeros, mártires. Feria (Blanco)

SAN NICOLÁS "EL PEREGRINO" DE APULIA, del griego, "victorioso en el pueblo" (1094). Peregrino. Griego de nacimiento que vive como anacoreta; esto es lo único que se conoce de su vida anterior a su arribo a Italia cuando se le ubica en la ciudad de Canosa di Puglia, Apulia. Recorre las ciudades de Taranto y Otranto llevando en sus manos un crucifijo y repitiendo Kýrie, eléison, "Señor, ten piedad". En su peregrinar muchos lugareños le consideran demente; pero otros le siguen coreando con él la invocación. Pese a las burlas continúa su recorrido hasta Trani donde a los pocos días de llegar muere. Se deposita su cuerpo en la iglesia local y muchos fieles —considerándolo un piadoso servidor de Dios— acuden a su sepulcro a solicitar su intercesión para remediar sus males. Tantos fueron los milagros alcanzados que ante el Sínodo Romano, el Obispo de Trani solicita se le incluya en el Catálogo de los Santos; en 1098, la petición es aceptada y al regresar a su sede, el prelado inicia la construcción de lo que hoy es la Catedral de San Nicola Pellegrino. En 1748 el pontífice Benedicto XIV (1740-1758) lo incluye en el Martirologio Romano. También se le conoce como Nicolás de Trani o Nicolás Kýrie eléison.

 

MARTES 3

Santos: Carlos Lwanga y compañeros, mártires; Cecilio de Cartago, presbítero. Beato Diego Oddi, Memoria (Rojo)

BEATO DIEGO ODDI, abreviatura de Santiago, del hebreo, "que Dios proteja" (1839-1919). Religioso. Nace en Vallinfreda, Italia. Sus padres le bautizan con el nombre de José. La pobreza familiar le impide realizar estudios (sus conocimientos de lectura y escritura son mínimos) y entrar en la vida religiosa. En 1872, en la ciudad de Bellegra, es aceptado como "Terciario Oblato Franciscano"; cinco años más tarde los frailes son expulsados de la ciudad y José permanece al cuidado del monasterio. Los frailes regresan en 1878, y en 1884 es admitido como postulante adoptando el nombre de Diego; hace su profesión solemne en 1889. Dotado con una innata facilidad de palabra el fraile recorre las calles y como "apóstol itinerante" difunde la Palabra entre los pobladores de la zona del Sublacense, del Tiburtino, del Carseolano y del Veliterno, cuyos habitantes le escuchan con atención y aprenden de él cómo llevar una vida cristiana; asimismo, profundizan en la devoción hacia la Virgen María; por ello fray Diego gana celebridad como santo y sabio varón. Muere en el citado monasterio. Elevado a los altares en 1999 por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), quien expresa: "La espiritualidad franciscana, centrada en una vida evangélica pobre y sencilla, caracterizó a fray Diego Oddi (...) aprendió a no angustiarse por nada, sino a acudir a Dios en los momentos de necesidad con 'oración, súplica y acción de gracias' (...) Durante su largo servicio de limosnero fue un auténtico ángel de paz y de bien para todas las personas que se encontraban con él, sobre todo porque sabía aliviar las necesidades de los más pobres y atribulados".

 

MIÉRCOLES 4

Nuestra Señora de la Luz

Santos: San Quirino de Tívoli, mártir. Beato Francisco Pianzola, fundador. Feria (Blanco)

BEATO FRANCISCO PIANZOLA, del italiano antiguo, "franco", "francés" (1881-1943). Fundador. Nativo de Sartirana, Italia. Su familia es agricultora, por lo que desde pequeño conoce las penurias de los campesinos, en especial de quienes laboran en los arrozales. Ingresa en el Seminario de Vigevano donde recibe la Orden sacerdotal en 1907. Se le comisiona a servir en la misma localidad. Destaca por su celo pastoral y el haber realizado amplísima labor en beneficio de sus feligreses. Conocedor de los problemas materiales y espirituales de su grey, elabora un estilo misionero cuyo objetivo primordial es subsanar las carencias espirituales y llevar el mensaje de Cristo a los campesinos y obreros, con especial atención hacia los jóvenes. Reconoce el trabajo de las mujeres y vela por su bienestar, enfrentándose en incontables ocasiones a los terratenientes y patrones. Funda la Congregación de Oblatos Misioneros Diocesanos de la Inmaculada y la Congregación de Religiosas Misioneras de la Inmaculada Reina de la Paz, estableciendo la casa madre en Mortara, localidad de la provincia de Padua, lugar de su fallecimiento. Por su obra, el clero le llama "el Apóstol de Lomellina" (región lombarda de Italia) y sus parroquianos le dicen "el Santo de los arrozales". Beatificado en 2008 por el Pontífice Emérito Benedicto XVI (2005-2013), quien destaca del nuevo beato: (...) "sacerdote animado por un ardiente espíritu evangélico, que supo salir al encuentro de las pobrezas espirituales de su tiempo con un valiente estilo misionero, atento a los más alejados y en particular a los jóvenes".

JUEVES 5

Santos: Bonifacio de Alemania, mártir; Eutiqui de cómo, obispo. Beata Margarita Lucía Szewczyk, Memoria (Rojo)

BEATA MARGARITA LUCÍA SZEWCZYK, del latín, "perla"; del arameo, "señora" (1828-1905). Fundadora. De familia polaca, nace en Szepetówka, Khmelnytskyi, Ucrania. Huérfana de padres en su primera infancia es adoptada por su hermanastra. Desde muy pequeña siente el llamado a la vida religiosa. En 1848 ingresa como terciaria franciscana. Su anhelo vocacional, en un primer momento, es impedido debido a la situación política de su país, dominado por Rusia. A raíz de una peregrinación a Tierra Santa, Margarita decide iniciar una campaña en pro de los ancianos y de los enfermos. Pese a la prohibición gubernamental que tiene la Iglesia de realizar obras de caridad, asila en su hogar —de forma clandestina— a dos ancianas desamparadas. Conocedoras de su apostolado, poco a poco se unen a ella jóvenes y albergan a más ancianas y enfermas por lo que adquiere una casa más amplia. Finalmente en 1881 crea una Congregación a la cual denomina Hijas de la Bienaventurada Virgen María de los Dolores, cuyo objetivo primordial será brindar ayuda a necesitados, pobres, enfermos, ancianos y a cualquier persona cuya pobreza de alma o material requiera asistencia. Al profesar toma el nombre de sor Margarita y durante veinte años es la Superiora de la fundación, que pronto extiende su campo de acción. Se traslada a Nieszawa, Polonia, donde vive los últimos años de su vida. Beatificada por el Papa Francisco en junio de 2013. Su nombre en polaco —con el cual la citan en algunos Santorales— es Malgorzata Lucja Szewczyk.

 

VIERNES 6

Santos: Norberto de Magdeburgo, fundador; Marcelino Champagnat, fundador. Beato Bertrán de Aquileya, mártir. Feria (Blanco)

SAN MARCELINO CHAMPAGNAT, del latín, Marcellinus, diminutivo de Marcus = Marcos o sea Marte (1789-1840). Fundador. Nace en El Rosey, Francia. Bautizado como Marcelino José Benito, es educado en los valores y la piedad hacia Cristo y María. Su infancia transcurre en la difícil época de la Revolución Francesa (1789-1799), por lo que recibe elemental instrucción escolar, de una tía que se refugiaba en su casa. Años después, al disminuir la persecución un sacerdote en busca de vocaciones llega a su casa, invita a sus hermanos y ninguno acepta. En ese momento Marcelino está en el campo. Lo manda llamar y luego de sostener una plática con él, le dice: "Tienes que ser sacerdote, Dios lo quiere". Marcelino toma su decisión e ingresa al Seminario de Verriéres y años después al de Lyon, donde, luego de grandes esfuerzos a lo largo de su formación es ordenado sacerdote en 1816, dentro de la Sociedad de María (Padres Maristas). Demuestra especial devoción a María Santísima a quien llama "Nuestra Buena Madre". Desarrolla ardua labor pastoral en la Parroquia de La Valla, donde destaca por su amor a los niños, su celo pastoral y su atención integral a pobres, enfermos y a las familias. En unión con dos jóvenes funda, en 1817, el Instituto de Hermanos Maristas de la Enseñanza, cuya misión es "Formar buenos cristianos y virtuosos ciudadanos" y su lema: "Todo a Jesús por María. Todo a María para Jesús". Entrega su alma al Señor en la Casa Central de los Hermanos Maristas, vecina de Saint-Chamond, Lyon, construida con sus propias manos y llamada "Nuestra Señora del Hermitage". Un concepto del santo fundador es el siguiente "Cuando se tiene a Dios de nuestra parte y cuando no se cuenta más que con Él, nada nos es imposible". Canonizado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en 1999, en la homilía de su canonización el Santo Padre expresó: "El padre Champagnat es, asimismo, un modelo para los padres y los educadores: les ayuda a contemplar con esperanza a los jóvenes y a amarlos con un amor total, que favorece una verdadera formación humana, moral y espiritual". Iconografia: con hábito, rodeado por niños.

 

SÁBADO 7

Santos: San Roberto de Newminster, abad; Pedro de Córdoba y compañeros, mártires. Beata Ana de San Bartolomé, religiosa.

Vísperas I de mañana: Todo propio. Tomo II: p. 1033. Para los fieles: p. 356. Edición popular: pp. 452 y 289. Feria (Blanco)

SAN ROBERTO DE NEWMINSTER, del germánico, "el que brilla por su fama" (1100?-1159). Abad. Oriundo de Gargrave (Yorkshire, Inglaterra). Sin precisarse fecha, viaja a Francia donde se matricula en la Universidad de Paris. Regresa a su patria donde es ordenado sacerdote y se le designa párroco de Gargrave. Ingresa a la Orden benedictina en la abadía Santa María, en la región inglesa de Whitby. En 1132, se integra a la abadía de Fountains, la primera de esa Orden establecida en Inglaterra. Al destacar como uno de los más celosos monjes, con las reformas de su Orden, de la que derivaría la Orden cisterciense, es nombrado Abad fundador y junto con doce monjes forma el segundo monasterio cisterciense inglés en Newminster, en Northhumbría. Organiza las abadías de Pipewell (1143), Roche (1147) y Sawley (1148). Dejando una herencia de santidad, fallece en este lugar. Sus compañeros y el pueblo atestiguan su vida ejemplar, así como su buen juicio y misericordia e inician su veneración. En antiguas crónicas se asientan datos que confirman que el santo prior posee los dones taumaturgia y consejo. Debido a la fama de santidad que tuvo con los monjes bajo su mandato, la comunidad religiosa se incrementa rápidamente. Iconografía: con atavíos de abad sosteniendo una iglesia (símbolo de su obra fundadora).

 

DOMINGO 8

DOMINGO DE PENTECOSTÉS

Santos: San Medardo de Noyon, obispo. Beato Santiago Berthieu, mártir. Solemnidad (Rojo)

PENTECOSTÉS, del latín pentecoste, y éste del griego. pentekosté, "cincuenta", "quincuagésimo". Al término de las siete semanas pascuales, la Iglesia Católica celebra la solemnidad de Pentecostés. Así la Pascua de Cristo es consumada con la efusión del Espíritu Santo que se manifiesta, da y comunica como Persona divina y desde esa plenitud, el Señor derrama con profusión su Espíritu. Desde ese día, el Reino anunciado por Cristo está abierto a quienes creen en Él: en la humildad de la carne y en la fe, participando en la comunión de la Santísima Trinidad (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, párrafos 731-732). En la antigüedad, según la tradición bíblica, Pentecostés evocaba la promulgación de la Antigua Ley en el Monte Sinaí y se hacía una ofrenda de las primeras cosechas. Con igual nombre surgió en la liturgia católica una celebración después de cincuenta días de la Pascua de Resurrección, para conmemorar haber recibido el Don del Espíritu Santo. Iconografía: los Doce, reunidos en el Cenáculo en torno a la Madre de Dios; sobre la cabeza de cada uno se sitúa una lengua de fuego, símbolo del Espíritu Santo. En la Homilía de esta Solemnidad (19/V/2013), S. S. Francisco destaca: "Lo que sucedió en Jerusalén hace casi dos mil años no es un hecho lejano, es algo que llega hasta nosotros, que cada uno de nosotros podemos experimentar. El Pentecostés del cenáculo de Jerusalén es el inicio, un inicio que se prolonga (...) El Espíritu Santo nos muestra el horizonte y nos impulsa a las periferias existenciales para anunciar la vida de Jesucristo. Preguntémonos si tenemos la tendencia a cerrarnos en nosotros mismos, en nuestro grupo, o si dejamos que el Espíritu Santo nos conduzca a la misión. Recordemos hoy estas tres palabras: novedad, armonía, misión".

LUNES 9

Santos: Efrén "el Sirio", Doctor de la Iglesia; Columbo o Columbano de Bobbio, abad. Beato José de Anchieta, presbítero. Feria (Verde)

BEATO JOSÉ DE ANCHIETA, del hebreo. "Dios acrecentará", (1534-1597). Presbítero. Natural del Municipio de San Cristobal de La Laguna en la isla Canaria de Tenerife, España. De joven estudia Letras en la Universidad lusitana de Coimbra. En 1551 ingresa a la Compañía de Jesús; sus excesos penitenciales minan su salud, por lo que es enviado a Brasil. Desembarca en la ciudad del Salvador, Bahía, en 1553, e inicia su destacadísima y fecunda labor evangelizadora con los indígenas tupis. Al año siguiente funda una aldea misional en Piratininga, donde establece una escuela donde se educa tanto a hijos de portugueses como a naturales. Aprende la lengua tupiguaraní, en la que escribe varias obras. En Sáo Vicente de Rio de Janeiro funda un colegio y un hospital llamado la Casa de la Misericordia (1565). En esa ciudad y año recibe la ordenación sacerdotal. Gracias a su labor miles de indígenas se convierten en creyentes. A los naturales le brinda amor y les protege de los abusos de los conquistadores. Es Superior de su Congregación en Brasil. Entre su vastísima obra literaria destacan: la primera gramática de la lengua tupí (1595) y una Doctrina cristiana. Recorre a pie territorios pertenecientes actualmente a Brasil, Argentina, y Uruguay. Dedica parte de su tiempo al estudio de la flora, fauna y geología de las comarcas que visita. Gracias a él se construyen más de mil templos, y numerosos hospitales y escuelas. Negocia la paz entre los portugueses y los indígenas. Con justicia se le llama "Apóstol de Brasil". Muere en Reritiba, ciudad que actualmente lleva su nombre: Ciudad Anchieta. Elevado a los altares por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1980. Iconografía: con hábito de su Orden, rodeado de indígenas y animales propios de su zona de misión. En una carta escrita en 1587 a uno de los misioneros jesuitas recomienda: "...Y si alguna vez sintiere que desmaya el alma, desamparada del consuelo divino y afligida con tibieza, sea su remedio asirle de la ropa y convidarle a su corazón con aquellas palabras: Mane nobiscum, Domine, quoniam advesperascit, e inclinata es iam dies [quédate con nosotros, Señor, pues el día atardece, ya declina]...".

 

MARTES 10

Santos: Landerico de París, obispo; Getulio de Roma y compañeros, mártires. Beato Juan, Domínici, cardenal. Feria (Verde)

BEATO JUAN DOMÍNICI, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1356-1419). Cardenal. Originario de Florencia, Italia. Siente el llamado al sacerdocio y solicita ingreso en la Orden Dominica pero no es aceptado, tal vez, por ser tartamudo. Años después su piedad e insistencia, le abren las puertas. Sin precisarse fecha recibe el Orden sacerdotal. Pese a su deficiencia en el habla su predicación conmueve a los feligreses. Según declara, por la intercesión de santa Catalina de Siena (abril 29), logra fluidez en el habla. Después de una epidemia de peste negra que devasta la región donde habita, emprende la tarea de revitalizar a su Orden y promover vocaciones. Es designado Superior en diversos conventos italianos; vicario general en Venecia y Roma. En Florencia establece un monasterio para religiosas. Gregorio XII (1406-1415) le otorga el cargo de Arzobispo y después Cardenal de la ciudad siciliana de Ragusa. Interviene en el Concilio de Constanza (1414) y enfrenta las herejías de Hus y Wicklef (quienes niegan la autoridad del Pontífice). Para combatirlas es enviado como Legado apostólico a Bohemia, donde, pese a su incansable labor, no le es posible abolir dichas apostasías. Muere en Buda, Hungría. Canonizado por el Papa Gregorio XVI (1831-1846) en 1832. Escritor, entre otras obras, de Cantorales, Tratados de espiritualidad, Comentarios a los Salmos, las Cartas de san Pablo y Del amor de caridad, del cual se reproduce un fragmento: "La fe y la esperanza se ordenan solamente al hombre; el amor se ordena a Dios; la fe puede mover montañas, el amor crea las montañas, el cielo y la tierra; la fe anima a la criatura para que se esfuerce por alcanzar el paraíso; el amor ruega a Dios que baje con su fuego a la tierra de tal manera que el hombre por el camino de su amor alcance el cielo".

 

MIÉRCOLES 11

Santos: Bernabé, apóstol; Paula Frassinetti, fundadora. Beata María del Sagrado Corazón de Jesús, fundadora. Memoria (Rojo)

BEATA MARÍA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, del arameo, "señora"; del latín cor= corazón, en sentido figurado: centro, ánimo, amor, valor; y del hebreo Yeoshúah, Josué= Jesús, "Dios salva" (1844-1910). Fundadora. Nacida en Ragusa, Italia, en noble cuna, María Schinina Arezzo, su nombre en el siglo, es educada en los valores cristianos, las artes y las Ciencias. Desde pequeña gran parte de su tiempo lo dedica a visitar hospitales y hacer obras de caridad. Al morir su padre y casarse sus hermanos (1874), decide apartarse de la vida de la Corte y cambia sus regias vestiduras por sencillas ropas, propias de la gente del pueblo. El fraile Carmelita Salvador La Perla, le encomienda dirigir la comunidad de las Hijas de María (1877). En 1889, funda la Congregación de las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús cuyo apostolado será la catequesis, la enseñanza, la caridad y el difundir la devoción hacia el Sagrado Corazón; al profesar adopta el nombre de María del Sagrado Corazón de Jesús. Su trabajo con huérfanos, enfermos, presos, ancianos y minusválidos es ejemplar y le vale el cariño y la admiración del pueblo y de autoridades civiles y religiosas. Muere en Ragusa. Beatificada por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en 1990.

 

JUEVES 12

Nuestro Señor Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

Santos: Mayolo de Cluny, abad: Beata Florida Cevoli, religiosa. Fiesta (Blanco)

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SUMO Y ETERNO SACERDOTE, del griego, presbíteros, "anciano" y del latín, sacerdos-otis = sacerdote. Esta fiesta tiene su origen en España, celebrándose el jueves posterior a Pentecostés. Pío XI (1922-1939) en su encíclica Ad catolici sacerdote (1935), presenta a la Iglesia la misa votiva de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. En la Congregación de Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote se dan las primeras acciones para la conmemoración (1953). En la última sesión del Concilio Vaticano II (1965), se propone su institución en la Iglesia Universal. En la Epístola a los Hebreos (10, 21-22) encontramos el pasaje siguiente: "Tenemos un Sacerdote Supremo a cargo de la casa de Dios. Acerquémonos, pues, con corazón sincero, con plena fe...". El pontífice Pablo VI (1963-1978) aprueba esta fiesta en el año 1971 y la incluye en el Calendario Litúrgico a partir de 1974. Iconografía; Jesús de pie, con alba y estola, emblema de su ministerio sacerdotal, en sus manos lleva el copón y la Hostia consagrada. A esta fiesta también se le conoce como Día de la Santificación del Clero. En la Coronilla por las almas sacerdotales y religiosas se implora: "Padre Eterno te ofrezco la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, por la conversón y salvación de todos los sacerdotes y religiosos del mundo entero".

 

VIERNES 13

Santos: Antonio de Padua, Doctor de la Iglesia; Ramberto de Lyon, mártir. Beata Mariana Biernacka y compañeros, mártires. Memoria (Blanco)

BEATA MARIANA BIERNACKA y compañeros, del latín, patronímico de Marius = Mario, quizá nombre de una gens romana (1888-1943). Mártires. Oriunda de Leipzig (Lipsk), Alemania, de una familia ucraniana practicante del rito uniata (del ruso uniyata, unido; los uniatas conforman una parte de la Iglesia católica que conservan su liturgia tradicional, pero acatan como autoridad al Papa). En 1905 la familia se une a los católicos practicantes del rito latino. Contrae matrimonio y procrea seis hijos, de los cuales sólo sobreviven dos. Sin fijarse fecha enviuda y a partir de entonces vive con su hijo, caracterizándose por ser una ejemplar madre, suegra y abuela; es trabajadora, bondadosa, comprensiva y ferviente católica. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y la incursión de los nazis, se desata una cacería de católicos en los territorios por ellos conquistados. El ejército alemán invade el poblado donde vive Mariana. Durante la refriega un grupo paramilitar que se opone a los nazis mata a un soldado. Como represalia el hijo de Mariana y su esposa son condenados a muerte. Para evitar la muerte de su nuera y su nieto (pues está embarazada), la anciana ofrece su vida a cambio de la de la joven. Aceptada la permuta, es conducida al entonces polaco poblado de Grodno (actualmente perteneciente a Bielorrusia), donde es cumplida la sentencia. Dentro del grupo de los beatificados el 13 de junio de 1999, por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en unión con 107 mártires polacos, víctimas del nazismo, se encuentran: tres obispos, 52 sacerdotes diocesanos, 26 sacerdotes religiosos, tres clérigos, siete religiosos no sacerdotes, ocho religiosas y nueve personas laicas. Los 108 beatificados por el Papa son asesinados o bien mueren como consecuencia de los sufrimientos infligidos en las cárceles y campos de concentración. Su holocausto tiene lugar debido al odio a la fe cristiana y se lleva a cabo en diversas circunstancias y lugares.

 

SÁBADO 14

Santos: Eliseo, Profeta; Metodio de Constantinopla, patriarca. Beata Francisca de Paula de Jesús, laica.

Vísperas I de mañana: Todo propio. Tomo III: p. 649. Para los fieles: p. 372 Edición popular: pp. 454 y 13. Feria (Verde)

BEATA FRANCISCA DE PAULA DE JESÚS, del italiano antiguo, "franco", "francés"; del latín "pequeña"; del hebreo Yeoshúah, Josué= Jesús, "Dios salva" (1808?-1895). Laica. Nativa de Sáo João Del Rei, Brasil, hija de una esclava de raza negra y de padre desconocido. Su familia se traslada a la ciudad de Baependi, donde radicará el resto de su vida. A la edad de diez años queda huérfana. De su madre aprende la piedad cristiana, el valor de la caridad y el servicio al prójimo. Su hermano Teotônio le hereda una cuantiosa suma de dinero, misma que Nhá Chica, como es conocida por el pueblo, destina a obras de beneficencia y a la edificación de una capilla dedicada a la Inmaculada Concepción —donde hoy se encuentra su santuario—,y adjunta ella manda construir una humilde choza. Rechaza varias ofertas de matrimonio optando por la vida consagrada al servicio de sus hermanos. Es analfabeta, sin embargo a ella acuden numerosas personas, lo mismo pobres e iletrados, que ricos, poderosos o cultos, en busca de su consejo o para que les sean aliviadas sus penas materiales o espirituales, de esta forma se gana prestigio de taumaturga. Nhá Chica, humildemente, declara: "Yo le pido a Nuestra Señora, que me escucha y me responde". En vida es considerada santa y llamada "Santita de Baependi". Tiene tres devociones particulares: a la Pasión de Jesucristo, a la Inmaculada Concepción y al Santísimo Sacramento. Beatificada en 2013 por el Papa Francisco, quien destaca de la nueva beata: "...lega, virgen, una mujer de asidua oración y perspicaz testigo de la misericordia de Cristo con necesitados del cuerpo y del espíritu (...) Su vida sencilla la dedicó totalmente a Dios y a la caridad, de tal modo que fue llamada 'Madre de los pobres'.

 

DOMINGO 15

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Santos: Vito, Modesto y Crescencia de Nápoles, mártires. Beato Luis María Palazzolo, fundador. Solemnidad (Blanco)

LA SANTÍSIMA TRINIDAD, del latín, trinitas "conjunto de tres". En el Antiguo Testamento no es conocida la doctrina de la Trinidad. Ya en el Nuevo Testamento existen una serie de fórmulas trinitarias. El evangelista san Mateo (28,19) expone la siguiente: "Vayan pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo". Este dogma es proclamado en 325, en las estipulaciones del primer Concilio de Nicea, cuando el Hijo es designado como consubstancial al Padre. La divinidad del Espíritu Santo se confirma en el año 381, durante el primer Concilio de Constantinopla. La solemnidad de la Santísima Trinidad surge en Francia hacia el siglo x y es introducida en Inglaterra por santo Tomás Becket (1118-1170; 29 diciembre). Tiempo después, adoptada por la sede pontificia, en la época de su estancia en Aviñón (1305-1377) y difundida a la cristiandad por el pontífice Juan XXII (1316-1334) en 1334, quien instituye la celebración en el domingo siguiente a Pentecostés. Iconografía: sobre nubes, sentados, el Padre de edad avanzada, el Hijo con los estigmas en pies, manos y costado y sobre ambos una paloma que simboliza al Espíritu Santo. San Basilio Magno (2 de enero), en su libro sobre el Espíritu Santo reflexiona: "¿Quién, habiendo oído los nombres que se dan al Espíritu, no siente levantado su ánimo y no eleva su pensamiento hacia la naturaleza divina? Ya que es llamado Espíritu de Dios y Espíritu de verdad que procede del Padre; Espíritu firme, Espíritu generoso, Espíritu Santo son sus apelativos propios y peculiares (...) Él es fuente de santidad, luz para la inteligencia; Él da a todo ser racional como una luz para entender la verdad".

 

LUNES 16

Santos: Ciriaco y Julita de Turquía, mártires; Juan Francisco Regis Clet, presbítero. Beata María Teresa Sherer, cofundadora. Feria (Verde)

BEATA MARÍA TERESA SCHERER, del arameo, "señora" y del latín, "la que cosecha" (1825-1888). Cofundadora. Oriunda de Magglingen, Suiza; bautizada como Ana María Catalina. En 1832 muere su padre. Al cumplir dieciséis años su madre la envía al hospital de Lucerna a fin de complementar su preparación doméstica, ahí aprende a atender a los enfermos. Ingresa en la Tercera Orden de san Francisco (actual Orden franciscana seglar) y en la agrupación de las Hijas de María. Al peregrinar a la abadía benedictina de Einsiedeln siente el llamado para consagrarse a Dios y en 1845 emite sus votos con las Religiosas Enseñantes, fundación del presbítero capuchino Teodosio Florentini. Es comisionada a servir en las comunidades suizas de Baar y a Oberhegi, como Superiora y maestra. En 1850 asume la dirección del orfanatorio de Nafels y de un hospital en Court, Berna. En 1857 es designada Superiora de las Hermanas al servicio de la escuela de los pobres, de forma paralela dirige el naciente Instituto de las Religiosas de la Caridad de la Santa Cruz en Ingenbohl. Bajo su guía la obra se expande con nuevas vocaciones y las religiosas atienden a pobres y huérfanos; asimismo, acuden a orfanatorios y correccionales patrocinados por diversas compañías. Para no desplazar a las religiosas a servir en empresas, establece hospitales y escuelas especializadas para los niños marginados, cumpliendo con el objetivo de dar servicio y orientación espiritual, en un ambiente familiar. Se le reconoce como cofundadora de las Religiosas de la Caridad de la Santa Cruz. A la muerte del padre Florentini, renueva la vocación de las religiosas en un apostolado social. Sor María Teresa defiende la Regla y Constituciones e insiste en la observancia de la pobreza, por ello es criticada y padece calumnias. Pese a estar enferma y soportar dolores recorre gran parte de Suiza estableciendo fundaciones. Fallece en el convento de Ingenbohl, Schwyz. Elevada a los altares por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1995. Iconografía: con el hábito de su Congregación.

 

MARTES 17

Santos: Blasto y Diógenes de Roma, mártires; Raniero de Pisa, peregrino. Beato Pablo Burali, cardenal. Feria (Verde)

SAN RANIERO DE PISA, del germánico, "la mente conductora del ejército" (1118?-1161). Peregrino. Nativo de Pisa, Italia. Su familia tenía vastos recursos económicos y sólida formación cristiana, por lo que Raniero es criado entre lujos y sus padres encomiendan su primera formación al sacerdote Enrico de San Martino. Raniero se deja seducir por los lujos propios de su clase social y como aprende a tocar la lira alegra las continuas fiestas a las que asiste, viviendo de forma desenfrenada. Hacia 1137 su vida da un giro radical al tratar con el eremita Alberto, del Cenobio de san Vito, despojándose de sus cuantiosos bienes y donándolos a pobres y enfermos. En 1140 peregrina a Tierra Santa donde vive 13 años en una comunidad de ascetas visitando continuamente el Santo sepulcro, ahí es investido con la túnica de los anacoretas llamada "pilurica". De regreso a su ciudad natal se integra a la abadía de San Andrés y más tarde a la de San Vito, donde permanece como lego. El pueblo le admira por su transformación y acuden a él ya que Dios le confiere el don de la taumaturgia. Su ejemplo de vida y sus exhortaciones sirven para aumentar la fe y que muchos retomen la vida cristiana. Muere en la abadía de San Vito y sus restos son venerados desde entonces en la Catedral de Pisa. Su culto es confirmado por Alejandro III (1159-1181). Se le conoce también con los nombres de Rainiero, Rainerio, Raniero o Regnier.

 

MIÉRCOLES 18

Santos: Amando de Burdeos, obispo; Ciriaco y Pula de Málaga, mártires. Beata Hossana u Osana Mantua, laica. Feria (Verde)

BEATA HOSSANA u OSANA DE MANTUA, del latín, hossanna, y del hebreo hosihanna, "sálvanos" (1449-1505). Laica. Nace en Carbonarola, Mantua, Italia, en familia perteneciente a la nobleza. Casi adolescente rechaza pretendientes y un posible matrimonio obligado por sus padres y decide consagrarse a Dios vistiendo el hábito de las Hermanas de Penitencia de santo Domingo de Guzmán (8 de agosto). Pese a vivir en un palacio se distingue por cultivar en grado sumo la virtud de la humildad. En 1478 es regidora de su ducado, gobierna con singular inteligencia y realiza obras de misericordia. Su guía espiritual y biógrafo es el teólogo Francisco de Silvestre conocido como "el Ferrarense". La joven es alegre y magnánima con los necesitados y le distingue una acendrada devoción a la Pasión del Señor. La vida de esta beata es colmada de gracias extraordinarias que experimenta en total discreción y permaneciendo ocultas a los demás hasta que se le manifiestan los estigmas de la Pasión, primero en su cabeza después en manos, pies y en el cuerpo. Muere en Mantua. Después de su deceso su confesor revela que a Osanna se le abrían heridas interiores no sangrantes, que presentaban en su cuerpo los dolores de la Pasión. La duquesa Isabel manda edificar un mausoleo en la Catedral de la citada ciudad, donde recibe veneración el cuerpo incorrupto de la beata. En 1694 Inocencio XII (1691-1700) confirma su culto como beata. Iconografía: con hábito Dominico, ante una aparición de María Santísima; le ofrece en su mano izquierda un lirio (pureza) y con la derecha le presenta un corazón. Intercesora de las niñas estudiantes. Conocida también como Hossana de Andreasi.

 

DOMINGO 19

EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO

Santos: San Romualdo de Ravena, fundador. Beata Elena Anello, fundadora. Solemnidad (Blanco)

EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO, del latín Corpus Christi = Cuerpo de Cristo (siglo XIII). Esta solemnidad tiene su origen en Lieja, Bélgica, de acuerdo a las revelaciones que asegura recibió la religiosa santa Juliana de Mont Cornillon (1193-1258; 5 de abril) y al "Milagro Eucarístico de Orvieto/Bolsena" (ciudades italianas), acaecido en 1264, cuando una hostia sangró hasta empapar un lienzo corporal (pieza de lino cuadrada y ornamentada, la cual queda extendida, para colocar sobre ella los vasos sagrados, durante la Asamblea Eucarística). Una vez comprobado el citado acontecimiento, Urbano IV (1261-1264) instituye esta solemnidad en la Iglesia universal, asignándole su fecha sesenta días después del Domingo de la Pascua de la Resurrección del Señor. Santo Tomás de Aquino (28 de enero) en su opúsculo titulado ¡Oh banquete precioso y admirable!, cita: "¡Oh banquete precioso y admirable, banquete saludable y lleno de toda suavidad! ¿Qué puede haber, en efecto, de más precioso que este banquete en el cual no se nos ofrece, para comer, la carne de becerros o de machos cabríos, como se hacía antiguamente, bajo la ley, sino al mismo Cristo, verdadero Dios? No hay ningún sacramento más saludable que éste, pues por él se borran los pecados, se aumentan las virtudes y se nutre el alma con la abundancia de todos los dones espirituales. Se ofrece, en la Iglesia, por los vivos y por los difuntos, para que a todos aproveche, ya que ha sido establecido para la salvación de todos". A partir de 1994 por disposición expresa de la Arquidiócesis de México, este jueves se ha declarado como día de precepto.

 

VIERNES 20

Santos: Gobano de Neustria, eremita; Silverio I, Papa y mártir; Florentina de Cartagena, abadesa. Feria (Verde)

SANTA FLORENTINA DE CARTAGENA, del latín, "floreciente" (540-633). Abadesa. Nativa de Cartagena, España, en una familia hispanorromana conversa. Su padre es desterrado en 554 y con su esposa e hijos se refugia en Andalucía. A la muerte de su madre. Leandro, quien es el hijo mayor, se hace cargo de sus hermanos. Florentina, adquiere amplia cultura y formación en las Sagradas Escrituras. Define su vocación e ingresa en el Noviciado; después de profesar, permanece en el Monasterio de Santa María del Valle en la ciudad de Écija, donde era Obispo su hermano san Fulgencio (16 de enero), con el tiempo ocupa el cargo de abadesa. Como Superiora de varios monasterios de esa región dirige con sabiduría y prudencia a más de mil religiosas. Su vida es de constante oración y penitencia. Su hermano, el Obispo san Leandro (13 de noviembre) escribe para ella y sus comunidades religiosas su célebre obra De la institución de las vírgenes; y en una Carta le elogia diciéndole: "¡Ah, hermana mía querida, comprende, si puedes, el ardiente deseo que inflama el corazón de tu hermano al verte unida con Cristo! Tú eres lo mejor de mí mismo. ¡Desgraciado de mí si otro pretendiese despojarte de tu corona! Tú eres delante de Cristo mi baluarte, tú mi prenda querida, mi hostia santa por la que he de merecer salir del abismo de mis pecados...". Debido a su influjo su otro hermano el santo Obispo Isidoro de Sevilla (26 de abril) redacta dos obras sobre el cristianismo y su relación con los judíos. Entrega su alma al Creador en el citado convento donde aún reposa su cuerpo. Su veneración inicia después de su muerte. También se le conoce como Florencia de Cartagena.

 

SÁBADO 21

Santos: Luis Gonzaga, religioso; José Isabel Flores Varela y compañeros, mártires; Juan Rigby, mártir.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio. Tomo III: pp. 1151 y 413. Para los fieles: pp. 722 y 401. Edición popular: pp. 289 y 468. Memoria (Blanco)

SAN JOSÉ ISABEL ROBLES VARELA y compañeros, del hebreo, "Dios acrecentará", "Dios es mi juramento" (1866-1927). Mártires. Oriundo de San Juan Bautista de El Teúl de González Ortega, Zacatecas, México. Ingresa al Seminario de Guadalajara en 1887 y es ordenado sacerdote en 1896; se le asigna servir en la Parroquia de Teocaltiche, Jalisco, donde permanece tres años. Después es adscrito a la Parroquia de Zapotlanejo y en 1900 se le traslada a la capilla de Matatlán, ahí se encuentra cuando se desata la persecución contra los católicos y sus ministros. Profesa especial fervor a la Eucaristía y al Sagrado Corazón de Jesús y lo propaga entre sus feligreses. En su capilla establece obras de caridad y beneficio para su comunidad, vela por la preparación y educación de los niños. Manifiesta especial cuidado para pobres, ancianos y desposeídos. La entrada en vigor de las medidas antirreligiosas, no frenan su apostolado. Al intensificarse la cacería de sacerdotes, el padre José continúa su labor en la clandestinidad hasta que un mal sacerdote le traiciona y delata ante el presidente municipal de Zapotlanejo. Es aprehendido cuando se dirige a celebrar Misa. La tropa le lleva caminado varios kilómetros de regreso a la ciudad. Es encerrado en un inmundo cuarto y sometido a crueles e inenarrables tormentos. Es conminado para abjurar a cambio de su vida. Piadosos parroquianos intentan comprar su libertad, pero es inútil. La madrugada del 21/VI/1927 es llevado al panteón municipal donde atándole una soga al cuello es colgado de un árbol; la tropa se "divierte" atormentándole, subiéndole y bajándole. Uno de los soldados se niega a continuar martirizándolo y es asesinado. Antes de morir el padre Flores reparte sus pertenencias entre sus verdugos. Su cuerpo recibe veneración en Matatlán. Canonizado por san Juan Pablo II en el año 2000. Forma parte del grupo de Mártires de la Persecución en México, cuya memoria colectiva es conmemorada el 25 de mayo.

 

DOMINGO 22

XII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Paulino de Nola, obispo; Tomás Moro, mártir. Beata María Inés Teresa del Santísimo Sacramento, fundadora. (Verde)

SANTO TOMÁS MORO, del arameo, "mellizo", "gemelo" (1478-535). Mártir. Originario de Londres, Inglaterra. Canciller en la corte de Enrique VIII (1491-1547). Su familia es unida, goza de las comodidades que le concede su cargo. Es encarcelado al no acceder a legalizar las relaciones tortuosas del monarca. Durante su prisión impera en su conciencia la verdad sobre el poder, aceptando con buen carácter su cautiverio por ser fiel a la Ley Divina. Es enviado al martirio, siendo decapitado en su tierra natal. Su cabeza es venerada en Canterbury en la Iglesia de san Dunstan. Escribe Utopía, obra apreciada en la que expresa los deseos de una sociedad justa y fraterna. En el año 2000, san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) lo declara "Patrono de políticos y hombres de gobierno". Una misiva escrita durante su cautiverio dirigida a su hija Margarita termina así: "Finalmente, mi querida Margarita, de lo que estoy cierto es de que Dios no me abandonará sin culpa mía. Por esto, me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza. Si a causa de mis pecados permite mi perdición, por lo menos su justicia será alabada a causa de mi persona. Espero, sin embargo, y lo espero con toda certeza, que su bondad clementísima guardará fielmente mi alma y hará que sea su misericordia, más que su justicia, lo que se ponga en mí de relieve. Ten, pues, buen ánimo, hija mía, y no te preocupes por mí, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que Él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor."

 

LUNES 23

Santos: José Cafasso, presbítero; Tomás Garnet, mártir. Beato Tomás Corsini, laico. Feria (Verde)

SANTO TOMÁS GARNET y compañeros, del arameo, "mellizo", "gemelo" (1554-1608). Mártir. Nace en Southwark, Londres, Inglaterra, sobrino del sacerdote jesuita, mártir y beato Enrique Garnet (27 de febrero). Alrededor de los diecisiete años es enviado a estudiar al Continente; cursa estudios en Saint-Omer, Francia, y en el colegio de los Jesuitas ingleses de Valladolid, España. Hacia el año 1599 es ordenado sacerdote y, debido a la persecución de católicos en su país, se embarca hacia su patria donde ejerce de forma clandestina el sacerdocio. Por una falsa acusación es encerrado nueve meses en la Torre de Londres, liberado y desterrado al Continente. En 1607 ingresa con los Jesuitas. Ejerce por seis años su labor pastoral, según expresa: "...peregriné para recuperar almas que habían perdido el verdadero camino y estado en error acerca del conocimiento de la verdadera Iglesia Católica." Por su incansable labor y perseverancia en predicar la verdadera religión cientos de personas que habían abjurado regresan al seno de la Iglesia católica. Es apresado, torturado y desterrado varias veces, sin embargo, consciente de las necesidades de su pueblo continúa su misión. Se le apresa en Cornualles debido a la traición de un sacerdote apóstata. En la cárcel se le conmina a abjurar y a reconocer al monarca como dirigente de la Iglesia; después de negarse varias veces y ser sometido a torturas es ahorcado y descuartizado en la ciudad inglesa de Tyburn. Canonizado en 1970 por Paulo VI (1963-1978), junto con otros cuarenta mártires de la Iglesia inglesa y de Gales.

 

MARTES 24

Natividad de San Juan Bautista Profeta precursor

Santos: Rumoldo de Bravante, mártir; Teodulfo de Lobbes, obispo. Solemnidad (Blanco)

LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA, del hebreo; "Dios ha hecho gracia" (siglo I). Profeta precursor y mártir. Es hijo del sacerdote de Zacarías y de su madre Isabel, pariente de María Santísima. La Tradición ha ubicado su nacimiento, en Ain Karim (actual Israel), donde se encuentra edificada una Basílica en su memoria. La natividad de Juan el Bautista es considerada milagrosa debido a la esterilidad y avanzada edad de su madre. En el Calendario Litúrgico es el único santo al que se conmemora en dos fechas: el día de hoy y el día de su martirio, el 29 de agosto. Iconografía: puede verse a san Juan como infante o adulto, cubierto su cuerpo con pieles de animales, a su lado un cordero y una cruz alta con la leyenda Ecce Agnus Dei que significa: "He aquí el Cordero de Dios" (Jn 1,19). El santo de la Iglesia ortodoxa, Obispo de Tesalónica y teólogo bizantino, Gregorio Palamás (1296-1359; 14 de noviembre) en su Homilía titulada Gran precursor del sol de justicia y voz del mismo Verbo de Dios, cita: "No siendo el mundo digno de él, desde los más tiernos años vivió habitualmente en el desierto, sin angustias, sin preocupaciones, llevando una vida tranquila, viviendo sólo para Dios, viendo únicamente a Dios y haciendo de Dios todas sus delicias. Vivirá, pues, en un lugar solitario de la tierra: Vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel (...) Exhortaba con una predicación digna de su santa vida, prometía el reino de los cielos, amenazaba con el fuego inextinguible y señalaba a Cristo como rey de la gloria, y decía: Tiene un bieldo en la mano: aventará la parva, reunirá su trigo en el granero y quemará la paja en una hoguera que no se apaga (...) Y se mostró un ministro tal de la sobreabundante clemencia y de la bondad divina para con los hombres arrojados en el abismo del pecado, que, por su gran virtud, de tal modo atrajo a Dios a cuantos le veían, convirtiéndolos con sus milagros y mostrándoles su vida intachable, que no hubo otro igual a él."

 

MIÉRCOLES 25

Santos: Guillermo de Vercelli, abad; Domingo de Henares, mártir; Máximo de Turín, obispo. Feria (Verde)

SAN MÁXIMO DE TURÍN, del latín, "magno", "grande" (380?-466?). Obispo. La fuente fidedigna de esta biografía es escrita por Gerardo de Marsella, en el siglo vi en el libro De viris illustribus. Discípulo de san Ambrosio (obispo y doctor de la Iglesia; 4 de abril) y de san Eusebio Obispo de Vercelli (2 de agosto). Además sus datos y la autenticidad de su obra escrita han sido ratificados en posteriores estudios. No se conocen detalles de su infancia y vida familiar anteriores al año 398 cuando ya es Obispo de Turín, Italia. Subsisten 118 homilías, seis tratados y 116 sermones —algunos de éstos últimos se leen actualmente en la Liturgia de las Horas—, en ellos se dejar ver un hombre lleno de mansedumbre, bondadoso, con profundos y sólidos conocimientos de la Fe que le hacen no dudar e impartir de forma clara y contundente los principios del cristianismo, con lo cual, además, logra numerosas conversiones. Asimismo, sus textos sirvieron para combatir el paganismo, la superstición y las herejías. Se distingue como orador (en su época el obispo es responsable de predicar los domingos y días festivos), y en la preparación de los catecúmenos en la Pascua para el Bautismo. Celoso de su ejercicio pastoral, revisa minuciosamente lo que los taquígrafos anotan para reproducir sus sermones (homilías). Su muerte acontece en su diócesis y su culto es inmemorial. Una piadosa leyenda narra que cierto día es seguido por un malintencionado y celoso monje hasta una alejada capilla donde acostumbra retirarse para orar. De forma intempestiva, el avieso es presa de una sed que le obliga a mostrarse delante del obispo y solicitarle le dé algo de beber; el santo hombre no lleva bebida alguna, sin embargo del bosque sale una cierva, Máximo detiene al animal y así el monje tiene algo que beber. Por esto se le representa ataviado como obispo y con una cierva.

 

JUEVES 26

Santos: Antelmo de Belley, obispo; Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador; José María Robles Hurtado y compañeros, mártires. Feria (Verde)

SAN JOSE MARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER, del hebreo, "Dios acrecentará" y del arameo, "señora" (1902-1975). Fundador. Natural de Barbastro, Huesca, España. En su juventud define su vocación al sacerdocio e inicia estudios en el seminario de Zaragoza donde recibe la ordenación sacerdotal en 1925. Ejerce su ministerio en dicha ciudad y destaca por su especial devoción a la Santísima Virgen del Pilar y a San José. De carácter optimista y afable, su vida se caracteriza por la austeridad, la dedicación al estudio, la permanente oración y hacer de la Santa Misa el centro de su existencia. El Señor le otorga la gracia de tener experiencias místicas y locuciones interiores. En 1927 se traslada a Madrid, lugar donde efectúa un arduo trabajo pastoral a favor de las clases marginadas; además de atender espiritual y físicamente a los enfermos e impartir el catecismo a los pequeños. Su mensaje refleja su amor al crucificado en el servicio al prójimo por lo que expresa: "...Poner a Cristo en la entraña de todas las actividades humanas mediante un trabajo santificado, santificante y santificador". Lo anterior es hecho realidad con la fundación de su obra, Opus Dei (Obra de Dios) en 1928, integrada por sacerdotes, religiosos y laicos, con la que se abre a los fieles un nuevo camino para la santificación, a través del ejercicio del trabajo cotidiano y en el cumplimiento de las responsabilidades personales en cada estado de vida para promover una intensa vida en Cristo hacia todos los ambientes. El padre Escrivá expone: "El Opus Dei ha nacido entre los pobres y enfermos de Madrid", y se esmera en la formación de los que atiendan esta gran obra. En 1943 establece la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, con el objetivo de apoyar en el aspecto espiritual a los sacerdotes, además de la Asociación de Cooperadores del Opus Dei, en la cual se admiten católicos y no católicos. Su amplia obra literaria cuenta con traducciones a varios idiomas, de las que se mencionan: Camino, que desde 1934 cuenta con más de trescientas ediciones; Surco, fruto de su vida interior con más de 60 ediciones; Santo Rosario, con meditaciones de los, hasta entonces, quince misterios; Es Cristo que pasa, recopilación de homilías; Amar a la Iglesia, La Abadesa de las huelgas, etc. Deja una estela de santidad cuando, desde la Casa General de su fundación en Roma, parte a reunirse con el Amado. Sus reliquias reposan en la Iglesia Prelaticia de Santa María de la Paz de la citada ciudad. San Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) lo canoniza en 2002.

VIERNES 27

El Sagrado Corazón de Jesús

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Santos: San Cirilo de Alejandría, Doctor de la Iglesia. Solemnidad (Blanco)

EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, del latín, cor = corazón, en sentido figurado: centro, ánimo, amor, valor; y del hebreo Yeoshúah, Josué = Jesús, "Dios salva" (siglo XVII). Esta solemnidad tiene su fundamento bíblico en la crucifixión de Jesús y en el lanzazo que recibió después de muerto, recordando las palabras "...mirarán al que traspasaron" (Jn 19,37). Insignes santos han profundizado en el misterio del Corazón de Cristo, siendo las cuatro manifestaciones que Nuestro Señor hace a santa Margarita María de Alacoque (16 de octubre) las que sirvieron para que el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) instituyera esta solemnidad en la Iglesia universal en 1856; León XIII (1878-1903) consagra todo el mundo al Sagrado Corazón en 1899; por su parte, Pío XI (1922-1939) en la encíclica Miserentissimus Redemptor (8N/1928) destaca: "(...) Y ciertamente en el culto al Sacratísimo Corazón de Jesús tiene la primacía y la parte principal el espíritu de expiación y reparación; ni hay nada más conforme con el origen, índole, virtud y prácticas propias de esta devoción, como la historia y la tradición, la sagrada liturgia y las actas de los Santos Pontífices confirman. Cuando Jesucristo se aparece a Santa Margarita María, predicándole la infinitud de su caridad, juntamente, como apenado, se queja de tantas injurias recibidas de los hombres con estas palabras que habían de grabarse en las almas piadosas de manera que jamás se olvidarán: 'He aquí este Corazón que tanto ha amado a los hombres y de tantos beneficios los ha colmado, y que en pago a su amor infinito no halla gratitud alguna, sino ultrajes, a veces aun de aquellos que están obligados a amarle con especial amor'. Para reparar estas y otras culpas recomendó entre otras cosas que los hombres comulgaran con ánimo de expiar, que es lo que llaman Comunión Reparadora, y las súplicas y preces durante una hora, que propiamente se llama la Hora Santa; ejercicios de piedad que la Iglesia no sólo aprobó, sino que enriqueció con copiosos favores espirituales". Posteriores pontífices han dedicado encíclicas y documentos resaltando la importancia de esta devoción. Iconografia: Jesús de pie, ataviado con túnica blanca, manto rojo, con sus brazos abiertos; mostrando los estigmas en pies y manos; en el pecho su corazón envuelto en llamas, se aprecia coronado por espinas.

 

SÁBADO 28

El Corazón Inmaculado de María

Santos: Ireneo de Lyon, obispo; Vicenta Gerosa, fundadora.

Vísperas I de la solemnidad: Todo propio. Tomo III: p. 1507. Para los fieles: p. 908. Edición popular: pp. 508 y 53 Memoria (Blanco)

EL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA, del latín, cor, "corazón", e inmaculatus, "sin mancha" y del arameo, "señora" (siglo XX). Pasados veinticinco años de las apariciones de la Santísima Virgen de Fátima en Portugal (1917), la Iglesia propaga, a partir de 1942 la devoción al Inmaculado Corazón de María; el Siervo de Dios S. S. Pío XII (1939-1958), consagra a la Iglesia y a la humanidad al Corazón mariano y en 1944 extiende esta festividad a la Iglesia universal, al día siguiente del Sagrado Corazón de Jesús. Esta continuidad de celebraciones es un signo litúrgico de la estrecha relación entre el Corazón del Redentor que se refleja y proyecta en el corazón de su Santísima Madre, quien es a la vez compañera y discípula. Esta conmemoración celebra una asociación cordial de la madre a la obra salvífica de su hijo Jesucristo, desde la Encarnación, hasta la muerte y gloriosa resurrección, unida al don del Espíritu Santo. En diciembre de 1925, la Virgen se le apareció en Fátima a sor Lucía (Martos), una de las videntes, diciéndole: "Yo prometo asistir a la hora de la muerte, con las gracias necesarias para la salvación, a todos aquellos que en los primeros sábados de cinco meses consecutivos, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen la tercera parte del Rosario, con intención de darme reparación". Iconografía: María Santísima de pie, ataviada con vestido rosa o blanco y manto azul, con sus brazos extendidos; en el pecho se contempla su Inmaculado Corazón, con la llama de amor hacia la humanidad y una corona de rosas.

JUNIO 29

SANTOS PEDRO Y PABLO, APÓSTOLES

Santos: Casio de Narni, obispo. Beata Salomé Niederaltaich, penitente. Solemnidad (Rojo)

SAN PEDRO Y SAN PABLO, del arameo: "piedra" y del latín: "pequeño", respectivamente (siglo I). Apóstoles. San Pedro: originario de Betsaida, Palestina, comparte el trabajo de pescador con su padre y su hermano, Andrés. Ambos hermanos son los primeros discípulos llamados por el Mesías. En Mateo (16,13-19), se encuentra este diálogo de Jesús con los Apóstoles: "¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?"... y entonces Pedro toma la palabra, en nombre de sus compañeros, y responde: "Tú eres el Hijo de Dios vivo", a continuación Jesús le nombra: "...Y yo te digo, tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia". Los Evangelios y los Hechos de los Apóstoles narran su obra y milagros. Muere crucificado en Roma; por humildad, pide que su cabeza sea colocada cerca del suelo, para no quedar igual que Jesucristo. Sepultado en la colina Vaticana. Iconografía: con vestimenta azul y dorada, con las llaves del Reino y tiara papal. Intercesor de cerrajeros y asuntos eclesiásticos del Vaticano. San Pablo: originario de Tarso, Turquía. Apasionado seguidor de la ley mosaica y perseguidor implacable de cristianos. Convertido en Damasco al escuchar la voz de Cristo (Hch 9,4). Realiza cuatro viajes para difundir la fe cristiana en Asia Menor, Grecia, Roma, Antioquía y, tal vez, España. Se le atribuyen trece Cartas o Epístolas, donde destaca su amor por Cristo. Muere decapitado en Roma. Iconografía: con túnica, libro y espada. Protector contra mordeduras de serpiente y patrono de cordeleros, por haber sido tejedor de redes. Acerca de estos mártires, san Agustín de Hipona (28 de agosto), en su Sermón No. 295, reflexiona: "El día de hoy es para nosotros sagrado, porque en él celebramos el martirio de los santos apóstoles Pedro y Pablo. No nos referimos, ciertamente, a unos mártires desconocidos. A toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje. Estos mártires, en su predicación, daban testimonio de lo que habían visto y, con un desinterés absoluto, dieron a conocer la verdad hasta morir por ella".

 

LUNES 30

Los primeros Santos Mártires de la Iglesia Romana

Santos: San Ladislao de Hungría, rey. Beato Basilío Velychkosky, mártir. Feria (Verde)

BEATO BASILIO VELYCHKOSKY, del griego, "principesco" "regio" (1903-1973). Mártir. Oriundo de Stanislaviv (actual Ivano Frankiysk), Ucrania. A los quince años es reclutado en la armada de Galizia, Ucrania, a fin de combatir en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Al finalizar ésta, ingresa en el Seminario en Lviv (1920). Se matricula en el Noviciado de la Congregación del Santísimo Redentor (Redentoristas), recibiendo la ordenación sacerdotal en 1925. Dos años más tarde es enviado a Stanislaviv para dirigir misioneros. A partir de 1928 reside en el Monasterio de Novel, entregado al trabajo misionero en Galizia, Vonhyn, Pidiashshia, Kholmy y Polissia, las cuales se separan de la Iglesia ucraniana para adherirse a la ortodoxa rusa. En 1935 es electo Superior y regresa al Monasterio de Estalaviv. Pese a la persecución en contra de la Iglesia ucraniana por parte de los soviéticos (a partir de 1939), lleva a cabo una magna procesión la cual atraviesa Stannislaviv, haciendo caso omiso de las intimidaciones. En 1941 trabaja entre los ucranianos ortodoxos de Kamianets-Podilskyi, y es acusado de colaborar con la resistencia nacional ucraniana y conminado a abandonar la ciudad. Se traslada a Ternopil (Ucrania) donde es superior del Monasterio de la Dormición. En 1945, es detenido en la citada ciudad donde, a cambio de su libertad, se le propone adherirse a la Iglesia Ortodoxa rusa; al no aceptar es encarcelado en Kiev y dos años después se le condena a muerte. La sentencia se le conmuta por diez años de prisión. Encarcelado padece maltrato, jornadas extenuantes de labor en el campo y en las minas rusas de Vorkuta. En 1955, es liberado y regresa a Lviv, donde de manera clandestina celebra Misa diaria, dirige ejercicios espirituales y es director espiritual de numerosos cristianos. En 1959, la Sede Apostólica lo nombra Obispo de la "Iglesia del Silencio". Por cargos relacionados con su ministerio es encarcelado de 1969 a 1972. Liberado, se le envía a Yugoslavia, luego a Roma y tiempo después a Winnipeg, Canadá, lugar donde fallece. Por los años de sufrimientos, injurias, maltrato y extenuantes trabajos, se considera mártir de la fe cristiana. Elevado a los altares por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 2001. Iconografía: con atavío episcopal greco romano ucraniano, báculo, crucifijo y, en el pecho un medallón de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona de los Redentoristas.