Dom

Lun

Mar

Mié

Jue

Vie

Sáb

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29
30

31

           

 

JUEVES 1

Santa Maria, Madre de Dios

Santos: Segismundo Gorazdowski, fundador; Guillermo de Dijon, abad

Solemnidad – Blanco. Jornada Mundial de Oración por la Paz. MR p. 170; Lecc. I, p. 444; LH Semana II del Salterio.

SANTA MARÍA MADRE DE DIOS. Ocho días después de Navidad, se efectúa la solemnidad de la maternidad divina y virginal de María Santísima. "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según su Palabra" (Lc 1,38), con esta respuesta la Santísima Virgen María acepta ser madre de Jesús y se consagra a la voluntad del Padre. Asimismo, colabora en el misterio de la Redención por su libre y generosa voluntad y encama al Hijo de Dios por obra y gracia del Espíritu Santo. El Concilio de Efeso (431) proclama a María Theotokos, la portadora de Dios: Madre de Jesús, el Hijo de Dios. Las reformas de 1969 al actual Calendario Litúrgico, confirman en esta fecha su solemnidad. El Papa Francisco en su homilía del 1/1/2014, señala: "Madre de Dios. Este es el título principal y esencial de la Virgen María. Es una cualidad, un cometido, que la fe del pueblo cristiano siempre ha experimentado, en su tierna y genuina devoción por nuestra madre celestial (...) María está desde siempre presente en el corazón, en la devoción y, sobre todo, en el camino de fe del pueblo cristiano. `La Iglesia... camina en el tiempo... Pero en este camino —deseo destacarlo enseguida- procede recorriendo de nuevo el itinerario realizado por la Virgen María' (Juan Pablo II, Enc. Redemptoris Mater, 2). Nuestro itinerario de fe es igual al de María, y por eso la sentimos particularmente cercana a nosotros. Por lo que respecta a la fe, que es el quicio de la vida cristiana, la Madre de Dios ha compartido nuestra condición, ha debido caminar por los mismos caminos que recorremos nosotros, a veces difíciles y oscuros, ha debido avanzar en 'la peregrinación de la fe' (Lumen gentium, 58)". El Seráfico Francisco de Asís (4 de octubre), iniciaba y terminaba el Oficio de la Pasión, con esta oración: "Santa Virgen María, no ha nacido en el mundo entre las mujeres ninguna semejante a ti, hija y esclava del altísimo Rey sumo y Padre celestial, madre de nuestro santísimo Señor Jesucristo, esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros... ante tu santísimo Hijo amado, Señor y maestro".

 

VIERNES 2

Santos: Beata Estéfana Quinzani, laica.

Blanco Memoria Santos Basilio Magno de Cesarea y Gregorio Nacianceno, Obispos y doctores de la Iglesia. MR pp. 661 y 662; Lecc. I p. 446.

BEATA ESTÉFANA QUINZANI, forma femenina de Esteban, del griego, "coronada" (1457-1530). Laica. Oriunda de Brescia, Italia, de familia campesina de escasos recursos. Su padre muere cuando Estéfana o Estefanía es niña, por lo que vive una infancia llena de carencias materiales y trabaja desde temprana edad como sirvienta. Su mentor y catequista es el beato Dominico Mateo Carreri (7 de octubre). En 1464 tiene sus primeras experiencias místicas; se dice que Cristo se le manifiesta y le coloca un anillo en su dedo; en ese año decide consagrar su vida a Dios y profesa votos personales de pobreza, castidad y obediencia. Su mentor muere en 1471; poco tiempo después, éste se le presenta e impone los estigmas de la pasión de Cristo. A la edad de quince años, se afilia a la Orden Dominica como Terciaria, ahí se consagra al cuidado de los pobres y los enfermos. Funda a las Hermanas de la Tercera Orden en Soncino, Italia. Es dotada de la ciencia infusa; además, posee los dones de consejo, leer los corazones y las mentes, así como el de profecía y de taumaturgia. Con santa Ángela Mérici (31 de mayo), funda un convento en el citado lugar. Su vida es austera y practica penitencias y ayunos. Tiene especialísima devoción por la Pasión del Señor. Muere en Soncino. Estéfana nunca llega a profesar como religiosa. Su culto es confirmado por el papa Benedicto XIV (1740-1758) en 1740. Iconografía: con hábito negro y blanco de la Orden de Predicadores, abrazada a una cruz teniendo como fondo la ciudad donde fallece. También se le conoce como Estefanía Quinzani

 

SÁBADO 3

El Santísimo Nombre de Jesús.

Santos: Genoveva de París, virgen; Beato Ciriaco Elías Chavara, cofundador.

Blanco Memoria MR p. 793 / Lecc I p. 449.

BEATO CIRIACO ELÍAS CHAVARA, del griego "señorial", "perteneciente al Señor" (equivalente a Domingo) y del hebreo Eliyahü, "Dios es Yahvé" (1805-1871). Cofundador. Originario de Kainakary, Kerala, India, de familia católica del rito Siro-malabar (cristianos de santo Tomás). Dada su vocación religiosa ingresa al Seminario de Palipen en 1818, donde es ordenado once años después. Entra en contacto con los sacerdotes Malpan y Porukara, quienes proyectan crear una congregación Siro-malabar. En 1831 se le comisiona para servir en el convento de la nueva Congregación de la ciudad de Manganam, donde además de realizar vasta y fructífera labor pastoral, continúa sus estudios graduándose como Doctor en Ciencias Eclesiásticas. Profesa en 1855, adoptando el nombre de Elías. Al fallecer los padres Malpan y Porukara, se le elige como Superior. Luego en 1860 la comunidad es afiliada como Tercera Orden de los Carmelitas Descalzos, bajo el nombre de Terciarios de María Inmaculada del Monte Carmelo de Malabar, hoy llamados Carmelitas de la Inmaculada. La rama femenina nombrada Religiosas Carmelitas de María Inmaculada, es creada por él en unión con el padre Carmelita Leopoldo Beccaro en 1866. El padre Ciriaco escribe varios libros para instruir a la feligresía. Le caracteriza su amor hacia Jesús Sacramentado y a la Virgen María, su trabajo por unificar a la Iglesia y su lucha contra el hereje Tomas Rocco (Rochos). Beatificado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1986, también es conocido como Elías Kuriacos y Elías Kuriakose. En la actualidad la Congregación tiene 150 conventos en siete naciones.

 

DOMINGO 4

La Epifanía del Señor

Santos: Rigoberto de Reims, obispo, e Isabel Ana Setton, fundadora.

Blanco – Solemnidad , MR, p. 177; Lecc. 1, p. 456; LH de la solemnidad.

LA EPIFANÍA DEL SEÑOR, del griego epifaneia, de epi y faino = "manifestación". Esta Solemnidad en Oriente se celebra desde el siglo III y en Occidente un siglo después. Tradiciones apócrifas (del griego, apokrifa = escondido o apartado) de los siglos V-VIII, señalan que el Señor, en su naturaleza humana, se manifiesta a la humanidad en la representación de tres magos (sabios), que llegan a adorar al Niño con regalos, lo que da origen al "Día de Reyes". Se cumple así la profecía de Isaías (60,5-6): "...vendrán todos trayendo oro, incienso y mirra, proclamando las alabanzas de Yahvé". El 6/1/2014, en la Homilía de la Solemnidad de la Epifanía del Señor, S. S. Francisco expresa: "Lumen requirunt lumine. Esta sugerente expresión de un himno litúrgico de la Epifanía se refiere a la experiencia de los Magos: siguiendo una luz, buscan la Luz. La estrella que aparece en el cielo enciende en su mente y en su corazón una luz que los lleva a buscar la gran Luz de Cristo. Los Magos siguen fielmente aquella luz que los ilumina interiormente y encuentran al Señor (...) Estos sabios venidos de Oriente nos enseñan a no caer en las asechanzas de las tinieblas y a defendernos de la oscuridad que pretende cubrir nuestra vida. Ellos, con esta santa 'astucia', han protegido la fe. Y también nosotros debemos proteger la fe. Protegerla de esa oscuridad. Esa oscuridad que a menudo se disfraza incluso de luz. Porque el demonio, dice san Pablo, muchas veces se viste de ángel de luz."

 

LUNES 5

Santos: Telésforo, Papa y mártir; Emiliana de Roma, laica. Beato Rogerio de Todi, presbítero.

Blanco. Feria del tiempo de Navidad MR, p. 179; Lecc. I, p. 466

SAN TELÉSFORO, del griego "el que realiza un proyecto" (136?). Papa y mártir. Son escasos los datos fidedignos que de él existen; es de origen griego y viaja a Roma para continuar sus estudios. En dicha ciudad se ordena sacerdote, consagrándose a dar servicio espiritual y material a los pobres y enfermos. Pese a las persecuciones no se amedrenta para promulgar la fe de Cristo, con su testimonio logra numerosas conversiones. Su elección pontificia ocurre en el año 125, en el orden octavo de la cronología papal. Se le atribuyen: la prescripción del himno Gloria in excelsis Deo en la celebración de la Santa Misa e instituir la Misa de medianoche en Navidad, así como haber instituido el ayuno durante las siete semanas anteriores a la Pascua de Resurrección y otras reformas litúrgicas. Padece las persecuciones de la época. San Ireneo (28 de junio), afirma que muere martirizado en tiempos del emperador Publio Elio Adriano (76-138) y desde su fallecimiento se le venera como santo.

 

MARTES 6

Santos: Julián y Basilisa de Antioquía, mártires; Carlos de Sezze, religioso. Beato Andrés Besette, religioso.

Blanco Feria del tiempo de Navidad MR, p. 179; Lecc. I, p. 468.

SAN CARLOS DE SEZZE, del germano "hombre libre" (1613-1760). Religioso. Juan Carlos — su nombre en el siglo—, nace en Sezze, Italia. De origen humilde, desde pequeño trabaja cuidando ganado y sus padres sólo pueden darle instrucción elemental. A la par que pastorea, lee con avidez Vidas de santos y otros libros religiosos; asimismo, dedica tiempo para la oración y la contemplación de las maravillas del Creador. Visita la iglesia de los Franciscanos vecina a su hogar y en ella admira las imágenes de los santos Franciscanos, como Pascual Bailón (17 de mayo) y Salvador de Horta (18 de marzo), quienes despiertan en él gran admiración y devoción. En 1630, tras penosa y grave enfermedad, ingresa en la Orden de Frailes Menores en Roma. Para su preparación es remitido al Convento de Nazzaro, donde profesa, como Hermano Lego, en 1636 adoptando el nombre de Carlos de Sezze. Desempeña su labor en varios Monasterios: en Morlup, se le revelan motivos para llevar una vida contemplativa; en Ponticelli, Palestrina y Carpineto, da muestra de su caridad al socorrer y enterrar a las víctimas de una terrible epidemia de peste que asoló la región; en San Pedro in Montorio de Roma, funge como sacristán y limosnero; en esta ciudad, en el momento de la consagración durante la Misa, un rayo parte la hostia y un pedazo de ella se incrusta en el pecho del Lego (en la actualidad puede observarse en un relicario su corazón con la huella del suceso), esto le vale ser conocido como "Serafín de la Eucaristía" y por último en San Francisco a Ripa (donde fallece). Desea de ser misionero, pero los Superiores le destinan a permanecer en Ripa, donde sirve con amor y entusiasmo a los enfermos. Se le conceden los dones de taumaturgia, consejo, ciencia infusa y profecía, aunados a sus virtudes que le llevaron a recibir la admiración del pueblo, religiosos y pontífices. Entre sus obras destacan: Le tre Vie, tratado sobre la vía purgativa, iluminativa y unitiva; Cammino interno dell'anima; Discorsi sopra la vita di N. Signor Gesú Cristo; Sacro Settenario, que, según el beato, la seráfica madre Santa Teresa de Jesús (15 de octubre) se lo dictó textualmente; así como su obra más extensa y de mayor relevancia, su Autobiografía, con el título de: Le grandezze della misericordia di Dio in un anima diulata dalla grazia divina, compuesta por inspiración divina y por mandato de su confesor. Después de una visión de Jesús y María y haber recibido la Comunión muere. Canonizado por San Juan XXIII (1958-1963; 11 de octubre) en 1959.

 

MIÉRCOLES 7

Santos: Ciro de Constantinopla, arzobispo. Beata María Teresa Haze, fundadora.

Blanco Feria del tiempo de Navidad o San Raymundo de Peñafort, presbítero MR pp. 663 y 901 / Lecc. I p. 470.

BEATA MARÍA TERESA HAZE, del latín, "la que cosecha" (1782-1876). Fundadora. Jeanne Haze, nace en Lieja, Bélgica. Al estallar la Revolución Francesa (1789-1799), su familia huye a Alemania, país donde muere su padre, quedando la familia en la ruina económica. Su vocación a la vida religiosa al igual que la de su hermana se manifiesta desde su infancia y a lo largo de su juventud. El Deán Jean Guillaume Habets, conocedor de las inclinaciones hacia la vida religiosa de las hermanas Ferdinande y Jeanne Haze las invita a que colaboren en la apertura de una escuela para niños pobres y desamparados; misión a la que se unen otras jóvenes, dando inicio la Congregación de las Hijas de la Cruz. Jeanne bajo la ayuda y supervisión del Abad Habets, redacta las primeras Constituciones. En 1833, Jeanne y Ferdinande hacen sus votos perpetuos, adoptando los nombres de María Teresa y Aloysia, respectivamente. La respuesta oportuna, atenta y eficaz de las Hermanas a las necesidades de la población hace posible la rápida expansión de su obra. Además de proporcionar educación a niños y adultos, atienden enfermos y velan por el bienestar espiritual y material de las esposas de los presos. La comunidad abre casas en Alemania (1849), la India (1861) e Inglaterra (1863). María Teresa Haze entrega su vida al Creador en la Casa Generalicia de la Orden en Lieja. Es beatificada por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1991. En la actualidad las Hermanas Hijas de la Cruz cuentan con cerca de 140 establecimientos, incluyendo las escuelas, orfelinatos, hospitales, hogares, y seminarios, en Bélgica, el Congo, Inglaterra, Irlanda y la India.

 

JUEVES 8

Santos: Apolinar de Hierápolis y Pedro Tomás, obispos; Severino de Austria, abad. Beata Eurosia Fabris de Barban, laica.

Blanco Feria del tiempo de Navidad MR, p. 183; Lecc. I, p. 473

SAN APOLINAR DE HIERÁPOLIS, del griego, "consagrado a Apolo" (siglo II). Obispo. No se conocen detalles anteriores a su elección episcopal en Hierápolis (Frigia), antigua provincia de la hoy Turquía. Obtiene fama por ser polemista (sabio escritor que apoya asuntos —en este caso— en defensa de la fe), por lo que escribe la Apología en defensa de la fe, obra dirigida al pagano Emperador Marco Aurelio (121-180), en cuyo texto sostiene la defensa a los cristianos, haciendo constar que la oración es más eficaz que las armas, basado en que con las plegarias de los integrantes cristianos de la duodécima legión, se somete a la tribu germánica de los cuados (quadi). Enfrenta con inteligencia y sólidos argumentos a los herejes montanistas —herejía propagada por Montano (?-175?), quien decía ser portavoz del Espíritu Santo y afirmaba que la segunda venida de Cristo era inminente y que un alejamiento de la gracia no podía redimirse— y de los encratitas, quienes alteraban e interpretaban de forma unilateral pasajes del Nuevo Testamento, para hacerlos coincidir con sus doctrinas ascéticas, prohibir el matrimonio y la ingesta de carne y de vino en las comidas. Como en numerosos santos de su época, no se precisa cómo y en qué fecha fallece. Su veneración se pierde en la memoria de los tiempos. También es conocido como Apolinario de Hierápolis, Claudio Apolinar o Apolinario "el Apologeta".

 

VIERNES 9

Santos: Julián de Antioquia, mártir, y Andrés Corsinio de Fiésole, obispo.; Adrián de Canterbury, abad. Beata Alexia (María Teresa de Jesús) Le Clerc, fundadora.

Blanco Feria del tiempo de Navidad MR p. 185; Lecc. I, p. 475.

BEATA ALEXIA (María Teresa de Jesús) LE CLERC, forma francesa de Alicia, contracción de Adalis, Adalheidis, del germánico Adelaida, "perteneciente a una estirpe noble" (1576-1622). Fundadora. Nativa de Remiremont, Francia. Nace en noble cuna. Al crecer su belleza física y sus dotes intelectuales le hacen llevar una vida frívola hasta que en 1595, tiene un sueño donde se ve vestida con hábito y frente a ella, la Santísima Virgen María, quien le dice: "Ven, hija mía, que yo misma voy a darte la bienvenida". Su familia cambia de residencia a Hymont, y Alexia se encuentra ahí con san Pedro Fourier (9 de diciembre). Un día tiene una visión, en la cual un demonio hacía bailar a un grupo de jóvenes de forma desenfrenada. A partir de entonces viste pobremente, ayuna, hace penitencias y oración. Como guía espiritual adopta al padre Fourier, quien —junto con su padre—, le recomiendan ingresar a un convento; al no encontrar alguno que cubra sus expectativas, su guía le aconseja que difunda sus ideas entre las jóvenes de la comunidad de Vosges, donde radica; de esta forma reúne las primeras integrantes de una futura Congregación. En 1597, Alexia y dos jóvenes damas se consagran públicamente a Dios. El trabajo pastoral y de ayuda, así como su ejemplar forma de vida despiertan severas críticas por parte de algunos pobladores. Ante ello el padre de Alexia la envía al Convento de Terciarias de Santa Isabel, en Ormes. Nuevamente, esta comunidad no satisface sus ideales e ingresa en una Abadía de Canonesas seculares. Una de las religiosas toma bajo su cuidado a Alexia y a sus tres compañeras (1598). Las cuatro jóvenes expresan a Pedro Fourier su deseo de formar una nueva Congregación que se avoque a: "...enseñar a las niñas a leer, a escribir y a coser, pero sobre todo a amar y servir a Dios", sin fijarse en condición social o económica; esta labor la hacen sin recibir remuneración alguna. Posteriormente, algunas Religiosas de la Abadía se unen a la naciente hermandad e instauran un Convento en Mattaincourt; la obra pronto se expande. En 1616 se obtiene la aprobación papal. Por diferentes motivos Alexia deja la dirección. A raíz de esto se originan una serie de calumnias en su contra, "una sequedad espiritual" y ataques del Maligno, que ponen a prueba su fe. Regresa a Nancy y poco después entrega su alma al Señor. Beatificada en 1947 por Pío XII (1939-1958). También se le conoce como Alix Le Clerc.


SÁBADO 10

Santos: Melquiades, Papa; Guillermo de Bourges, Obispo. Beata Francisca de Sales Aviat, fundadora.

Blanco Tiempo de Navidad. Misa de la Santísima Virgen María MR p. 875 / Lecc. I p. 477.

BEATA FRANCISCA DE SALES AVIAT, del italiano antiguo, "francesa" (1844-1914). Fundadora. Bautizada como Leonia, nace en Sézanne, Francia. Aprende las primeras letras en su pueblo natal, posteriormente, sus padres la envían al Monasterio de la Visitación en la ciudad de Troyes. En 1860, por obediencia, regresa a su hogar, donde su padre insiste en casarla; sin embargo lo convence de permanecer soltera. Hacia 1865 visita las fábricas de Sézanne, donde aprecia las condiciones en que trabajan las mujeres. Ahí se encuentra con el sacerdote Louis Brisson, a quien conocía desde la Visitación, el cual había fundado 1858 las "Obras para las trabajadoras jóvenes", poniéndolas bajo la protección de san Francisco de Sales; éstas, brindan formación en las virtudes cristianas y educación para evitar abusos de sus jefes; asimismo, se les proporciona habitación y comida. En 1868 toma los hábitos y tres años después emite sus votos; en el mismo año se funda la Congregación de Oblatas de San Francisco de Sales, de la cual sor Francisca es la primera Superiora. Viaja a París, donde establece un colegio para jóvenes adineradas, permaneciendo ahí quince años, en los cuales no está exenta de envidias y calumnias. A partir de 1893, es designada nuevamente Superiora, cargo que desempeña hasta su muerte. En 1903, cuando el Estado expropia y cierra las casas de religiosas, la Congregación emigra a Italia donde continúan y expanden la humanitaria obra, la cual pronto abre casas en Sudáfrica, Ecuador, Suiza, Austria, Inglaterra e Italia. Fallece en Perusa, Italia. Beatificada por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1992.

 

DOMINGO11

Fiesta El Bautismo del Señor

Santos: Higinio I, Papa y mártir; Tomás de Cori, presbítero.

Blanco – MR p. 188; Lecc. I p. 148. Semana III del Salterio.

BAUTISMO DEL SEÑOR, del griego, "baño", "inmersión", "lavado" (siglo I). El Bautismo es el sacramento de iniciación que confiere el ingreso a la comunidad cristiana, el perdón de los pecados y el Don de la gracia divina, a quien lo recibe. El evangelista san Marcos (1, 9) narra el bautismo de Jesús por Juan "el Bautista". S. S. Francisco, en el Ángelus, ofrecido con motivo de esta fiesta el 12/1/2014, señala: Cuando Jesús recibió el Bautismo de penitencia de Juan el Bautista, solidarizándose con el pueblo penitente —Él sin pecado y sin necesidad de conversión—, Dios Padre hizo oír su voz desde el cielo: 'Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco' (...) Jesús recibió la aprobación del Padre celestial, que lo envió precisamente para que aceptara compartir nuestra condición, nuestra pobreza. Compartir es el auténtico modo de amar. Jesús no se disocia de nosotros, nos considera hermanos y comparte con nosotros. Así, nos hace hijos, juntamente con Él, de Dios Padre. Esta es la revelación y la fuente del amor auténtico. Y, ¡este es el gran tiempo de la misericordia! ¿No os parece que en nuestro tiempo se necesita un suplemento de fraternidad y de amor? ¿No os parece que todos necesitamos un suplemento de caridad? No esa caridad que se conforma con la ayuda improvisada que no nos involucra, no nos pone en juego, sino la caridad que comparte, que se hace cargo del malestar y del sufrimiento del hermano. ¡Qué buen sabor adquiere la vida cuando dejamos que la inunde el amor de Dios! Pidamos a la Virgen Santa que nos sostenga con su intercesión en nuestro compromiso de seguir a Cristo por el camino de la fe y de la caridad, la senda trazada por nuestro Bautismo".
Este día, después del rezo de las Completas, termina el tiempo de Navidad y comienza la primera parte del Tiempo Ordinario.

LUNES 12

Santos: Arcadio de Mauritania, Bernardo de Corleone, religioso; Antonio María Pucci, presbítero.

Verde Feria de Tiempo Ordinario MR, p. 413; Lecc. I, p. 482.

SAN ANTONIO MARÍA PUCCI, del latín, probable del etrusco, "de la familia Antonia" y del arameo "señora" (1819-1892). Religioso. Nativo de Poggiole di Vernio, Italia. En 1837 ingresa en los Siervos de María, cursando su Noviciado en el Seminario de Santísima Annunziata de Florencia; al concluirlo, continúa su preparación en Monte Senario. Es ordenado sacerdote en 1843. Un año después es enviado a Viareggio, donde funge como coadjutor de la Parroquia de san Andrés; en 1847, se le designa Párroco de la misma, labor que desempeñará de forma ejemplar durante 45 años; con virtuosa dedicación atiende sus labores y, para servir mejor a sus parroquianos, continúa estudiando hasta obtener el grado de Doctor en Teología. El buen juicio y amoroso trato que brindaba a los fieles logran incrementar el número de personas que acuden a la Santa Misa, los oficios y al confesonario. Enfrenta al poder político y a las leyes anticlericales del Estado. Su estilo de vida se caracteriza por la humildad, la oración, el ayuno, la prudencia y, sobre todo, el amor al prójimo por lo que es llamado "Padre de los pobres". Durante la epidemia de cólera desatada en la comunidad, trabaja día y noche durante los dos años que dura ésta, asistiendo de forma material y espiritual a los infectados. Es premiado por Dios al otorgarle los dones de escrutar los corazones y el de curación; asimismo experimenta levitaciones y éxtasis. Entre las numerosas obras que funda se encuentran: la Congregación de la Doctrina Cristiana y la Compañía de San Luis, para jóvenes (1849), la Congregación de Madres Cristianas (1882); un grupo de Hermanas Siervas de María, que se dedicaran a la enseñanza y formación de niñas y jóvenes (1853); asimismo, numerosas asociaciones para niños y juveniles, para hombres y mujeres; promueve las misiones y las vocaciones sacerdotales. Crea una casa para atender a niños enfermos. Muere víctima de pulmonía contraída por haber cedido su capa a un indigente. Canonizado en 1962 por san Juan XXIII (1958-1963; 11 de octubre).

 

MARTES 13

Santos: Domingo Phan Tong y compañeros, mártires. Beata Verónica Negroni de Binasco, religiosa.

Verde / Blanco Feria o San Hilarlo, Obispo y Doctor de la Iglesia, MR pp. 663 y 909; Lecc. I p. 485.

BEATA VERÓNICA NEGRONI DE BINASCO, variante de Berenice, del griego, "la que lleva la victoria" (1445?-1497?). Religiosa. Hija de modestos campesinos, nacida en Binasco, Italia. Por las precarias condiciones familiares no puede asistir a la escuela. A los veintidós años ingresa en el Convento de Monjas Agustinas de Santa María en Milán, donde intenta aprender a leer y escribir, con mínimos resultados. Profesa en la vida consagrada y permanece treinta años, en el oficio de Hermana mendicante (la que pide limosna para el sostenimiento de su claustro). Pese a todo destaca por su piedad y aprende la más notable lección en la vida ascética a través de una visión donde la Santísima Virgen le revela que el camino hacia Dios consta de tres pasos: 1. la pureza de corazón; 2. la paciencia para con el prójimo, que nos permite no escandalizarnos de las culpas, sino que nos lleva a orar por los que las cometen y la meditación diaria sobre la Pasión de Jesús. Además, para que la iletrada religiosa memorice estas tres máximas, la Madre de Dios las relaciona con tres colores: el blanco, para la pureza y el amor a Dios; el negro que ejemplifica la paciencia y el rojo de la Pasión de Cristo. La humilde sor Verónica, sin haber leído libros de Teología, aprende la Sabiduría Divina, dejando admirados a cuantos se le acercan por su ilustrada doctrina. El Señor le concede el don de conocer las aflicciones del prójimo y ayudarles para salir de éstas. Su labor como limosnera, le facilita el contacto con el pueblo; a muchas personas, con su docta palabra, les proporciona alimento para el alma. Según relata, la Madre de Dios le indica viajar a Roma a llevar un mensaje al pontífice Alejandro V1 (1492-1503). Es favorecida con el don de profecía. Con olor a santidad muere en su convento de Milán. Su culto como beata lo confirma en 1517, el pontífice León X (1513-1521), y en 1672 Clemente X (1670-1676) extiende su devoción con oficio y misa propios para la Orden Agustina. Iconografía: con hábito, en éxtasis, lleva en sus manos un laurel. También se le conoce como Verónica de Milán o Verónica de Binasco.

 

MIÉRCOLES 14

Santos: Macrina de Cesarea, viuda; Juan de Ribera, obispo y Félix de Nola, presbítero. Beato Pedro Donders, presbítero.

Verde Feria o Misa por la autoridad civil y por el progreso de los pueblos MR p. 1078 o 1086; Lecc. I p. 489.

BEATO PEDRO DONDERS, del arameo, "piedra", "roca" (1809-1887). Presbítero. Nativo de Tilbur, Holanda. La precaria situación familiar le lleva a trabajar, desde pequeño, para colaborar en la manutención de su hogar, impidiéndole estudiar. Hacia 1831, pretende ingresar en la Orden del Santísimo Redentor pero, debido a su avanzada edad, es rechazado. Su vocación es tan firme que busca y encuentra la ayuda del Párroco de su población quien —conociendo la segura vocación de Pedro—, intercede ante las autoridades del Noviciado e inicia estudios en el Seminario Diocesano, hasta ser ordenado sacerdote en 1841. Por sus dotes y humanismo, es enviado a servir en la antigua Guayana Holandesa, actual República de Surinam, en América del Sur. Arriba a Paramaribo, la ciudad Capital, en 1842. Su labor pastoral inicia en Batavia, donde destaca por la constante defensa de los esclavos de las plantaciones regenteadas por europeos. Recorre el territorio predicando, administrando los sacramentos y sirviendo como guía espiritual a miles de esclavos, quienes le reconocen como su pastor y protector. Sus escritos, dirigidos a las autoridades de la Colonia y de la Metrópoli, abundan en recomendaciones y exigencias para que se proporcione trato humano a los trabajadores, esto le convierte en el defensor de los derechos de los negros. Después en 1856 es enviado a Batavia donde eran recluidos los leprosos. Luchando por que los enfermos tengan el cuidado y los medicamentos adecuados, llega a enfrentarse a las autoridades. Diez años después, llegan al país sacerdotes Redentoristas con quienes traba amistad y decide solicitar su ingreso a esta Congregación. Cursa el Noviciado y emite sus votos en 1867. Deja en manos de Redentoristas el leprosario para entregarse a la evangelización y protección de los indígenas de la región; aprende la lengua nativa y logra incontables conversiones; además —por su ejemplo de vida y sus obras—, conquista el amor y respeto de los aborígenes. Su ardua labor debilita su salud, por lo que se le traslada a Surinam y, poco tiempo después, a Coronie, regresando a Batavia, donde fallece. Reconocido como "Apóstol de los leprosos" es beatificado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1982. Sus restos reposan en la Catedral de Paramaribo.

 

JUEVES 15

Santos: Macario "el Viejo" o "el Egipcio", ermitaño; Arnoldo Janssen, fundador; Francisco Fernández de Capillas y compañeros, mártires.

Verde / Blanco Feria o Misa de la Sagrada Eucaristía MR p. 1119; Lecc. I p. 494.

SAN MACARIO "el Viejo" o "el Egipcio", del griego, "feliz", "bienaventurado" (300?-390). Ermitaño. Se dice que, sin precisarse lugar y fecha exacta, nace en Jijber, pueblo del Alto Egipto. En su niñez y juventud trabaja como pastor y camellero, donde desarrolla su predilección por la oración, la meditación y el silencio. Cuando joven se convierte en ermitaño radicando en una cueva del desierto de Scété (actual Wadi al-Natrun). Es calumniado por una mujer diciendo que la había embarazado, por lo que las autoridades le condenan. Con humildad, tolera los insultos y el castigo, expresando: "Macario, ahora tienes que trabajar más, pues tienes que sostener a otro". Después de dar a luz, la mujer confiesa la verdad. Macario, es entonces más admirado y respetado por el pueblo. Para combatir la soberbia, se retira al desierto, donde radica sesenta años, hasta el fin de su vida. Varios hombres y jóvenes van a vivir cerca de él; para ellos redacta unas Reglas. Se dice que hace penitencia y come una vez por semana. Hombre sabio, es frecuentado por discípulos y laicos a quienes aconseja el silencio, el retiro y, sobre todo, la oración continua: "En la oración no hace falta decir muchas cosas ni emplear palabras escogidas. Basta con repetir sinceramente: Señor, dame las gracias que Tú sabes que necesito. Dios mío, ayúdame". Su fe y ejemplo logran numerosas conversiones. Expresa: "Sólo muriendo para el mundo y para ti mismo, podrás empezar a servir a Cristo". Combate a la secta de los hieracitas, quienes negaban la resurrección de los muertos, y a los arrianos, quienes negaban la divinidad de Jesucristo. Macario mantiene estrechas relaciones con san Antonio Abad (17 de enero). Muere rodeado de sus discípulos. San Macario, junto con san Antonio Abad y san Atanasio de Alejandría (2 de mayo), fundan el Monacato de Oriente. También se le conoce como Macario "el Grande".

 

VIERNES 16

La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Santos: Marcelo I, Papa; Santiago de Tarantasia, obispo Fulgencio de Écija, obispo.

Rojo MR p. 1121; Lecc 1, p. 498.

SAN FULGENCIO DE ÉCIJA, del latín, "resplandeciente" (540/550?-625). Obispo. Hijo de Severiano, católico, y de madre arriana convertida a la cristiandad, de la que se desconoce el nombre. Nace en Cartagena, España, en noble familia romana; sus tres hermanos son santos: Leandro (13 de noviembre) e Isidoro (26 de abril) ambos Obispos de Sevilla y Florentina, Abadesa (20 de junio), a ellos se les conoce como "los Cuatro Santos de Cartagena. En 554, debido a la invasión bizantina, su familia emigra a Sevilla donde mueren sus progenitores y él estudia Lenguas, Teología y Sagrada Escritura obteniendo el Doctorado. Por sus vastos conocimientos y elocuencia logra innumerables conversiones y que cientos de herejes vuelvan a la fe cristiana. Al asumir el trono el rey visigodo Leovigildo (?-586) emprende una tenaz persecución contra los cristianos, motivo por el cual Fulgencio se exilia en Cartagena, donde continúa conminando a los cristianos a permanecer fieles a Cristo. Luego que Recaredo (601) —hijo de Leovigildo—, asume el mando y se convierte al catolicismo (589), Fulgencio regresa a Sevilla, donde es canónigo; radica, en Cartagena y Écija (610) donde destaca, según los hagiógrafos: "...por su palabra de fuego, que enciende los corazones más fríos y era como espada de dos filos que atravesaba las almas", además su celo pastoral, protección de los débiles, auxilio a enfermos y necesitados y entrega a su ministerio. Sin precisarse fecha es investido como Obispo de Écija. Participa en el II Concilio de Sevilla (619), con elocuencia y sabiduría combate las herejías arrianas. Realiza escritos que en su época son útiles en la defensa de la fe y sacian la necesidad del pueblo deseoso de instrucción y conocimiento de Dios, entre ellos: Comentarios de la Escritura, tres textos de Mitología y el De Fide. Fallece en su Sede Episcopal quedando inscrito en el Martirologio como santo. Iconografía: atavío común episcopal, escribiendo. Patrono de las ciudades españolas de Cartagena, Murcia y Plasencia. También se le conoce como Fulgencio de Cartagena o de Astigli.

 

SÁBADO 17

Santos: Antonio de la Tebaida, abad; Julián Saba "el Viejo", ermitaño. Beato José Nascimbeni, fundador.

Blanco / Rojo Memoria San Antonio Abad o San Jenaro Sánchez Delgadillo, Mártir Mexicano MR p. 664. Lecc. I p. 502.

BEATO JOSÉ NASCIMBENI, del hebreo, "Dios acrecentará" (1851-1922). Fundador. Nace en Torri del Benaco, Italia en el seno de una modesta familia. Sin precisarse fechas, se dirige a Verona e ingresa en el colegio de los Jesuitas. Ingresa al Seminario Diocesano y recibe la orden sacerdotal en 1874. Se le designa Maestro y Vicario para la Parroquia de san Pedro de Lavagno; después, en 1885 es nombrado Párroco de Castelletto, donde se distingue por su celo pastoral el cual no sólo se circunscribe a lo religioso, sino que vela con igual dedicación por las necesidades materiales —económicas, educativas, de salud e higiene— de su comunidad; gracias a él la población tiene servicios de agua, correo y línea de telégrafo, ganándose el cariño y respeto a través de los más de treinta años que sirve en dicha ciudad. Para un mejor cuidado de "...las obras de caridad espiritual y corporal", por él emprendidas a favor de la población necesitada funda, en 1892, la Congregación de las Hermanitas de la Sagrada Familia, con la colaboración de la beata María Dominga Mantovani (3 de febrero). Vive los estragos de la Primera Guerra Mundial (1914-18), prodigando amor y cuidados a los heridos y enfermos generados por ésta, sin importar su bando o religión; al finalizar el conflicto es condecorado con la Cruz de Bronce al Mérito por los Soldados. A partir de 1916 y hasta su muerte, sufre los estragos de la parálisis del lado izquierdo de su cuerpo (hemiplejía), la cual sobrelleva con paciencia y resignación cristiana que aumenta el respeto de quienes le ven postrado en el lecho. Entrega su alma al Padre, exclamando: "¡Viva la muerte porque es el principio de la vida!". Es beatificado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en 1988.

 

DOMINGO 18

Santos: Prisca o Priscila de Roma, mártir; Margarita de Hungría, virgen; Leobardo de Auverne, ermitaño.

Verde II Domingo Ordinario MR p. 414. Lecc. I p. 154. Semana II del Salterio.

SANTA MARGARITA DE HUNGRÍA, del latín, "perla" (1242-1270). Religiosa. Sus padres los reyes de Hungría, viven en Dalmacia debido a la invasión de los tártaros. Antes de nacer, en la ciudad dálmata de Turoc, es consagrada a Dios, como ofrenda para liberar a su país. Hacia 1245, es entregada para su formación a las Religiosas Dominicas del Convento de Santa María en Veszprem. Su padre manda construir un monasterio en la isla Nyúle del Danubio, donde se trasladan varias Hermanas y Margarita, a los 12 años, renuncia al matrimonio y al mundo. Profesa como Religiosa en 1254. Se distingue por su obediencia, realiza las humildes labores del claustro, sin acordarse de su real estirpe; en la soledad y el silencio de la oración contemplativa, sigue estrictamente los lineamientos de la Regla Dominica: "Buscar a Dios en el silencio, pensar en Él e invocarlo de tal manera que la palabra que salga de la boca de Dios no vuelva a Él vacía, sino que prospere en aquellos a quienes ha sido enviada". Los testimonios de las Religiosas indican que realiza penitencias extremas, tiene profunda devoción a la Eucaristía y a María Santísima. En su vida experimenta continuos éxtasis, visiones, siendo estigmatizada. Es dotada con el don de la taumaturgia. Parte al Reino desde el Monasterio del lugar que actualmente recibe el nombre de Isla Margarita, en su país. Canonizada por Pío XII (1939-1958) en 1943 quien la proclama intercesora "de tranquilidad y de paz, fundadas en la justicia y la caridad de Cristo, no sólo para su patria sino para el mundo entero". Iconografía: con hábito y estigmatizada. Es una de las grandes místicas medievales de Hungría.


LUNES 19

Santos: Mario de Persia y compañeros, mártires; Macario "Alejandrino", abad. Beato Marcelo Spinola, fundador.

Feria Verde Misa por la Unidad de los Cristianos "A" MR p. 1067; Lecc. I, p. 506.

SAN MACARIO "ALEJANDRINO", del griego, "feliz", "afortunado", "bienaventurado" (1194?). Abad. Aunque existen diversas biografías, la que se considera más apegada a la realidad es la de Paladio
—discípulo, que convive con el santo ocho años—, quien en su Historia Lausíaca, relata que es originario de Alejandría, Egipto, y se dedica al comercio. Hacia el año 335 opta por la vida monástica retirándose al desierto de Tebaida, donde es discípulo de san Antonio abad (17 de enero). Se caracteriza por su vida ascética en extremo. Tiempo después, se retira para vivir solo, habitando una gruta haciendo vigilias de oración y severas penitencias; al respecto dice: "le estoy atormentando (refiriéndose a su cuerpo) porque él me atormenta mucho a mí". Poco a poco fueron reuniéndose en torno a él un grupo de hombres quienes le toman como maestro. Los eremitas —quienes vivían en cuevas aisladas—, dedicaban el mayor tiempo a orar y realizaban trabajos de cestería y alfarería. El grupo sólo se reunía los sábados y domingos para realizar oración comunitaria. En el tiempo de Cuaresma, Dios le concede al santo monje, el don de la inedia (vivir sin comer alimentos); asimismo, se le otorga el don de taumaturgia (realización de milagros extraordinarios). Al ser perturbado por el espíritu de la fornicación se desviste, quedando expuesto a los piquetes de moscos hasta parecer leproso; además realiza caminatas en esa inclemente zona, sin probar alimento alguno. Al presentir su fallecimiento, visita el Monasterio de san Pacomio (9 de mayo) en Pabau, Tebas, donde pasa sus últimos días, dando ejemplo de extrema austeridad y virtudes. Deja como legado valiosos escritos llenos de sabiduría. Su veneración es inmemorial. Iconografía: con burda túnica, imponiendo sus manos en la cabeza de un enfermo de cáncer, al que se dice alivió. También se le conoce como Macario de Alejandría y Macario "el Joven".

 

MARTES 20

Santos: Beato Cipriano Miguel Iwene Tansi, presbítero.

Verde / Rojo Feria o San Sebastián, Mártir o San Fabián, Papa y Mártir MR pp. 665. 883; Lecc. I p. 510.

SAN SEBASTIÁN DE ROMA, del griego, "venerable", "respetado" (siglo III). Mártir. Venerado desde tiempos paleocristianos, sus datos biográficos se consignan en diversos y fidedignos documentos como Depositio martyrum (354), así como en los Calendarios Cartaginés y Jeronimiano. Ahí se asienta que es ciudadano romano —aunque se difiere en el lugar de su nacimiento—, hijo de un alto dignatario romano Ingresa al ejército imperial y asciende hasta formar parte de la guardia pretoriana (escolta personal de los emperadores romanos) de Diocleciano (245-305) y Maximiano (240?-310). Es cristiano y asiste a sus hermanos de religión encarcelados; asimismo, difunde la Palabra entre los paganos y cristianos. Logra numerosas conversiones de gentes del pueblo, nobles y militares. Su misión catequética, pronto es denunciada y el pretoriano es llevado ante el tribunal quien le condena a morir asaeteado. Para cumplir el veredicto es conducido a las afueras de la ciudad donde se cumple la sentencia; sin embargo, no muere. Una piadosa dama le lleva a su casa y cuida de él hasta que se recupera. El santo, se dirige a un templo pagano donde se encuentra Diocleciano y ante el Emperador reitera su fe en Cristo. El enfurecido mandatario, ordena que le capturen y maten a palos, la sentencia se lleva a cabo en el hipódromo del Palatino. Su cuerpo es arrojado al desagüe, donde piadosos creyentes le rescatan y dan cristiana sepultura. Diversos hagiógrafos señalan como fecha de su holocausto un 20 de enero entre los años 284 al 305; asimismo, hacen suya la opinión de san Gregorio Magno (3 de septiembre), quien le considera el tercer mártir de la cristiandad (después de los apóstoles Pedro y Pablo). Su veneración parte desde su muerte. Gran parte de sus reliquias se veneran en la iglesia romana de los Cuatro Santos Coronados. Iconografía: se le representa como un atlético joven, atado a un árbol, con el torso desnudo en su martirio, atravesado por saetas.

 

MIÉRCOLES 21

Santos: Augurio y Eulogio de Tarragona, y compañeros, mártires. Beato Juan Bautista Turpín y compañeros, mártires.

Rojo Memoria Santa Inés, Virgen y Mártir MR pp. 666 y 891 / Lecc I p. 514

BEATO JUAN BAUTISTA TURPÍN y compañeros, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1732?-1794). Mártires. Juan Bautista Turpín de Cormier, nace en Laval, Francia. Sus datos familiares, de niñez y juventud no se conocen. Se ordena sacerdote en 1756; designado párroco en la que actualmente es la Catedral de la Santísima Trinidad, de su ciudad natal. Por su fe sufre la persecución y se enfrenta a las autoridades revolucionarias quienes pretenden erradicar la religión. Su ejemplo sirve para que muchos sacerdotes permanezcan firmes en su ministerio y la gente del pueblo continúe como cristiana, siendo considerado como líder de los católicos. En 1772 es encarcelado en el Convento de Cordéliers; en prisión persevera exhortando a los clérigos y a su grey a permanecer firmes en su fe. Al verse sitiadas, las fuerzas republicanas salen de la citada población, evacuando a los prisioneros excepto a los religiosos quienes son liberados. Poco tiempo después los revolucionarios retoman la ciudad y vuelven a encarcelar a Juan Bautista y a otros sacerdotes. El 21 de enero de 1794 el grupo de presbíteros es conducido ante el Tribunal, ahí afirman ser cristianos, por lo que el fiscal determina: "...exijo que todos sufran la pena de muerte y que Turpín de Cormier, ex párroco de esta comunidad, sea ejecutado al último por haber fanatizado a su clero". A llegar a la plaza, lugar de su sacrificio, uno de los clérigos expresó: "Nosotros les hemos enseñado a vivir, nosotros les mostraremos cómo morir". Sepultados en la Croix-Batalle; en 1816 sus restos reliquia fueron trasladados a la iglesia de Avesnieres. A este grupo se les conoce como los Mártires de Laval, siendo beatificados en 1955 por Pío XII (1939-1958). Los nombres de los inmolados son: Juan María Gallot, José María Pellé, Renato Luis Ambroise, Julián Francisco Morvin de la Gérardiére, Francisco Duchesne, Jaime André, Andrés Duliou, Luis Gastineau, Francisco Migoret Lambardiére, Julián Moulé, Agustín Manuel Philippot, Pedro Thomas, Juan Bautista Triquerie y Nicolás Wheeles.


JUEVES 22

Santos: Vicente de Zaragoza, mártir; Anastasio de Persia, mártir. Beata Laura Vicuña, laica.

Verde / Rojo Feria o San Vicente, Diácono y Mártir MR pp. 666 y 885; Lecc I p. 518.

SAN VICENTE DE ZARAGOZA, del latín, "vencedor" (280-304). Mártir. Antiguas narraciones ubican su nacimiento en Huesca, España. Se desconocen detalles de su familia. Es cristiano y en su juventud radica en Zaragoza, siendo nombrado Diácono (del griego, "servidor") de esta ciudad por el Obispo san Valero o Valerio (29 de enero). Padece la pagana persecución de Diocleciano (245-305), quien lo manda aprehender y encarcelar, siendo llevado a Valencia, junto con otros cristianos, para enjuiciarlo. Vicente, inútilmente es sometido a crueles torturas con el fin de hacerlo abjurar. Comprendiendo lo improductivo de estos tormentos, se le conduce a una parrilla con filosas puntas donde es quemado. Patrono de Valencia y Zaragoza. Protector de vinicultores y de los navegantes. Iconografía: de aspecto juvenil, con dalmática (túnica de amplias mangas usada por los diáconos) en actitud orante o con los instrumentos martiriales. San Agustín de Hipona (28 de agosto), en su Sermón 276 Sobre el martirio de san Vicente, invita a los cristianos a reflexionar diciendo: "Era tan grande la crueldad que se ejercitaba en el cuerpo del mártir y tan grande la tranquilidad con que él hablaba, era tan grande la dureza con que eran tratados sus miembros y tan grande la seguridad con que sonaban sus palabras, que parecía como si el Vicente que hablaba no fuera el mismo que sufría el tormento. Es que, en realidad, hermanos, así era: era otro el que hablaba. Así lo había prometido Cristo a sus testigos, en el Evangelio, al prepararlos para semejante lucha. Había dicho, en efecto: No os preocupéis de lo que vais a decir o de cómo lo diréis. No seréis vosotros los que habléis, el Espíritu de vuestro Padre hablará por vosotros. Era, pues, el cuerpo de Vicente el que sufría, pero era el Espíritu quien hablaba, y, por estas palabras del Espíritu, no sólo era redargüida la impiedad, sino también confortada la debilidad".

 

JUEVES 23

Santos: Ildefonso de Toledo, obispo, y Emerenciana de Roma, mártir. Francisco Gil de Frederic y Mateo Alonso de Leciniana, mártires.

Misa por la Unidad de los Cristianos C MR, p. 1070; Lecc. I, p. 523.

SANTOS FRANCISCO GIL DE FREDERIC y MATEO ALONSO DE LECINIANA. Mártires. FRANCISCO GIL, del italiano antiguo, "franco", "francés" y variante del latín, Egidio "protegido" (1702-1745), Mártires. FRANCISCO GIL: nace en Tarragona, España. En 1718, se traslada a Barcelona donde ingresa en el Convento Dominico de Santa Catalina y continúa su preparación en el Colegio de Santo Domingo de Orihuela. Recibe la ordenación sacerdotal en Séo de Urgel, en 1727. Un tiempo es docente de Novicios en Barcelona; hasta que manifiesta a sus Superiores el deseo de evangelizar tierras de Oriente, por lo que se le remite a la misión de Filipinas, desembarcando en 1730. Posteriormente, se traslada a la isla filipina de Luzón donde predica en las poblaciones de Bataán y Pangasinán; para mejor desempeño de su cometido aprende las lenguas nativas. Tiempo después lo autorizan misionar en Tonkin (actual territorio de Vietnam). Aún con las persecuciones, catequiza, administró los sacramentos y atiende enfermos física y espiritualmente. Realiza ardua misión pastoral hasta ser aprehendido en 1737; es conducido a un barco donde permanece cautivo ocho años, padeciendo maltrato, humillaciones y enfermedades, pese a todo continúa con su apostolado y convierte su cautiverio en una misión. Es sometido a torturas y amenazas con el fin de hacerlo apostatar; finalmente es decapitado. MATEO ALONSO, del hebreo, "don de Yahvé" y del germano, "noble dispuesto al combate" (1745), originario del poblado español de Nava del Rey: ingresa en la Orden de Predicadores de Segovia en 1723. Una vez recibido el Orden sacerdotal marcha a Filipinas. Desembarca en Manila, ciudad donde permanece dos años. Sirve en el Colegio de Santo Tomás. En 1732 se integra a las misiones de Vietnam. Aprende el idioma y, de forma clandestina, evangeliza en diversos poblados de la región. Sortea incontables veces el acoso de los militares paganos siendo ayudado por cristianos vietnamitas, quienes le admiran y siguen su ejemplo. Su labor es delatada los infieles llegan hasta la cueva que le sirve de habitación, le apresan y conducen a Nam-dinh, donde permanece 14 meses, siendo torturado. Finalmente se le lleva a Hanói, donde es inmolado junto a san Francisco Gil. Canonizados por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1988.

 

SÁBADO 24

Nuestra Señora Reina de la Paz

Santos: Beata Paula Gambara, laica.

Blanco San Francisco de Sales, Obispo y Doctor de la Iglesia MR pp. 667 y 910; Lecc. I p. 527.

SAN FRANCISCO DE SALES; del italiano antiguo, "franco", "francés" (1567-1622). Fundador. Nace en el Castillo de Sales, Annecy (actual Alta Saboya francesa). Hace estudios básicos en 1573 y aprende el manejo de las armas; continúa su preparación en las Universidades de París y Padua. Opta por la vida religiosa e ingresa al Seminario; es ordenado en 1593. Se le comisiona a servir como párroco en Chablais, región de protestantes, siendo difícil y peligroso predicar la doctrina cristiana; sin embargo lo logra con éxito y en un escrito al Sumo Pontífice expresa: "Cuando llegué aquí apenas se podían contar cien católicos... Hoy apenas se pueden contar cien herejes". Atiende asuntos diplomáticos en la Corte y es director espiritual de nobles personajes. En 1602 se le nombra Obispo de Ginebra. En 1610, junto con santa Juana Francisca de Chantal (12 de agosto) funda la Orden de la Visitación de Nuestra Señora ("visitandinas" o "salesas") cuya misión será atender a las clases vulnerables. Entre su obra escrita encontramos: numerosas Cartas, Tratado del amor de Dios, Conversaciones espirituales, Introducción a la vida devota, etc. Fallece en el Monasterio visitandino de Lyon, Francia. Canonizado por Alejandro VII (1655-1667) en 1667, y el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero), lo proclama Doctor de la Iglesia en 1877, siendo llamado, por su caridad y cortesía, "el Doctor de la amabilidad". San Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), le llamó "el Fénix de los Obispos". Protector de periodistas. Iconografía: con atavío episcopal, y un corazón inflamado por las llamas del amor divino. En su Introducción a la vida devota, expresa: "En la misma creación, Dios creador mandó a las plantas que diera cada una fruto según su propia especie: así también mandó a los cristianos, que son como las plantas de su Iglesia viva, que cada uno diera un fruto de devoción conforme a su calidad, estado y vocación. La devoción, insisto, se ha de ejercitar de diversas maneras, según que se trate de una persona noble o de un obrero, de un criado o de un príncipe, de una viuda o de una joven soltera, o bien de una mujer casada. Más aún: la devoción se ha de practicar de un modo acomodado a las fuerzas, negocios y ocupaciones particulares de cada uno".

 

DOMINGO 25

Santos: San Palemón de la Tebaida, anacoreta. Beato Enrique Seuze, presbítero. Verde

III Domingo del Tiempo Ordinario MR p. 415; Lecc. I p. 157. Semana III del Salterio. [La fiesta de la Conversión de san Pablo apóstol se omite]

BEATO ENRIQUE SEUZE, del germánico, "el príncipe de la casa" (1295?-1366). Presbítero. Su nombre en el siglo es Enrique von Berg Saussen; antiguas crónicas indican que es alemán nacido en Constanza, desde los 13 años cursa estudios en el Convento Dominico de Inkelkloster en su tierra natal. A partir de los 18 de edad inicia una vida de austeridad, disciplina, oración, constante ayuno e interés por estudiar la Sagrada Escritura. En el período comprendido entre 1325-1329, se gradúa como "Lector", en Colonia, Alemania, y se documenta con lecturas de los Santos Padres; sin conocerse la fecha de ordenación sacerdotal. Regresa a Constanza donde ocupa el cargo de prior; hasta que en 1330, debido a una calumnia renuncia al priorato. Seis años después, al surgir problemas socio-políticos y ante la amenaza de la peste e inundaciones los Dominicos abandonan por 10 años su ciudad, los cuales Enrique aprovecha para dedicarse a predicar y ser guía espiritual. Es fecundo escritor de obras, entre ellas: Libro de la vida, Librito de la verdad eterna, dos colecciones de Cartas, Sermones y el Horologium Sapientae. En 1349, al regresar los Dominicos es víctima de difamación; una vez comprobada su inocencia, los Superiores determinan enviarlo al Convento de Ulm, donde —en santidad— pasa sus últimos años. Es considerado como uno de los grandes "místicos renanos". Beatificado por Gregorio XVI (1831-1848) en 1831. Iconografía: con hábito Dominico, leyendo o escribiendo, con una doncella (la Sabiduría) dictándole. También se le conoce como Enrique Suso.

 

LUNES 25

Santos: Alberico de Citeaux, cofundador. Beato José Gabriel Brochero, presbítero.

Blanco Memoria. Santos Timoteo y Tito, Obispos. MR p. 669. Lecc. I p. 991.

BEATO JOSÉ GABRIEL BROCHERO, (ambos nombres) del hebreo, "Dios acrecentará", y "la fuerza y el poder de Dios" (1840-1914). Presbítero. Nace en la región cordobesa de Santa Rosa de Río Primero, Argentina. En 1856, ingresa en el Seminario de Córdoba y recibe el Orden sacerdotal en 1866, siendo destinado a servir en la Catedral cordobesa y como Prefecto en el Seminario. Durante una epidemia de cólera que asola la ciudad, el padre Brochero presta ejemplar y heroico servicio a los habitantes (1867). Dos años después, se le encomienda el extenso Curato de San Alberto (actualmente llamado Valle de Traslasierra), en el cual sus más de 10 000 habitantes viven en zonas de difícil acceso, poblaciones muy distantes unas de otras y carentes de los servicios más elementales; por lo mismo, se mantienen en abandono espiritual, que conduce —a muchos de ellos— a llevar una vida apartada de la fe y los valores cristianos. De forma incansable se ocupa de reavivar en sus habitantes la fe. Sin reparar en esfuerzo, lleva a grupos de hombres y mujeres a la ciudad de Córdoba a fin de que participen en los Ejercicios Espirituales. Su labor no se circunscribe a lo espiritual; trabaja para que las comunidades eleven su nivel de vida; en 1875 inicia la edificación de la Casa de Ejercicios en Villa del Tránsito (hoy Villa Cura Brochero). Asimismo, propicia la fundación de nuevos poblados, la construcción de caminos, escuelas y edificios habitacionales. Tramita ante las autoridades el establecimiento de oficinas de correo y telegráficas; así como la construcción de un acueducto, caminos y carreteras. Crea la infraestructura para que se abran industrias y cooperativas, estimulando con ello el comercio regional y nacional, además de elevar la economía regional. Sus traslados los realiza a lomo de mula y así llega a visitar a sus feligreses, quienes valoran sus esfuerzos y retoman la senda cristiana. Empleando el lenguaje sencillo de los gauchos, evangeliza y conduce a la vida honesta a numerosos salteadores. Al convivir con leprosos contrae esta enfermedad. En 1908 se le designa Canónigo de la Catedral de Córdoba, cargo que declinó diciendo: "este apero no es para mí lomo, ni la mula para este corral" y regresa a Villa del Tránsito donde, leproso y ciego, fallece. Beatificado por S. S. Francisco el 14 de septiembre de 2013. Es conocido como "el Cura Brochero" o "el Cura gaucho".

 

MARTES 27

Santos: Devota de Córcega, mártir. Beato Jorge Mutualaitis-Matulewics, fundador.

Verde Feria o Santa Angela Merici, Virgen MR pp. 670 y 929. Lecc. I p.536.

BEATO JORGE MUTUALAITIS-MATULEWICS, del griego, "agricultor" (1871-1927). Fundador. Nace en Lugine, Lituania. Huérfano desde muy temprana edad; por lo que junto con sus hermanos trabaja en el campo. En su juventud padece tuberculosis y se le presenta un malestar en una pierna, afecciones que le aquejarán toda su vida. Viaja a Polonia donde ingresa al Seminario (1891) y recibe la ordenación sacerdotal en 1898. Acto seguido es designado Párroco de Dalescyce, sin embargo dos meses después se traslada a Alemania y, posteriormente a Suiza donde ejerce su ministerio en la iglesia de San Juan de Friburgo. Continúa sus estudios hasta graduarse como Doctor en Teología. Al año siguiente retorna a Kielce, en cuyo Seminario se desempeña como docente y ocupa otros importantes cargos. Se traslada a Varsovia, Polonia, donde lleva a cabo una intensa labor entre los estudiantes, intelectuales y obreros, para quienes crea la Asociación Cristiana de Trabajadores; amplía su campo de acción al colaborar en medios impresos y organizar semanas sociales en las ciudades Kaunas, Lituania y Varsovia. En 1907, es designado Catedrático de la Academia Eclesiástica de San Petersburgo y al poco tiempo es nombrado Vicerrector. Su intensa actividad docente y pastoral, no se ve disminuida por la afección y dolores provocados por la tuberculosis. Conoce en 1908 al padre Vicente, último clérigo Mariano y un año después ingresa en esta Congregación, a la cual reforma y actualiza a partir de 1910; en ella funda a los Canónigos Regulares Marianos, las Pobres, así como las Hermanas de la Inmaculada Concepción de la Beata Virgen María, y las Esclavas de Jesús Eucarístico. Por sus méritos es electo Superior de la Orden en 1911. En 1913 viaja a Norteamérica y en Chicago establece la primera Casa Mariana. Desarrolla intensa actividad pastoral y vocacional al fundar en 1915 una Casa de Religiosos, un Seminario en Varsovia y reabriendo el Monasterio mariano de Marijampole, en Lituania. Se le otorga el título de Obispo de la Diócesis lituana de Vilnius, en 1918. Continúa su misión episcopal, como tenaz defensor de la fe y de su feligresía, aún en épocas difíciles como la Primera Guerra Mundial (1914-18), la Revolución Rusa y la Guerra Civil (1917-20). Esta vida de santidad y trabajo pastoral, se extingue en su Sede episcopal. Beatificado por san Juan Pablo II (19782005; 22 de octubre), en 1987.

MIÉRCOLES 28

Santos: Jacobo de Palestina, ermitaño. Beata Olimpia (Olga) Bidá, mártir.

Blanco Memoria, Santo Tomás de Aquino, Presbítero y Doctor de La Iglesia MR pp. 670 y 910; Lecc. I p. 540.

BEATA OLIMPIA (OLGA) BIDÁ del griego Olympia, "celestial", Olga, del ruso "Aquella que es invulnerable (inmortal)" (1903-1952). Mártir. Olga (Olha) Bidá, nace en Tsebliv, Ucrania, en el seno de una familia católica griega. No se cuenta con pormenores biográficos hasta que ingresa en la Congregación de Religiosas de San José, en su ciudad natal. En el pueblo de Zhuzhil —vecino de su ciudad natal—, desarrolla exhaustivo trabajo en beneficio de enfermos y ancianos; asimismo, es catequista y Maestra de Novicias. A partir de 1945, su país queda bajo el dominio soviético, implantando un estado comunista antirreligioso, por lo que desempeña su altruista labor en la clandestinidad, supliendo la falta de sacerdotes. Esta misión la lleva a cabo hasta que es descubierta y hecha prisionera. Se le acusa de traición y actividades antisoviéticas, por lo que es llevada al campo de concentración siberiano de Kharsk, donde continúa su apostolado, hasta que muere debido a los malos tratos, deficiente alimentación y a la falta de atención médica. Por su testimonio de fe, es beatificada en 2001, por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) junto con otros 24 mártires ucranianos.

 

JUEVES 29

Nuestro Señor Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

Santos: Sulpicio Severo de Bourges, obispo; Villana de Botti, laica. Beata Boleslava María Lament, fundadora.

Verde / Blanco Feria , MR p. 1116/Lecc. I p. 544.

BEATA BOLESLAVA MARÍA LAMENT, etimología desconocida (1862-1946). Fundadora. Nace en Lowicz, Polonia. Aún joven es enviada a Varsovia donde estudia corte y confección e instala una casa de modas al tiempo que atiende a enfermos y desamparados. En 1884 ingresa en la Congregación de la Familia de María; durante su Noviciado es docente de costura en conventos rusos. Destaca por su disciplina y oración; pero antes de profesar duda de su vocación y regresa al hogar, donde sostiene obras de beneficencia con la ganancia de su taller de modas. En 1896 se une a la Tercera Orden Seglar de san Francisco. Al pasar el tiempo, decide reingresar a la vida religiosa en 1900, y con apoyo de su Guía Espiritual y una acaudalada dama, dirige a seglares franciscanos estableciendo un centro educativo en Mogilev, Bielorrusia. Su misión: estimular a los ortodoxos a unirse con la Iglesia Católica. Enseña a jóvenes pobres corte y confección e instala con ellas una tienda de modas en 1903. Fundó en 1905 la Congregación (Sociedad) de Misioneras de la Sagrada Familia, siendo ella la primera Superiora. Entre 1907 a 1934 extiende su fundación en San Petersburgo, Finlandia, Pomerania, Vilna, Pinsken, edifica en total 33 fundaciones en Polonia y una en Roma. Supera los problemas del Movimiento Bolchevique, en 1917; después, expulsada vuelve a Polonia en 1921. Realiza vasta labor catequética, pedagógica y asistencial en barrios de indigentes, estableciendo guarderías, hospicios y comedores, implantando los cimientos de un auténtico ecumenismo y la recíproca comprensión entre alumnos y familias de diversas religiones y nacionalidades. Por su enfermedad, deja en 1935 el cargo de Superiora, y paralítica se dedica a la oración y el estudio, hasta su deceso ocurrido en Bialystok, Polonia. Beatificada por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 1991.

 

VIERNES 30

Santos: Jacinta Mariscotti, religiosa; Lesmes de Burgos, abad. Beata María Bolognesi, laica.

Blanco Feria o Misa votiva del misterio de la Santa Cruz MR p. 1117; Lecc. I p. 549.

BEATA MARÍA BOLOGNESI, del arameo "señora" (1924-1980). Laica. Nativa de Bosaro, Italia. Nace en una paupérrima familia, por lo que su educación académica es escasa. Trabaja desde muy pequeña para colaborar en la manutención de su hogar; se dice que la escasez de recursos es tal que, varias veces, busca alimento en la basura. Desde fines de junio de 1940 hasta el 1 de abril de 1942, es víctima de una posesión satánica —periodo que los hagiógrafos consideran de prueba y purificación—, siendo descrita por sus biógrafos así: "Ella alternó momentos que eran normales, por así decirlo, con otros momentos en los cuales obviamente algo indefinible estaba en ella. Sus padres pensaron ayudarla con bendiciones". La joven rechazaba cualquier intento religioso (oraciones, presencia de sacerdotes en su hogar, asistir o pasar frente a iglesias, etc.). Pasado este lapso, todo cambia, María experimentó diversos fenómenos místicos en los cuales Jesús le entrega cuatro anillos de gran belleza y valor material. El resto de su vida, padece multitud de enfermedades (neumonía, vómitos, anemia, reumatismo, ciática, laringitis crónica, faringitis e infartos, entre otras). Sus males no impiden que realice obras pías y, se atestigua, que —en vida— gracias a sus oraciones una mujer recobra su salud, por lo que se le considera taumaturga. Fallece en Rovigo. Beatificada por S. S. Francisco el 7 de septiembre de 2013.

 

SÁBADO 31

Santos: Esteban MM de Seúl, mártir. Beata María Cristina de Saboya, reina.

Blanco Memoria San Juan Bosco, Presbítero MR pp. 671. 929; Lecc I p. 553.

BEATA MARÍA CRISTINA DE SABOYA, del arameo, "señora" y del latín, "cristiana", "perteneciente a Cristo" (1812-1836). Reina. Nace en Cagliari, Italia. Hija de Víctor Manuel I, rey de Cerdeña, y de María Teresa de Austria-Este. Recibe sólida formación cristiana y académica, lo cual fomenta sus valores humanos. Su familia estaba exiliada en Génova a causa de la ocupación napoleónica. Pese a sus deseos de abrazar la vida religiosa, por obediencia acepta en matrimonio a Fernando II, rey de las Dos Sicilias, en 1832. Aprovecha su condición de Soberana para evangelizar a los miembros de la Corte, a quienes lee pasajes de la Biblia. Asiste a Misa todos los días y lee con fervor las Sagradas Escrituras y La Imitación de Jesucristo. Profesa devoción al Santísimo Sacramento y práctica el rezo cotidiano del Rosario. Por su intervención se logra conmutar la pena de muerte a numerosos condenados. Proporciona recursos a hospicios, asilos, hospitales y a mujeres jóvenes. Reactiva la industria textil de la seda en la ciudad de San Leucio —que aún da fama mundial a la misma—, logrando dar a sus habitantes una vida digna y dotándoles de una iglesia y una escuela. También profesa devoción a santa Filomena, por lo que visita su Santuario en Mugnano di Napoli, y a ella se encomienda ya que después de tres años no había procreado; poco tiempo después queda encinta y como muestra de gratitud ordena la construcción de un orfanato para niñas en la mencionada población. Con gran pesar sus súbditos reciben la noticia de su muerte acaecida debida a una complicación postparto. Su cuerpo es sepultado en la Basílica napolitana de Santa Clara y el pueblo la aclama como la "Reina Santa". Beatificada por el Papa Francisco el 25-1-2014. También se le puede encontrar como María Cristina di Savoia.