Dom

Lun

Mar

Mié

Jue

Vie

Sáb

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27
28

29

30
         

SÁBADO 1

Santos: Justino de Palestina, mártir; Bernardo, María y Gracia de Poblet, mártires. Beato Juan Bautista Scalabrini, fundador.

Vísperas I del domingo: 1a semana del Salterio. Tomo III: pp. 745 y 298. Para los fieles: pp. 472 y 398. Edición popular: pp. 13 y 465. Memoria (Rojo)

SANTOS BERNARDO, MARÍA Y GRACIA DE POBLET, del germánico, "guerrero taimado y audaz", del arameo, "señora" y del latín, "gracia, el ser agradable" respectivamente (1180?). Mártires. Son tres hermanos que profesaban la religión del Islam quienes vivieron en época de la dominación árabe en la península ibérica. El primero llamado Ben Amete, príncipe moro, vive en Carlet (Valencia, España) con sus padres y tres hermanos. Estudia en Valencia y recibe formación en la religión ma-hometana. Ingresa en la corte donde destaca por su inteligencia. En 1156, el monarca valenciano lo envía al frente de una expedición a Barcelona para tratar asuntos con el conde de la Ciudad Condal. A cruzar el río Ebro, el grupo se extravía internándose en un bosque donde pernoctan; por la noche escuchan música, siguen el sonido llegando al monasterio de Santa María de Poblet (Valencia), donde los monjes cantan alabanzas a María Santísima, para celebrar la solemnidad de la Asunción. Ben Amete, atraído por los piadosos varones, se convierte al cristianismo y es bautizado con el nombre de Bernardo; viste el hábito y es un admirable monje; ocupa el cargo de administrador, donde muestra su generosidad hacia los pobres. Algunos monjes inconformes con su actitud, se quejan ante el abad, diciendo que les falta lo necesario, éste supervisa la despensa dándose cuenta de que los víveres son suficientes. Como Bernardo no tiene noticia de sus familiares, quiere que éstos participen de su gozo y con autorización del superior, viaja a Carlet con el propósito de convertirlos. Al llegar a su destino, sus padres habían muerto y está a cargo del reino su hermano Almanzor, quien no acepta el cristianismo y considera una deshonra la conversión de Bernardo. En cambio, sus hermanas Zaida y Zoraida, se convierten a la fe cristiana y son bautizadas con los nombres de Gracia y María. Bernardo intenta llevarlas al convento cisterciense, pero al enterarse Almanzor lo amenaza y éste con las jóvenes huye hacia Alcira (Valencia). La tropa musulmana les da alcance y tratan de hacerlos apostatar, lo cual no sucede, por lo que al monje le clavan la cabeza en un árbol y a las hermanas se les decapita; en otras narraciones señalan que son descuartizadas. Fieles cristianos sepultan sus restos, iniciándose su veneración. Patronos de Alcira donde se honran sus reliquias. Años después, al ser liberada de los moros la península, el rey de Aragón Santiago I (1213-1276), manda edificar un templo en honor de los hermanos mártires. Iconografía: los tres con vestimenta de época, en sus manos la palma, alusiva a su sacrificio martirial.

 

DOMINGO 2

IX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Marcelino y Pedro de Roma, mártires; Eugenio 1, Papa. Beato Sadoc y compañeros, mártires. (Verde)

SAN EUGENIO I, del griego, "de estirpe noble" (657) Papa. Releva en el pontificado a san Martín I (649-655; 12 de noviembre), quien por intrigas políticas es destituido de su cargo en 653 y exiliado en Crimea, Ucrania, lugar en el que muere. Eugenio es de origen romano, y se ignoran datos anteriores a su elección pontificia el 10 de agosto de 654, en el sitio setenta y cinco después de san Pedro. Durante su ministerio pontificio enfrenta las intrigas del emperador bizantino a quien denuncia como responsable de la muerte de su antecesor. Pese a obstáculos por la situación sociopolítica que prevalece, inicia el restablecimiento de la Iglesia de Constantinopla (actual Estambul, Turquía), asunto que no logra. Instruye a los sacerdotes sobre la importancia de guardar la castidad. Fallece en la Sede Pontificia donde —como era habitual en su época— se inicia su veneración como santo.

 

LUNES 3

Santos: Carlos Lwanga y compañeros, mártires; Juan Grande, religioso; Clotilde de Francia, reina. Memoria (Rojo)

SANTA CLOTILDE DE FRANCIA, del germánico, "la que lucha con gloria" (545). Reina. Su vida la relata san Gregorio de Tours (539?-594; 17 de noviembre), en donde da cuenta de que es una virtuosa joven hija de Chilperico I, rey de los burgundios (habitantes primitivos de la actual Borgoña, Francia) quien es asesinado y la princesa encarcelada. En reclusión Clotilde se dedica a la oración. El pagano monarca Clodoveo I (466?-511), rey de los francos, la libera y se casa con ella en 493. Durante una de las continuas guerras que emprende el soberano, invoca al "Dios de Clotilde" para, con Él, lograr la victoria prometiendo convertirse si se escucha su ruego; de esta forma él y su imperio se convierte al cristianismo. La atormentada vida de la reina continúa al ser asesinado su marido y con las disputas de sus hijos. En 511 ingresa en el monasterio de Tours donde continúa su ejemplar vida de oración, penitencia ayuno y auxilio a la población necesitada. Entrega su alma en dicho lugar y el pueblo agradecido inicia su veneración. San Gregorio destaca que Clotilde es admirada por su gran generosidad, la pureza de su vida y sus largas y fervorosas oraciones. Iconografía: con atuendos de reina, con una iglesia en sus manos o en actitud orante.

 

MARTES 4

Santos: Quirino de Tívoli, mártir; Emma de Gurk, laica; San Felipe Smaldone, fundador. Feria (Verde)

SAN FELIPE SMALDONE, del griego, "aficionado o amigo de los caballos" (1848-1923). Fundador. Nace en Nápoles, Italia. Decide su vocación al sacerdocio, con especial consagración al auxilio de sus hermanos perseguidos y discriminados, en especial los sordomudos, lo que va a conducirle a dedicar todas sus fuerzas para hacer que éstos reciban una educación y capacitación que les permita trabajar y vivir dignamente. En 1871, es ordenado sacerdote en Nápoles. Atiende sin descanso ni temor, a los enfermos de la epidemia de peste que asola su ciudad. En 1885, en Lecce funda un Instituto para sordomudos (hombres y mujeres) y sienta las bases de la que será la Congregación de las Hermanas Salesianas de los Sagrados Corazones; posteriormente funda el Instituto de Bari (1897). Se le condecora con la Cruz Pro Ecclesia et Pontífice y las autoridades civiles le otorgan una Encomienda por su labor en beneficio de la comunidad. Tras penosas enfermedades, entrega su alma en Lecce. El papa emérito Benedicto XVI lo canoniza el 15 de octubre de 2006.

 

MIÉRCOLES 5

Santos: Bonifacio de Alemania, mártir; Doroteo de Tiro, obispo. Beato Sancho o Sancio de Córdoba, mártir. Memoria (Rojo)

BEATO SANCHO O SANCIO DE CÓRDOBA, del latín Sanctius, gentilicio de Sanctus "el que pertenece a Sanctus" (851). Mártir. Sus datos se pierden en la oscuridad del tiempo; al parecer es originario de Albi, Francia. Recibe formación en la fe de Cristo; algunos relatos indican que las lecciones y palabras de san Eulogio de Córdoba (11 de marzo) —quien narra su martirio— permiten que fortalezca su fe. Es perseguido por los paganos hasta ser aprehendido durante una batalla en Córdoba, España. Conducido a la corte de los moros, donde se le adiestra e integra al ejército del emir. Se pretende que profese la religión musulmana y por negarse, el emir Abderraman II (Abd al-Rahman II; 822-852) manda que lo martiricen, muriendo empalado. Algunas narraciones indican que posterior a este suplicio es quemado en la hoguera. Piadosos cristianos testigos de su sacrificio y de la firmeza de su fe, inician su culto. Es también conocido por la traducción al italiano de su nombre: Sancio de Córdoba.

 

JUEVES 6

Santos: Norberto de Magdeburgo, fundador; Marcelino Champagnat, fundador; Paulina de Roma y compañeros, mártires. Feria (Verde)

SANTA PAULINA DE ROMA y compañeros, del latín, diminutivo femenino de Pablo, "pequeña", (302?). Mártires. De origen romano es hija de Artemio y Cándida. Los datos fidedignos registrados en el Martirologio Romano, le otorgan esta fecha para su conmemoración con fundamento en la Pasión de Pedro y Marcelino (2 de junio), santos romanos martirizados en torno al año 304. Se relata que Artemio, siendo custodio de la prisión donde se encuentran dichos mártires, tiene una hija poseída por el demonio, Pedro le promete sanar a su hija si se convierte al cristianismo. Artemio se niega creyendo que el cristiano está desequilibrado. Más adelante, cuando atestigua un milagro realizado por Pedro, se convierte a la fe de Cristo junto con su esposa Cándida y su hija Paulina, quien es sanada. Por ser cristianos Artemio, Cándida y Paulina, son arrestados y condenados a muerte; Artemio es decapitado. Cándida y Paulina tienen un siniestro final al ser arrojadas a un pozo seco o fosa conocido como "Tullianum" (o "Cárcel Mamertina"), lugar oscuro y húmedo donde los ahí arrojados mueren en vida, por inanición, rodeados de cadáveres, los cuales se cubrían al paso del tiempo por un cúmulo de piedras, para que a su vez fueran arrojados otros condenados al mismo suplicio. Se indica que unos piadosos cristianos testigos de la tragedia, recuperan los cadáveres, dándoles sepultura. Los cuerpos de Artemio y Paulina se llevan a la Basílica de San Pancracio de la Vía Aurelia y el de Cándida a una iglesia de la vía Portuense. Su culto se pierde en los anales de la historia. Antiguas tradiciones narran que en el "Tullianum" estuvieron prisioneros los santos apóstoles Pedro y Pablo (29 de junio). El tétrico lugar es transformado en lugar de culto en honor a los mártires cristianos de los primeros tiempos, por instrucciones del pontífice san Silvestre I (314-335, 31 de diciembre) y en 314 dedicado a san Pedro encarcelado (Pietro in Vincoli). Iconografía: en un cuadro del siglo XIX, del pintor Gabriel Guay, que se exhibe en el Museo del Palacio Vergara, en Chile, queda inmortalizado el momento en el que la joven Paulina, con ropa de época, es descendida por los verdugos al "Tullianum", donde en el piso se ven varios cadáveres.

 

VIERNES 7

El Sagrado Corazón de Jesús

Santos: San Roberto de Newminster, abad. Beata María Teresa de Soubírán, fundadora. Solemnidad (Blanco)

EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, del latín cor = corazón, en sentido figurado: centro, ánimo, amor, valor; y del hebreo Yeoshúah, Josué = Jesús, "Dios salva" (siglo XVII). El Evangelio de san Juan, relata la crucifixión y la lanzada que Cristo recibe en la cruz, constituyendo el fundamento bíblico de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, recordando las palabras "miraran al que traspasaron" (Jn 19, 37). Entre 1673 y 1675 Jesús se hace presente a la religiosa —hoy santa— Margarita María de Alacoque (16 de octubre), en 4 manifestaciones en las que revela el inmenso amor que su corazón profesa a la humanidad, haciendo promesas de salvación a sus devotos. El beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero), instituye esta devoción a la Iglesia universal en 1856. El venerable pontífice Pío XII (1939-1958) en el documento Sobre el Culto al Sagrado Corazón de Jesús, pondera y propaga su veneración (1956); Pablo VI (1963-1978) en la carta Investigabiles divitias Christi, la califica de noble y digna. El beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en las encíclicas Redemptor Hominis (1979) y Dives in Misericordia (1980), contempla a Jesucristo desde la perspectiva de su Corazón y el amor misericordioso del Padre. En mayo de 2011, el papa emérito Benedicto XVI (2005-2013), durante la vigilia de oración con los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud en Cuatro Vientos, Madrid, España, consagra a los jóvenes al Sagrado Corazón de Jesús con una oración de la cual reproducimos un fragmento: "Señor Jesucristo, Hermano, Amigo y Redentor del hombre, mira con amor a los jóvenes aquí reunidos y abre para ellos la fuente eterna de tu misericordia que mana de tu Corazón abierto en la Cruz". La iconografía representa a Jesucristo con túnica blanca, manto rojo, heridas en manos y pies y en el pecho muestra su corazón con las llamas del amor divino y coronado con espinas de dolor, con sus brazos abiertos para recibir a la humanidad.

 

SÁBADO 8

El Corazón Inmaculado de María

Santos: Medardo de Noyon, obispo; Guillermo de York, obispo.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo III: pp. 880 y 332. Para los fieles: pp. 555 y 399. Edición popular: pp. 108 y 466. Memoria (Blanco)

EL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA, del latín, cor, "corazón", e inmaculatus, "sin mancha" y del arameo, "señora" (siglo XX). El evangelista san Lucas narra algunos momentos que María guarda en su Inmaculado Corazón: la alegría de la Anunciación (1, 26-28); el asombro de la Encarnación, siendo virgen (1, 29-35); la angustia por el niño Jesús extraviado (2, 41-45) y el desconcierto por su respuesta al encontrarlo con los Doctores de la Ley (2,46-51) y deja entrever la meditación sobre la vida de su sagrado Hijo, en muchos otros pasajes. Antecedentes remotos de esta devoción parten del año 1643, como práctica privada; sin embargo, fue hasta 1668 cuando en Francia se confirma esta festividad con carácter local. Hacia 1805 la Congregación de Ritos de la sede pontificia concede la celebración a los países que lo solicitan y la misma aprueba textos con restricciones (1855). La difusión y esplendor de esta devoción surgió en 1942 en el 25 aniversario de las apariciones de Fátima (Portugal), cuando el venerable pontífice Pío XII (1939-1958) consagra al Corazón Inmaculado de María a la Iglesia y al género humano y en 1944 extiende la conmemoración a todo el mundo fijándola el 22 de agosto, ocho días después de la Asunción. Las reformas al Calendario Litúrgico la instituyen en sábado, al día siguiente de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. San Juan Eudes (19 de agosto) asevera: "Este Corazón que no solamente es el principio de la vida del Niño Jesús, sino que además es el origen de la sangre virginal de la que su humanidad sagrada fue formada en las entrañas de su Madre (...) este Corazón que es la parte más noble y la más venerable de este cuerpo virginal, que dotó de un cuerpo al Verbo eterno; este Corazón principio de la vida de nuestra Cabeza es, por consecuencia, principio de la vida de sus miembros". Iconografía: María de pie, con vestido rosa o blanco, manto azul, con las manos extendidas; en el pecho su corazón con la llama de amor rodeado por rosas.

 

DOMINGO 9

X DOMINGO ORDINARIO

Santos: Efrén "el Sirio", Doctor de la Iglesia; Primo y Feliciano de Roma, mártires. Beato José Anchieta, presbítero. (Verde)

SANTOS PRIMO Y FELICIANO DE ROMA, del latín, "primero" y "feliz", respectivamente (287). Mártires. Son dos hermanos de origen romano, hijos de célebre familia cristiana. Sus biografías indican que viven en la época del monarca Diocleciano (284-305), tenaz perseguidor de cristianos. Durante varios años efectuaron las prácticas cristianas, sin embargo, ya de edad avanzada
se les captura; se cuenta, que un ángel los libera de prisión. Al poco tiempo, otra vez se les arresta y se les conduce ante el pretor quien, con el fin de vencer su fidelidad al Dios verdadero, los encierra en diferentes celdas. En vano intenta que Feliciano rinda culto a los falsos dioses. A continuación, llama a Primo, diciéndole: "Imita la prudencia de tu hermano: ha obedecido a los emperadores, y ahora está colmado de honores". A lo que el cristiano responde: "Un ángel me ha hecho saber lo que le ha sucedido a mi hermano. ¡Ojala sea yo digno de participar de su martirio!". Los paganos continúan conminándoles a adorar a los ídolos y por no aceptar, se les somete a múltiples tormentos. Por último, se les arroja a las fieras, pero —se dice— que éstas los respetan. Lo anterior provoca conversiones entre los testigos del hecho, por ello las autoridades ordenan sean decapitados. Su veneración se pierde en la memoria de los tiempos. El ejemplo de estos ancianos hermanos, invita a tener un santo temor a Dios, que es todopoderoso y justo, a quien se debe amar, por sobre todas las cosas. También el temor a que el pecado nos prive de su vista en la eternidad, lo cual se convertiría en un infierno. El pontífice Teodoro I (642-649), en el año 648 trasladó los restos de ambos santos a la Iglesia romana de San Esteban, y los deposita bajo el altar erigido en su honor (Liben Pontificalis, I, 332), donde reciben culto. Iconografía: los dos de edad avanzada, barbados y cabello cano, con túnica de época, en sus manos llevan la palma en relación a su sacrificio, en aras de la fe.

 

LUNES 10

Santos: Landerico de París, obispo. Getulio de Roma y compañeros, mártires. Beato Eduardo Poppe, presbítero. Feria (Verde)

BEATO EDUARDO POPPE, del anglosajón, "el guardián de la propiedad (1890-1924). Presbítero. Nativo de Moerzeke, Bélgica, es el tercero de once hermanos, hijo de padres fervorosos y de condición humilde. Ingresa en el seminario belga de San Nicolás en Waals (1909), donde es ejemplar seminarista, expresando el propósito de: "...realizar del modo más perfecto la voluntad de Dios". Hace su servicio militar en Lovaina, a la vez que sus estudios de filosofía en la Universidad católica de dicha ciudad (1910), realizando su apostolado de propagar la devoción a María Santísima y a la Eucaristía. Cuando inicia la Primera Guerra Mundial (1914-1918) es reclutado para dar servicio como enfermero unido al equipo de la Cruz Roja; manifestando inmensa caridad y entrega, hasta que enferma. Al recuperarse, aún en el ejército, recibe la ordenación sacerdotal. En 1916 inicia su ministerio como vicepárroco del templo de Santa Coleta en Gante, Bélgica, ubicada en un barrio de obreros. En su ministerio demuestra espíritu de servicio socorriendo a los necesitados, brindando auxilio espiritual a los agonizantes y con un especial cariño a los niños. Pasa prolongadas jornadas de oración ante el Santísimo Sacramento, fortaleciéndose física y espiritualmente. Los métodos apostólicos que emplea se anticipan a su época, con la organización de asociaciones de sacerdotes y de laicos, de un Círculo del Catecismo y una Liga de la Comunión; también es innovador litúrgico y catequético. Se distingue como vehemente predicador e incansable confesor. En 1922, viaja a Leopoldsburg (Limburgo), Flandes, Bélgica, donde se encarga de los seminaristas y religiosos que realizan el servicio militar. Conoce el Tratado de la verdadera devoción a María, de san Luis Grignon de Montfort (28 de abril), e inspirado en éste reafirma su conocimiento y amor a la Santísima Virgen. Un padecimiento cardiaco mina su salud y le condena a permanecer sentado; sin embargo, desde su sillón entre 1920 y 1924, escribe: La dirección espiritual de los niños, Guardar los trabajadores, Eucaristía, parroquia, apostolado, Método educativo Eucarístico, El amigo de los niños, entre otros escritos. Después de su deceso se publican cuatro obras más. Muere en el Monasterio de Moerzeke-lez-Dendermonde, Bélgica. Elevado a los altares en 1999, por el beato Juan Pablo II (1978-2005). Iconografía: en la celebración Eucarística revestido con alba y estola, en sus manos muestra el cáliz y la Hostia Consagrada.

 

MARTES 11

Santos: Bernabé, apóstol; María Rosa Molas, fundadora. Beato Máximo de Nápoles, obispo. Memoria (Rojo)

SAN BERNABÉ, del arameo, "hijo del consuelo" (70?). Apóstol y mártir. Según lo escrito en los Hechos de los Apóstoles es judío de la tribu de Leví (levita), originario de Chipre, Grecia; su nombre es José, pero por sus cualidades los Discípulos lo llamaron Bernabé (Hch 4,36). Los Hechos de los Apóstoles (4,37) relatan que: "poseía un campo, lo vendió, y puso el dinero a disposición de los Apóstoles", dando así ejemplo de generosidad a la comunidad apostólica, con la aportación económica obtenida de la venta de sus tierras. En el citado libro se destaca el prestigio del apóstol entre sus compañeros al introducir en su comunidad a san Pablo, después de su conversión: "Cuando [Pablo] llegó a Jerusalén, trato de unirse a los discípulos, pero todos le tenían desconfianza porque no creían que también él fuera un verdadero discípulo. Entonces Bernabé, haciéndose cargo de él, lo llevó hasta donde se encontraban los Apóstoles, y les contó en qué forma Saulo había visto al Señor en el camino, cómo le había hablado, y con cuánta valentía había predicado en Damasco en el nombre de Jesús" (Hch 9,26-27). Es compañero del Apóstol de los gentiles en sus viajes por Asia Menor. La Iglesia de Jerusalén le envía en misión evangelizadora a Antioquía —antigua ciudad turca—, convirtiendo este lugar en su centro de evangelización (cfr. Hch 11,22). Se le atribuyen dos obras apócrifas: Hechos y Evangelio de Bernabé. Es lapidado en la isla de Salamina, Grecia. Cabe señalar que aun cuando Bernabé no forma parte del grupo de los Doce elegidos por el Señor, la Iglesia le ha otorgado el título honorífico de Apóstol y está considerado entre los 72 que Cristo envía a misionar (Lc 10,1). Su nombre está incluido en el Canon de la Santa Misa. Iconografía: hombre de mediana edad, con barba, ataviado con túnica de época, como atributo, piedras alusivas a su martirio.

 

MIÉRCOLES 12

Santos: Onofre de la Tebaida, ermitaño; León III, Papa; Nabor y Nazario de Roma, mártires. Feria (Verde)

SAN LEÓN III, del latín, leo "león" (816). Papa. Nacido en Roma. Algunos hagiógrafos citan que recibe educación en la escuela pontificia de Letrán y gana renombre por su piedad e inteligencia. Sin pormenores se le ubica como cardenal de Santa Susana y ocupante de un cargo en la Santa Sede. Es electo papa en 795, en el orden 96 después de san Pedro. El monarca Carlomagno (742-814) le otorga su apoyo y el tesoro obtenido en la guerra contra los ávaros (pueblo nómada de Eurasia); el cual destina para obras de beneficencia y reconstrucción de templos. Es víctima de un cruel atentado contra su vida, del cual milagrosamente sale vivo. Huyendo de los criminales solicita refugio con el citado emperador en Paderborn, Alemania. Después de su total recuperación el rey designa una escolta y le envía de regreso a Roma, donde es bien recibido y aclamado por el pueblo. En la santa Sede corona a Carlomagno rey de los francos (800), con este acto se reconstituye el imperio de Occidente, conocido como Sacro Imperio Romano. En unión con Carlomagno combate la herejía del adopcionismo (la cual afirma que Jesús es un ser humano, elevado a la calidad divina por designio de Dios por su adopción, al momento de nacer, en alguna etapa de su vida o, incluso, después de su muerte). El año 809 introduce en el Credo la fórmula qui ex Patre Filio- que procedit (que procede del Padre y del Hijo) relativa al Espíritu Santo. Extiende y consolida la influencia de la Iglesia por diversas partes de Europa y destaca como conciliador de intereses políticos y religiosos. Funda la escuela Palatina, antecedente de la Universidad de París, apoya a los pobres y es benefactor del arte. A la muerte de Carlomagno sus enemigos atentan, sin éxito, contra su vida. Muere en la sede pontificia. Canonizado por Clemente X (1670-1676), en 1673.

 

JUEVES 13

Santos: Antonio de Padua, Doctor de la Iglesia; Eulogio de Alejandría, obispo. Beata Mariana Biernacka y compañeros, mártires. Memoria (Blanco)

SAN ANTONIO DE PADUA, del latín o etrusco, "de la familia Antonia" (1195-1231). Nace en Lisboa (Portugal), en el seno de una familia noble y cristiana, bautizado con el nombre de Fernando. Recibe educación en la escuela de la Catedral portuguesa, ahí se inicia en liturgia, Letras Sagradas, música y matemáticas, entre otras materias. Varias de sus biografías, coinciden en que Antonio, pudo superar las seducciones de la corte y en su juventud conservando su castidad y decide abandonar la frivolidad mundana para consagrarse a Dios. Se une con los Canónigos Regulares de San Agustín en la canónica de san Vicente de Fore. En 1219, ya ordenado sacerdote, ingresa en la orden franciscana, habiendo renunciado a una vasta herencia paterna. Con el fin de evitar el asedio de parientes y amigos cambia su nombre por el de Antonio, desconcertando acerca de su residencia la cual fija en el alejado monasterio portugués de Coímbra. El propio fundador Francisco de Asís (4 de octubre) le envía a misionar a Marruecos, África, donde es infectado por la "fiebre malaria", por lo que regresa a su patria. Por su vida ejemplar la feligresía lo ama y los pobres y necesitados ven en él a un protector. Predica en Italia y Francia; combate a los herejes albigenses; destaca por la vehemencia de su oratoria. Siempre alerta a su audiencia que: "El peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree". Es reconocido como taumaturgo (persona admirable en sus obras y que realiza hechos prodigiosos). Su obra escrita comprende: Sermones Dominicales y Sermones in Solemnitatibus Sanctorum, que contienen su pensamiento y doctrina, dedicando seis sermones a la María Santísima. Expira en Padua, Italia, lugar donde se conservan sus reliquias. Canonizado en 1232 por Gregorio IX (1227-1241). Sixto V (1585-1590) difunde su memoria a la Iglesia universal. El venerable Pio XII (1939-1958) lo proclama Doctor Evangélico en 1946. Iconografía: de pie con hábito franciscano, el Niño Jesús en brazos (a quien recibe en un éxtasis), una azucena (pureza) y el Evangeliario, en alusión al contenido evangélico de sus sermones. Se le ha nombrado el "Santo del mundo" ya que es el santo más conocido y venerado del mundo católico.

 

VIERNES 14

Santos: Eliseo, Profeta; Anastasio, Félix y Digna de Córdoba, mártires. Beato Ricardo de Vannes, abad. Feria (Verde)

SANTOS ANASTASIO, FÉLIX Y DIGNA DE CÓRDOBA, del griego, "resurrección", del latín, "feliz" y "digno, merecedor", respectivamente (853). Mártires. Aunque los hagiógrafos muestran divergencias cuando redactan la vida de los santos mártires, la mayoría de las biografías coinciden en señalar lo siguiente: ANASTASIO, nace en Córdoba, es sacerdote y su deseo de perfeccionar su vida religiosa lo lleva a ingresar al doble monasterio cordobés de Tavana. FÉLIX, sacerdote formado en Asturias, se traslada para continuar su vida religiosa al citado monasterio originario de Alcalá de Henares. Al conocer la noticia del martirio de su maestro san Fandila (13 de junio), se presentan Anastasio y Félix ante Muhammad I, emir independiente (852 a 886) de al-Andalus (Córdoba), para acreditarse como cristianos y reprocharle el asesinato de su maestro; por respuesta el gobernante ordena que los arresten y les condena a ser decapitados. DIGNA, joven mujer originaria de Córdoba, recibe el hábito religioso en Tavana; igual que Anastasio y Félix recibe formación por parte de san Fandila. Al conocer los asesinatos de sus compañeros y de su maestro, se enfrenta con coraje al emir reclamando sus crímenes, por lo que es degollada. Una antigua leyenda cita que los cuerpos de los tres mártires son quemados y sus cenizas arrojadas al río Guadalquivir, con la finalidad de evitar su veneración. Los tres están incluidos en el Martirologio Romano de la orden benedictina y se les asigna su memoria el día de hoy.


SÁBADO 15

Santos: Vito, Modesto y Crescencia de Nápoles, mártires; Germana Cousin, laica. Beata Albertina Berkenbuck, laica.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio. Tomo III: pp. 1019 y 370. Para los fieles: pp. 642 y 400. Edición popular: pp. 202 y 467. Feria (Verde)

SANTA GERMANA COUSIN, del latín, "la mujer de la lanza" (1579?-1601). Laica. También conocida como Germana de Pibrac, lugar donde nace en Francia; los detalles de vida familiar son mínimos; inclusive se dice que es una "Santa sin historia". Francois Veuillot escribe su biografía, con relatos de vecinos y personas de la época. Nace con malformaciones físicas, impedida para mover la mano derecha, y en el cuello presentaba escrófula —del latín scrofulae, paperas—, caracterizada por una protuberancia supurante de los ganglios linfáticos, principalmente cervical, la cual en su tiempo es considerada contagiosa y resulta desagradable a la vista. Aún pequeña queda huérfana de madre, su padre contrae nuevas nupcias y la madrastra nunca tiene consideración de Germana. Por sus padeci-mientos se le aparta de la casa paterna y se le confina al establo, donde cuida del rebaño. Una "antigua trabajadora de la familia" le enseña conceptos básicos de la fe católica, los cuales siendo adolescente transmite a los niños, a la vez que les proporciona el cariño del que ella carece. Su bondad es notable al repartir los pocos alimentos que recibe, entre los menesterosos; hay días que solo come pan y agua. Su madrastra la maltrata y en ocasiones la golpea. Desde niña reza el rosario, asiste a la Misa diaria y pese a dejar solo el rebaño nunca se lo roban. El resto de sus días, vive plena de piedad, mansedumbre y humildad; hace el bien con su ejemplo de servicio, cordialidad, soportando sus enfermedades en silencio, hasta su deceso en su tierra natal. Hechos milagrosos son recopilados por el biógrafo después de la muerte de Germana, como la visión de tres viajeros quienes relatan que al dirigirse una noche a Pibrac, ven desde el camino una intensa luz, de la que unos ángeles bajan a una casa; posteriormente observan que los mensajeros divinos se elevaban llevando consigo a una muchacha, vestida de luz y coronada con flores. Al llegar al pueblo se enteran de la muerte de Germana. Es sepultada en la iglesia del lugar y olvidada hasta 1644 cuando se descubre su cuerpo incorrupto, iniciándose curaciones y milagros entre la gente que solicita su intercesión. Canonizada por el beato Pío IX (1846-1878; 7 de fe-brero) en 1867. Iconografia: de aspecto juvenil, con sencilla vestimenta, pastoreando el rebaño, en actitud orante. Intercesora de personas segregadas, discapacitados, pastores y de los niños víctimas de abusos.

 

DOMINGO 16

XI DOMINGO ORDINARIO

Santos: Ciriaco y Julita de Turquía, mártires; Lutgarda de Tongres, religiosa. Beata María Teresa Sherer, cofundadora. (Verde)

SANTOS CIRIACO o QUIRICO Y JULITA DE TURQUÍA, del griego, "señorial" y del latín, derivado de Julia, Iulius, "de Júpiter", respectivamente (siglo w). Mártires. Julita es madre de Ciriaco un pequeño de corta edad, que viven en Licaonia, Turquía. Aunque sus datos se ven inmersos en la leyenda, cabe destacar que historiadores como Baronio, san Beda "el Venerable" (25 de mayo) y Ruinart, comentan sobre los mártires y los incluyeron en Actas, basados en los miles de cristianos asesinados en aras de la fe durante la persecución de Diocleciano (284-305). La existencia de estos mártires, se confirma por la devoción y culto inmemorial, profesado en especial en Asia Menor, Siria, Palestina y su difusión en Europa. Esta joven dama y su pequeño son martirizados en Tarso (Turquía) a inicios del siglo IV, sufriendo crueles torturas que les provocan la muerte; antiguos relatos indican que son decapitados. Una tradición indica que el emperador Carlomagno (142-814), tiene una visión en la que ve al pequeño Ciriaco, quien le pide un velo e impide lo ataque un furioso jabalí. Luego el obispo de Nevers (Francia) "interpreta" dicha visión: el "velo" será la restauración del techo de la catedral dedicada a san Ciriaco en esa diócesis; por cuanto al animal identificado con un "jabalí", no se expresa el significado. La veneración se propaga a partir de la Edad Media y el Martirologio Romano registra en esta fecha su conmemoración. Esta bella historia de amor maternal, señala como Julita, sin separase de su hijo, es asesinada por no apostatar, además cómo el niño, con inocencia angelical, permanece con su madre hasta tener el trágico final, que los conduce a la gloria celestial. Iconografía: Julita de aspecto joven, con túnica de época, sostiene en sus brazos a Ciriaco o Quirico, o bien lo lleva caminando.

 

LUNES 17

Santos: Blasto y Diógenes de Roma, mártires; Ismael, patriarca; Alberto Chmielowski, fundador. Feria (Verde)

SANTOS BLASTO Y DIÓGENES DE ROMA, etimología desconocida; y del griego, "generado por Zeus" (303?). Mártires. Pertenecen a un grupo de 262 cristianos romanos, cuya fecha precisa de muerte queda registrada, por lo numeroso de las víctimas durante las persecuciones de Diocleciano (284-305). El Martirologio Romano hace constar en Actas, que son masacrados en la Antigua Vía Salaria de Roma, en el sitio conocido como lugar de las Siete Palomas, con lo que se da fe de su existencia y sacrificio martirial en aras de la fe. BLASTO es oficial al mando del prefecto Claudio, siendo sentenciado a muerte al descubrirse que se ha convertido al cristianismo en el año 269; los datos se registran en las Actas del martirio de san Valentín de Roma (14 de febrero). DIÓGENES, se ha conservado la inscripción de la lápida de su sepulcro, en virtud de haber sido violada su tumba hacia el año 536. Los cadáveres de ambos mártires son sepultados en el templo de San Juan del Mar en la Vía Salaria. El pontífice san Pascual I (817-824; 11 de febrero) manda trasladar los restos de más de 2300 cuerpos de mártires de los inicios del cristianismo, descubiertos en las catacumbas, a la Basílica de Santa Práxedes, en la Ciudad Eterna; entre ellos parte de los restos de Blasto y Diógenes; otras reliquias de ellos se localizan en el templo de San Marcelo de la Vía Lata (Roma), de acuerdo a una inscripción descubierta durante los siglos XI-XII.

 

MARTES 18

Santos: Amando de Burdeos, obispo; Isabel Shonau, abadesa. Beata Hossana u Osana de Mantua, laica. Feria (Verde)

SAN AMANDO DE BURDEOS, del latín, "que ama" (431?). Obispo. Se desconoce su origen familiar y sitio de nacimiento. San Paulino de Nola (junio 22), hijo espiritual del santo escribe sus datos biográficos en diversas Cartas señalando que desde pequeño tiene contacto con las Sagradas Escrituras y es discípulo de san Delfino obispo de Burdeos (24 de diciembre) de ambos adquiere sabiduría y el estilo de vida que le caracterizaría. El santo prelado le ordena de sacerdote y emplea en su diócesis. Amando sucede en la silla arzobispal a san Delfino (404?), distinguiéndose por su celo pastoral, la evangelización de los pueblos paganos y el combate sin tregua al priscilianismo (herejía manifestada en la segunda mitad del s. iv, que niega —entre otras cosas— el dogma de la Santísima Trinidad; afirma que el demonio ha creado el mundo y está influenciada por un contenido astrológico). En busca de la perfección espiritual abdica a favor de san Severino (21 de octubre); sin embargo, al poco tiempo éste muere y Amando acatando las demandas del pueblo y de la Iglesia retoma el obispado. Bautiza y educa en la fe a san Paulino de Nola, creándose entre ambos una entrañable amistad. Mantiene correspondencia epistolar con san Jerónimo, Doctor de la Iglesia (30 de septiembre). "Si queréis ver obispos dignos de Dios sólo tendréis que mirar a (...) Amando de Burdeos", escribe san Gregorio obispo de Tours (17 de noviembre), citando las palabras de san Paulino. Su cuerpo reposa en la iglesia de San Severino de París, Francia. Su culto es ancestral.

 

MIÉRCOLES 19

Santos: Romualdo de Ravena, fundador; Juliana de Falconieri, fundadora; Protasio y Gervasio de Milán, mártires. Feria (Verde)

SANTA JULIANA DE FALCONIERI, del latín patronímico de Iulius, "celestial", "divino" (1271?-1341). Fundadora. Nace en Florencia en noble cuna. Hija única de Chiarissimo y Riguirdata Falconieri. Se dice que desde niña se le oye citar los nombres de Jesús y de la virgen María; al crecer pasa mucho tiempo en la iglesia postrada ante el altar orando. Siendo aún muy joven, muere su padre y su tío San Alejo (Alexis) Falconieri (17 de febrero) —uno de los Siete santos fundadores de la orden de los Siervos de María (servitas)—, queda como su tutor; se cuenta que después de un tiempo de tratar a Giuliana, dice a su madre: "Dios no sólo te dio una hija, sino que te regaló un verdadero ángel". Toda su vida es acompañada por serias enfermedades gástricas las cuales enfrenta con fe y entereza. A la edad de quince años define su vocación e ingresa como terciaria a la orden de los Siervos de María, teniendo como director espiritual a san Felipe Benicio (23 de agosto). Por problemas de salud permanece en casa, llevando una vida conventual, como cualquier religiosa. Su ejemplo de rectitud, carisma y espíritu de servicio a Dios y al prójimo motivan a varias jóvenes a unirse a Juliana en su cruzada a favor de los necesitados formando una verdadera congregación, la cual establece una Regla basada en la de los servitas creándose las Hermanas de la Orden de los Siervos de María. Su fecunda obra se expande y son solicitadas en diversas comunidades para atender las necesidades espirituales y materiales de éstas; por llevar una pañoleta sobre su cabeza como parte de su hábito, el pueblo les llama "mantelatas". Por humildad rechaza la postulación de superiora, pero por amor y en atención a sus hermanas espirituales, finalmente, acepta. Dirige el instituto con sabiduría, prudencia, bondad y firmeza por 35 años, afrontando las dificultades con fe y puesta su confianza en la divina misericordia. En los últimos años de su vida, los problemas estomacales aumentan, al grado de no soportar alimentos sólidos; lo único que lamenta de este mal es no poder recibir la Sagrada Eucaristía. Pasa horas rezando en sufragio de los pecadores y sus virtudes y fama de santidad son conocidas y admiradas por religiosas y seglares. Antes de morir y ante la imposibilidad de comulgar, solicita le faciliten una hostia la cual pone sobre su pecho y expira. Las religiosas que preparan su cuerpo antes de sepultarla afirman que sobre su pecho se incrusta la sagrada forma. El pueblo acude a su sepulcro y confirma su cercanía a Dios ya que a través de su intercesión se realizan numerosos milagros. Canonizada en 1737. Se le invoca para los males gástricos. Iconografía: con hábito de la orden servita, una hostia sobre su pecho y un lirio, símbolo de pureza y castidad.


JUEVES 20

Santos: Gobano de Neustria, eremita; Silverio I, Papa y mártir; Adalberto de Magdeburgo, obispo. Feria (Verde)

SAN ADALBERTO DE MAGDEBURGO, del germánico, "el que brilla por la nobleza de su estirpe" (910?-981). Obispo. Algunos hagiógrafos sitúan su nacimiento en la región francesa de de Lorena. No se cuenta con ningún dato acerca de su familia ni primeros estudios. La reseña de su vida inicia cuando siendo monje benedictino en la abadía de Saint Maximin, de Tréveris, Alemania y por sus virtudes es comisionado por el monarca Otto I "el Grande" para atender la solicitud de la princesa santa Olga de Kiev (11 de julio) de enviar sacerdotes a fin de cristianizar a su pueblo. Una vez empezada su evangeli-zación, Svyatoslav, hijo pagano de la princesa, derroca a su madre e inicia una persecución contra los misioneros cristianos; algunos —entre ellos Adalberto— logran salvar sus vidas, en tanto que otros son cruelmente asesinados. El santo varón regresa a Maguncia, Alemania, llevando consigo su prestigio de fidelidad a Cristo y ejemplar vida; se le incorpora a la Corte imperial, permaneciendo cuatro años; durante este periodo muchos nobles escuchan sus sermones y ven su vida, motivándose, con ello, para rectificar su estilo de vida. El monarca designa a Adalberto abad del monasterio de Weissenberg, donde se distingue por su sapiencia y eleva el nivel religioso y cultural de su comunidad. Destaca el haber indicado a sus monjes el llevar un registro de las actividades del monasterio y de la comunidad civil, crónicas que aún se conservan y son valioso elemento para conocer la vida de esos tiempos. Funda otros monasterios y su renombre como hombre santo traspasa los muros conventuales. En 968, el pontífice le nombra obispo de Magdeburg, con jurisdicción más allá del río Elba, al territorio del pueblo eslavo. Como jerarca establece tres diócesis, vela por el cumplimiento de las normas de vida cristiana y protege a su grey; motiva a sus clérigos a elevar su preparación y a evangelizar sin descanso. Después de trece años de intensa labor y ejemplar vida entregó su alma. Se le conoce como el "Apóstol de los eslavos" (grupo étnico repartido en esa época, por Europa oriental y central, la península de los Balcanes y hasta los Montes Urales en Asia). Su culto es inmemorial. Iconografía: atavío común episcopal, mitra, báculo y capa pluvial.

 

Viernes 21

Santos: Luís Gonzaga, religioso; Anton Maria Swartz, fundador. Beata Elena Kafka, mártir. Memoria (Blanco)

BEATA ELENA KAFKA, del griego, "la brillante", "la resplandeciente" (1894-1943). Mártir. Hija de padres católicos, con escasos recursos económicos, originaria de Hussowitz, Moravia (región de la actual República Checa); bautizada con el nombre de Elena. Por su precaria situación, desde niña trabaja en el servicio doméstico y después como obrera. Cerca de 1914 decide consagrarse a Dios en la vida religiosa e ingresa, a la congregación de Hermanas Franciscanas de la Caridad Cristiana en Viena, eligiendo el nombre de María Restituta. Su voluntad para servir a Dios en el servicio al prójimo, le permite capacitarse, y se desempeña como enfermera destacando por su entrega en diversos hospitales de Alemania y Austria, en plena Primera Guerra Mundial (1914-1918). Después, el hospital de Möldling (Austria), donde es admirada por su paciencia, caridad en el trato y atención hacia los enfermos (1919). Cuando el dominio del partido nacionalsocialista (nazi) llega a ese país, las persecuciones y los ataques contra la Iglesia y los católicos son frecuentes y encarnizadas; la hermana Restituta al encontrar mayores obstáculos y sin acobardarse, se opone a retirar del hospital los crucifijos y en su lugar colocar la esvástica (emblema del nazismo); asimismo, se niega a difundir una "Canción del soldado". Al poco tiempo es detenida por la Gestapo en 1942 y encarcelada bajo condiciones infrahumanas, hasta que muere decapitada al año siguiente. Por su fidelidad a Cristo, es elevada a los altares por el beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1998; expresando: "Comparto la alegría que os embarga a vosotros, y a numerosos fieles, al poder venerar como mártir a esta religiosa, que muchos de vosotros consideráis como una «hermana mayor». Al mismo tiempo, sigue vivo el perenne mensaje que, en un periodo oscuro de nuestro tiempo, esta espléndida testigo de la fe nos dirigió a los que nos encontramos en el umbral del tercer milenio. Gracias a la beata Restituta podemos conocer hasta qué cumbres de madurez interior puede ser guiado el hombre, si se pone en las manos de Dios:' Iconografía: con hábito de la congregación en actitud orante. Conocida también como María Restituta (Elena) Kafka.

 

SÁBADO 22

Santos: Paulino de Nola, obispo; Tomás Moro, mártir. Beata María Inés Teresa del Santísimo Sacramento, fundadora.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio. Tomo III: pp. 1151 y 413. Para los fieles: pp. 722 y 401. Edición popular: pp. 289 y 468. Feria (Verde)

SAN PAULINO DE NOLA, del latín, "pequeño", derivación de Paulo, Pablo (353-431). Obispo. Nace en Burdeos, Francia. Hijo de padres ilustres y ricos. Estudia letras con renombrados maestros literatos de la región. Ocupa altos cargos en el gobierno, recorriendo varios países. Traba amistad con san Agustín (28 de agosto), san Ambrosio (7 de diciembre) y, epistolar con san Jerónimo (30 de septiembre). A través de su aprecio con el obispo de Burdeos san Delfino (24 de diciembre), abraza la fe de Cristo. En España se casa con Tarasia, quien le propone vivir en castidad y seguir de forma estricta las enseñanzas de Jesús; la pareja vende y reparte sus riquezas entre los necesitados hasta quedar en la miseria. Su virtuosa y casta vida motiva que se le ordene —pese a estar casado— sacerdote y después nombrado obispo de Nola, Italia, donde junto a la tumba de san Félix de Nola (15 de noviembre) la pareja continúa su vida de oración y auxilio a los pobres. Se dice que ya sin recursos económicos y para rescatar al hijo de una viuda, prisionero en África, Paulino se ofrece como rehén. Muere en su sede arzobispal. Iconografía: con atuendo común episcopal, a sus pies la citada viuda con su hijo prisionero y el rey de los vándalos. En su Poesía X manifiesta: "El hombre sin Cristo es polvo y sombra". San Francisco de Sales (24 de enero) dice que para San Paulino existe un octavo sacramento que consiste en ser exquisitamente amable y bien educado con todos.


DOMINGO 23

XII DOMINGO ORDINARIO

Santos: José Cafasso, presbítero, Tomás Garnet, mártir. Beata María Rafaela (Santina) Cimatti, religiosa.

BEATA MARÍA RAFAELA (SANTINA) CIMATTI, del arameo, "señora", del hebreo, "Dios sana" o "Dios te ha sanado" (1861-1945). Religiosa. De origen italiano, nace en Faenza, Emilia-Romaña; hija de humildes padres con profundo espíritu religioso. Su nombre es Santina, de carácter afable y dócil e inteligente. Pese a su juventud, al quedar huérfana de padre en 1882, se responsabiliza de la educación de sus dos hermanos; en ese tiempo es catequista en su parroquia. Aún con la decisión de ingresar a la vida religiosa, se consagra al sostenimiento familiar. Luego, cuando sus hermanos ingresan al seminario salesiano y su madre ha sido instalada en una casa rectoral, Santina se une a la congregación de las Hermanas de la Misericordia para los Enfermos (1889), donde profesa con el nombre de María Rafaela (1891), pronunciando además el voto hospitalario, a fin de trabajar en el nosocomio de la congregación en Roma. Después como enfermera en el sanatorio de San Benito en Alatri (1893). Destaca por su absoluta entrega a los enfermos y a los pobres con caridad cristiana. Su actitud discreta y obediente la mantiene oculta. Es priora en Frosinone (1921) y en Alatri (1928), además se desempeña como auxiliar farmacéutico. Sobresale por ser cariñosa con quienes le rodean, a la vez es amiga, madre y consejera espiritual. Renuncia como superiora del convento de Alatri en 1940, donde permanece realizando funciones comunes de las religiosas. Proporciona servicio constante a favor de los afligidos y enfermos cuando no está orando ante el Santísimo Sacramento y cuando sus manos no asisten a los hospitaliza-dos, las ocupa en el rezo del rosario a María Santísima. A sus 83 años, se esmera en proporcionar auxilio espiritual tanto a enfermos, como a agonizantes, y en reconocimiento ellos le llamaban "Mamá". En este periodo al enterarse de la posibilidad de bombardear a la ciudad hace una enérgica protesta ante el general Kesserling del Cuartel Alemán en Alatri; milagrosamente los argumentos de sor Rafaela impiden la masacre evitando el bombardeo. Debido a una enfermedad incurable que padece fallece en su convento, con fama de santidad. Elevada a los altares por el beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1996. Iconografía: en fotografías, con hábito de su congregación.

 

LUNES 24

La Natividad de San Juan Bautista, Profeta precursor

Santos: Juan y Festo de Roma, mártires; Simplicio de Autum, obispo. Solemnidad (Blanco)

LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA, del hebreo: "Dios hace misericordia" (s. I). Profeta precursor, y mártir. El Evangelio de san Lucas (1,76), en relación con Juan el Bautista, señala: "...Y tú, pequeño niño, serás el profeta del Altísimo pues llegarás primero que el Señor para prepararle el camino...", por ello la Iglesia lo ha nombrado el "Profeta precursor", que anuncia la venida de Jesús. Por la gracia de Dios, su nacimiento es considerado milagroso. Hijo de Zacarías —sacerdote del templo—, e Isabel, (parienta de la Virgen María), que hasta entonces había sido considerada estéril, siendo de edad avanzada (Lc 1,5-25). Se desconocen detalles de su infancia, pero al ser primo de Jesús, es posible que se hayan frecuentado. En la juventud Juan, tal vez ya huérfano de padres, se dedica a la vida eremítica en el desierto, en constante oración y ayuno se alimenta de insectos y miel silvestre y viste con pieles de animales. Predica la próxima venida del Mesías, hasta morir mártir, decapitado por orden de Herodes Antipas (21 a. C.-39 d. C.), tetrarca de Galilea y de Perea (cfr. Mc 6,17-29). El Pontífice Emérito Benedicto XVI (2005-2013), en la oración del Angelus del 24 de junio de 2012, en referencia a este gran santo expresa: "Los cuatro Evangelios dan gran relieve a la figura de Juan el Bautista, como profeta que concluye el Antiguo Testamento e inaugura el Nuevo, identificando en Jesús de Nazaret al Mesías, al Consagrado del Señor. De hecho, será Jesús mismo quien hablará de Juan con estas palabras: «Éste es de quien está escrito: "Yo envío a mi mensajero delante de ti, para que prepare tu camino ante ti. En verdad os digo que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él» (Mt 11,10-11)". Iconografía: favorita de pintores y escultores, quienes lo representan de acuerdo a su creatividad e imaginación, una de las más conocidas es con el cuerpo cubierto con pieles de animales, en sus manos un cayado o bastón, o bien al bautizar a Jesús en el río Jordán. Se le conmemora en dos ocasiones en el Santoral: en este día su nacimiento y el 29 de agosto fecha de su martirio.

 

MARTES 25

Santos: Guillermo de Vercelli, abad; Próspero de Aquitania, laico; Domingo de Henares, mártir. Feria (Verde)

SAN PRÓSPERO DE AQUITANIA, del latín, "próspero, feliz, afortunado" (390-463?). Laico. Al pa-recer es oriundo de Aquitania. Los datos de su vida se deben al historiador eclesiástico Gennadio de Marsella (s. V), quien destaca su virtuosa vida y su lucha contra las desviaciones de la Doctrina católica. En su juventud, es discípulo de san Agustín de Hipona (28 de agosto) de quien hereda su sapiencia y amor por difundir la religión verdadera y a quien secunda en su lucha contra las ideas de Pelagio (354-418), quien niega el poder de la Gracia y que el pecado original se hubiera transmitido a la descendencia de Adán. Los hagiógrafos concuerdan que es un cristiano, laico, posiblemente casado, lo que se deduce por su Poema de un esposo a su esposa. Algunos afirman que establece relación con los monjes del monasterio de san Víctor, en Marsella, al sur de Francia y otros monasterios de Provenza. Colabora con el pontífice san León I Magno (440-461; 10 de noviembre) con quien colabora a favor de la Iglesia en las controversias que se suscitan en su tiempo. Reconocido como un gran teólogo, es un erudito por su total conocimiento de la Biblia —principal fuente de su inspiración—, poseedor de vasta cultura, domina el griego; poeta e historiador. Entre sus obras literarias —donde es notable la influencia de san Agustín— se encuentran: Comentarios a los Salmos, Sobre la vocación de todos los pueblos (la vocación de todos los gentiles), Poema sobre los ingratos, Los capítulos, Contra el autor de las Cola-ciones, Sobre la Gracia y el libre albedrío, De los ingratos y Crónica del mundo, importante y completa reseña histórica iniciada por san Jerónimo (30 de septiembre). Es posible que su muerte haya ocurrido en Roma o Marsella. Es conocido como "el Teólogo de Marsella", por haber escrito algunas de su obras en esa ciudad o bien como "el Primer representante del agustinismo medieval", por la difusión que se concedió a su escritos en esa época. Su veneración se pierde en la memoria de los tiempos. Nota: no confundir con su contemporáneo san Próspero de Reggio, quien algunos Santorales conmemoran este día.

 

MIÉRCOLES 26

Santos: Antelmo de Belley, obispo; Pelayo de Córdoba, niño mártir; Beato Santiago de Ghazir, fundador. Feria (Verde)

SAN PELAYO o PELAGIO DE CÓRDOBA, del latín, pelagius, pelagino, "marino" (912-925). Niño mártir. Vive en la época posterior a la dominación mora en su país; sin embargo, aún había persecuciones contra los cristianos a quienes se encarcelaba y se pagaba rescate para liberarlos. Por tradición se le considera nativo de Alveos (Pontevedra, España), recibe instrucción en letras y formación cristiana a través de su tío Hermigio, obispo de Tuy. Cuando Pelayo tiene 10 años, el citado prelado es encarcelado en Córdoba por lo que, a fin de que se negocie el pago por su rescate, viaja con su padre hacia dicha ciudad. Una vez ahí, sin saber de quién partió la idea, el pequeño queda como rehén, en tanto el obispo y su familia regresaban a pagar el dinero para ser liberado. Pelayo es encarcelado y sin duda Dios lo protege en la prisión y durante tres años hace un apostolado entre los cautivos difundiendo la Palabra de Dios. Pero como el niño es ya un apuesto adolescente, el rey Abderramán III (891-961), pretende ultrajarlo sin lograrlo. Por esto manda lo torturen; el santo varón exclama: "Si, oh rey, soy cristiano. Lo he sido y lo seré por la gracia de Dios. Todas tus riquezas no valen nada. No pienses que por cosas tan pasajeras voy a renegar de Cristo, que es mi Señor y tuyo aunque no lo quieras", por ello el pagano monarca lo manda decapitar y su cuerpo es descuartizado para evitar la posible irritación de los cristianos; sin embargo, sus restos son recuperados; su cabeza es llevada a la basílica de san Cipriano y el cuerpo a la iglesia de san Gil, en el barrio cordobés de Tercios iniciándose su veneración. Años después sus reliquias son trasladadas a León y, finalmente, en el año de 987 se colocan en el monasterio de las religiosas benedictinas de san Pelayo (pelayas) en Oviedo. En 1762, se dona a la ciudad de Córdoba una reliquia del santo. Patrono de las poblaciones españolas de San Paio de Arauxo, Lobios (Orense), San Pelayo de Guareña (provincia de Salamanca), Arenillas de San Pelayo (provincia de Palencia); de Coimbra (Portugal) y de San Pelayo, Córdoba, Colombia, entre otras. Iconografía: con túnica de época, lirio (pureza) y palma del martirio.

 

JUEVES 27

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Santos: San Cirilo de Alejandría, Doctor de la Iglesia. Beatos Severino, Joaquín y Cenobio de Ucrania, mártires. Memoria libre (Blanco)

BEATOS SEVERIANO, JOAQUÍN Y CENOBIO DE UCRANIA, del latín, derivado de Severo, "severo, austero"; del hebreo, "Yahvé, dispondrá" y del latín, cenobium "monasterio" "vida en común" respectivamente (1941). Mártires. Los tres son presbíteros ucranianos de la Orden Basiliana de San Josafat, la cual pertenece a la Santa Iglesia Católica y respetan la autoridad del Sumo Pontífice. El padre SEVERIANO BARANYK (1889-1941), nace en Ucrania, sin precisar la localidad, ni datos de su infancia. Hacia 1905, ingresa al seminario de la orden Basiliana de San Josafat en Krekhiv; al terminar estudios recibe en 1915, la ordenación sacerdotal. Es párroco de Zhovka y superior del monasterio ucraniano de Drohobych; atiende en especial a la juventud siendo reconocido como un comprensivo guía espiritual. A pesar del riesgo, durante la invasión soviética (1939), permanece junto a su grey sin importarle el peligro que corre su vida. En 1941, es aprehendido por la KGB (siglas del Comité de Seguridad del Estado, policía secreta de la extinta Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, encargada de "defender el régimen comunista soviético contra enemigos internos y externos"), desde esa fecha nadie más lo vuelve a ver. Al retirarse los bolcheviques, los pobladores investigan y localizan el cadáver del sacerdote con visibles huellas de haber sido torturado y mutilado. JOAQUÍN SENKIVSKYJ (1896-1941) Nace en Hay Velyki (región ucraniana de Ternopol). Sus datos nos remiten a la juventud al ingresar al seminario de estudios teológicos en Lviv (Lvov). Orde-nado sacerdote en 1921 y enviado a Innsbruck, donde se doctora en teología. Dos años después inicia el noviciado en la Orden de Basiliana de San Josafat en Krekhiv. Ejerce el sacerdocio en Krasnopuscha (1925-1927) y es docente en Lavriv (1927-1931). En 1932 se traslada al monasterio de Lvov, y en 1939 al de Drohobych, en este lugar, al igual que el Padre Severiano es arrestado por autoridades del régimen comunista ruso en 1941. Después su cadáver es encontrado en la prisión de la citada ciudad, hincado y con muestras de haber sido golpeado con crueldad. CENOBIO KOVALYK Nace en 1903 en Ivachiv Horisnyj (región de Ternopol, Ucrania). En 1932 recibe la ordenación como sacerdote de la Orden del Santísimo Redentor (redentorista); en las invitaciones para este solemne evento, el padre Kovalyk escribe un pensamiento, que sería como ofrenda de los sucesos futuros: "Oh Jesús, acéptame (como sacrificio) juntamente al Santo Sacrificio de tu Cuerpo y de tu Sangre: recíbelo por la Santa Iglesia, por mi Congregación y por mi madre patria". Ejerció su ministerio, hasta que en la madrugada entre el 20 y el 21 de diciembre de 1940, lo encarcelan en la prisión de Bryghidki, en Lvov. Ante la avanzada alemana, los soviéticos, al retirarse de la ciudad, matan a los presos. El cuerpo sin vida de Cenobio es encontrado en uno de los calabozos por soldados del ejército alemán. Beatificados, unidos a un grupo de Veinticinco mártires de la Iglesia Greco-católica Ucraniana, por el beato Juan Pablo II (1978.2005) en 2001.


VIERNES 28

Santos: Ireneo de Lyon, obispo; Vicenta Gerosa, fundadora, Pablo I, Papa. Memoria (Rojo)

SAN PABLO I, del latín, "pequeño" (767). Papa. Oriundo de Roma, se desconocen datos exactos de su infancia y vida familiar, pues en su época, no se registraba la biografía de cada pontífice. Se desconocen datos anteriores a su elección el 29 de mayo de 757, en el orden noventa y tres de la cronología pontificia. Destaca por su labor discreta y plena en misericordia, al realizar visitas a enfermos y siendo generoso con los necesitados; visita las cárceles y libera a los condenados por deudas, pagando el rescate. Propicia la edificación de monasterios y dota a varios templos de privilegios. Fomenta la unidad con la Iglesia griega y hace acuerdos con los emperadores de Roma y de Oriente, para lograr la veneración de imágenes. Efectúa una magna obra con el traslado de numerosos mártires que habían sido sepultados en cementerios abandonados, ubicando sus restos reliquia en diversas basílicas y monasterios de Roma a fin de que reciban veneración; al parecer, descubre los restos de la mártir santa Petronila (31 de mayo). Con discreción, en jornadas nocturnas, continúa sus visitas a enfermos y a agonizantes, a quienes proporciona auxilio espiritual y económico. Su deceso acontece en la Sede pontificia. Desde entonces, de acuerdo con la tradición de la época, se le venera como santo.

 

SÁBADO 29

Santos Pedro y Pablo, apóstoles

Santos: Casio de Narni, obispo; María Tian y Magdalena Du de Vietnam, mártires.

Vísperas propias de la solemnidad de los santos Pedro y Pablo. Para Laudes del domingo.

Vísperas I del domingo: 1 a semana del Salterio. Tomo III: pp. 745 y 453. Para los fieles: pp. 472 y 402. Edición popular: pp. 13 y 469. Solemnidad (Rojo).

SAN PEDRO Y SAN PABLO, del arameo: "piedra" y del latín: "pequeño", respectivamente (siglo I). Apóstoles. SAN PEDRO: originario de Betsaida, Palestina, pescador de oficio, en unión de su hermano Andrés, ambos son los primeros discípulos llamados por el Mesías. En el Evangelio de san Mateo (16,13-19) se encuentra este diálogo de Jesús con los Apóstoles: "¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?"..., y entonces Pedro toma la palabra, y responde: "Tú eres el Hijo de Dios vivo", a continuación Jesús le indica "...Y yo te digo, tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia...". Los Evangelios y los Hechos de los Apóstoles narran su obra y milagros; se le considera autor de dos Cartas o Epístolas en el Nuevo Testamento; muere mártir, crucificado en Roma. Por humildad pide que su cabeza sea colocada cerca del suelo, para no quedar igual que Jesucristo; acerca de esto una leyenda dice que al estar Pedro "de cabeza", se dio cuenta de lo hermoso del cielo, el sol, la luna y las estrellas. Recibe sepultura en la colina Vaticana. Iconografía: con túnica azul y manto dorado, las llaves del Reino en sus manos, sobre su cabeza tiara papal. SAN PABLO: originario de Tarso, Turquía. Apasionado seguidor de la ley mosaica y perseguidor implacable de los cristianos. Su conversión a la fe de Cristo ocurre en Damasco al escuchar la voz de Cristo (Hch 9,4). Realiza cuatro viajes misioneros para difundir la fe cristiana en Asia Menor, Grecia, Roma, Antioquia y, tal vez, España. Se le atribuyen trece Cartas o Epístolas, donde destaca su amor y fe en Cristo, aún sin haberlo conocido. Muere decapitado en Roma. Iconografia: con túnica de época, en sus manos libro alusivo a sus escritos en el Nuevo Testamento y espada por su martirio. El Pontífice Emérito, Benedicto XVI (2005-2013) en la Homilía del 29 de junio de 2012, expresa: "...reunidos alrededor del altar para celebrar la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, patronos principales de la Iglesia de Roma. Están presentes los arzobispos metropolitanos nombrados durante este último año, que acaban de recibir el palio (...). La tradición cristiana siempre ha considerado inseparables a san Pedro y a san Pablo: juntos, en efecto, representan todo el Evangelio de Cristo.(...) el papado constituye el fundamento de la Iglesia peregrina en el tiempo; (...) también, a lo largo de los siglos, la debilidad de los hombres, que sólo la apertura a la acción de Dios puede transformar.(...) el palio que os he impuesto, os recordará siempre que habéis sido constituidos en y para el gran misterio de comunión que es la Iglesia, edificio espiritual construido sobre Cristo piedra angular. N. B. Palio es la insignia pontifical que da el Papa a los arzobispos y a algunos obispos; es una franja de lana blanca, con cruces negras que se coloca alrededor del cuello.

 

DOMINGO 30

DOMINGO ORDINARIO.

Los primeros Santos Mártires de la Iglesia Romana.

Santos: San Adolfo de Osnabruck, obispo. Beato Jenaro María Sarnelli, presbítero (Verde)

BEATO JENARO MARÍA SARNELLI, variante gráfica de Genaro, del latín, "enero" (1702-1744). Presbítero. Oriundo de Nápoles, Italia; sus padres Catalina y Francisco pertenecen a la nobleza. Recibe esmerada instrucción en letras. En 1716 al ser beatificado el jesuita Francisco Regis (31 de diciembre) Jenaro manifiesta su deseo de ingresar a esa congregación; pero su padre lo hace desistir por su juventud. Obtiene los títulos de derecho civil y canónigo (1722). Destacado abogado, se integra a la asociación de Caballeros de las Profesiones juristas y de médicos, donde se compromete visitar el hospital de enfermos incurables; renueva su vocación sacerdotal e ingresa en 1728 al seminario, al noviciado del colegio de la Sagrada Familia, en la congregación de la Misiones Apostólicas, y recibe la ordenación sacerdotal (1732). Ejerce su ministerio desarrolla una intensa actividad: presta asistencia en el citado hospital, enseña el catecismo a niños que son obligados a trabajar, proporciona consuelo espiritual a los encarcelados y condenados a muerte; atiende a los ancianos del centro geriátrico y a los marinos postrados en el nosocomio del puerto napolitano. Hace amistad con san Alfonso María de Ligorio (1 de agosto) y unidos dan clases de catecismo a los laicos organizando las llamadas "Capillas del atardecer". Al dirigir la catequesis de la parroquia del barrio español, se percata de la conducta licenciosa de las jóvenes y se da a la tarea de luchar contra la prostitución imperante. Con el fin de defender a su amigo el padre Ligorio —fundador de la congregación del Santísimo Redentor (redentoristas)—, de las calumnias de que era víctima, cambia su residencia a la población italiana de Scala. Ingresa con los redentoristas en 1736 y continúa con las Misiones Apostólicas, sin dejar su apostolado a favor de la conversión de las jóvenes. Tan intensa actividad debilita su salud, enferma de gravedad y regresa a Nápoles para someterse a un tratamiento. Continúa con su labor entre las prostitutas y propaga las meditaciones con los laicos. Su obra literaria comprende 30 obras sobre me-ditación, teología, mística, derecho, moral, pedagogía y temas pastorales, destacando la titulada El mundo santificado. Se anticipa a su época al realizar una gran actividad a favor de la mujer. La enfermedad no le impide continuar su predicación recorriendo su país, hasta su fallecimiento en su tierra natal, donde es sepultado. Con motivo del 250 aniversario luctuoso (1994), sus restos reliquia son trasladados al templo de los Redentoristas en la provincia italiana de Ciorani. Beatificado por el beato, Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) el 12 de mayo de 1996.