JUEVES 1

Santos: Servando de Culross, obispo; y Simeón “el Simple", anacoreta. Beato Fernando María Baccilieri, fundador. Feria (Verde)

SAN SIMEÓN el Simple, del hebreo, "hijo que Dios concede para oír los ruegos de sus padres" (590). Monje. Originario de Emesa, Siria; profesó la fe de Cristo. Sin ser conocidos datos anteriores a su juventud, cuando decide abandonar la casa paterna para dedicarse a la vida de estudio y oración. Se dirige en peregrinación a Tierra Santa y a su regreso, se establece en una ermita, al oriente del mar Muerto, donde se consagra a la oración y penitencia. Se dice que realiza hechos milagrosos; el Señor le concede los dones de sabiduría y consejo, que prodiga entre los que se acercan a él, por lo que obtiene fama de "santo". Pero como Simeón despreciaba los elogios y para no envanecer, da a su existencia un cambio, —extraño a los ojos del mundo—: se viste con harapos y finge estar loco, esto lo hace ser blanco de burlas, recorre las calles y en medio de su fingida "locura", predica la Palabra de Dios; pese a su "demencia", en numerosas ocasiones hace reflexionar a quienes le escuchan y por consecuencia obtiene numerosas conversiones. Visita poblaciones entre prostitutas, ladrones, mendigos y en general la escoria de la sociedad, quienes aprenden de Simeón el amor a Cristo, y logra que sus oyentes enderecen sus torcidos caminos. Este ejemplo de humildad fallece en su tierra natal. El Martirologio Romano, considera que Dios dotó a san Simeón con especiales carismas y amor al prójimo, al grado de humillarse a sí mismo para la salvación de las almas; por lo cual se incluye su inmemorial veneración en el Santoral de hoy.

 

VIERNES 2

Santos: Otón de Bamberg obispo; y Bernardino Realino, presbítero. Beatos Juan y Pedro Becchetti, presbíteros. Feria (Verde)

SAN OTÓN DE BAMBERG, del germánico, "dueño de señorío" (1139). Obispo. Nace en Mistelbach, región de Suabia, Alemania; se ignoran detalles de infancia y vida familiar. Datos fidedignos lo ubican en la etapa juvenil cuando elige consagrarse a Cristo; cursa estudios eclesiásticos hasta recibir la ordenación sacerdotal. Es capellán y después canciller en la corte del monarca Enrique IV (11105); posteriormente colabora con Enrique V (11125). Se distingue por su notable misión pastoral y por sus virtudes. En 1102, ocupa el cargo de obispo en la diócesis de Bamberg, ciudad del centro de Alemania en Baviera. Actúa como moderador entre el Imperio y la Santa Sede, y obtiene acuerdos convenientes para ambas partes. Participa en 1121 en el congreso de Wurtzbourg, en el cual consigue imponer su tesis referente a la separación de la Iglesia y del Estado. Por lo anterior se obtiene la conclusión de Worms (1122). Luego, en 1123, Boleslao IV, rey de Polonia (1102-1138), lo invita a evangelizar Pomerania en Prusia, lugar donde derrota al paganismo, al desarrollar una fructífera misión evangelizadora, por lo cual hasta nuestros días se le reconoce como "el Apóstol de Pomerania", actual territorio de Polonia. Con su eficaz intervención soluciona los conflictos entre pontífices, antipapas y monarcas; además da ejemplo de fidelidad al verdadero representante de la Santa Sede, que respectivamente se sucedían entre los años 1074-1122 (en número aproximado cerca de seis pontífices). Por haber establecido veinte monasterios en su país, se le nombra "el Padre de los monjes". Al realizar un viaje de misión a Rugen, una isla del Báltico, enferma y regresa a su diócesis donde fallece. Su veneración se pierde en los anales de la historia. Iconografía: con atuendo episcopal, a su lado el modelo de un templo, en referencia a su acertada obra eclesial, y flechas, alusivas al paganismo dominado.

 

SÁBADO 3

Santos: Tomás, apóstol; León II, Papa y Ramón o Gavrard religioso. Vísperas I domingo: 2a semana del Salterio Fiesta (Rojo))

SAN RAMÓN O RAYMUNDO GAYRARD, del germánico, "la protección del consejo divino" (1-1118). Religioso. Los datos que sobre san Raymundo se conservan fueron consignados en un "...escrito en el siglo XIII, sobre la base de los documentos más antiguos de vida". Así se conoce que nace en Toulouse, Francia, sin precisarse fecha; no se registran noticias acerca de su familia y estudios. Se sabe que fue maestro y contrajo matrimonio y que poco tiempo después enviudó; es entonces cuando decide no volver a contraer nupcias y se dedica totalmente al servicio del prójimo; distribuye su fortuna y bienes entre la iglesia y los pobres; parte de su capital lo conserva para construir dos puentes que facilitaran la comunicación de su ciudad con pueblos vecinos y para edificar un hospital-asilo. Como era costumbre en esa época, Raymundo, en su calidad de laico, es asignado para prestar su ayuda en la iglesia de St Sernin (San Santumino de Toulouse, 29 de noviembre; mártir y primer obispo de dicha diócesis), donde se desempeña como cantor. Por su notable capacidad para la arquitectura, el obispo le confía la reconstrucción del muy deteriorado templo, labor que le ocupará el resto de su vida. Debido a sus notables virtudes, amor a Dios y servicio al prójimo los canónigos lo aceptan como uno de ellos y lo nombran preboste (persona que es cabeza de una comunidad y la preside y gobierna) del Capítulo (Asamblea de religiosos). Su vida plena de virtudes, amor al Señor a través del servicio a los necesitados, a la Santa Madre Iglesia y austeridad, concluye un día como hoy del año 1118. A su muerte la comunidad inicia su veneración y en 1652 el papa Inocencio III (1198-1216) confirma oficialmente su culto. También se le conoce como Ramón o Raymundo de Toulouse o con el nombre de su ciudad, castellanizado, Ramón o Raymundo de Tolosa.

 

DOMINGO 4

XIV DOMINGO ORDINARIO

Nuestra Señora del Refugio

Santos: Isabel de Portugal, reina y Oseas, profeta (Verde)

SAN OSEAS, variante de Josué, "Dios salva", del hebreo, "salvación" (755 725? a. C.). Profeta. Es el primero de los doce profetas de Israel, conocidos como menores por lo breve de su mensaje. Vive hacia los años 755 al 725 a. C, el único dato familiar indica que su padre se llamaba Beeri. Inicia su predicación hacia el año 746 a. C. Es autor del libro homónimo del Antiguo Testamento, con un total de 14 capítulos y cuyo mensaje puede dividirse en tres bloques o secciones siendo el tema central la caída de los israelitas en el culto de Baal y su apostasía hacia Yahvé. Dichas secciones refieren: 1°. Relata el fracaso de su vida conyugal con la infiel Comer, del que muestra una lección al señalar la infidelidad de Israel hacia Yahvé (capítulos 1 al 3). 2°. Entre reproches y amenazas invita al pueblo a la conversión y les anuncia el destierro (capítulos 4 al 13). 3°. En un párrafo final abre una esperanza para el futuro, ya que después de la prueba, Israel se convertirá y encontrará en Yahvé su salvación (capitulo 14); en esta última parte de su libro el profeta compara la reconciliación de los hombres con Dios, como un verdadero matrimonio, e irá a la par con una reconciliación de la humanidad con la naturaleza (Os 2, 17-22). Los términos anteriores se desarrollan luego en el Cantar de los cantares, en donde se utilizan algunas comparaciones del texto de Oseas. Su deceso ocurre antes de la destrucción del Reino del Norte. El párrafo final de este breve libro nos deja una excelente reflexión al expresar: "Si alguien es sabio, que comprenda estas palabras. Y si es inteligente, que las entienda. Pues los caminos del Señor son derechos y por ellos caminan los buenos mientras que los malos en ellos se extravían". Se incluye en el Santoral de hoy. por su intervención en el plan salvifico de Dios y, de acuerdo con el párrafo 61 del Catecismo de la Iglesia católica que indica: "Los patriarcas, los profetas y otros personajes del Antiguo Testamento han sido y serán siempre venerados como santos en todas las tradiciones litúrgicas de la Iglesia".

 

LUNES 5

Santos: Antonio María Zaccaría, fundador; Anastasio "el Athonita", mártir, y Tomás de Emesa, monje. Feria (Verde)

SAN ANTONIO MARÍA ZACCARÍA, del latín y etrusco, "de la familia Antonia" y del arameo, "señora" (1502-1539). Fundador. Oriundo de la ciudad de Cremona, Italia, donde vive toda su vida. Sufre la pérdida de su padre, Lázaro, cuando tiene dos años de edad, y queda bajo el cuidado de su joven madre, Antonia Pescolari, quien rechaza proposiciones de matrimonio para consagrarse al cuidado y educación de Antonio. Ingresa en la universidad de Padua, donde cursa la carrera de medicina, graduándose cerca del año de 1522. Regresa a su hogar donde después de asegurar el futuro económico de su madre se consagra al servicio de quienes, carentes de recursos económicos, no podían salvaguardar su salud, iniciando así un apostolado. Finalmente define su vocación e ingresa al seminario y recibe la ordenación sacerdotal en 1528, año en que un sismo y una terrible epidemia arrasan la región. Durante estas terribles catástrofes los pobladores ven cómo el padre Antonio María recorre de forma incansable las casas y los hospitales semidestruidos auxiliando con sus conocimientos en medicina y brindando cristiano consuelo a sus moradores y a los enfermos; por ello la gente le llama: "el Padre de la Patria" y "el Angel encarnado". Concluida la epidemia, continúa su fecunda y tenaz labor evangelizadora. Lleva su mensaje de amor a la vecina población de Milán, a cuyos pobladores invita a perseverar en la unión familiar y exhorta a la juventud a seguir el ejemplo de vida de Cristo. Con varios compañeros funda la congregación de Clérigos Regulares de San Pablo (1533), la que es conocida como "barnabitas", traducción italiana de Barnaba, por san Bernabé, el colaborador de san Pablo. Asimismo, da origen al instituto femenino de las Hermanas Angélicas y a los Laicos de San Pablo (1535). Como muchas de las almas caritativas y santas que han pisado la Tierra, es víctima de ataques y calumnias y severas criticas, las cuales gracias a su fe y vida ejemplar puede contener. Nos legó una vasta obra escrita, en la cual se encuentran sermones y comentarios a los Mandamientos. Es devoto y propagador del culto al Santísimo Sacramento e iniciador del Jubileo de las Cuarenta Horas, en su honor. Profesó especial devoción a la Virgen de los Dolores. Sus últimas palabras fueron para exhortar a sus discípulos: "Deseo que no caigan nunca en la tibieza, sino que corran continuamente, hasta la perfección". Sus reliquias se veneran en el templo de los santos apóstoles Pedro, Pablo y Bernabé, en la ciudad italiana de Milán. El pontífice León XIII (1878.-1903) lo canoniza en 1897.


MARTES 6

Santos: María Goretti, mártir; Isaías, profeta. Beata Nazaria March, fundadora. Feria (Verde)

SANTA MARÍA GORETTI, del arameo, "señora" (1890-1902). Mártir. Nace en Corinaldo, región de Ancona, Italia. Hija de los humildes Luis y Asunta, es la segunda de cuatro hermanos. Recibe formación en Cristo de sus progenitores; en familia acuden a orar el rosario y a la Santa Misa en el templo de la Dolorosa. La niña, a quien con cariño llaman Marietta, aprende el amor a Jesús y la devoción a María Santísima, a la vez que el absoluto rechazo al pecado. La familia Goretti emigra en busca de mejorar su precaria situación, radican en la población italiana de Le Ferrreire di Conca, donde al año siguiente de su llegada, muere su progenitor contando la pequeña con nueve años de edad. El sepelio de Luis Goretti es austero en extremo, sobre una carreta tirada por bueyes yace el sencillo ataúd, guiado por Alejandro Serenelli, un lugareño de diecisiete años. Esta ejemplar joven, mientras que su madre trabaja, se encarga de sus hermanos, prepara la comida, hace las tareas domésticas, además de atender las faenas del campo. Para auxiliar en la economía familiar, vende en el mercado huevos y palomas. Más tarde se dispone a recibir la primera comunión; durante casi un año asiste al catecismo en Conca, camina los tres kilómetros de distancia descalza, pese al frío o al intenso calor. En ese día especial de 1902, luce un bello vestido blanco que le obsequian unas piadosas damas: sin embargo, por su pobreza en su casa no hay regalos, ni invitados, sólo la sublime gracia de Dios. María sólo podrá comulgar en otras dos ocasiones. Con el tiempo ya casi adolescente, es atractiva, y debido a las bajas inclinaciones del joven Alejandro Serenelli de ya 19 años —aquel quien había dirigido el funeral de su progenitor—, en dos ocasiones intenta atacarla, sin lograrlo. Pero sin cejar en su mala intención, busca el momento preciso y cegado de deseo, toma un punzón afilado, decidido a matar a Marietta si no accede a sus intenciones. Según la declaración posterior del ya asesino, éste confiesa: "Recuerdo que, al intentar levantarle los vestidos, ella se cubría rápidamente. Esto repetidas veces y gritando: `¿Qué es lo que haces? ¡Vas a ir al infierno, vas a ir al infierno!',... Por eso la asesiné, porque no consintió con mi pecado". Después, con el punzón, a manera de puñal, le da catorce pinchazos dejándola herida de gravedad. Una vez encontrada, la joven es llevada en ambulancia al hospital más cercano en Nettuno a diez kilómetros de distancia; sobre un camino pedregoso, desde ese momento la víctima sufre lo indecible. Ya en el nosocomio, el médico por la gravedad, solicita los auxilios espirituales del capellán a fin de administrar los sacramentos y la unción a Maria, preguntándole el sacerdote si quería perdonar a su agresor, a lo que ella contesta: "Si, le perdono y quiero tenerle junto a mí en el Paraíso"; el capellán le impone la medalla de la Congregación de Hijas de María. Poco después es conducida al quirófano y según las condiciones de la época, es sometida a una prolongada intervención quirúrgica, sin anestesia. La recuperación postoperatoria es difícil, padece sed, sin poder tomar agua, fiebre y dolores intensos, ante la asistencia cariñosa de su madre; pese a todos los esfuerzos del equipo médico que la atiende la joven muere. En el Año Jubilar 1950, el Venerable, Pío XII (1939-1958) la canoniza. Es la primera santa elevada a los altares, no como mártir de la fe, sino como mártir de la virtud cristiana. En la ceremonia de canonización, el citado pontífice exhorta a los millares de jóvenes asistentes a resistir con la ayuda de la gracia, los ataques contra la pureza; así como a los padres de familia a aceptar la responsabilidad de prevenir y vigilar a sus hijos ante estas situaciones. Iconografía: de aspecto juvenil, con sencillo vestido; un lirio, emblema de la pureza y una florida corona, referente a su martirio.

 

MIÉRCOLES 7

Santos: Fermín de Pamplona, mártir; Mael Ruain, abad. Beata Maria Romero, religiosa. Feria (Verde)

BEATA MARÍA ROMERO, del arameo, "señora" (1902-1977). Religiosa. Originaria de la provincia centroamericana de Granada en Nicaragua; hija de padres con vastos recursos, quienes la forman en la religión católica y le infunden la generosidad con los necesitados. Desde la infancia demuestra talento para la música y la pintura. A los doce años de edad estudia en el colegio de la congregación de religiosas Hijas de María Auxiliadora, y admira la obra de san Juan Bosco (31 de enero), de quien sigue el ejemplo para la educación de niños y jóvenes. En la adolescencia ante su confesor, emite su voto de castidad, no temporal sino de por vida. En 1923 define su vocación y por amor a María Auxiliadora ingresa en la citada congregación. Después de su profesión, realiza una encomiable actividad docente; a fines de 1930 se le envía a Costa Rica, donde desarrolla un gran apostolado. Ahí ejerce su actividad docente con gran sensibilidad conquista a sus alumnas a las cuales llama con afecto "misioneritas". Confiando siempre en la Providencia, decide iniciar una institución para ayudar a los niños. Su gran devoción a María, así como entusiasmo y amor por los pequeños, conmueve a empresarios y profesionales quienes harán importantes donativos, con los que María inicia su obra educativa y asistencial. La madre María Romero desea que sus pobres tengan lo necesario para una completa salud y trabaja incansablemente hasta lograr visitas médicas gratuitas; con la colaboración de varios altruistas industriales le es posible organizar para hombres y mujeres, cursos de capacitación para el trabajo. Esta religiosa crea, en poco tiempo, un ambulatorio con varias especialidades, que recorriendo zonas aledañas, asegura la asistencia de médicos y medicamentos a familias antes carentes de estos servicios. Para que los momentos de espera a la atención médica rindan frutos, organiza aulas para impartir alfabetización y catequesis, así como una capilla rodeada por un jardín. Con la ayuda de la Providencia, logra la edificación de verdaderas casas que aún pequeñas, mejoran con notoriedad las condiciones y, sobre todo la dignidad de quienes las habitan; y así, sor María instituye las llamadas "Ciudadelas de María Auxiliadora", obra que continúa hasta nuestros días con el apoyo de la asociación de laicos ASAYNE (Asociación de ayuda a los necesitados). No obstante su arduo trabajo, atiende el aspecto espiritual de quienes se acercan a ella en busca de un consejo o consuelo a sus penas; y para ella dedica tiempo para su intensa vida mística, que es de donde obtiene la fortaleza espiritual y física en el desarrollo de su apostolado. Al terminar la clase o en otro momento libre, al entrar en la capilla con la mirada fija en el Sagrario expresa: "Aquí estoy Jesús". Esta singular religiosa fue un verdadero apóstol para todos, olvidándose de sí misma, hasta su fallecimiento en Costa Rica. Por su fama de santidad se inicia la causa de beatificación, hasta ser beatificada por el venerable Juan Pablo II (1978-2005) en 2002. Iconografía: con hábito, rodeada por los niños y los pobres a los que tanto ayudó y amó.

 

JUEVES 8

Santos: Adrián o Adriano III, Papa. Gregorio compañeros, mártires. Beato Eugenio III, Papa. Feria (Verde)

SANTOS GREGORIO GRASSI Y COMPAÑEROS, del griego, "vigilante", (1833-1900). Mártires. Oriundo de Alessandria, en Piamonte (Italia); bautizado con el nombre de Pierluigi. En 1848 ingresa en el noviciado franciscano de Montiano, y es ordenado sacerdote en el Monasterio de la Annuziata de Bolonia. En 1850 viaja a Roma con la intención de prepararse para trabajar como evangelizador en China; ingresa en el colegio misionero de san Bartolomé de la Isla, donde aprende el idioma chino. Llega a Schangtang, China; posteriormente se le envía a diferentes provincias chinas lleva a cabo una notable labor evangelizadora. En 1876 se le nombra obispo coadjutor y en 1891 Vicario Apostólico de Shansi Septentrional. Dos años después abre el primer noviciado franciscano en China. Atiende con extrema caridad cristiana a las víctimas de las terribles epidemias que azotan el país en 1878. Ordena la construcción de más de sesenta iglesias. Lleva a cabo una intensa labor catequística entre los niños de su diócesis. Al desatarse la persecución ordenada por la emperatriz Tzu-Hsi (1835-1908), contra los católicos, se niega a abandonar a sus feligreses. El 9 de julio de 1900 son acribillados en la población china de Shansi ocho santos franciscanos: Gregorio, Antonio y Francisco, obispos; Cesidio, José, Elías y Teodorico, sacerdotes y Andrés, laico. Siete religiosas franciscanas: María Ermelina, María de la Paz, Clara, María de Santa Natalia, Amandina, María de San Justo y Adolfina. También fueron martirizados trece jóvenes chinos seminaristas. El venerable Juan Pablo II (1978-2005) los beatifica en el año 2000.

 

VIERNES 9

Santos: Agustín Zhao Rong y compañeros, mártires; Verónica Giuliani, abadesa, y beata Juana, religiosa. Feria (Verde)

BEATA JUANA SCOPELLI, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1428-1491). Religiosa. Nativa de Regio de Emilia, Italia. Desde pequeña manifiesta su deseo de consagrar su vida al Señor, inspirándose en la congregación de las carmelitas a quienes admira por su carisma; así, durante su infancia y juventud vive una vida de oración, austeridad y penitencia; es una seglar carmelita. Al morir sus padres, una piadosa dama viuda y las hijas de ésta le proponen establecer en su casa una congregación en la cual harán oración y ayudarán a quienes necesitan ayuda: la Congregación de Nuestra Señora del Pueblo y Juana es la primera Superiora. Pronto se unen otras damas y los necesitados acuden a ellas, seguros de encontrar consuelo y ayuda pronta y desinteresada. Al resultar insuficiente la casa donde habitaban solicita y, se le concede, trasladarse a la iglesia de San Bernardo. La vida de Juana es modelo para sus hermanas y para la comunidad, quienes conocen la fama de santidad y son testigos de los dones con que el Señor la premia: éxtasis, visiones, taumaturgia (hacer prodigios inexplicables a la luz de la Ciencia), lenguas, profecía. En honor a la Santísima Virgen concibe una devoción a la cual llama Túnica de la Virgen, la cual consiste en rezar Ave Marías intercalando jaculatorias compuestas por ella. Su austeridad de vida es ejemplar, sólo poseía un crucifijo y se consideraba la más rica del mundo porque tenía con él "La llave de los tesoros del cielo". Muere en 1491. Su culto lo confirma Clemente XIV (1769-1774) en 1771. Iconografía: con el hábito de su orden y con el niño Jesús en sus brazos.

 

SÁBADO 10

Santos: Amelia de Bélgica, viuda: Apolonio de Sardes, mártir. Beato Manuel Ruiz y compañeros, mártires.

Vísperas I del domingo: 3ª. semana del Salterio. Feria (Verde)

SAN APOLONIO DE SARDES del griego, "perteneciente, relativo a Apolo" (siglo IV). Mártir. Nace en los inicios del siglo IV en Sardes, Lidia, en la actual Turquía, Asia Menor; como ocurre con los santos mártires de los primeros siglos del cristianismo, los datos biográficos fidedignos que se conocen son mínimos. Profesa la fe de Cristo, pese a las persecuciones que se efectuaban contra los cristianos en su época; cuando es descubierto se le encarcela y condena a muerte en Iconium (actualmente llamada Konia, Turquía), donde entrega su vida crucificado en aras de la fe. Los cristianos que atestiguan su martirio, trasmiten oralmente los hechos para iniciar la veneración y honrar su memoria en reconocimiento a su sacrificio. Su culto se pierde en la memoria de los tiempos. Iconografía: en el momento de su martirio crucificado; ocasionalmente se representa en sus exequias, sobre una pira u hoguera funeraria

 

DOMINGO 11

XV DOMINGO ORDINARIO

Santos: Benito de Nursia, abad Olga de Kiev, reina y Pío I, Papa (Verde)

SANTA OLGA DE KIEV, forma rusa del nombre escandinavo Helga, éste, a su vez, del norso, "santo", en su acepción cristiana (890?-969). Reina. Originaria de Pskov, actualmente territorio de la Federación Rusia, llamada en esa época Rusland o país de los varegos. Sus padres pertenecieron a la nobleza, aunque no se conocen datos de su infancia, se sabe que era pagana. Contrae matrimonio —quizá en el año 903—, con Igor de Kiev, quien a la postre es monarca de ese imperio. Por desgracia su marido es asesinado y ella, con valor, asume la regencia del país de 945 a 969, durante la minoría de edad de su hijo Sviatoslav I de Kiev. Una vez enterada de la doctrina de Cristo y después de la adecuada preparación solicita ser bautizada en Constantinopla, hacia el año 945. Considerada como la primera soberana de los rusos convertida al cristianismo católico ortodoxo (del griego, orthos, "derecho", y doxa, "opinión", conforme al dogma católico); después del año 945, y de acuerdo con la tradición, Olga es la primera persona bautizada en Kiev, Ucrania, con el nombre cristiano de Elena (del griego, "antorcha", "la brillante, la resplandeciente"). Cuando se convierte al cristianismo se efectúan importantes ceremonias en Constantinopla, las que quedan escritas para la posteridad por el emperador Constantino VII (905-959) en su obra De ceremoniis. Al regresar a Kiev, solicita a Otón el Grande (912-973), emperador de Alemania, el envío de misioneros para convertir a sus súbditos, ya que aún practicaban sacrificios rituales a los falsos dioses. Venerada en unión con su nieto san Vladimir o Vladimiro de Kiev, como los primeros cristianos de Ucrania. Sin embargo, no logra convertir a su citado hijo y es su nieto, el príncipe Vladimiro de Kiev, quien se ocupa de declarar el cristianismo religión de estado a partir de 987. Muere en el año 969, y es la primera rusa declarada santa, en reconocimiento a la propagación del cristianismo que realizó en su patria. Sepultada en el templo de la Dormición de María, en su país, el cual después de varias reconstrucciones, es destruido en 1935. También conocida como santa Elena o Helga de Kiev. Canonizada por Clemente II (1046-1047) en 1046. Patrona de Basilea, Suiza e intercesora de conversos y viudas. Fija la fecha de su memoria anual el 11 de julio, en los acuerdos del Concilio local de Rusia en 1574. Iconografía: con atavío regio, coronada, en su mano derecha la cruz ortodoxa (con dos travesaños), y en la izquierda porta el modelo de un templo, quizá el de la Dormición de María. Otros santos de la Iglesia Ortodoxa Católica Rusa, venerados en nuestro Calendario Litúrgico son san Sergio de Radonech, patrono de Rusia (titular del 25 de septiembre) y el citado Vladimir de Kiev (15 de julio).

 

LUNES 12

Santos: Nabor y Félix de Mauritania, mártires; Juan Jones y Juan Wall, mártires, y Juan Gualberto, abad. Feria (Verde)

SANTOS JUAN DONES Y JUAN WALL, del hebreo "Dios ha hecho gracia" (siglos XVI-XVII). Mártires. En la época de la separación de la Iglesia de Inglaterra de la Iglesia de Roma, al originarse el cisma de la Iglesia anglicana, estos dos santos mueren victimas de las persecuciones contra los católicos, que dicho cisma provoca. Los escasos datos biográficos fidedignos son los siguientes: Juan Iones (1559-1598): Nace en Gales, Inglaterra; sus padres le forman en el catolicismo. Aún joven decide la vocación sacerdotal e ingresa en la orden de Frailes Menores (franciscanos), casi al término de sus estudios eclesiásticos es exiliado y recibe la ordenación sacerdotal en Francia. Pese a lo adverso de las circunstancias, regresa a Londres donde desarrolla una importante misión evangélica, ocultándose de los perseguidores de los católicos. Sin embargo, es descubierto, se le encarcela y padece tormentos. Pasados años en esas difíciles condiciones, hasta que se le somete a juicio, en el que se le acusa de sublevar al pueblo y se le condena a muerte en la horca. Juan Wall (1620-1679). De origen inglés, nace en Chingle Hall, al no ser conocidos detalles de infancia y familia, se deduce su formación en Cristo, debido a que sus datos aportan que en 1645 se efectúa su ordenación sacerdotal, en la orden franciscana. Desde el inicio de su ministerio, se le envía a misionar en Inglaterra, reside en Worcester, ahí trabaja con celo pastoral, durante 22 años. Por desgracia su obra se interrumpe en la época de las citadas persecuciones, cuando es aprehendido y por negarse a abjurar de la Iglesia católica, se le mantiene en la cárcel, padece maltrato y vejaciones. Al efectuarse un juicio en su contra, es acusado de “traición” y se le condena a muerte. Estos dos mártires, son integrantes del grupo venerado como los Cuarenta Mártires de Inglaterra; Pablo VI (1963-1978) los canoniza en 1970.

 

MARTES 13

Santos: Enrique II de Alemania emperador y Cunegunda, emperatriz; Beato Carlos Manuel laico. Feria (Verde)

BEATO CARLOS MANUEL RODRÍGUEZ, del germánico, "hombre experto" y del hebreo, paráfrasis de Emmanuel, "Dios con nosotros" (1918--1963). Laico. Hijo de padres fervorosos y humildes; nace en Caguas, provincia de Puerto Rico. Es el segundo de cinco hermanos; recibe de sus padres la fe católica, que fructifica en él, una hermana que profesa en la orden Carmelita y otro de sus hermanos quien es sacerdote benedictino. Su nombre completo es Carlos Manuel Cecilio Rodríguez Santiago, a quien con cariño le llaman Charlie. Con intención de ampliar conocimientos, a los 30 años ingresa en la Universidad de Puerto Rico, sin terminar estudios por su frágil estado físico. Continúa trabajando en otros servicios hasta que el sacerdote jesuita González Quevedo, al darse cuenta de su vida ejemplar, le da trabajo en el Centro Católico de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, donde establece un Centro de Cultura Cristiana. Por desgracia, cuando el dominio de Estados Unidos de Norteamérica, cae sobre la isla muchos sacerdotes abandonan el país; entonces los laicos con entusiasmo y espíritu de servicio, se dedican a la evangelización católica. En estas actividades apostólicas Charlie participa en forma destacada, en la misión de los conocidos como "Hermanos Cheos", dedicados a la predicación. Su actividad tiene como centro la Eucaristía; adelantándose a su época, solicita que las lecturas de la Santa Misa se reciten en español, con ello se adelantó a lo que después aprobaría el Concilio Vaticano II (1962-1965). En su celo por hacer comprender la Asamblea Eucarística, organiza Círculos de Liturgia para que la feligresía comprenda y sienta la presencia real de Cristo en el pan y en el vino. Este notable laico, sin ser sacerdote, logra encauzar vocaciones al sacerdocio y con su ejemplo, numerosos jóvenes proporcionan servicio a la Iglesia. El expresaba: "No tener claro este aspecto (el bautismo) de la vida divina en nosotros... nos lleva a convertir la religión en legalismos al estilo del Antiguo Testamento”. Su existencia es plena en oración, recita diario el Oficio Divino y lo explica con detalle a los integrantes de los Círculos de Liturgia, animándolos a recitar alguna de las Horas canónicas contenidas en el Breviario de los fieles. Sus antiguos padecimientos provocan que su salud se deteriore y se le diagnostica cáncer de colon; es sometido a una intervención quirúrgica, la que le causa graves sufrimientos, hasta su deceso ocurrido en su tierra natal. El Venerable, Juan Pablo II (1978-2005) lo beatifica el 29 de abril de 2001; es el primer beato laico, puertorriqueño.

 

MIÉRCOLES 14

Santos: Camilo de Lelis, fundador y Francisco Solano, presbítero. Beato Ghebre Miguel, presbítero Feria (Verde)

BEATO GHEBRE MIGUEL, (Ghebre— “siervo”) y del hebreo, "¿quién como Dios?", respectivamente (1791-1855). Mártir. Oriundo de Dibo, Etiopía. De origen humilde, sus padres se propusieron brindar a su pequeño hijo una educación esmerada y así lo hicieron aun a costa de grandes sacrificios. Crece dentro de la iglesia copta, con doctrina herética que sólo acepta que en Jesucristo exista una naturaleza: la divina (monofisismo). Esta herejía es condenada por el concilio de Calcedonia en 451. Es atacado por una enfermedad que le priva de la vista del ojo izquierdo; sin embargo, esto no es obstáculo para que se desempeñe como alumno brillante durante su etapa escolar y más adelante como sacerdote. Ante la carencia de recursos económicos el pequeño Miguel no puede estudiar en libros y todo lo aprende de memoria. Así estudia música, poesía, gramática; el Salterio (Libro de los Salmos), las Sagradas Escrituras, teología, etc. Concluye sus estudios seculares a la edad de veinticinco años; define su vocación sacerdotal e ingresó en el monasterio de Mertule-Maryam. Viaja a Egipto con el fin de conocer a san Justino de Jacobis (31 de julio) a quién solicita su docta opinión acerca del problema teológico que vive la Iglesia copla a raíz del monofisismo. Tal fue su explicación que Miguel decide acompañarle en su peregrinaje a Roma y a Tierra Santa, convirtiéndose en su discípulo; regresa con él a Abisinia (Etiopía). Renuncia a la corriente herética y se une a san Justino en su predicación y defensa de las verdades de la religión; el santo varón le nombra docente en un seminario, donde Miguel se ganó el aprecio de sus alumnos por su santidad y vastos conocimientos. Colabora en la redacción de un catecismo en lengua nativa y gracias a él se logra que muchas personas retornen a la verdadera fe. Su intensa labor pastoral y el creciente número de fieles que regresan o se incorporan a la Iglesia católica motiva que el hereje obispo Salama ordene su captura, permaneciendo en la cárcel más de dos meses. Al quedar libre san Justino, su maestro, le ordena sacerdote, incorporándose a la congregación de san Vicente. Nuevamente es apresado por orden del jerarca hereje y conducido ante el emperador, quien trata de hacer que Miguel acepte la herejía y abandone a la Iglesia de Roma. Primero con palabra; después con tortura se trata en vano de hacerle apostatar. Su maestro es torturado y, posteriormente, desterrado. Miguel permanece en prisión en la región de Oromiya, Etiopía, siendo víctima de toda clase de vejaciones, severas vigilias y crueles tormentos, hasta que es contagiado de cólera, mal que por su debilitada salud no puede resistir. El pontífice Pío XI (1922-1939), reconoce sus virtudes y heroísmo y lo eleva a los altares como beato.

 

JUEVES 15

Santos: Buenaventura de Bagnoregio, Doctor de la Iglesia; Pompilio Maria Pirrotti, presbítero. Beato Lunado de Azevedo y compañeros mártires. Memoria (Blanco)

BEATO IGNACIO DE AZEVEDO* Y COMPAÑEROS, tal vez del vasco, "pendiente de la montaña" (1526-1570). Mártires. Ignacio de Azevedo* y Abreu nace en Oporto, Portugal. A los trece años entra a la corte como paje del rey Juan III el Piadoso (1502-1557) de Portugal. En 1541, ingresa a la Compañía de Jesús (jesuitas). Al concluir sus estudios, se le nombra rector de los colegios de San Antonio, en Lisboa, Coimbra y Braga; posteriormente, es designado Viceprovincial de Portugal. En 1565 solicita al pontífice ser enviado como misionero a la provincia jesuítica del Brasil. Su solicitud es aceptada y recorre en labor de misión Río de Janeiro, Bahía y Sao Paulo. Después de tres años de fructífera labor regresa a Portugal; es recibido por el monarca Sebastián (1554— 1578). En 1569, viaja a Roma donde el papa San Pío V (1566-1572; 30 de abril) le nombra Provincial de Brasil y le obsequia varias reliquias que debe llevar consigo al Nuevo Mundo, entre ellas una copia de la llamada Virgen del Popolo, pintura atribuida al evangelista san Lucas. Regresa a su país con la facultad de reclutar misioneros, y logra reunir a más de 70, los cuales reúne en Val del Rosal; embarcándose en tres naves de una flota compuesta por siete. Parten a mediados de junio, sin saber que días antes había salido de un puerto francés Jacques Souris pirata perteneciente a la secta de protestantes calvinistas conocidos como hugonotes; quien al mando de su flota asolaba las costas del mar Mediterráneo y del Atlántico, con el fin de obtener botines y matar a los católicos que encontrara. A bordo del galeón Santiago iba el padre Azevedo junto con treinta y nueve sacerdotes, quienes desembarcan el 13 de julio de 1570 en la población de Tazacorte, en las Islas Canarias, para hacer reparaciones al barco; ahí celebra el Padre Ignacio de Azevedo su última misa en tierra, en la Iglesia del Patrón de La Palma, San Miguel Arcángel de Tazacorte, ya que al amanecer del día quince, el pirata francés captura la nave. Al ser abordados por los hugonotes el padre Azevedo alenta a sus hermanos; ante la furia que esto desata un corsario lo hiere en la cabeza; aún herido, abrazando la imagen de la virgen que le fue obsequiada por el papa, exhorta a perdonar a sus verdugos hasta que fue ultimado por tres golpes de lanza y su cuerpo arrojado al mar junto con los de algunos moribundos. Los martirizados fueron dos sacerdotes, siete alumnos del Escolasticado, ocho hermanos coadjutores y veintitrés novicios. Todo es recogido en "La Relación del martirio del padre Ignacio de Azevedo y sus compañeros". Conocidos por antonomasia con el nombre de "Mártires de Tazacorte". Los cuarenta mártires fueron beatificados el 11 de mayo de 1854 por el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero). *Se escribe Azevedo conservando la grafía del portugués.

 

VIERNES 16

Nuestra Señora del Carmen

Santos: Santa Maria Magdalena Postel, fundadora. Beato Simón Da Costa, mártir. Memoria (Blanco)

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, del hebreo, "viña de Dios" (siglo XIII). La advocación mariana que hoy se conmemora tiene su origen en una aparición de María Santísima al monje san Simón Stock (16 de mayo) el 16 de julio de 1251. En el Monte Carmelo, en Palestina, Israel, está ubicado un monasterio, de ahí el origen de la orden Carmelita o del Monte Carmelo; así surge también el nombre de la advocación de María que hoy es celebrada en la Iglesia universal. En ese entonces el vidente da a conocer a los lugareños este acontecimiento; además de la promesa de salvación que María Santísima le revela, Indicando que aquellos que portasen con fe su escapulario (del latín, scápula "hombro") y obedecieran la voluntad de Dios, obtendrían la salvación. Asimismo, cabe hacer notar que portar el escapulario no exime a los católicos de cumplir las obligaciones que manda la Santa Madre Iglesia, por el contrario se debe actuar siguiendo el ejemplo de María, en el cumplimiento fiel de la voluntad de Dios, en todos los estados de vida. Esta celebración inicia en el citado monasterio a partir de 1322; el pontífice Sixto V (1585-1590) la aprueba en 1587 y en 1726 Benedicto XIII (1724-1730) la extiende a la Iglesia universal y establece en esta fecha su conmemoración. Iconografía: María Santísima de pie ataviada con hábito color café —adoptado por la Orden del Monte Carmelo—, manto color marfil, porta en el brazo izquierdo a su Divino Niño, ambos coronados y con la mano derecha nos ofrece el escapulario color café con el monograma AM (Ave María) bordado en hilo dorado, sobre el citado monte y sobre éste, una cruz. Eficaz intercesora para que las almas del purgatorio pasen a la gloria celestial. Entre los numerosos templos, dedicados a esta advocación mariana, se localiza el Santuario de Nuestra Señora del Carmen, en calle Fernando Montes de Oca núm. 150, Col. San Miguel Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo, atendido por sacerdotes de la orden Carmelita. San Bernardo de Claraval (20 de agosto) escribió: "En peligro, angustia o duda piensa en María y llámala. Nunca dejes que el nombre de María se aleje de tus labios o de tu corazón. Si sigues a María, nunca perderás tu camino. Si le rezas, nunca te hundirás en la desesperación. Con el apoyo de María, nunca caerás. Bajo su guía, nunca desfallecerás. Y con su ayuda alcanzarás la gloria celestial".

 

SÁBADO 17

Santos: Alejo de Roma penitente; León IV, Papa y Eduviges de Polonia, reina.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio Feria (Verde)

SAN ALEJO DE ROMA, del griego, "el defensor" (siglo V). Penitente. En el correr de los tiempos han existido santos o beatos cuya vida —en nuestra época—, no es fácil de entender. Tal es el caso del santo titular de esta fecha, quien habiendo gozado de una posición desahogada decide ser un mendigo, por amor a Dios. Sin conocerse mayores datos, se sabe que nace en Roma. Su progenitor fue el senador romano Eufemio, quien con seguridad quería heredarle recursos y un cargo en el gobierno de la Ciudad Eterna; sin embargo, el joven Alejo no acepta contraer matrimonio y huye a Medio Oriente donde durante diecisiete años vive de limosnas. Regresa a su patria y radica en ella diecisiete años; permanece en el anonimato, bajo una escalera dentro de la casa paterna, donde se integra entre los sirvientes y realiza las tareas domésticas que se le asignan. Al ocurrir su fallecimiento es identificado por su familia ya que entre su raída túnica porta un pliego con su identidad, esta actitud hace que la tradición popular lo llame "el Loco de Dios" y al reconocer su vida ejemplar inicia su culto. Tiene dedicado un templo en el Monte Aventino de Roma. Iconografía: con desgastada vestidura, con el aludido pliego en la mano. Este nombre equivale a Alexis, variante de Alejo en su forma rusa.

 

DOMINGO 18

XVI DOMINGO ORDINARIO.

Santos: Arnulfo de Metz, obispo; Federico de Utrech, obispo, y Materno de Milán, obispo. (Verde)

SAN MATERNO DE MILÁN, del latín, "perteneciente a la madre" (1307). Obispo. De origen romano, sus biógrafos aportan referencias a partir ser nombrado el séptimo obispo en la diócesis italiana de Milán. En su misión episcopal colabora a fin de recuperar la libertad para la Iglesia. Se ocupa de trasladar con toda reverencia, los cuerpos de los santos mártires Nabor y Félix (12 de julio) a la basílica a ellos dedicada. Después de doce años de episcopado, muere en su diócesis, y es sepultado en la citada basílica. Los catálogos de los obispos en Milán, indican que muere el 18 de julio y en este día es recordado por la liturgia católica de rito Ambrosiano, alusiva a san Ambrosio de Milán (339-397, 7 de diciembre); sin embargo, el Liber sanctorum Notitiae Mediolani del siglo XVI, lo conmemora el 19 de julio. Iconografía: la representación más antigua se localiza en la basílica italiana de San Víctor, ataviado con dalmática, con rostro barbado, a su lado los mártires Nabor y Félix. Otro santo con este nombre es san Materno de Colonia, obispo, de quien celebramos memoria anual el 14 de septiembre.

 

LUNES 19

Santos: Beata María Vicente de Santa Dorotea Chávez Orozco, fundadora. Santas Justa y Rufina de Sevilla, mártires. Beato Pedro Crisco, penitente. Feria (Verde)

BEATA MARÍA VICENTA DE SANTA DOROTEA, del arameo, "señora", del latín, "vencedora" y del griego, "regalo de Dios", respectivamente (1867-1949). Fundadora. Esta beata mexicana nace en la población de Cotija, en el estado de Michoacán; hija de María de Jesús y Luis, católicos fervorosos, bautizada con el nombre de Dorotea. Desde su más tierna infancia se le inculca el amor a Dios y a la religión, cursa estudios básicos en su tierra natal. Más adelante la familia decide radicar en Guadalajara, Jalisco, ciudad a la que se trasladan, habitando una casa en la zona conocida como Mexicaltzingo. En su juventud Dorotea enferma: es internada para su recuperación en el nosocomio de la Santísima Trinidad (1892). Durante su convalecencia, al observar las necesidades de los enfermos, siente el llamado a la vocación religiosa. Ese mismo año ya recobrada la salud, hace voto privado de castidad y se integra al equipo de voluntarias. Este interés por los necesitados permite que otras altruistas jóvenes se acerquen a ella; así, en 1905 funda la congregación de las Siervas de la Santísima Trinidad y de los Pobres; asimismo, queda establecido el noviciado, para la formación de damas en el apostolado de asistencia a enfermos y ancianos marginados, de acuerdo con los designios evangélicos. Después de dos años, se efectúa la toma de hábito y al pronunciar sus primeros votos elige el nombre con el que es conocida. La fundación obtiene la aprobación pontificia en 1911. Estas ejemplares religiosas con la dirección de la querida Madre Vicentina —llamada así por su constante sonrisa y dulzura—, padecen la controvertida época de la Revolución Mexicana (1910-1919); pese a las dificultades del conflicto bélico y la persecución contra los católicos, logran cumplir su misión, además de que la fundación se difunde en los estados de Puebla, Sinaloa, Jalisco y Coahuila, donde edifican albergues y sanatorios. Nuestra beata en todo momento centra su existencia en la Eucaristía, la devoción al Divino Verbo y la santísima Virgen María, quienes impulsan su encomiable apostolado. La intensa actividad de la "Madre Vicentita" es interrumpida por una grave enfermedad la cual provoca su deceso. Recibe sepultura en la capilla de la Casa General de las Siervas de la Santísima Trinidad y de los Pobres en la ciudad de Guadalajara, (Jalisco), donde en la actualidad recibe veneración. Beatificada por el venerable, Juan Pablo II (1978-2005) el 9 de noviembre de 1997, en Ciudad del Vaticano. Iconografía: con hábito, en actitud orante ante un crucifijo, en sus manos la Regla de la congregación y a su lado la Santísima Trinidad.

 

MARTES 20

Santos: Apolinar de Rayana, mártir; Bulmaro de Bolonia, abad y José María Díaz Sanjurjo mártir. Feria (Verde)

SAN JOSÉ MARÍA DÍAZ SANJURJO, del hebreo, "Dios acrecentará" y del arameo, "señora" (1818-1857). Mártir. Los datos de este mártir indican que nace en la ciudad española de Lugo; sin indicarse detalles de familia, se deduce su formación en Cristo ya que inicia estudios en el seminario de su tierra natal; continúa en la Universidad de Santiago de Compostela las materias de teología y derecho. Fue en este período cuando siente la vocación sacerdotal e ingresa al seminario de la orden de predicadores (dominicos) en Ocaña (1844); hace los estudios eclesiásticos y es ordenado sacerdote en Cádiz, sin ubicarse fecha precisa. Su deseo de ser misionero le es concedido cuando es destinado a las misiones del Oriente, enviándosele a Manila, Filipinas; ahí complementa sus estudios y es docente en la universidad de Santo Tomás. Consigue la aprobación para misionar en Vietnam, ciudad en la que ya habían sido martirizados muchos de sus hermanos espirituales y donde el padre José María predica con fervor logrando cuantiosas conversiones. Por su celo pastoral, en 1849 se le consagra obispo de Plataea, misión que efectúa con apego al Evangelio; recorre su diócesis, hasta que en 1856 las tropas paganas lo descubren y encarcelan. En la prisión, maniatado y en deprimentes condiciones escribe: "Este pecador, prisionero del Señor, saluda y se despide de todos hasta la gloria. Este cepo y estas cadenas son regalados adornos llevados por Jesús. Mi alma rebosa de alegría, esperando que mi sangre se derrame, y, unida con la de nuestro Redentor que vertió en el Calvario, purifique todas mis iniquidades". Al momento de cumplirse la sentencia de muerte contra el santo obispo, cargado de cadenas es conducido al lugar llamado de las "Siete Yugadas", mismo donde con anterioridad, habían padecido el martirio cientos de cristianos, ahí es decapitado. Luego, su cadáver arrojado al río de donde no es posible recuperarlo, no así su cabeza que después de permanecer expuesta durante tres días y también arrojada a las aguas, siendo rescatada por piadosos cristianos y colocada con reverencia, para su veneración en el convento dominico español de Ocaña. Canonizado por el venerable, Juan Pablo II (1978-2005) en 1988, con un grupo de mártires relacionados con la orden de predicadores.

 

MIÉRCOLES 21

Santos: Lorenzo de Brindisi, Doctor de la Iglesia; y Daniel profeta. Beato Gabriel Pergand, mártir. Feria (Verde)

SAN DANIEL, del hebreo "mi juez es Dios" (siglo VI, a. C.). Profeta. Es el cuarto de los profetas llamados mayores, por lo extenso de su mensaje. Autor del libro homónimo en el Antiguo Testamento, el cual contiene 14 capítulos pertenecientes al género apocalíptico, escritos en arameo y en hebreo. Pertenecía a una noble familia de Judá. Datos relevantes de su vida fueron conjetura del citado texto; es deportado de Jerusalén a Babilonia cerca del año 606 a. C., donde vive en la corte y durante tres años recibe instrucción, pasando al servicio del rey Nabucodonosor (605 562 a. C.), narrado en Dn 1, 3 ss. Los caldeos le llamaron Beltsassar (del hebreo Baltasar: "Que el Señor proteja al rey"). Por su fidelidad a Dios, le es concedida extraordinaria sabiduría, los dones de profecía, descifrar sueños y los enigmas que se encontraban en antiguos escritos, debido a esto vive en la corte bajo diferentes reinados. De su libro destacan pasajes como capítulos del uno al seis, que refieren vivencias de él y sus compañeros en el citado destierro; del 7 al 12 relatan cuatro de sus visiones; por último, el 13 y 14, se indica, fueron adicionados posteriormente. Es ampliamente conocido el hecho de haber estado cautivo en el foso de los leones (Dn 6, 2-29), del cual sale sano y salvo. El mensaje más importante dirigido a los judíos bajo el reinado de Antíoco IV Epifanes (174-164 a. C.) expresa que el Dios de Israel reina sobre todos los hombres y que Él es quien juzga a los grandes imperios y conduce al pueblo elegido hacia el reino eterno. Se desconocen detalles de su deceso. La historia moderna indica que varios fragmentos del libro se encontraron en los Manuscritos del Mar Muerto, descubiertos en cuevas cercanas a Qumran, Palestina, en 1947. Iconografía: entre múltiples representaciones, se cita semidesnudo en el foso de los leones donde es arrojado y sale ileso. Interesantes pasajes bíblicos, con un lenguaje accesible y bellas ilustraciones a color, se pueden leer en el clásico Compendio de Historia Sagrada, de Editorial Progreso.

 

JUEVES 22

Santos: María Magdalena, penitente; Ana Wang de China y compañeros, mártires y Cirilo de Antioquía, patriarca. Memoria (Blanco)

SANTA MARÍA MAGDALENA, del arameo, "señora" y gentilicio de Magdala (siglo I). Penitente. La tradición bíblica refiere que fue servidora y discípula de Jesús, originaria de la región de Magdala (antigua población de Palestina, en Galilea, sobre el lago Tiberiades). Según Lc 8, 2-3 y Mc 19, 9, ayudaba a Jesús con sus bienes desde que el Redentor la liberó de siete demonios. Los evangelios refieren que estuvo con Jesús en el Monte Calvario, al pie de la cruz (Mt 27, 55,561 Mc 15. 40. etc.), en la colocación de Cristo en la tumba (Mt 27, 16), y en la madrugada de la Pascua, junto a las dos mujeres que descubrieron el sepulcro vacío Mc 16, 11 ss). Es considerada como la primera testigo del Resucitado (Jn 20, 11 y siguientes). Al correr de los siglos se han tejido diversas leyendas relacionadas con Maria Magdalena; sin embargo, lo único que para los católicos debe considerarse fidedigno es lo que nos relata la Sagrada Escritura. Los Evangelios no mencionan el lugar de su muerte. Incluida en el Santoral como titular de esta fecha por su participación en el plan salvífico de Dios, ya que unida a la Virgen María, María Cleofás y Salomé, fue una de las mujeres cercanas a la obra de la vida pública de Jesús. Iconografía: entre otras, con vestimenta de la época, con su característica larga cabellera y perfumero o bien al pie de la cruz. En nuestra capital cuenta con numerosos templos a ella dedicados, entre otros se cita el ubicado en Plazuela Revolución núm. 10, Colonia Magdalena Mixhuca, Delegación Venustiano Carranza.

 

VIERNES 23

Santos: Brígida de Suecia, fundadora Juan Casiano, abad Beato Pedro Ruiz y compañeros feria (Verde).

SAN JUAN CASIANO, del hebreo “Dios ha hecho gracia" (360?-435?). Abad. De origen rumano, nace en Dobrudja; su familia era de amplios recursos, por lo cual recibe esmerada instrucción y vasta cultura. En la etapa juvenil, deseando lograr el camino de la perfección, decide conocer la vida monástica, para lo cual realiza un viaje a Medio Oriente, donde visita el monasterio de Belén y después peregrina en Egipto por el desierto de la Tebaida. Más adelante (399), se dirige a Constantinopla que entonces era la sede episcopal de san Juan Crisóstomo (septiembre 13), quien al conocer su piedad lo nombra diácono (del latín diaconus: "servidor") de esa ciudad. Al paso de los años recibe en Roma, la ordenación sacerdotal, y en virtud de tener experiencia en la vida de comunidad es designado abad en Marsella, Las Galias, actual territorio francés, donde establece el monasterio de San Víctor cuna de numerosos monjes; además, instituye un convento para monjas. Destaca por su amplia y fructífera labor docente. Su obra literaria, contiene tratados sobre dogmática, ascética y mística, su texto más conocido es Colaciones de Casiano, con 24 capítulos, que data del 428 y contiene la doctrina de los antiguos monjes de Egipto, cuya influencia será útil a san Benito de Nursia (julio 11), quien recomienda la lectura del citado texto. Acude a la Casa del Padre, estando en Marsella y por su fama de santidad se inicia su veneración inmemorial, confirmada por Benedicto XIV (1740-1758) a mediados del siglo XVIII.

 

SÁBADO 24

Santos: Charbel Makhluf, presbítero; Cristina de Bolsena, mártir. Beatas Pilar de san Francisco de Borja y compañeras, mártires.

Vísperas I del domingo: 1ª. semana del Salterio Feria (Verde)

BEATAS PILAR DE SAN FRANCISCO DE BORJA Y COMPAÑERAS (1936). Mártires. Esta conmemoración incluye a tres religiosas mártires pertenecientes a la Orden de Carmelitas Descalzas; son también conocidas como las Mártires de Guadalajara, España. Sus nombres y algunos datos biográficos relevantes son los que a continuación se trascriben: Masía del Pilar de San Francisco de Borja, del latín, "pilastra, pilar" (1877-1936). Nace en Tarazona, Zaragoza, España. Hija de Luisa y Gabino; bautizada como Jacoba, recibe formación en Cristo. Desde su niñez fue alegre y sociable. Después de su primera Comunión (1889), comulga con frecuencia, asiste a la Asamblea Eucarística y gusta de la lectura espiritual. Sin embargo, a los quince años de edad, aún no asume la posibilidad de ser monja. Al paso del tiempo Pilar, convencida, elige la vocación religiosa e ingresa en la orden carmelita (1898); un año después profesa. Destaca por su obediencia extrema y su alegría, pero sin dejar de practicar -de acuerdo a la Regla de la orden- el silencio y la soledad gozosa expresa: "Si cien veces naciera, otras tantas seria carmelita y siempre en el convento de San José de Guadalajara". En 1933, durante los Ejercicios espirituales, se entrega a la acción vivificante del Todopoderoso, diciendo "Confianza sin límites en la misericordia de Dios, esperándolo todo de Jesús y María...". Asimismo su guía fue Jesús, y su temor era ofenderlo. Teresa del Niño Jesús, del latín, "la que cosecha" (1909-1936). Hija de Entalla y Juan, fervorosos católicos, bautizada como Eusebia. A los nueve años hace voto de castidad, el cual renueva cada año, así como de esclavitud a María Santísima. Hasta los 14 años estudia en el colegio de las religiosas "ursulinas" en Sigüenza, España. Cuando lee la autobiografía de santa Teresita del Niño Jesús (1 de octubre) en el libro Historia de un alma, inspirada en ella, define su vocación religiosa y en 1925 ingresa en el monasterio carmelitano. Acerca de su carácter, expresa: "No me desaniman mis defectos; al contrario, así tengo más ocasiones de luchar contra ellos y harán un día resplandecer en mí la infinita misericordia de Dios". En 1930 pronuncia sus votos solemnes. Practica el silencio, y la penitencia extrema, al mortificar su cuerpo con disciplinas y cilicios; además de entregarse al trabajo y servicio al prójimo; dedica horas ante el Santísimo. Maria Ángeles de San José del arameo, "señora", y del latín eclesiástico, "mensajero de Dios" (1905-1936). Oriunda de Getafe, Madrid, sus padres Lorenza y Manuel la bautizan con el nombre de Marciana y le inculcan los valores evangélicos. A los 3 años de edad, fallece su madre. Estudia en el colegio de las religiosas de la Sagrada Familia, desde entonces es piadosa y reza con devoción el rosario. Dedicada a la oración, frecuenta los sacramentos, asiste de continuo a la Santa Misa y dedica horas a la contemplación ante el Sagrario. En 1929, ingresa en la orden del Carmelo de San José de Guadalajara, emite sus votos solemnes en 1934. Al paso del tiempo, con el inicio de la Guerra Civil Española (1936-1939), en julio de 1936, las tropas toman Guadalajara y por la persecución contra el clero, las religiosas vestidas como seglares, reciben del padre capellán la comunión en calidad de viático y poco a poco abandonan su convento. Las tres religiosas que hoy nos ocupan, se dirigían a la casa de una familia que les ofrece albergue, y al entrar en ésta, son descubiertas por los militares pidiéndoles que salieran; la primera en salir fue María Ángeles recibe varios tiros y ahí mismo muere. En seguida María del Pilar, recibe varias descargas, además de ser herida con arma blanca, aún alcanza a exclamar: ¡Viva Cristo rey, Dios mío, perdónalos!", testigos del hecho la llevan al hospital del lugar, donde fallece. Por último Teresa, sin que le alcanzaran las balas huye, trata de entrar en un edificio cercano y es descubierta, todavía corre alejándose, seguida por los soldados, desesperada grita: "¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Cristo Rey!", recibe varios tiros, y cae muerta Las tres reciben sepultura en la fosa común del cementerio local. Años más tarde, en 1941, para efectos de su beatificación, son exhumadas e identificadas, encontrándose los cuerpos en buen estado y colocándose en tres urnas de madera, son trasladadas a la capilla su convento y acompañadas por numerosos lugareños se reza el Oficio de Difuntos, y son sepultadas en la cripta del mismo monasterio. Beatificadas por el venerable, Juan Pablo II (1978-2005), el 29 de marzo de 1987. El pueblo quien las admiró y atestiguó su martirio, solicitó su intercesión y empezó a nombrarlas como "las Tres azucenas carmelitas".

 

DOMINGO 25

XVII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Santiago, "el Mayor", apóstol. Pablo de Roma y compañeras, de Roma, mártires. Beata María del Monte Carmelo, fundadora (Verde)

SANTOS PABLO DE ROMA Y COMPAÑERAS, del latín, "pequeño" y compañeras (308). Mártires. Este santo, en unión con las santas Valentina, (patronímico de Valente, del latín, "valiente, fuerte") y de Tea (abreviación de Dorotea, del griego, "regalo de Dios"), mueren en aras de la fe víctimas de la persecución del pagano Maximiano Galerio (293-311), perseguidor de los cristianos. Como es de entenderse, no se conocen detalles anteriores a su muerte, sólo que eran ciudadanos romanos, convertidos al Dios verdadero. Se hace constar su existencia y martirio en Actas de su época. Valentina fue la primera quien no acepta ofrecer sacrificios ante los falsos dioses, después Tea, quien también se niega a abjurar de su fe; además de que ambas, al no ceder a las bajas pasiones de los paganos, padecen torturas y son ultimadas en la hoguera, al parecer estas dos damas eran hermanas. Por último, Pablo, condenado a morir, solicita unos momentos para orar por sus correligionarios, porque los judíos y gentiles se conviertan a la fe y al final reza por el juez quien emite su sentencia y por el verdugo que lo ejecuta; al término de sus plegarias, es decapitado. Lo anterior nos da un ejemplo de santidad y sobre todo de perdón a los enemigos de la fe. La veneración inmemorial de estos mártires la inicia el pueblo.

 

LUNES 26

Santos: Joaquín y Ana, padres de la Santísima Virgen María; Simeón "el Armenio", ermitaño. Beato Jorge, fundador. Memoria (Blanco)

BEATO JORGE PRECA, del griego, "agricultor" (1880-1962). Fundador. Originario de La Valleta, capital de Malta; sus padres católicos practicantes, lo bautizan una semana después de nacer y le procuran formación en Cristo. De su infancia sólo se conoce su devoción y buena conducta. Al concluir sus estudios de bachillerato Jorge ya había elegido la vocación al sacerdocio, por lo que solicita y obtiene la aprobación paterna para ingresar al seminario diocesano, donde es apreciado por sus compañeros a quienes hace reflexiones espirituales. Fue ordenado sacerdote en 1906; al comienzo de su ministerio inicia reuniones con los jóvenes para impartirles formación en Sagrada Escritura; asimismo, se propone, como propósito primordial en su vida, la preparación de la juventud, a fin de que ellos proporcionen instrucción religiosa de una a otra generación, de ahí la importancia que concede a la catequesis de adolescentes; posteriormente, se inician grupos femeninos. En estos grupos juveniles se delinearía la futura fundación del padre Preca, instaurada en 1907, con el título Sociedad de la Doctrina Cristiana, para la cual elige como lema: "...la Palabra se hizo carne". Con el tiempo se establecen nuevos centros de la Sociedad en casi todas las parroquias de las Islas de Malta; pese a esta difusión la Sociedad pasó por difíciles momentos, cuando en 1909 se recibe la orden de cerrar los centros, a lo que se obedece; sin embargo, el reclamo de los párrocos y de la sociedad permite que continúen sus funciones en 1914. Estos obstáculos terminan cuando la fundación recibe la aprobación pontificia en 1932. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), desempeña gran actividad, ante la necesidad de orientación espiritual entre la feligresía de Malta. Por su especial devoción a María, ingresa en la Tercera Orden Carmelita y en su profesión adopta en nombre de Fray Franco y enseña a los integrantes de la Sociedad, a portar el escapulario carmelita como símbolo de pertenencia a María. Se distingue por dedicar tiempo a la oración y contemplación; así como ser un apóstol del misterio de la Encarnación y un excelente guía espiritual, pleno de sabiduría; atiende a quienes lo requieren con palabras de consuelo en sus aflicciones. Entre sus escritos hay obras de dogmática, ascética y moral; pero sobre todo, destaca en la divulgación de la Palabra de Dios, traducida al maltés, en textos breves y libros pequeños, sencillos en memorizar. Cuando ocurre su deceso en su tierra natal, su fundación se había extendido en Australia; con el tiempo ya se localiza en Inglaterra, Kenia, Sudán, Albania y Perú, entre otros países. El venerable, Juan Pablo II (1978-2005) en su viaje a La Valleta, lo beatifica el 9 de mayo de 2001.

 

MARTES 27

Santos: Aurelio y Natalia de Córdoba, mártires; Celestino I, Papa. Beato Tito Brandsma, mártir. Feria (Verde)

BEATO TITO BRADSMA, del latín Titus, utilizado como pre nombre, de la tribu de los tities (1881-1942). Mártir. Hijo de los fervientes católicos Postma y Tito, quienes disfrutaban de amplios recursos; fue el quinto de seis hermanos; nace en Bolsward, Holanda. Desde su niñez es de débil salud y brillante estudiante. Decide la vocación sacerdotal y a los 17 años ingresa en la orden del Monte Carmelo (carmelitas). Pronuncia sus primeros votos en 1899 y después de ser un excelente seminarista, prosigue sus estudios en Holanda y en Roma donde se doctora en filosofía; es ordenado sacerdote en 1905. Al regresar a su país se entrega a diversos apostolados: docente en conventos y aulas; director de cursos, escritor de artículos en revistas, predicador, y sobre todo se esmera en la administración de los sacramentos. Su admirable actitud de sencillez y humildad con todos, generosidad con los pobres, lo hace ganar el afecto y respeto de su feligresía; ama profundamente a Jesús y María, permanece en constante oración. Participa en la fundación de la Universidad Católica de Nimega, (parte oriental de los Países Bajos) misma en la que es docente y asesor católico de los periodistas holandeses. Por desgracia, en la persecución nazi es capturado y encarcelado en varios campos de concentración, donde pasa los últimos seis meses de vida, dando ejemplo de fe firme, paciencia y caridad, al perdonar a sus captores y rezar por ellos. Este calvario termina en Dachau, Alemania, al recibir la letal inyección de ácido fénico, mientras en el campamento los presos repetían: "¡Ha muerto un santo!". Un fragmento de su poesía Ante Jesús escrito en la cárcel de Scheveningen, Países Bajos, en febrero de 1942, nos da cuenta de su espiritualidad: "Quiero libre vivir la soledad de esta celda, del sol sin claridad. Si permites que nadie logre hablarme, libre en áureo silencio podré hallarme. Jamás por verme solo temeré, pues nunca a Dios más cerca lo tendré. Dígnate buen Jesús, morar en mí, que mi profunda paz la tengo en Ti". El venerable, Juan Pablo II (1978-2005) lo declaró beato el 3 de noviembre de 1985.

 

MIÉRCOLES 28

Santos: Víctor I, Papa; Catalina Tomás, religiosa y Pedro Poveda fundador. Feria (Verde)

SAN PEDRO POVEDA, del arameo, "piedra" "roca" (1874 1936). Mártir. Nace en la población española de Linares, en Jaén; se sabe que su padre era José Poveda; bautizado con los nombres de Pedro José Luis Francisco Javier. Recibe formación católica y demuestra su firme decisión para ser sacerdote a la edad de 14 años e ingresa al seminario de Jaén, donde conoce el apostolado realizado por el padre Manjón con la población marginada que vivía en cuevas excavadas en la montaña del Sacromonte, Granada, en condiciones infrahumanas; en este lugar, como seminarista se dedica a enseñar el catecismo a los niños más pobres que con afecto lo buscan. Luego, becado, termina los estudios eclesiásticos en Guadix, Granada y recibe la ordenación sacerdotal en 1897. En el desempeño de su ministerio continúa su misión en las citadas cuevas, trasladándose a vivir en una de éstas. Organiza las Conferencias de San Vicente de Paul, a fin de auxiliar en forma adecuada y elevar el nivel cultural y espiritual de aquellos hasta entonces marginados. Para atender la formación pedagógica y religiosa de niñas y niños pobres del lugar, fundó las Escuelas del Sagrado Corazón, en 1902. Durante los años 1906 a 1913 ocupó el cargo de canónigo en basílica asturiana de Santa María la Real de Covadonga; en dicha época escribe: En provecho del alma, Plan de vida, Comentarios bíblicos, entre otros textos sobre la problemática educativa y la formación de profesores laicos. En 1911 establece en Gijón una Academia pedagógica para maestros y para la educación de la mujer -en ese tiempo marginada—, la Academia femenina para estudiantes de la rama magisterial. Regresa a radicar en Jaén en 1913, donde funda su obra cumbre: la Institución Teresiana. Se traslada a Madrid (1921), por ser requerido para ocupar el cargo de capellán real, ahí trabaja en la Comisión nacional contra el analfabetismo. El pontífice Pío XI (1922-1939) aprueba la fundación Teresiana en 1924, bajo el título de Pía Unión de Fieles, a nivel internacional para que hombres y mujeres, especialmente en el ámbito de la educación y la cultura, trabajasen por la transformación humana y social, según el Evangelio. Además, organiza los grupos de Estudiantes Católicas y las Juventudes Femeninas Universitarias, pertenecientes a la naciente Acción Católica Femenina. A partir de 1930 ingresó en la Hermandad del Refugio, en la capital española, donde atiende a los pobres y a niños huérfanos abandonados. Se anticipa a su época, al brindar oportunidades a la mujer en diversos campos. En la actualidad sus fundaciones se han extendido en Europa. India y América. En los inicios de la Guerra Civil española (1936-1939), durante la persecución contra el clero, es capturado y encarcelado en Madrid donde con valor expresa: "Soy Sacerdote de Cristo", por lo que muere mártir fusilado en las tapias del cementerio de la Almudena, en la zona republicana, junto a otros centenares de personas, haciendo realidad uno de sus pensamientos que indica: "Si hay que morir se muere; pero se muere con Cristo, en nombre de Cristo y para gloria de Cristo". Hoy en día sus restos-reliquia se veneran en el Santuario de Santa María de los Negrales, de la Institución Teresiana, ubicados en la sierra a 40 kilómetros de la capital española. Canonizado por el venerable, Juan Pablo II (1978-2005) el 4 mayo de 2003. Iconografía: en fotografía con sotana, atendiendo sus academias.

 

JUEVES 29

Santos: Marta de Betania, laica; Olaf u Olavo de Noruega, mártir y Urbano II, Papa. Memoria (Blanco)

SANTA MARTA DE BETANIA, interpretado como femenino del arameo "señor"; por tanto "la señora" (siglo I). Laica. No se conocen detalles anteriores a su juventud, cuando con sus hermanos María y Lázaro, quien fue resucitado por Jesús, vivían en Betania, pequeña aldea de Palestina, cerca de Jerusalén. Los tres eran discípulos y amigos del Divino Maestro (Jn 11, 1-2), a quien hospedaban con afecto y esmero en su casa. La Sagrada Escritura, narra que en cierta ocasión mientras María permanecía sentada escuchando las enseñanzas del Maestro, Marta se dedicaba afanosa a los quehaceres del hogar, hasta que pidió a Jesús que dijese a su hermana que le ayudara, pero Él le contestó con sabiduría: "Marta, Marta, te preocupas y agitas por muchas cosas; hay necesidad de pocas o mejor de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada" (confrontar Lc 10, 38-42). Una legendaria tradición menciona que evangelizó en Chipre; se desconoce fecha y lugar de su muerte. Es venerada como santa titular de este día, por haberse integrado en el plan salvífico de Dios. Iconografía: con vestuario de la época, en sus manos una jarra o un utensilio doméstico, atendiendo a Jesús. Intercesora de las amas de casa, del personal de servicio, así como de los hoteleros en alusión a su acción de proporcionar hospedaje al Redentor. En la Delegación lztapalapa, de la Ciudad de México se venera en su templo, ubicado en Hidalgo núm. 2 esquina Francisco I. Madero, Colonia Santa Marta Acatitla.

 

VIERNES 30

Santos: María de Jesús Sacramentado Venegas, fundadora; Pedro Crisólogo, Doctor de la Iglesia, y Julia de Cesarea, mártir. Feria (Verde)

SANTA MARÍA DE JESÚS SACRAMENTADO VENEGAS, del arameo, "señora” y del latín, "salvador" (1864-1959). Fundadora. Ve la primera luz en la ranchería "La Tapona" en el poblado de Zapotlanejo, cercano a Guadalajara (Jalisco, México). Fue la menor de doce hermanos, habiendo ocurrido su natalicio el 8 de septiembre, conmemoración de la Natividad de María, por lo que en el bautismo recibe el nombre de María Natividad; hija de Doroteo y María de las Nieves, piadosos católicos, quienes otorgan a sus vástagos formación en Cristo y los valores evangélicos; además de encomendar a la niña a María Santísima, siendo ella quien guía su camino hasta hacerla santa. Natividad vive en un ambiente cristiano, realiza estudios básicos en San Pedro Lagunillas, Jalisco, lugar donde radica y ahí fallece su progenitora; queda bajo la tutela de su padre, su hermano Mónico y una atenta sirvienta. A los dieciséis años vive en el poblado de Los Zorrillos, en el mismo estado; donde pasados tres años muere su progenitor, desde entonces ella y su hermana Adelaida viven con un tío en Zapotlanejo, sitio en el que transcurre su juventud. Por sus conocimientos, primero es catequista de niños, después da clases de lectura y escritura a un grupo infantil; pese a su juventud es reconocida por su prudencia y fervor. Apegada a la religión, asiste de continuo a la parroquia; en 1898 se integra en el grupo de las Hijas de María. En la Cuaresma de 1905 participa en los Ejercicios Espirituales del templo de San Sebastián de Analco, en Guadalajara, fue en ese ambiente de oración y reflexión cuando siente el llamado de Dios. A fines de ese año Nati y cinco piadosas amigas inician su servicio como voluntarias en el nosocomio del Sagrado Corazón de Jesús. Dios guía su camino al involucrarse con amor a los enfermos y llevar la contabilidad del mismo, da comienzo a la misión de servicio que perdurará toda su existencia. Inicia el noviciado con las religiosas Hijas del Sagrado Corazón de Jesús; pronuncia sus primeros votos en 1910, ya entonces se distingue por su paciencia y caridad, quienes la conocieron le nombraban con cariño "Madre Nati". Dos años después es designada vicaria en dicho sanatorio. En esta etapa ya se le consideraba fundadora de la Congregación de las Hijas del Sagrado Corazón y en 1921 le es otorgado el cargo de superiora general; debido a lo que el obispo le indica redactar las Constituciones de su fundación, en 1930 recibe la autorización legal para su fundación. A partir de entonces, por su amor a Cristo, elige el nombre de María de Jesús Sacramentado, emite sus votos solemnes en septiembre del mismo año. Esta santa es favorecida con un gran misticismo. Enterado de ello su guía espiritual le indica escribir un Diario, donde quedasen registrados, para la posteridad, todas las revelaciones de Jesús Eucaristía y aquellos fenómenos o vivencias místicas con que Dios la había distinguido. Por desgracia surgen las desavenencias sociopolíticas que provocaron la Revolución Mexicana (1910-1919), con la consecuente persecución religiosa en todo el país, lo que motiva que la Madre Nati realice su extensa obra a favor de los enfermos marginados en forma oculta. No obstante las dificultades, durante los 33 años al frente de la comunidad, las vocaciones proliferan, siendo posible establecer sanatorios, asilos, clínicas y puestos de socorro de la Cruz Roja Mexicana en diversos estados, como Sinaloa, Durango, Guanajuato y Jalisco. Más adelante al dar a conocer su misticismo le es concedida la aprobación pontificia para su congregación (1947). Uno de sus pensamientos: "Jesús mío, graba en mi corazón los tormentos de tu pasión". Recomienda a sus hijas espirituales: "Toda devoción que impida la obligación, es ociosa ocupación" y dando ejemplo de piedad permanece en continua oración mientras cuida a sus enfermos. La madre Nati, estando en Guadalajara, el 25 de julio de 1959 en su fatigado cuerpo se presenta un síncope y cinco días después acude a la casa del Padre. Entregada a Dios en el servicio a los necesitados, hereda a su congregación el amor a la Eucaristía, la oración, y el trabajo a beneficio de los enfermos; Después del fallecimiento, es notable cómo su rostro transformado irradia una dulce expresión de paz. Pasados los años en el proceso de su beatificación y canonización, las revelaciones y fenómenos místicos que en vida gozó nuestra Madre Nati, serían comprobados. El venerable, Juan Pablo II (1978-2005) la beatifica en 1992 y la canoniza el 21 de mayo —día dedicado a México—, del Año Santo 2000. Iconografía: en fotografía, con hábito y en sus manos las Constituciones de su fundación.

 

SÁBADO 31

Santos: Ignacio de Loyola, fundador Justino de Jacobis obispo. Beato Juan Francisco Jarrige, mártir.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio Feria (Blanco)

SAN JUSTINO DE JACOBIS, del latín, lustinus, patronímico de Justo "honrado" (1800-1860). Obispo. Originario de Lucania, provincia italiana; sin ubicarse detalles de familia e infancia, se deduce su formación en Cristo, siendo ésta la base de su santidad. En la juventud, con 18 años de edad, habiendo reflexionado en la llamada de Dios determina su vocación al sacerdocio e inicia estudios eclesiásticos en el seminario de la Congregación de la Misión ("vicentinos") y una vez terminada su academia, en la población italiana de Brindisi, es ordenado sacerdote (1824). Ejerce su ministerio en el sur de su país; sin embargo, en su mente permanece la idea de ser misionero de Cristo. Durante quince años atiende a su feligresía, siempre comprensivo y cariñoso, con especial solicitud para con los enfermos marginados. Destaca por su oratoria, sobre todo en los ejercicios espirituales y en la promoción vocacional. Cuando en 1836 la región es devastada por una epidemia de cólera, se dedica sin medir horario, ni riesgos, a la total atención espiritual y física de los numerosos contagiados, logrando superar esta etapa. Luego su deseo de misión se hará realidad, al ser enviado como superior a Abisinia, en Etiopía, lugar donde realiza su trabajo con empeño y celo pastoral, pasando así veinte años. Por sus méritos y fervor, recibe el nombramiento de Obispo de Etiopía. Poco más tarde, debido a los problemas sociopolíticos del citado país, es desterrado y por no aceptar esa sentencia, se le mantiene en cautiverio (1854). Al obtener su liberación, por segunda ocasión es desterrado. En los últimos años de su vida padece penurias, a la vez que permanentes persecuciones, debido a que siempre estuvo dedicado en dar a conocer el inmenso amor que Cristo ofrece a los hombres. Es de considerar su muerte, en Aligider (Eritrea, África) por los sufrimientos y malos tratos provocados por sus adversarios. Canonizado por el pontífice Pablo VI (1963-1978) en 1975. Iconografía: con vestimenta abisinia de la época, ante los nativos, predicando en la misión. Por su obra de evangelización, ha sido reconocido como el Apóstol de Etiopía y el gran Apóstol del culto mariano en Etiopía.