LUNES 1

Santos: Severo de Rayana, obispo, y Viridiana de la Toscana, religiosa. Beata María Catalina Kasper fundadora. Feria (Verde),

BEATA MARÍA CATALINA KASPER, del griego, "pura" (1820-1898). Fundadora. Nace en Dernbach, Alemania, en el seno de una familia campesina pobre y numerosa. Sus padres, Enrique y Catalina dan una educación cristiana y sencilla a sus hijos en tiempos difíciles en la Iglesia. Desde muy pequeña, Catalina muestra una sensibilidad extraordinaria a las cosas de Dios y, desde su pobreza comparte con los más necesitados. Podemos imaginar la exasperación de la mamá cuando un día Catalina exclama: "Mamá, cómo me gustaría ser pobre, pero muy pobre". Su papá comprende que, de alguna forma, tal intuición era un impulso divino. "Vivir la pobreza en profunda unión con Dios" marca su vida. Como mujer joven, ayuda a los pobres, a los abandonados y visita a los enfermos. Sus obras de caridad atraen a otras jóvenes de su pueblo. En 1846, con varias damas de ideas afines, forma la "Asociación de Caridad" para atender física y espiritualmente a los enfermos. En 1847, el obispo de Limburg le autoriza iniciar la congregación de Pobres Siervas de Jesucristo y se establecen en la llamada "Pequeña Casa de Nazaret" para continuar su misión: atender huérfanos y enfermos. El 15 de agosto de 1851, María Catalina y cuatro compañeras hacen sus votos. Fortalecidas por una vida de oración y escucha atenta al Espíritu, asumen riesgos que parecen increíbles en su dedicación a "los pobres, enfermos y niños". María Catalina Kasper entrega su alma al Amado el 2 de febrero de 1898. A causa de sus obras y su seguimiento de la vida de Cristo, su Santidad Paulo VI (1963 1978) la designa beata el 16 de abril de 1978 y le asigna el 1 de febrero como fecha para celebrar su memoria. En la actualidad la congregación misionera de las Siervas Pobres de Jesucristo continúan su obra en nueve países; en México se han consagrado a trabajar con mujeres indígenas y sus hijos; así como con niños marginados y con los pobres en general.

 

MARTES 2

La Presentación del Señor

Nuestra Señora de San Juan de los Lagos.

Santos: Beato Simón Fidati de Casia, presbítero. Fiesta (Blanco)

LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR (siglo V). La festividad que la Iglesia celebra en esta fecha es conocida en la antigüedad como hypapante (del griego, "encuentro") en alusión al encuentro de Jesús Niño con los santos ancianos Simeón y Ana en el templo de Jerusalén. La celebración se origina en el siglo IV en el Oriente y es introducida en la liturgia de Occidente hacia el siglo VII. En ella se conmemora la presentación de Jesús Niño en el citado templo después de 40 días de su nacimiento, hecho narrado en el Evangelio de Lucas (2, 22-24). Asimismo, se relaciona a esta fiesta la purificación de María, después de haber dado a luz, conforme a los antiguos preceptos judíos, que señalan la purificación legal después del parto (Lv 12, 1-8). En el siglo V se adiciona una procesión con velas o "candelas" para dar un toque solemne a la ceremonia. La liturgia romana la acepta hasta el siglo VII, con el nombre de "Candelaria", por el citado uso de velas, y la establece 40 días después de la Navidad o Natividad, como término del ciclo navideño. En la época actual, considerando las reformas al Calendario Litúrgico, después del Concilio Vaticano II (1962-1965) y a partir de 1970, el pontífice Pablo VI (1963-1978) le devuelve su carácter cristológico y le asigna el nombre con que ahora la conocemos, ya que antes se daba mayor jerarquía a la purificación de María, con lo que se debía entender que la celebración debe ser del Señor y de su segunda manifestación al mundo y primera a los judíos. Por cuanto a que hoy la religiosidad popular la señala como "día de la Candelaria", es debido a la bendición de las velas o candelas efectuada en los templos, en la procesión solemne que antecede a la Asamblea Eucarística. Iconografía: Maria y José, con vestimenta de época, presentan al Niño Jesús en el templo ante al anciano Simeón. Tocante a la República Mexicana, la feligresía en esta fecha asiste a los templos a bendecir esculturas con la figura del Niño Dios ataviado con su mejor vestuario; al ser esto una piadosa costumbre, es recomendable "vestir" dichas figuras con ropajes propios de un niño, que pueden ser ropones, o bien de advocaciones como el Niño: Cautivo, de las Suertes, Niñopa, de la Salud, de Praga, Atocha, etcétera.

 

MIÉRCOLES 3

Santos: Blas de Sebaste, mártir; Óscar o Anscario de Hamburgo, obispo, y Berlinda de Meerbeke, laica. Feria (Verde)

SAN BLAS DE SEBASTE, del osco Blaesius y probable del etrusco; "que confunde las letras" (316?). Obispo. Oriundo de la ciudad de Sebaste (actual población turca, llamada Sivas). Se dice que es médico. A esta labor la considera un apostolado y un acto de amor curar a su prójimo. Sin contarse con mayores detalles de su elección, se ordena sacerdote, para continuar su labor en beneficio del cuerpo y de las almas de sus hermanos. Su destacada entrega al servicio del prójimo suscita su designación como obispo de su tierra natal. Se extiende su fama de santidad —tanto por su forma de vida como por los milagros que el Señor obraba a través de su siervo—, por toda Asia Menor donde logra numerosas conversiones. Debido a la persecución contra cristianos desatada en todo el Imperio Romano se aparta del mundo y se va a vivir a una cueva del Monte Argaeus, donde es buscado por multitudes de personas que acuden para que les curase; asimismo, se dice que a la entrada de la cueva donde habita se reúnen animales a los que el santo cura. Hacia 315, el gobernador de Capadocia (antiguo país de Asia Menor), enterado de la existencia del santo varón, ordena a sus tropas ir a buscarle y llevarlo ante él. Una vez localizado, es presentado ante el pagano gobernador, quien bajo amenazas de muerte le ordena renunciar a su fe y adorar a los dioses. Al negarse, el obispo es torturado, incluso arrojado al mar, pero él camina sobre las aguas; se le tortura raspándole la piel de todo el cuerpo con una carda (cepillo con púas de metal usado para cardar la lana) —lo cual le ha valido ser nombrado patrono de los cardadores de lana—, finalmente, y ante la tenaz fe demostrada por el obispo, se le decapita. Otro de los prodigios que da celebridad a san Blas es el que narra la Tradición: una angustiada madre acude a él con su agonizante hijo en brazos, ya que con una espina de pescado se atraganta y casi muere; al verle, el obispo invoca al Señor para que el pequeño sane, Dios concede al santo su petición y el niño sana, por ello es común que en esta fecha muchos devotos que padecen enfermedades de la garganta acudan a recibir la llamada "Bendición de san Blas". Se le representa con el peine de hierro, instrumento de su martirio, en las manos. En la ciudad de México dicha bendición para protegerse de los males de la garganta se aplica el 3 de febrero en la parroquia de San Miguel Arcángel (avenida Pino Suárez e Izazaga, Centro Histórico).

 

JUEVES 4

Santos: Águeda de Roma, mártir y José de de Leonessa presbítero. Beata Isabel Canori Mora, laica. Memoria (Rojo)

JOSÉ DE LEONESSA, del hebreo "Dios acrecentará" (1556-1612). Presbítero. Oriundo de la ciudad de Leonessa, Umbría, Italia. Tercer hijo de una cristiana pareja; su padre, Juan Desideri, es comerciante de lana. Es bautizado con el nombre de Eufrasio (latín: del río Éufrates, en Mesopotamia). Por causas desconocidas, queda huérfano en 1568, quedando bajo el cuidado de su tío Battista Desideri, un profesor de Viterbo. Cuando joven, su tutor le concierta un compromiso matrimonial con una noble joven; sin embargo, Eufrasio ya tenia contemplado consagrarse a Dios; la negativa causa el enojo del tío, por lo que el muchacho regresa enfermo—por la presión ejercida por su pariente— a su pueblo natal. Ahí es cuando entra en contacto con los frailes capuchinos. Cambia su residencia a Spoleto y en 1574 ingresa a dicho convento, bajo el nombre de José. Con una ejemplar vida, plena de oración y penitencias. En 1580 se ordena sacerdote en el monasterio capuchino de Amelia; es comisionado para predicar en la región de Umbría Lazio y Ambruzzi. Se cuenta que en uno de los caminos se topa con unos bandoleros a quienes, con la fuerza de su palabra, convierte y aleja del pecado. Su misión evangelizadora le lleva hasta Constantinopla (actual Estambul, Turquía), donde se ofrece como rehén en lugar de cristianos que son esclavos. Las autoridades paganas rechazan el ofrecimiento. Sin embargo, el santo permanece fuera de la prisión, predicando y llevando consuelo espiritual los cristianos cautivos. Su palabra es tan fuerte y vehemente que a él se acercan infieles, quienes no tardan en pedir ser bautizados. Durante esta época, el fraile duerme en los muros de la prisión, donde soporta las inclemencias del tiempo y las burlas de la soldadesca. El venerable sacerdote en muchas ocasiones trabaja junto a los rehenes en las duras faenas a que son sometidos. Fray José entra a la sala del trono para solicitarle al sultán justicia y trato digno para los cristianos prisioneros, lo cual provoca la ira del monarca y es colgado de ganchos sobre un fuego humeante durante tres días al término de los cuales es puesto en libertad (la leyenda dice que por un ángel). Regresa a Italia, en el otoño de 1589, donde retoma su labor como predicador, la cual se extiende por todo su país. Su prédica va dirigida, sobre todo, a los pobres de cuerpo y espíritu. Difunde las enseñanzas emanadas del concilio de Trento (15451563). Colabora para edificar y sostener, así como para asistir hospitales y orfanatos. Propaga la idea de establecer "bancos de alimentos y dispensarios; su labor le lleva a visitar con frecuencia cárceles, asilos y hospitales. Su fama de santidad se extiende por toda Italia; el pueblo reconoce su labor y es amado, respetado y obedecido. Enferma de cáncer y entrega su vida plena de virtudes y santidad en Umbría. Es canonizado en 1745 por su Santidad Benedicto XIV (1740-1758).

 

VIERNES 5

Santos: Felipe de Jesús protomártir mexicano; Albuino de Bressanone, obispo, y los Mártires del Ponto.

En la República Mexicana: Fiesta en la Arquidiócesis de México: Solemnidad (Rojo)

SAN FELIPE DE JESÚS, del griego "amigo o aficionado a los caballos" (1572-1597). Protomártir mexicano. Hijo de Alonso Casas y Antonia Martínez, quienes recién casados llegan de Sevilla, España, y a base de trabajo logran hacer fortuna en la entonces Nueva España. Procrean 11 hijos; uno de estos es bautizado con el nombre de Felipe en la Catedral Metropolitana de México, lugar donde nace y tiene dedicada una capilla. Recibe formación católica, gusta de los juegos y las travesuras de un niño sano y feliz. Tiene una singular nana negra quien lo atiende con cariño y esmero repitiendo: "...Cuando la higuera reverdezca, Felipillo será santo", en alusión a una vieja y seca higuera del jardín hogareño. Hace sus primeros estudios en el colegio de San Pedro y San Pablo. En su juventud, el comercio de su progenitor le proporciona noticias de las tierras filipinas, por lo que Felipe logra autorización para ser intermediario de dichos negocios y emprende en el galeón "Santiago" el viaje de sus sueños. Tres meses después desembarca en Manila y por espacio de dos años disfruta de fiestas y frivolidades, que no le satisfacen del todo, pues siente un vacío interior. Sin haber explicación, un día de mayo de 1593 toca a las puertas del convento franciscano de Nuestra Señora de los Ángeles en Manila, solicita su ingreso, es aceptado y después del tiempo de prueba viste el hábito e inicia el noviciado con el nombre de Felipe de Jesús. A través de sus superiores y los compañeros, se entera de la misión evangelizadora que la orden realiza en China y quiere ir a conquistar almas para Dios; sin embargo, tiene que terminar el noviciado, lo que ocurre en 1594; antes de su ordenación sacerdotal, estudia por dos años en el convento de Manila. En 1596 se le envía a su patria, donde es ordenado sacerdote. Acompañado con otros frailes, parte en el galeón "San Felipe". Dicha travesía es interrumpida por el mal tiempo y el navío se refugia en territorio japonés. Anclan en Shikoku, donde debido a terremotos el panorama es de hambre, ruinas y muerte. Los frailes náufragos son presentados ante el emperador Taicosama (Toyotomi Hideyoshi, 1536-1598), quien juzga que el Dios de aquellos misioneros es el responsable de la tragedia en su imperio. Sin embargo, los religiosos logran trasladarse al convento franciscano en Osaka y una vez ahí —pese a las persecuciones— Felipe realiza su misión evangelizadora, hasta que las tropas del mencionado gobernante irrumpen en el monasterio, donde detienen a todos los cofrades, quienes son encarcelados y sentenciados a morir. Como señal de su condena, se les corta a cada uno la oreja izquierda y encadenados realizan a pie la travesía hacia Nagasaky, donde son colgados en cruces, sujetos con argollas de acero en cuello, manos y pies, mueren atravesados por lanzas. La noticia llega a la entonces Nueva España, meses después, pero la muerte de Felipe se conoce cuando la vieja nana negra, el mismo día del martirio, ve que la higuera reverdece. Beatificado por Urbano VIII (1623-1644) el 14 de septiembre de 1627 y canonizado por el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) el 8 de junio de 1862. Iconografía: con hábito, en la cruz de su martirio. Iconografía: con hábito en la cruz del martirio. Es el primer santo mexicano mártir y patrono principal de la ciudad de México.

 

SÁBADO 6

Santos: Pablo Miki y compañeros, mártires; Reynilde de Aldeneyk, abadesa, y Amando de Tongres, obispo. Vísperas I del domingo: la semana del Salterio Memoria (Rojo)

SAN PABLO MIKI y compañeros, del latín, “pequeño" (1562-1597). Mártires. Originario de Aya, Japón. Hijo de Miki Handayu, militar de alto rango y reconocido como líder. Ingresa con los Jesuitas en 1580 y cursa estudios de teología en Takatsuki y Azuchi. Se destaca como ferviente propagador del cristianismo, para lo que emplea su don de la elocuencia, con lo que logra incontables conversiones Pese a la persecución desatada por el pagano emperador Taicosama (Toyotomi Hideyoshi, 1536-1598), decide continuar ejerciendo su ministerio. Es aprendido con otros catequistas coreanos, japoneses y españoles, así como con el mexicano Felipe de Jesús; todos son torturados y obligados a caminar cientos de kilómetros en medio de burlas e insultos; además, son objeto de vejaciones por parte de soldados y el pueblo pagano, como advertencia de lo que pasaría a quien siguiera las enseñanzas de Cristo; pese a ello, durante el camino no dejan de entonar el Te Deum. Finalmente llegan al sitio de su muerte, donde son crucificados; el padre Pablo -en la cruz- pronuncia su último sermón antes de ser atravesado por lanzas. En 1862, el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) canoniza a quienes mueren ese día y les llaman Mártires de Nagasaky. Iconografía: en la colina del martirio, sobre cruces atravesados con lanzas, los sacerdotes o religiosos con hábito franciscano o sotana jesuita y los laicos con vestimenta oriental.

 

DOMINGO 7

V DOMINGO ORDINARIO

Santos: Ricardo de Inglaterra, rey, y Juan de Triora, Mártir. Beato Nivardo de Claraval, monje. (Verde)

SAN JUAN DE TRIORA, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1760? 1816). Mártir. Nació en Triora, Italia. Es bautizado con el nombre de Francisco María, siendo su apellido Lantura. Se desconocen pormenores de su vida familiar, niñez y educación. A la edad de 17 años ingresa en la orden franciscana, donde es nombrado guardián del monasterio de Velletri, vecino de Roma; sin embargo, para seguir su vocación, viaja a Roma e ingresa en el convento de Santa María de Aracoeli (1777), donde recibe el hábito franciscano y solicita ir a las Misiones de China, a pesar de que conocía la feroz persecución contra los cristianos. Desembarca en Macao (1799). Durante más de 15 años trabaja solo, para evangelizar las provincias de Hunan y de Chensi. Las innumerables privaciones, los sacrificios y las persecuciones sufridas por este santo varón son fáciles de imaginar; sin embargo, nunca duda en continuar su obra. Las conversiones son tan incontables como sus recorridos apostólicos. Doquiera va, su vida, trabajo, oraciones, penitencias y milagros son testimonio de las enseñanzas de Nuestro Señor. En 1815 fray Juan, es hecho prisionero y —cargado con pesadas cadenas y descalzo— llevado a Ch'angsha Fu. Durante siete meses permanece asegurado a un aparato de tortura sujetado de manos, pies y cabeza. Sólo se le libera de este instrumento de tortura cuando el verdugo lo estrangula. Su cuerpo reposa en la Basílica del convento de Aracoeli en Roma. Canonizado por el Siervo de Dios Juan Pablo II (1978.-2005), junto con 119 Mártires de China, el 1 de octubre de 2000.

 

LUNES 8

Santos: Jerónimo Emiliano, fundador Josefina Bakhita religiosa, y Coínta o Quinta de Alejandría, mártir. Feria (Verde)

SANTA JOSEFINA BAKHITA, del hebreo, forma femenina de José, "Dios acrecentará" (18683 1947). Religiosa. Nace en Sudán, África; sus padres son musulmanes. A la edad de siete años es capturada por comerciantes de esclavos. Vive como esclava sin recordar su nombre; la llaman "Bakhita", que en su lengua significa "afortunada". Vendida a un turco, sumisa y fiel soporta todo tipo de humillaciones durante un año. Hacia 1884 es revendida en Jartum, Sudán, al cónsul italiano, con quien trabaja como sirvienta y le da un trato humano y la lleva a Italia; da su liberación en Murano, Italia, donde decide profesar la fe en Cristo. Ingresa con las Hijas de la Caridad. Cerca de los 20 años es bautizada con el nombre de Josefina; en el mismo acto recibe la confirmación y la Eucaristía. Se distingue por su alma "naturalmente cristiana". Su deseo de acercarse a Dios, lo atribuye a una gracia de la Divina Providencia y de la Santísima Virgen María. Entra en el Instituto Canosiano de las Hermanas de la Caridad, con quienes vive los siguientes 50 años. Se le recuerda como una persona cariñosa, de dulce voz y amable presencia, así como destacado amor por enfermos y necesitados. Colabora en misiones y en labores de cocinera, siempre entregada a la voluntad de Dios, así como con gran espíritu de servicio y caridad. Muere en el convento de Shio, Italia, donde deja ejemplo de fidelidad al Evangelio. Canonizada por Su Santidad Juan Pablo II (1978-2005) en octubre de 2000. Iconografía: como joven negra con hábito o bien con atuendo y peinado típico africano. También se le conoce como la Madre o Hermana Moretta. Patrona de la República de Sudán, al nororiente de África.

 

MARTES 9

Santos: Apolonia de Alejandría mártir, y Miguel Febres Cordero, Hermano de las Escuelas Cristianas. Beata Eusebia Palomino, religiosa. Feria (Verde)

SAN MIGUEL FEBRES CORDERO, del hebreo, "¿quién como Dios?" (1854-1919). Hermano de las Escuelas Cristianas. Hijo primogénito de Ana y Francisco, católicos con recursos y alto nivel cultural; oriundo de Cuenca, Ecuador. Bautizado con los nombres de Francisco Luis Florencio. Nace con los pies deformes, lo cual le impide caminar en los primeros años de vida. Cuando cumple cinco años de edad, al jugar en el jardín de su casa, el niño menciona haber visto entre las flores a “... una Señora con vestido blanco... ", al mismo tiempo que se incorpora y da sus primeros pasos; desde ese momento inicia en el menor una recuperación milagrosa y, al poco tiempo, camina en forma normal. Posteriormente, cursa estudios en su tierra natal en el colegio de La Salle. No se precisa la fecha en que comunica a sus padres el deseo de ser maestro, pero ellos se oponen y lo envían a continuar estudios en el seminario como alumno externo; el niño les obedece pero su salud se debilita y, pasados tres meses, retorna al plantel anterior. Sin embargo, logra su propósito e ingresa en el noviciado de los hermanos lasallistas en la ciudad ecuatoriana de Quito y viste el hábito en 1868; desde entonces es el hermano Miguel. Al terminar los estudios correspondientes, inicia su trabajo como maestro. Desde 1869, debido a su inteligencia, ocupa los cargos de inspector y docente en diversas escuelas. Destaca por sus dotes literarias, aprende a hablar varios idiomas y resulta un buen compositor musical. A partir de 1887, para perfeccionar estudios, se le envía a Roma. Al regresar a su patria, en 1888, se dedica a la catequesis, además, se le nombra en 1890 inspector del instituto La Salle, en Quito. De amplia obra literaria, conocida en otros países y traducida a diversos idiomas, entre otros títulos citamos: Curso superior de Historia Sagrada, Nociones de geometría, Gramática española y Contabilidad. En 1892 es integrante de la Academia Ecuatoriana de la Lengua; recibe en Francia el premio Palmas de la Academia, en 1900; la Academia Nacional de Venezuela le otorga el título de Académico en 1906. Colabora en Europa para la edición de nuevos libros de texto en 1907. Radica en la ciudad española de Premiá del Mar, después en Barcelona; luego en Burgos, donde escribe una colección de cantos religiosos. Regresa a Premiá y, debido a conflictos sociopolíticos, se refugia en el colegio de Bosanova, de Ciudad Condal, España. Al acabar dichos problemas retorna a Premiá del Mar, lugar donde ocurre su deceso, víctima de una neumonía, y ahí se le sepulta. Después, sus restos se trasladan a Cambrils, Tarragona, Cataluña, en 1925; se desata la guerra civil española en 1936 y se profana su sepulcro. Por fortuna, sus restos-reliquia los recupera un joven catalán, y los entrega al cónsul de Ecuador, en Barcelona. En 1937, las reliquias de este ilustre maestro se trasladan al país que lo vio nacer. El Siervo de Dios, Juan Pablo II (1978-2005) lo canoniza el 21 de octubre de 1984; es el primer santo de su nación. Iconografía: con hábito, con un libro en sus manos, a su lado niños a quienes entregó su vida.

 

MIÉRCOLES 10

Santos: Escolástica de Nursia, fundadora; Guillermo de Malavalle, ermitaño, y los Mártires de Numidia. Memoria (Blanco)

SAN GUILLERMO DE MALAVALLE, del germánico. “aquel a quien su voluntad sirve de protección" (1157). Eremita. Es de origen francés, son desconocidos datos anteriores a su vida en la milicia, pues es un joven desordenado, sin Dios ni valores. Así transcurre la mayor parte de su vida; pese a todo, Dios en su infinita misericordia lo hace arrepentirse y sin explicación decide modificar su conducta. La primera información verídica del cambio es cuando en calidad de "francés penitente"; como era la costumbre de la época, viste burda túnica, con el rostro cubierto por capucha y descalzo; en constante oración, peregrina a Roma donde visita la tumba de los Apóstoles. Conoce al pontífice Eugenio III (1145-1153), a quien -en un acto de humildad y contrición sincera- solicita el perdón de sus pecados; una vez concedido, el Papa, en penitencia, le indica peregrinar a Tierra Santa (1145). En dicho lugar, Guillermo se dedica a la oración y la extrema disciplina, arrepentido de su pasado. Después de ocho años, regresa a Italia transformado en un piadoso hombre. Se instala en Lupocavio, sitio solitario cercano a Pisa (1153) donde habita como eremita dedicado al estudio y meditación. Su ejemplo de vida atrae a varios seguidores con quienes funda un monasterio, del cual fue abad (1154). Otra vez busca la soledad y habita una ermita en Monte Bruno, cerca a Siena (Italia), en un paraje solitario llamado Malavalle ("evil valle" o "valle malvado") en 1155. En dicho lugar el Creador le concede los dones de realizar hechos milagrosos (taumaturgia) y el de profecía; otros piadosos varones guiados por él hacen vida eremítica y de extrema penitencia; con la Regla benedictina, establecen un monasterio; esta fraternidad es conocida como los frailes Guillermitas descalzos. La obra se extiende por Italia, Francia y Germania, donde realizan su misión evangelizadora; se ignoran las razones por las que esa fraternidad se extingue. Fallece de causas naturales y su culto es confirmado por Inocencio III (1198-1216) en 1202. Iconografía: con armadura y sobre esta su hábito, un monasterio y un peregrino. Patrono de armeros y recibe especial veneración en las ciudades de Siena y Paris.

 

JUEVES 11

Nuestra Señora de Lourdes

Santos: San Gregorio 1, Papa. Beata Clara de Rimini, religiosa. Memoria libre (Blanco)

BEATA CLARA DE RIMINI, del latín, "clara, ilustre. "brillante" (1282-1344). Religiosa. Oriunda de Rimini, Italia. Clara Angolanti, nace y crece entre los lujos que le proporcionan sus padres que son miembros destacados de la nobleza. Como es de esperarse, la joven vive su infancia y juventud en medio de los placeres mundanos, alejada de las obras de misericordia y de la práctica de la religión. Sin precisarse fecha, se casa cuando aún era muy joven, pero al poco tiempo, queda viuda, por lo que decide apartarse de su ciudad natal. Años después de regreso a su hogar ve cómo su padre y hermano son asesinados, debido a las trifulcas desatadas por facciones políticas rivales. Esto hace que la joven reflexione acerca del rumbo y las condiciones en que vive. Vuelve a contraer nupcias y tiene una visión de la Virgen; después de esta experiencia mística (1316), cambia radicalmente su estilo de vida; se consagra a la caridad y la penitencia; luego se une a los terciarios franciscanos. Con el dinero de su herencia manda edificar un convento bajo la Regla de las Clarisas, el cual está bajo su dirección. Su deseo de redención es tal que somete a su cuerpo a duras penitencias, por lo cual es acusada de estar "trastornada de sus facultades mentales" y encerrada en una celda bajo estricta vigilancia. Se cuenta que sus celadores la ven en constante oración. Tiempo después sus detractores la reintegran a su convento; durante esta etapa de su vida tiene una visión, después de la cual queda ciega y muda. Sus últimos años de vida están plenos de una "elevadísima gracia", por lo que toda la población de Rimini —que conocía la historia de Clara— le ofrenda su cariño, y la aclama como "santa". Después de su muerte, el pueblo inicia su veneración; finalmente, Pío VI (1775-1799) autorizó su culto en 1784.

 

VIERNES 12

Santos: Julián "el Hospitalario", penitente; Benito de Aniane abad, y Ludano de Escocia, peregrino. Feria (Verde)

SAN BENITO DE ANIANE, del latín, “bendito" (750?-821). Abad. Nativo de Languedoc, Francia. Es bautizado con el nombre de Witiza; su padre, Aigul conde de Maguelone, servia al rey Pipino III el Breve (715-768), padre de Carlomagno (742-814). Es educado en la Corte real. En 773 participa en la campaña militar emprendida por el monarca, durante la cual sucede un acontecimiento que cambia su vida: frente a él muere su hermano Tesin, en las cercanías de Pavia, Italia; por ello, Witiza abandona el ejército y se incorpora al monasterio benedictino de Sequans, Italia, bajo el nombre de Benedicto. Más de dos años vive alimentándose sólo de pan y agua, duerme poco en el suelo y camina descalzo; encuentra fuerza en la permanente oración, el silencio y la meditación. En esta etapa de la historia de Francia, la vida religiosa transita por una relajación de las normas de vida monástica. En dicho marco, Benito se propone convocar a sus hermanos religiosos a retornar a los principios señalados por el fundador de su orden; funda un convento en Aniano, Francia (779), donde los monjes se vuelven a la vida austera, de oración y de trabajo señalada por la Regla benedictina. Su mandato dura varios años; durante éste el convento cobra celebridad por la ejemplar vida religiosa y de servicio al prójimo de sus moradores. Cuando considera que su obra en ese lugar termina, parte a reformar y fundar otros monasterios. Combate con gran celo y éxito la herejía del adopcionismo (la cual sostenía que, aunque Cristo era el Hijo de Dios en cuanto a su naturaleza divina, como hombre sólo fue aceptado por ser el primer Hijo nacido de Dios). Benito redacta varios textos donde rebate tales ideas y asiste, en 794, al Concilio de Frankfurt (actual ciudad alemana), para defender la verdadera naturaleza divina de Jesús. La fama de santidad propicia que el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Luis el Piadoso (778-840) —de quien fue asesor y director espiritual— edifique abadías en Lasacia, Francia y Cornelimunster, Alemania, donde Benito es el superior. Posteriormente le nombra director de todos los monasterios de su imperio. El santo abad escribe el Capitulare monasticum, una sistematización de la Regla de san Benito que debía ser aplicada en los conventos del Imperio, el Regularum del Codex y el Regularum Concordia. Su vida está dedicada a propiciar la superación personal y religiosa de sus monjes, así como a poner énfasis en la misión de servicio que habrán de cumplir en beneficio de los laicos. Es considerado como el gran reformador de su orden y llamado con frecuencia: "El segundo Benito". Entrega su alma al Señor en el monasterio de Cornelimunster. Su culto es inmemorial.


SÁBADO 13

Santos: Beata Cristina de Espoleto, religiosa. Nuestra Señora Ocotlán. San Benigno de Todi, mártir.

Vísperas 1 del domingo: 2ª. semana del Salterio Feria (Verde o blanco)

NUESTRA SEÑORA DE OCOTLÁN, del náhuatl, "lugar de los ocotes" (1541). De acuerdo con la tradición, esta venerada imagen de María Santísima se le aparece a un humilde indígena de la casta macehual, de nombre Juan Diego Bernardino, en una región boscosa cercana al entonces poblado de Tlaxcala, al lado oriente de la actual ciudad de Puebla, México. La bella Señora le ofrece al vidente agua de un manantial que brota del sitio de la aparición y le indica que servirá para sanar a los enfermos de la epidemia de peste que mina aquella región. A decir del indígena, la Santísima Virgen le indica: "Avisa a los franciscanos de mi parte que en este sitio hallarán una imagen mía, que no sólo me representa, sino que por ella prodigaré mis piedades y clemencia; la que, hallada, quiero que sea colocada en la capilla de San Lorenzo". Al paso de los años, al cruzar dos frailes franciscanos por la misma zona boscosa, ven entre el pinar una gran hoguera que por ser de un intensa luminosidad atrae su atención, por lo que se acercan al lugar admirados para contemplar como el fuego salía del hueco de un ocote y dentro de éste se encuentra una escultura que en la actualidad se conoce como Nuestra Señora de Ocotlán, que es la que se había dignado aparecer al indígena Juan Diego Bernardino. Dicha escultura es trasladada a la capilla de San Lorenzo, lugar donde a la postre se le construye un templo de hermosa arquitectura barroca, que es elevado a la categoría de Basílica por el pontífice Pío XII (1939-1958) en 1957. Desde 1764 es declarada patrona de las diócesis de Tlaxcala y Puebla. El 12 de mayo es aniversario de su coronación efectuada en 1907; sus fiestas son el 8 de diciembre, Año Nuevo y, su principal conmemoración, movible, anterior al carnaval. Iconografía: escultura de tamaño natural, tallada en madera de ocote de una sola pieza, representa a María Santísima de pie con las manos juntas sobre el pecho, ataviada con vestido blanco y una mantilla que cubre su cabeza, la cual está rodeada por una aureola de 12 estrellas; a su espalda, regio manto rojo. Colocada en el altar mayor sobre peana y luna en creciente, dentro de una urna de plata y cristal, que tiene al fondo una magna estrella, también de plata, para enmarcar tal representación.

 

DOMINGO 14

VI DOMINGO ORDINARIO

Nuestra Señora de la Esperanza

Santos: Cirilo, monje; Metodio, obispo de Tesalónica, y Juan Bautista de la Concepción, presbítero

SAN JUAN BAUTISTA DE LA CONCEPCIÓN, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1561-1613). Presbítero. Su nombre en la tierra es Juan García. Nativo de la población de Almodóvar del Campo, España. A la edad de 15 años conoce a la gran mística y Doctora de la Iglesia, santa Teresa de Ávila (15 de octubre). Ingresa a la orden trinitaria a la edad de 17 años en la ciudad de Toledo. En 1581 hace la profesión religiosa y es ordenado sacerdote en 1585. Años después, se une a diversos monjes que reforman la orden; años más tarde se establece en el monasterio de Valdepeñas (Castilla- La Mancha), donde establece la primera Congregación de los hermanos reformados y descalzos de la Orden de la Santísima Trinidad la cual recibe la aprobación eclesiástica de parte del pontífice Clemente VIII (1592-1605) en 1599. Funda cerca de 20 monasterios para hombres y uno de religiosas de clausura, en los cuales se vive el espíritu de caridad, oración, recogimiento, humildad y penitencia, además de velarse siempre por el estado que guardan los cautivos, así como por la salud y el bienestar de los pobres. Sin embargo, enfrenta con estoicismo cristiano los severos ataques y tremendas calumnias de los "no reformados". Como escritor --aunque poco conocida—, su obra se identifica con la mística de los grandes autores de la Época de Oro de las letras españolas. Después de una ejemplar vida cristiana de amor a sus hermanos religiosos y al prójimo, sube a la Gloria en el monasterio de Córdoba, España. Es canonizado por Papa Paulo VI (1963-1978) en 1975. En la actualidad, la única rama de trinitarios existente es la fundada por Juan Bautista de la Concepción, ya que los trinitarios calzados desaparecen en 1897.

 

LUNES 15

Santos: Claudio de la Colombiére, presbítero; Faustino y Joyita de Brescia, mártires y Walfrido Gherardesca, abad. Feria (Verde)

SAN WALFRIDO GHERARDESCA, variante de Valfrido, del germánico, ''el que ampara con su poder" (1765?). Abad. Oriundo de Pisa, Italia. Se desconocen pormenores de su familia, niñez y juventud. Se sabe que es un piadoso cristiano, ejemplo de honradez y religiosidad para quienes tratan con él. Negociante de profesión; se casa con una joven de nombre Thesia, con quien tiene cinco hijos y una hija; el matrimonio es prototipo de cristiandad, tanto en su relación personal como en la formación de sus hijos e hija, así como en la caridad, ya que destinan parte de sus ganancias a obras de filantropía. Cuando sus hijos crecen y pueden valerse por sí mismos, el matrimonio concreta un viejo anhelo: ingresar a la vida religiosa. Walfrido, junto con Gundualdo —pariente suyo-- y F'ortis —un amigo— funda un monasterio en Palazzuolo, lugar cercano a Pisa, el cual se regiría por la Regla benedictina y del que el santo varón es primer abad; para sus esposas, edifican un convento; junto con la esposa de Walfrido, ingresa su hija Rattruda El ejemplar desempeño —tanto en la vida civil como, ahora, en la vida religiosa— propicia que pronto el monasterio cuente con más de medio centenar de monjes. Gimfrid, hijo de Walfrido, ingresa al monasterio y, cursados los estudios, se ordena sacerdote. Este joven tiene una crisis de fe que le lleva a realizar actos de los que, tiempo después, se arrepiente, para convertirse en sucesor de su padre como tercer superior del convento. Modelo de perfección cristiana, escribe la biografía de su padre. Walfrido muere con olor de santidad; es enterrado junto con Thesia. Su culto es confirmado por el pontífice beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero).

 

MARTES 16

Santos: Onésimo de Éfeso, obispo; Elías de Egipto y compañeros, mártires. Beato Nicolás Paglia, presbítero. Feria (Verde)

SAN ELÍAS DE EGIPTO, del hebreo,"mi Dios es Yahvé' (309). Mártires. Datos confiables de estos mártires son escritos por el teólogo e historiador Eusebio de Cesarea (260?-340?), pero sin detallarse datos de su niñez y vida familiar. Son cinco jóvenes de origen egipcio quienes, convertidos al cristianismo, reciben en su bautismo los nombres de origen hebreo: Elías, Isaías ("Yahvé salva"), Samuel ("escuchado por Dios"), Daniel ("mi juez es Dios") y Jeremías ("exaltado por Yahvé"), además de ser instruidos en la doctrina de Cristo. Los citados cristianos deciden dedicarse a evangelizar, por lo que recorren diversas poblaciones; entre otras, están en Cilicia, Turquía, donde acompañan a varios cristianos condenados a trabajar en las minas para reconfortarlos en la fe de Cristo. Al llegar a Cesarea de Palestina, las tropas paganas que custodian esa ciudad los interrogan y como no comprendían la respuesta de los jóvenes los llevan ante el pagano gobernador Firmiliano, quien les pregunta sus nombres; Elías —hablando en nombre de todos— se los menciona. Aún así, el gobernador, sin entender, insiste en saber sus orígenes y su ocupación, a lo que manifiestan: "Somos cristianos, profesamos pertenecer a Cristo, en quien hemos depositado nuestra esperanza y nuestro amor", esto último si le queda claro al gobernador, por lo cual, al juzgarlos enemigos de sus dioses, los manda decapitar, por lo que mueren mártires en aras de la fe. Su culto se pierde en los anales de la historia.

 

MIÉRCOLES 17

MIÉRCOLES DE CENIZA

Santos: Los siete santos fundadores de los Siervos de María. Beato Guillermo Richarson, presbítero. (Morado)

MIÉRCOLES DE CENIZA, del latín común, cinisia y éste de cinis, "polvo, ceniza" (siglo XI). Con la imposición de la ceniza da principio el tiempo litúrgico de Cuaresma; periodo de 40 días que inicia en esta fecha y termina el Jueves Santo antes de la misa vespertina. La imposición de la ceniza es un sacramental (término que el Catecismo de la Iglesia Católica, en el ordinal 1677, define así: "Se llaman sacramentales los signos sagrados instituidos por la iglesia cuyo fin es preparar a los hombres para recibir los sacramentos y santificar las diversas circunstancias de la vida"), que a la vez nos prepara y conduce a la práctica del sacramento de la penitencia, reconciliación o confesión, con el propósito de que a los fieles convertidos nos sea posible participar en la celebración del misterio pascual con nuestro corazón contrito, esto es, en estado de gracia. En la Sagrada Escritura la ceniza es símbolo de lo
perecedero, por lo que se convirtió en signo de la caducidad del ser humano cuando él mismo se la aplica en la cabeza o suele revolcarse en ella, como testimonio de dolor, penitencia y humillación (Is 61, 3). En el Antiguo Testamento, la ceniza con agua es el agua lustral que borra las impurezas legales (Nm 19, 1-10); a través del tiempo, la ceniza pasa a integrarse en el culto cristiano. Hacia los siglos IV-V, los pecadores arrepentidos se transforman en penitentes, quienes se aplican ceniza sobre su cabeza en señal de conversión y abandono en la misericordia de Dios. En la época actual este miércoles se traza una cruz de ceniza, ya bendecida, en la cabeza o en la frente de los fieles, lo cual les recuerda su origen, a la vez que el sacerdote o un laico autorizado recita las palabras: "Eres polvo y al polvo volverás" (Gn 3, 19) o bien: "Arrepiéntete y cree en el Evangelio" (Mc 1, 15). La imposición de la ceniza es prescrita por el pontífice Urbano II (1088-1099) en el Concilio de Benevento en 1091. El valor de este sacramental no consiste en sólo asistir a la recepción de la misma --como algunos católicos creen—, su importancia radica en la contrición, es decir, en el arrepentimiento sincero y en la conversión de cada persona al haber trasgredido la voluntad divina, así como que tal arrepentimiento nos conduzca a los sacramentos de la reconciliación y la Eucaristía para ser renovados por la acción del Espíritu Santo y ser dignos de la misericordia divina.

 

JUEVES 18

Santos: Eladio de Toledo, obispo. Gertrudis Comensoli, fundadora. Beato Juan de Fiésole, (Fra Angélico), presbítero. Feria (Morado)

SANTA GERTRUDIS (Catalina) COMENSOLI, del griego, "pura, casta"(1847-1903). Fundadora. Nativa de Bienno, Italia. Es bautizada con el nombre de Caterina (Catalina). Desde pequeña muestra inclinación hacia la vida religiosa, lo que demuestra en su constante retiro a lugares apartados donde eleva oraciones al Señor y medita acerca de la vida, la Pasión y la muerte del Redentor; asimismo, son constantes sus visitas al Santísimo. A la edad de siete años se dirige a la iglesia de su pueblo y recibe la Primera Comunión en forma clandestina, ya que no cuenta con la preparación requerida, al mismo tiempo que entrega su vida al Amado. Al paso de los años, se convierte en verdadera Apóstol del Santísimo, pues pasa largas horas en la iglesia frente a Él para que no quede sin compañía. En unión con varias jóvenes de ideas afines, crea la Guardia de Honor, para lo que elabora el programa de lo que sería en adelante su ideal de vida: "Jesús, amarte y hacerte amado". Ingresa en la congregación las Hijas de la Caridad, en Lovere, Brescia, Italia; por motivos de salud, abandona este instituto y regresa al hogar paterno, donde las condiciones económicas no son buenas, por lo que tiene que trabajar como sirvienta en la casa parroquial de Chiari; posteriormente, sirve en la casa de la condesa Fe-Vitali. En 1878 reafirma el voto de castidad que formula el día de su Primera Comunión. Pese a sus ocupaciones se da tiempo para enseñar las primeras letras, valores morales y nociones básicas de la religión a niños pobres de Capriate San Gervasio (Bérgamo, Italia); por su parte sigue con una vida de sacrificios, oración, penitencia y ayuda a pobres y enfermos. A la muerte de sus padres y verse liberada de la responsabilidad de contribuir al mantenimiento del hogar, se entrevista con el obispo, a quien le expone sus ideas de fundar una congregación, idea que es bienvenida por el prelado, quien le anima a consolidar su propósito. Al acompañar a sus patrones a Roma (1880), logra una entrevista con el pontífice, a quien expone su ideal de formar una congregación dedicada a la Adoración. El Santo Padre, le propone incorporar a ésta la educación de jóvenes obreras. Caterina, con dos jóvenes, inicia su obra en 1882; dos años después surge la Congregación de las Hermanas Sacramentinas de Bérgamo. Al tomar el hábito, adopta el nombre de sor Gertrudis del Santísimo Sacramento. La firme fe y el empeño con los que la madre Gertrudis inicia sus misión le ayudan a soportar las duras y severas críticas que obligan a la hermandad a dejar su sede y trasladarse a Lodi, donde son acogidas por el obispo, quien les dona una casa. En 1881, el instituto recibe el decreto por el cual se aprueba oficialmente la orden. Su obra pronto se propaga entre la población y por toda la región, lo que hace que alcance niveles de aprobación y genere la admiración por la Madre y sus hermanas, quienes llevan una vida de amor al Señor a través del amor al prójimo, en especial a los más necesitados. Con la vista en el florecimiento de su institución, entrega su alma a Dios, después de lo cual reciben sus restos mortales a cientos de fieles que así le agradecen su amor. El 26 de abril de 2009, Benedicto XVI (2005—) la escribe en el libro de los Santos.

 

VIERNES 19

Santos: Álvaro de Córdoba, presbítero, y Jorge de Lodeve, obispo. Beata Isabel Picenardi, religiosa. Feria (Morado)

SAN ÁLVARO DE CÓRDOBA, del germánico, "todo prudente" (1360-1430). Presbítero. Oriundo de Córdoba, España, nace en el seno de una familia cristiana con vastos recursos económicos. Su instrucción la obtiene en el Real Convento de San Pablo, afamada escuela dominica de su ciudad. Durante su etapa de juventud y sus primeros años de la edad adulta, azota la peste negra a toda la península, lo cual diezma poblaciones enteras, que deja —en muchas ocasiones— a los feligreses sin la guía espiritual de su pastor. La Iglesia había sufrido el llamado "Cisma de Occidente" (1378-1417). Estos son algunos de los motivos que impulsan a Alvaro ingresar a la orden de predicadores (dominicos). Una vez concluidos brillantemente los estudios, se ordena sacerdote, pero permanece en la misma escuela para impartir cursos de Artes y Teología. Posteriormente radica en Salamanca, donde adquiere el grado de Maestro en Teología. Con el seguimiento de su vocación y gracias a su preparación, se dedica con ímpetu a defender los verdaderos principios de la Santa Madre Iglesia en contra de las herejías, ocasión que le sirve para aclarar y enseñar a innumerables fieles —de todas clases sociales la verdad, así como para alejarse de los malos hábitos y viejas costumbres que permean en amplios círculos de los creyentes. Su misión le hace recorrer extensos territorios y realizar numerosos sacrificios; así como soportar carencias, malos tratos, desprecios y otras penalidades que sólo con su fe logra afrontar. Su prestigio como hombre de Dios hace que numerosos gobernantes le inviten a predicar en sus tierras, lo cual hace hasta que destierra las apostasías y vuelve a los pobladores a la verdadera fe. Entre sus logros se encuentra organizar la Vía Dolorosa en Tierra Santa, con lo que fomenta el actual Via Crucis. Reforma varios conventos y funda el de Escalaceli, donde pasa, con fama de santidad, la última etapa de su vida.

 

SÁBADO 20

Santos Eleuterio I, Papa y mártir, y Euquerio de Orleáns, obispo. Beata Julia Rodzninska mártir.

Vísperas I del domingo: la semana del Salterio Feria (Morado)

BEATA JULIA (Stanislawa) RODZNINSKA, del latín, femenino de Julios, nombre de Julia, una gens romana (1899-1945). Mártir. Nace en Nawojowa, Polonia, y es bautizada con el nombre de Estanislawa. Se desconocen pormenores de su vida y estudios, pero se sabe que ingresa a la Congregación de las Religiosas Dominicas de su patria en 1916 y que hace su profesión solemne el 5 de agosto de 1924, cuando adopta el nombre de Julia. Pocos datos se conservan de quien es conocida en su ciudad como la "Madre de los huérfanos" y la "Apóstol del Rosario"; sin embargo, dichos títulos son suficientes para avalar la santidad de vida que lleva la madre Julia. Al desatarse la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y la feroz persecución nazi contra los judíos y las congregaciones religiosas, la madre, junto con gran cantidad de sacerdotes, monjas y laicos comprometidos, es arrestada y conducida al campo de concentración de Stutthof, donde pasa los últimos dos años de su vida entregada al servicio de sus hermanos, sin importarle su raza o religión. En prisión, los cautivos son sometidos a torturas físicas y psicológicas, además de vivir en condiciones de insalubridad, por lo que el número de enfermos es muy grande. La llamada Apóstol del Rosario, sin descanso ni temer al contagio, da muestras de su caridad al atender enfermos. Como era de esperarse, se contagia de fiebre tifoidea, la cual causa su muerte. Santa Julia es beatificada, junto con el grupo de "108 Mártires polacos de los nazis", por su santidad Juan Pablo II (1978-2005) en 1999.

 

DOMINGO 21

I DOMINGO DE CUARESMA.

Santos: Pedro Damián, Doctor de la Iglesia, y Roberto Southwell mártir. Beato Noel Pinot, mártir.

SAN ROBERTO SOUTHWELL, del germánico, "el que brilla por su fama" (1562 1595). Mártir. Nace en Horsham Saint Faith, Norfolk, Inglaterra, en el seno de una familia católica, en tiempos cuando la reina Isabel I de Inglaterra (1533-1603) apoya abiertamente a los protestantes. Recibe esmerada educación en Douai y París, Francia. Ingresa en la Compañía de Jesús (jesuitas) en 1580, donde destaca por sus cualidades intelectuales y su fe. Es prefecto de estudios en el Colegio Inglés de Roma. Se ordena sacerdote en 1584; dos años después, de forma encubierta, regresa a su patria para apoyar a los católicos que sufren la persecución ordenada por la reina. Ahí escribe una serie de folletos en los que exhorta a los fieles a conservar su fe y defenderla aun a costa de su vida. Es descubierto y arrestado en 1695, acusado de ser sacerdote católico. En prisión se le tortura de forma continua y cruel con la fallida esperanza de hacerle abjurar de la verdadera religión y de delatar a otros sacerdotes que propagan y defienden el catolicismo, a la vez que atienden a los fieles. Tal fue la brutalidad con la que se le trata, que su familia solicita se le juzgue y determine su condena con rapidez, pues consideran que su muerte sería mejor que la vida que se le da en la cárcel. Pese a ello, se le mantiene cautivo en la Torre de Londres, donde continúa su martirio; sin perder un ápice de su fe y entereza eleva continuas oraciones al Señor y ofrece sus sufrimientos para la redención de los pecadores; lee la Biblia y se da tiempo para escribir. Finalmente, es juzgado y condenado a muerte por traición a la patria, después de reafirmar que administra los sacramentos a los fieles que así se lo piden. La sentencia es cumplida, en la ciudad de Tyburn, con la misma saña con la que se le trata en el presidio: se le ahorca; una vez muerto, el verdugo le abre el pecho y le saca el corazón para mostrarlo al pueblo. Rompe los miembros, conforme a la sentencia y los echa al caldero. San Roberto es uno de los "Cuarenta Mártires de Inglaterra y Gales" canonizados por su Santidad Paulo VI (1963-1978) en 1970.

 

LUNES 22

La cátedra de san Pedro apóstol

Santos: San Pascasio de Vienne, obispo. Beata Isabel de Francia, religiosa. Fiesta (Blanco)

BEATA ISABEL DE FRANCIA, del hebreo, "mi plenitud es Dios" (1270). Virgen. Nace en Francia. Es hermana del rey San Luis IX (25 de agosto); es instruida por su madre, quien la educa, junto con su hermano, en las virtudes de la fe católica, en especial en la caridad y el amor hacia los pobres. Cuando joven, rechaza el ofrecimiento de matrimonio que el príncipe Conrado —hijo del monarca germano Federico II— le hace, ya que en privado ofrece su virginidad al Señor; así continúa con su vida plena de austeridad y dedicación a los pobres y los enfermos; por ello, es admirada lo mismo por la Corte que por el pueblo. Cuando muere su hermano, Isabel decide llevar adelante el proyecto largamente acariciado: fundar un convento de clarisas donde pasa el resto de su vida dedicada a la oración, la penitencia y el servicio del prójimo. Establece éste en Longchamp (1257) y lo consagra a la advocación de la Humildad de Nuestra Señora; algunos biógrafos acotan que Isabel nunca profesa, ni emite los votos religiosos y que vive en el convento, pero apartada en una celda; se cree que hace esto por humildad, ya que no desea ser nombrada abadesa. El Señor premia sus virtudes. Muchas de las monjas atestiguan sus numerosas experiencias místicas. Muere en el citado convento. Es beatificada por el pontífice Inocencio XII (1691-1700).

 

MARTES 23

Santos: Policarpo de Esmirna, mártir, y Juan de Stilo el Sembrador. Beata Josefina Vannini fundadora. Feria (Morado)

BEATA JOSEFINA VANNINI, del hebreo, femenino de José, "Dios acrecentará" (1859-1911). Fundadora. Nace y muere en Roma. Es bautizada con los nombres de Judit Adelaida. En 1863 pierde a su padre y pocos años más tarde a su madre, por lo que queda bajo el cuidado de las Hermanas de san José y es separada de sus dos hermanos. Años después se le confía a las Hijas de la Caridad de la ciudad de Roma, donde aprende el amor a Dios y el servicio al prójimo. Se gradúa como maestra de jardín de niños y en 1880 solicita ser admitida en la congregación en la ciudad de Siena. Por su precaria salud, debe volver a Roma, pero regresa a Siena un año después; sin embargo, su débil salud y las condiciones de vida de la Congregación son incompatibles, por lo que tiene que abandonar, momentáneamente, la vida religiosa. Su decisión de servir a Dios a través del servicio al prójimo no concluye ante este revés. Al asistir a un retiro (1891) conoce al padre Lugi Tezza, a quien confía sus aspiraciones, le escucha atento y le anima a continuar. Ambos inician una relación que llevaría a la fundación de las Hijas de San Camilo, cuyo apostolado es asistir a enfermos. No obstante, el Padre Tezza es calumniado y tiene que partir fuera de su país, por lo que abandona el proyecto y a sus protegidas. Josefina persevera, pese a las adversidades que se le presentan y —aun sin contar con la aprobación eclesiástica— reúne a varias jóvenes, quienes atienden de tal forma a los enfermos que se les solicita en diversas poblaciones dentro y fuera de Italia; por último, logra la aprobación de su instituto en 1909 Al año siguiente, su debilitado cuerpo resiente el duro trabajo a que ha sido sometido y le aqueja una enfermedad cardiaca grave, que la mantiene físicamente alejada de su obra, pero el impulso ya estaba dado; al morir, la congregación cuenta con 16 casas en Europa y América, que son atendidas por más de 150 religiosas. Su vida llena de virtudes es reconocida cuando su Santidad Juan Pablo II (1978-2005) la beatifica el 16 de octubre de 1994.

 

MIÉRCOLES 24

Santos: Lucio y Montano de Cartago, mártires; Etelberto o Edilberto de Kent, rey, y Modesto de Tréveris, obispo, feria Morado

SANTOS LUCIO Y MONTANO DE CARTAGO, del latín, "luz" y "montañés", respectivamente (siglo III), Mártires. Son los titulares en el Santoral de este día; se desconocen datos anteriores a su edad adulta, cuando viven en Cartago. África. Son discípulos de san Cipriano (16 de septiembre), obispo de dicha ciudad, de quien reciben instrucción en la fe de Cristo. Recorren poblaciones aledañas donde evangelizan y logran numerosas conversiones. Padecen las persecuciones paganas del emperador Valeriano (190-269), por cuyas tropas son descubiertos y llevados a la cárcel, donde sufren múltiples torturas; como sus verdugos no logran hacerlos apostatar, los ultiman por decapitación. Su veneración se pierde en la memoria de los tiempos.

 

JUEVES 25

Santos: Beato Sebastián de Aparicio religioso. Santos: Luis Versiglia y Calixto Caravario, protomártires salesianos. Feria (Morado)

BEATO SEBASTIÁN DE APARICIO, del griego, ''venerable" (1502 1600). Religioso. Nace en Gudiña (Galicia, España); sus padres son prósperos campesinos y comerciantes, así como transportistas en carreta y ganaderos. Es educado en las virtudes cristianas y el amor al trabajo. Después de hacer estudios elementales, con la bendición de sus padres, marcha a trabajar en otros lugares para ayudar a su familia y reunir la dote de sus dos hermanas (1517). Al tener noticias de la prosperidad económica que sus compatriota obtienen en el Nuevo Mundo, zarpa y llega a Veracruz, México, en 1533, para establecerse en la ciudad de Puebla (1535), donde se dedica a la agricultura y al comercio. Al darse cuenta de las necesidades de los habitantes de la región, les construye un arado (el primero en estas tierras) para agilizar la siembra; asimismo, enseña a domar y domesticar toros y caballos, además de que simplifica las pesadas faenas con la construcción de las primeras carretas. La Historia de México le reconoce haber construido las primeras carreteras en el país hacia Puebla, Veracruz, Querétaro, Oaxaca y Zacatecas. Su fama y fortuna son vastas, no menos que su generosidad y amor al prójimo, lo que le hace fundar escuelas de artesanías para los indígenas y albergues para los necesitados. Para proteger a una humilde muchacha, se casa con ella, pero al quedar viudo (1573) dona sus cuantiosos bienes a los indígenas que le rodean. Como frecuenta a los franciscanos en Tlalnepantla, Estado de México, decide regalar una parte del dinero que le queda a las religiosas clarisas, a quienes sirve como portero y mandadero. Siente el llamado e ingresa en la tercera orden franciscana (1577) como hermano lego; se le envía a Tecali, Puebla, donde es hortelano, cocinero y sacristán. A su regreso a la ciudad de Puebla, en sus carretas recorre la mayoría de las regiones aledañas a esta localidad. Vive hasta el último momento en la oración y el verdadero ejemplo, sobre todo de caridad y humildad. Los frailes le atestiguan frecuentes éxtasis; además, se le atribuyen hechos milagrosos en vida, por lo que es considerado taumaturgo. Muere en la ciudad de Puebla, donde se conserva su cuerpo incorrupto desde 1602 y es colocado en urna de plata en su capilla de la iglesia de san Francisco. Es beatificado por Pío VI (1775-1799) en 1789. Iconografía: con hábito en actitud orante y una carreta a su lado. Protector de conductores de vehículos y caminantes. Nota: El proceso para declarar santo a este beato continúa vigente en la actualidad, por lo que si por su intercesión se obtiene algún milagro es importante comunicarlo a las autoridades eclesiásticas, para así contribuir a su canonización.

 

VIERNES 26

Santos: Leandro de Sevilla, obispo. Porfirio de Gaza, obispo, y Néstor de Magydos, mártir. Feria (Morado)

SAN PORFIRIO DE GAZA, del griego, "purpúreo” (347?-421?). Obispo. Nace en Tesalónica, Macedonia. Se desconocen pormenores de su familia y primeros años de vida. A los 26 años deja su hogar y ciudad natal para irse a vivir a Egipto como eremita. Cinco años después se dirige a Tierra Santa donde vive a orillas del río Jordán y continúa su vida de oración, soledad y penitencia. Realiza frecuentes visitas al santo Sepulcro, al Huerto de los Olivos y a otros sitios donde vive y predica el Señor. Aquejado de reumatismo —debido a las condiciones en las que vive--, se ve limitado en sus movimientos; sin embargo, tal enfermedad no le impide continuar con su asistencia diaria a misa y sus visitas a los citados lugares. Su lento y penoso caminar despierta la admiración de quien lo ve; así se encuentra con un hombre llamado Marcos, quien se ofrece a cargarlo y llevarlo a su destino; ante este piadoso ofrecimiento, el santo responde: "No está bien que habiendo venido yo aquí a expiar mis pecados sufriendo y rezando, me deje ayudar de ti para disminuir mis dolores. Déjame sufrir un poco, que lo necesito para pagarle a Dios mis muchos pecados". Marcos, desde ese día, es su compañero, su amigo y quien escribe la biografía de san Porfirio. Aprende el oficio de zapatero, debido a que reparte su cuantiosa herencia entre los pobres. El obispo de Jerusalén, conocedor de las virtudes de Porfirio, le ordena sacerdote y le envía a Cesarea, donde poco tiempo después es reconocida su labor y se le designa obispo de Gaza, a cuyos pobladores convence —mediante la oración, la predicación y sobre todo con su vida— de seguir el ejemplo de Cristo, lo cual desata la ira de los paganos, quienes le atacan e inventan calumnias con la finalidad de que la población abandone el cristianismo; Porfirio sale avante de tales dificultades y con renovado amor por parte de los habitantes de su diócesis. Así, en medio del respeto y la admiración de quienes le conocen entrega su alma al señor. Su culto es inmemorial.

 

SÁBADO 27

Santos: Gabriel de la Dolorosa, religioso, y Gregorio de Narek, monje. Beata María de Jesús Deluil-Martiny, fundadora.

Vísperas 1 del domingo: 2ª. semana del Salterio Feria (Morado) .


BEATA MARÍA DE JESÚS DELUIL-MARTINY
, del arameo, "señora", y del hebreo, forma abreviada de Yeoshúah, o sea Josué = "Yahvé salva" (1841-1884). Fundadora. Nace en Marsella, Francia, en el seno de una prominente familia, la cual le proporciona esmerada educación; es una brillante alumna y una niña inquieta. El arzobispo de Marsella profetiza: "Será santa María de Marsella". A los 17 años ofrece su virginidad a Dios como prueba de su amor hacia Él. La joven dedica gran parte de su tiempo a visitar enfermos, pobres y ancianos, a quienes lleva ayuda material y proporciona auxilio espiritual. Es gran promotora en su comunidad del culto al Sagrado Corazón de Jesús. Con el apoyo y la orientación de su guía espiritual, define su vocación y su meta de vida: servir al prójimo, así como auxiliar a los sacerdotes y a los misioneros pobres. Así, el 20 de julio de 1873 funda, en Bélgica, la congregación de las Hijas del Sagrado Corazón de Jesús. Maria de Jesús tiene como centro de su vida al Amado y todas sus obras las realiza para mayor gloria de El; toma como modelo a la Virgen María. Abre dos monasterios, uno en Aix-en-Provenza y otro en La Servianne en Marsella, en una propiedad que le hereda su madre. Su dedicación y sus esfuerzos se ven premiados con la constante incorporación de jóvenes que desean ingresar al instituto. Sin embargo, el rencor, la envidia y el odio del jardinero del convento le llevan a asesinar a la santa. De inmediato, sus hermanas, sus enfermos y el pueblo en general reconocen las virtudes de sor María de Jesús, con lo que se inicia una veneración que se cristaliza el 22 de octubre de 1989, cuando Su Santidad Juan Pablo II (1978-2005) la beatifica en solemne ceremonia en la basílica de San Pedro en Roma.


DOMINGO 28

II DOMINGO DE CUARESMA.

Santos: Román y Lupicino de Condat, ermitaños, e Hilario I. Papa. Beato Daniel Alessio Brottier (MORADO)

BEATO DANIEL ALESSIO BROTTIER, del 5 hebreo, "mi juez es Dios"(1876-1936). Presbítero Nace en La Ferté-Saint-Cyr, Francia. Ingresa al seminario en 1890 y nueve años después se ordena sacerdote. En 1902 se une a la congregación del Espíritu Santo en Orly. Al año siguiente, tras hacer sus votos solemnes, parte como misionero al Senegal, en ese tiempo colonia francesa, donde su caridad y amor por los aborígenes es aún recordada. Por motivos de salud debe regresar a su patria donde promueve la construcción de la catedral de Dakar, Senegal, la cual es consagrada en 1936, pocas semanas antes de su muerte; al desatarse la Primera Guerra Mundial (1914-1918), una vez más da muestras de su amor al prójimo y se une al ejército para servir como capellán; ahí expone en varias ocasiones su vida para auxiliar o rescatar a heridos en las trincheras, sin importar la raza, el credo o la nacionalidad de los mismos. Al término del conflicto, crea la Unión Nacional de Combatientes, para continuar su labor en pro de lisiados y desamparados. Su heroica labor durante la conflagración es reconocida, por lo que se le cita seis veces; por su valentía, se le otorgan las condecoraciones más altas de Francia: la Legión de Honor y la Cruz de Guerra. Entrega su alma al Creador en la ciudad de París, Francia. A sus funerales asisten más de 15 mil personas, quienes le aclaman como héroe y santo. Es beatificado por su Santidad Juan Pablo II (1978-2005), en 1984.