MARTES 1

Santos: Eloy o Eligio de Noyón y Edmundo Campion y compañeros, mártires. Beato Carlos de Foucauld presbítero. Feria (Morado)

BEATO CARLOS DE FOUCAULD, del germánico, "hombre experto" (1858 1916). Presbítero. Originario de Estrasburgo, Francia. De familia católica con recursos; a los seis años queda huérfano de padres, por lo que él y su hermana son atendidos por su abuelo. Estudia en el colegio de los jesuitas en Nancy y París hasta 1876, después ingresa en la academia militar de Saint Cyr, es enviado, en 1880, como oficial a Setif, Argelia, y un año después expulsado por mala conducta. Entonces el joven e inexperto Carlos vive en la ciudad francesa de Evian en total desorganización, sin trabajar, ni encontrar sentido a su existencia. Regresa a la milicia a participar en la revuelta Bon Mama en Oran del Sur, que dura ocho meses. Renuncia a las armas para estudiar árabe y hebreo, por 15 meses; en 1883, recorre el desierto de Marruecos, África, en plan de estudio; traza mapas de sus oasis; por ser su obra tan completa, recibe la medalla de oro de la Sociedad Francesa de Geografía. Después explora Argelia y Túnez, y regresa a Paris en 1886, donde escribe un libro referente a Marruecos. Al paso del tiempo, se entrevista con el padre Huvelin, quien lo confiesa y le proporciona la comunión, encuentro con Dios que es decisivo. Siente una profunda conversión en su corazón. Piensa en su vida desordenada y suplicante pide: "Señor, si existes, haz que te conozca". Decide que no es digno para predicar, imita vivir como Jesús en su vida oculta, como un pobre artesano en un pueblo, y decidido expresa: "...mi vocación religiosa nace en el mismo momento que mi fe: Dios es tan grande. Hay tanta diferencia entre Dios y todo lo que no es Él". Desde entonces duerme en el piso, reza la Liturgia de la Horas y en 1890 ingresa con los monjes de la Trapa de Nuestra Señora de las Nieves, donde elige el nombre de Maria Alberico; pasa al monasterio de Siria y a Roma (1896). En este año renuncia a los trapenses. Piensa en África y sus habitantes quienes desconocen a Cristo. Peregrina a pie a Tierra Santa y luego, en Francia, hace estudios eclesiásticos y recibe la ordenación sacerdotal (1901). Decide radicar cerca de Marruecos en Oran Sur, con el propósito de establecer una orden y evangelizar. En 1902 compra esclavos para liberarlos; además, atiende a los necesitados en lo espiritual y en lo material. En una carta escribe al obispo: "Los pobres soldados vienen siempre a mí. Los esclavos llenan la casita que se les pudo construir. Los viajeros vienen derecho a la Fraternidad. Los pobres abundan... Todos los días hay huéspedes para comer, dormir, desayunar...". Desde 1904 habita entre la tribu nómada de los tuareg (Ilustres guerreros del velo azul", por usar los varones un velo azul o negro, que residen en el Sahara y el noroeste de África; hoy se cuentan medio millón de tuaregs); hace la traducción de los Evangelios a esa lengua y en 1908 traduce poesía tuareg al francés; escribe una gramática y un diccionario en ambos lenguajes, así como libros sobre dicha tribu. Se establece en el corazón del desierto del Sahara, en Tamanrasset, Ahaggar, Argelia. Funda en 1909 la Unión de Hermanos y Hermanas del Sagrado Corazón para evangelizar las colonias francesas de África. Es escritor de Consejos espirituales y Viaje a Marruecos, entre otros. Este ejemplo de bondad fallece en Ahaggar, victima de una bala en una revuelta antifrancesa. Es beatificado por Su Santidad Benedicto XVI el 13 de noviembre de 2005. Iconografía: con hábito blanco y escapulario con el corazón de Jesús en el pecho; en su rostro, una amistosa sonrisa. Entre 1933 y 1939 surgen 10 congregaciones religiosas y ocho asociaciones, que en Argelia radican en pequeñas comunidades llamadas fraternidades y ocupan áreas de pobreza, con lo que hacen vida el pensamiento de este beato: "Mi apostolado debe ser el apostolado de la bondad. Viéndome deben decirse: `ya que este hombre es tan bueno, su religión debe ser buena'. Y si me preguntan por qué soy manso y bueno, debo decir: 'Porque soy el servidor de Alguien que es más bueno que yo'. ¡Si supieran qué bueno es mi maestro Jesús!... Yo quisiera ser bastante bueno para que se diga: si así es el servidor, ¿cómo debe ser el Maestro?".


MIÉRCOLES 2

Santos: Bibiana de Roma, mártir, y Silvano de Triade, obispo. Beato Juan Ruysbroek, presbítero. Feria (Morado),

SANTA BIBIANA DE ROMA, del latín, "vivo". "viviente'. (siglo IV). Mártir. Antiguas crónicas de su tiempo y el Martirologio indican que es una joven romana, pero se desconocen detalles de su infancia. Su progenitor es el prefecto Flaviano; tanto él como su familia son cristianos; quienes, al ser descubiertos, padecen el destierro. Después son condenados a muerte, por orden del emperador Juliano el Apóstata (331-363), quien en vano trata de seducir a la joven Bibiana, por lo que es atada a una columna y flagelada hasta morir. Sus restos-reliquia son venerados en la actualidad en la basílica dedicada a ella, ubicada en la Ciudad Eterna. Su culto se pierde en la memoria de los tiempos. Iconografía: con túnica de época en el momento de su martirio.

 

JUEVES 3

Santos: Francisco Javier presbítero; Casiano de Tánger, mártir, y Sofonias, profeta. Memoria (Blanco)

SAN FRANCISCO JAVIER, del italiano antiguo, "franco", "francés" y del vasco. "de la casa nueva” (1506-1552). Presbítero. El sexto y más pequeño hijo de Juan y María, nobles y acaudalados; nace en el castillo de Xavier, en Navarra, España. Desde la infancia recibe formación en los valores cristianos. Más tarde pretenden que curse la carrera de las armas, pero su afición son las letras, por lo que a los 19 años estudia en La Sorbona de París. Es un joven alegre y buen estudiante. Se gradúa en teología y filosofía y letras (1530). Todavía en la universidad, conoce al beato Pedro Fabro (2 de agosto) y a san Ignacio de Loyola (julio 31), quien al notar sus múltiples cualidades y virtudes, le sugiere interiorizar su conocimiento del Señor y participar en los ejercicios espirituales dirigidos por Ignacio, lo cual ayuda a definir su vocación al sacerdocio. En 1534, con el primer grupo de la recién fundada Compañía de Jesús (jesuitas), el joven emite sus primeros votos y después de los estudios correspondientes, recibe la ordenación sacerdotal en Venecia, Italia, en 1537. Destaca por su celo apostólico al dar a conocer la Palabra de Dios, por lo que él e Ignacio acuden ante el pontífice Pablo III (1534-1549), quien envía a Francisco Javier a las Indias portuguesas con el cargo de delegado papal en Asia (1540). Años más tarde, en 1542, llega a Goa, Portugal, e inicia su ministerio pastoral entre cristianos bautizados, carentes de la instrucción necesaria para hacerlos firmes en la fe. Ahí realiza vasta labor misionera; durante un año catequiza a los más necesitados, atiende leprosos y protege indígenas de la codicia de los portugueses y los ataques de los musulmanes de las islas vecinas. Continúa años de extenso servicio en tierras paganas, evangeliza en las islas de Oceanía hasta llegar a Japón (1549). En su afán misionero, desea catequizar China, lugar al que se embarca; sin embargo, el navío donde viaja lo deja en la isla Sanción —cerca de Cantón, China—, donde enferma de la peste y fallece dejando una estela de santidad. Tres años después de su deceso se conocen sus Cartas de las Misiones, con valiosos consejos para el mayor fruto en el trabajo de futuros evangelizadores. Canonizado por Gregorio XV (1621-1623) en 1622. El beato Pío IX (1922-1939; 7 de febrero), lo proclama patrono universal de las misiones en 1927. Iconografía: con sotana, en las manos un crucifijo, en su misión evangelizadora. Protector contra la peste.

 

VIERNES 4

Santos: Juan Damasceno doctor de la Iglesia; Juan de Calabria, presbítero, y Félix de Bolonia, obispo. Feria (Morado)

SAN JUAN DAMASCENO, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (675? 750?). Doctor de la Iglesia. Las biografías árabes o griegas que se conocen presentan imprecisiones en sus datos; versiones fidedignas son escritas por algunos hagiógrafos y son las que aquí se transcriben. Natural de Damasco, Siria, su padre y abuelo son ministros de finanzas en la Corte del califa sirio; ambos pertenecen a la ilustre familia Manzur (del árabe "el Invencible"). Juan recibe formación en los valores evangélicos a través de un monje de nombre Cosme, sin conocerse particularidades de su vida familiar. Cuando muere su progenitor, no sólo hereda su cargo, sino una cuantiosa fortuna, misma que reparte entre los pobres. Hacia 716 se retira del mundo para consagrarse a Dios en la vida conventual; en 730 viaja a Palestina e ingresa en el monasterio de San Sabás, donde recibe la ordenación sacerdotal. Es reconocido por su amplia cultura y espiritualidad; es escritor de obras teológicas, de mariología y cristológicas, así como de himnos y apologías, entre las cuales señalamos: Exposición de Jalé ortodoxa, Discursos en defensa de las imágenes, Fuente del conocimiento, etcétera. Lucha contra las leyes iconoclastas (destrucción de imágenes) del emperador bizantino León III Isáurico (717-741). El patriarca Juan IV de Jerusalén le otorga el cargo de predicador de la basílica del Santo Sepulcro. Este santo e inteligente varón, servidor de Cristo, fallece en su monasterio palestino, donde recibe sepultura; hasta que en el siglo XII sus reliquias son trasladadas a Constantinopla, sin conocerse el sitio donde se veneran. Es considerado como el último de los Padres griegos. Proclamado Doctor de la Iglesia en 1890 por León XIII (1878-1903), quien asigna el 27 de mayo para su conmemoración, aunque en la última reforma al Calendario litúrgico se fija en esta fecha su memoria anual, como en antaño los sinaxarios (acuerdos) bizantinos. Iconografía: con atavío episcopal a la usanza oriental y un libro. Intercesor de pintores y protector contra las enfermedades infantiles.

 

SÁBADO 5

Santos: Sabás de Capadocia, abad Juan el Taumaturgo de Turquía, obispo, y Geraldo o Geraud de Braga, obispo.

Vísperas I del domingo: 2ª semana del Salterio Feria (Morado) ,

SAN GERALDO O GERAUD DE BRAGA, del germánico, "el mandato de la lanza" (1109). Obispo. Ve la primera luz en Quercy, al sur de Francia; no se conocen datos de su infancia ni de su familia. Se deduce que profesa la fe en Cristo, ya que en su juventud ingresa a la vida monástica en el convento francés de Moissac, donde se distingue por su ejemplo de santidad y penitencia. Se dedica con esmero a la organización y dirección de coros para la alabanza y los cantos para armonizar la liturgia. En dicha actividad lo conoce el arzobispo español Bernardo de Toledo, quien al darse cuenta de sus virtudes y amplios conocimientos de música sacra lo lleva a su sede episcopal con la finalidad de mejorar la calidad de las ceremonias litúrgicas. Al paso del tiempo, destaca tanto por su actividad musical en la Catedral como por su ejemplo de vida; por ello, el Cabildo catedralicio lo nombra obispo de Braga, Portugal. Trabaja con celo pastoral, logra múltiples conversiones y devuelve el fervor que la feligresía había perdido durante la invasión de los moros Después de dedicar su existencia a Dios y al prójimo, entrega su alma al Creador en la población portuguesa de Bonos, donde acude a consagrar uno de los numerosos templos de los que él propicia su reconstrucción. El pueblo inicia su veneración como santo.

 

DOMINGO 6

II DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Nicolás de Bari o de Myra, obispo, y Asela de Roma, virgen. Beata Carmen Selles, fundadora. (Morado)

SAN NICOLÁS DE BARI O DE MYRA, del griego, "victorioso en el pueblo" (2707-341). Obispo. Los datos biográficos no son precisos, algunos de los cuales se ven inmersos en leyendas; sin embargo, su culto extendido e intenso en la Iglesia universal, manifiesta la conciencia de su estela de santidad, confirmada por los numerosos milagros realizados, hasta nuestros días. Nace en Myra, Licia, Asia Menor, cerca del año 270; pertenece a una familia cristiana con grandes recursos, de lo que se deduce su formación en la fe y su cultura. No se conocen datos anteriores a la edad adulta, cuando recibe cuantiosa herencia, la que destina a atender a los necesitados; de forma paralela, se entrega a la difusión del Evangelio. En el siglo IV es obispo de Myra, donde se distingue por su piedad, celo pastoral y gran amor al prójimo. Las generaciones de su diócesis lo conocen y aman por sus hechos, ya que en secreto socorre a jóvenes pobres con la "dote" requerida para su matrimonio, acción que se hizo pública al ser sorprendido por el padre de una de ellas, cuando el santo hombre deja una bolsa con monedas de oro en casa de la joven casadera; en otra ocasión, rescata y resucita a tres niños ahogados en una tinaja. Estos y otros hechos milagrosos dan a entender que Dios le concede el don de la taumaturgia (realizar extraordinarios y numerosos milagros). Por defender la religión verdadera, en la última persecución de Diocleciano (284-305) es aprehendido, encarcelado, y permanece alejado de su sede, hasta que el emperador Constantino el Grande (243-337) declara el cristianismo como religión de Estado. Entonces el santo obispo es liberado y regresa a su diócesis (303). En este retorno logra múltiples conversiones hasta su fallecimiento ocurrido en la sede episcopal donde recibe sepultura. Pasados 746 años de la defunción (1087), sus reliquias son trasladadas a Bari, Nápoles, Italia, donde también es patrono y le es construido un gran templo, dentro del cual se colocan sus restos en una nueva tumba, que es meta de numerosas peregrinaciones. Su culto inmemorial es celebrado en casi todo el mundo y numerosas poblaciones se acogen a su patrocinio por los favores que han recibido. Iconografía: con atuendo episcopal de Oriente; a sus pies, tres niños, un libro abierto en sus manos y sobre éste tres esferas (alusivas a sus milagros). Intercesor de las solteras, los niños y de los marinos para evitar naufragios.

 

LUNES 7

Santos: Ambrosio de Milán, doctor de la Iglesia, y Fara de Meaux, abadesa. Beato Eutiquiano I, Papa y mártir. Memoria (Blanco)

BEATO EUTIQUIANO I, del griego, "afortunado" (283). Papa y mártir. De origen italiano, nace en Luni (cerca de Carrara, región de Toscana); como en la mayoría de los pontífices de su época se desconocen antecedentes a cuando es electo el 4 de enero de 275; ocupa el sitio vigésimo sexto en la cronología. Demuestra su bondad y sencillez al entregarse a la misión de dar cristiana sepultura a innumerables cadáveres de mártires de su época, a la vez que indica que los cuerpos sean cubiertos con la dalmática (túnica de amplias mangas, utilizada por los diáconos). Instaura la bendición a las cosechas en el tiempo de recolección. Su ejemplo de caridad y servicio al prójimo termina cuando muere mártir, victima de las persecuciones paganas; es sepultado en las catacumbas de San Calixto en Roma. Su culto se inicia después de su muerte, como era la costumbre con los pontífices de su tiempo.

 

MARTES 8

La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María

Santos: Románico de Luxeuil, monje, y Zenón de Verona, obispo. Solemnidad (Blanco o azul)

LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, nombre místico, relativo a Maria Santísima, del latín, inmaculatus, "la que no tiene mancha”. Esta celebración se inicia en el Oriente hacia el siglo VIII, en tanto otras afines se celebran en España e Irlanda en el siglo IX; además, en el siglo XI ya es exaltada su pureza en Inglaterra. Más adelante, un Franciscano, maestro de la universidad La Sorbona de París, el teólogo beato Juan Duns Escoto (1265-1308; 8 de noviembre), realiza estudios acuciosos acerca de los privilegios de Maria y en una disertación ante 200 teólogos, quienes exponen que Dios no quiere libre de pecado original a la madre de Jesús; después de escucharlos con atención, toma la palabra y refuta cada uno de los argumentos aducidos sobre tal prerrogativa mariana; demuestra con la Sagrada Escritura, los escritos de los Santos Padres y con su agudísima dialéctica que el privilegio de ser concebida sin mancha era conforme a la fe y porque está destinada a ser Madre de Dios. Tal afirmación es aceptada por los asistentes. Por último, sintetiza su discurso, en el que hace referencia a la actitud de Dios con respecto a quien sería madre de su santísimo Hijo con el célebre axioma: "Podía, convenía, luego lo hizo" Posteriormente, en 1439, en el contexto del concilio de Basilea, Suiza, se pone énfasis en que María siempre existe preservada inmune de toda mancha desde su concepción. Las anteriores polémicas quedan plenamente aclaradas al proclamar el beato Pío IX (7 de febrero; 1846-1878), el dogma (verdad a la luz de la fe) de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María el 8 de diciembre de 1854, ubicada esta fecha para celebrar la solemnidad en la Iglesia universal. Iconografía: entre nubes, María Santísima de pie, con ángeles a su alrededor, ataviada con albo vestido, manto azul, sus manos juntas sobre el pecho en actitud orante. En el libro México Mariano, cuya autora es la hermana Guadalupe Pimentel, H. C., publicado por Editorial Progreso S. A. de C. V, son relatadas las más admirables historias de advocaciones marianas de México y América Latina.

 

MIÉRCOLES 9

Santos: Juan Diego Cuauhtlatoatzin, laico; Pedro Fournier, fundador, y Leocadia de Toledo, mártir. Memoria (Blanco)

SAN JUAN DIEGO CUAUHTLATOATZIN, del hebreo, "Dios ha hecho gracia”, del latín, "instruido”, y del náhuatl, “el que habla como águila" (1474-1548), Laico. Este año se conmemora el 478 aniversario de las apariciones de la Santísima Virgen Maria en el cerro del Tepeyac, cuando se deja ver entre flores y cantos de pajarillos a Juan Diego Cuauhtlatoatzin, quien es nativo del calpulli de Tlayacac, en el reino de Texcoco, actual territorio de Cuautitlán, estado de México. Pertenece a la casta más baja entre su etnia, la de los macehuales. Cuando se convierte al cristianismo, al ser bautizado, recibe el nombre de Juan Diego y se une en matrimonio religioso con Lucía, llamada antes del bautismo Malintzin. Pasados cuatro años, queda viudo y vive con su anciano tío Juan Bernardino en el poblado de Tulpetlac, al norte de la ciudad de México. Se distingue por su piedad; todos los días asiste a la Santa Misa y a recibir la catequesis, lo que hace caminando desde su hogar hasta el templo de Santiago en Tlatelolco. El acontecimiento de las cuatro apariciones de María Santísima ocurre del 9 al 12 de diciembre de 1531. Al hacer su recorrido y pasar por el cerro del Tepeyac, contempla las citadas apariciones, de quien él llama la Señora del cielo; que le solicita la construcción de un templo en ese mismo sitio para atender la súplicas de sus hijos. En seguida acude con el obispo fray Juan de Zumárraga (1468-1548) y le narra —en náhuatl, su lengua materna— el suceso, quien le escucha a través del interprete Juan González, sin dar crédito al relato; esto se repite en una segunda ocasión, pero en la tercera, dicho prelado pide a Juan Diego, "...una señal", para saber la realidad de lo visto. Al siguiente día, cuando —por cuarta vez— ve la aparición, le solicita tal señal con la finalidad de que sea atendida su petición. La Divina Señora le indica cortar rosas, colocarlas en su tilma y entregarlas al obispo. Con las flores en la tilma, se dirige al obispado y después de prolongada espera, ante el obispo despliega su tilma, cuando al caer las flores observan que en la burda tela queda estampada la imagen de la Madre de Dios, a quien hoy se conoce como Nuestra Señora de Guadalupe. El humilde vidente vive custodiando la divina imagen, que en una ermita recibe veneración de numerosos creyentes; asimismo, con gozo narra a los visitantes las apariciones. Pasados 16 años de una vida dedicada al cuidado de la tilma, oración, ayuno, disciplinas con las que castiga su cuerpo y frecuente recepción de la Eucaristía, Juan Diego fallece. Es canonizado por el Siervo de Dios, Juan Pablo II (1978-2005) el 30 de julio de 2002 durante su quinta visita a México. Al término de la homilía en la ceremonia de beatificación, el recordado pontífice expresa: "¡Amado Juan Diego, 'el águila que habla!' Enséñanos el camino que lleva a la Virgen Morena del Tepeyac, para que Ella nos reciba en lo íntimo de su corazón, pues Ella es la Madre amorosa y compasiva que nos guía hasta el verdadero Dios. Amén". Iconografía: de pie, con atuendo indígena camisa y pantalón blanco de manta, al mostrar el ayate o tilma (burda tela tejida con fibra de maguey) con la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.

 

JUEVES 10

Santos: Melquíades I, Papa y mártir; Edmundo de Inglaterra y compañeros, mártires, y Eulalia de Mérida mártir. Feria (Morado)

SANTA EULALIA DE MÉRIDA, del griego. "la mujer elocuente" (304). Mártir. La obra Peristephanon, del poeta Prudencio, que data de 405, recopila su biografía y en esta época se inicia su veneración. Oriunda de Mérida, entonces capital de Lusitania, en la península ibérica, es hija de padres nobles y fieles cristianos. Su corta vida transcurre en tiempos de la última y más cruenta persecución de Diocleciano (275-305), tenaz perseguidor de los cristianos; asimismo, en dicha península el pagano procónsul Publio Daciano extermina a todo cristiano que no ofrezca sacrificios a los dioses. Debido a tan difícil situación, su progenitor la oculta en casa de unos parientes, alejada de la ciudad, para resguardarla de una muerte segura. La niña —que tiene unos 12 años de edad— es fiel a Cristo; decidida, escapa de la citada casa y, sin prever consecuencias, se presenta ante el prefecto de Mérida a quien manifiesta su fe y le expresa: "Heme aquí, yo soy enemiga de los demonios, pisoteo vuestros ídolos y confieso a Dios con el corazón y con la boca"; lo anterior enardece a los paganos, por lo que es encarcelada y sometida a inenarrables tormentos que le provocan la muerte. Años después, en el lugar del martirio, se construye un templo, que con la categoría de basílica alberga sus restos-reliquia. Es patrona de Mérida, España. Iconografía: con túnica de época, una cruz de san Andrés (en forma de X), la palma del martirio y una paloma, que se dice, sale de su boca cuando expira.

 

VIERNES 11

Santos: Dámaso I, Papa; Maravillas de Jesús, religiosa y Daniel el Estilita de Constantinopla, confesor. Feria (Morado)

SAN DANIEL EL ESTILITA DE CONSTANTINOPLA, del hebreo "mi juez es Dios" (siglo V). Confesor. Su vida se conoce por tradiciones orales. Originario de Bethara, Mesopotamia; su madre piadosa cristiana logra concebirlo después de múltiples plegarias y hace la promesa de que al tener un hijo lo consagrará al servicio de Dios. El niño recibe el bautismo a los cinco años de edad y a los 12 años, sin solicitar autorización a sus padres, decide ingresar en un monasterio. En dicho lugar Daniel deja admirados a los monjes por sus virtudes y deseo de lograr la perfección cristiana. Se dice, tiene una visión en la que le es revelada su forma de vida. Después de lo anterior, se retira a una franja árida en un bosque de Tracia, Turquía (actual territorio turco y griego), donde levanta un pilar o una columna donde habita hasta su deceso. Se hace notar que los llamados "estilitas" (del griego stilos, columna) son anacoretas que hacen voto de vivir en austeridad, oración y penitencia, sobre una alta columna o plataforma, desde la cual difunden la Palabra de Dios. El Creador le otorga los dones de la "palabra graciosa" con la finalidad de que con su predicación transmita la gracia divina, así como el don de la predicción y el de la taumaturgia (realizar numerosos hechos milagrosos). Su fama de santo traspasa los alrededores de su columna, hasta donde llegan en peregrinación multitud de cristianos para escuchar su predicación, solicitar el alivio de sus enfermedades, así como para remediar sus males físicos y espirituales; de igual manera, este santo varón recuerda a sus oyentes que siempre deben estar preparados para el último momento, ya que en este mundo somos peregrinos. Además, varios emperadores bizantinos recurren a él en busca de su acertado consejo. Después de 30 años, su muerte ocurre en Constantinopla, donde es patrono. Quienes son testigos de su santidad, extienden su veneración inmemorial. Poco antes, existe san Simeón el estilita de Siria (5 de enero), quien vive de 390 a 459 y hace vida similar sobre una columna.

 

SÁBADO 12

Nuestra Señora de Guadalupe

Santos: Epimaco y Alejandro de Alejandría, mártires. Beato Juan Marinoni, religioso. Vísperas II de la solemnidad: Todo propio (Blanco)

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE, del náhuatl, coatlaxopeu "la que pisoteó la serpiente", y del árabe marroquí, uad-al-hub, "río de amor" (1531). En cuatro ocasiones, del 9 al 12 de diciembre de 1531 —hace 478 años—, la Madre de Dios se aparece a san Juan Diego (9 de diciembre), al norte de la entonces Nueva España, actual ciudad de México, en el cerro del Tepeyac. Asimismo, antes de la cuarta manifestación, ya revela la Señora del Cielo, al anciano de nombre Juan Bernardino, tío de Juan Diego, quien vive en una humilde casa en el poblado de Tulpetlac, a quien sana de grave enfermedad. El que hoy es conocido como el Milagro del Tepeyac, queda registrado por escrito según la narración detallada del propio vidente a Antonio Valeriano en el Nican Mopohua (del náhuatl, Aquí se narra). La Santísima Virgen le hace saber a Juan Diego que ella es: "la verdaderísima Madre del Dios por quien se vive" (Nican Mopohua.25). De igual forma, la Señora del Cielo, en sus apariciones, se manifiesta hablando en lengua náhuatl: "¿Acaso no estoy yo aquí, que tengo el honor de ser tu madre? ¿Acaso no estás bajo mi sombra, bajo mi amparo? ¿Acaso no soy yo la fuente de tu alegría? ¿Qué no estás en mi regazo, en el cruce de mis brazos? ¿Por ventura aún tienes necesidad de cosa otra alguna...?" (ib. 118-119). La imagen original que los mexicanos y extranjeros conocemos queda estampada para la posteridad en la tilma —burda tela hecha con fibra de maguey— del indígena, y es colocada y venerada (entre 1535-1556) en una ermita y su culto debidamente aprobado por Julio III (1550-1555) en 1551. Varios pontífices han intervenido con prerrogativas a nuestra Morenita del Tepeyac; entre otros se citan a: Benedicto XIV (1740-1748), quien le asigna oficio propio en 1746; León XIII (1878-1903) emite el decreto de la coronación efectuada el 12 de octubre de 1895; san Pío X (1904-1914; 21 de agosto) eleva el templo al rango de Basílica en 1908; Pío XII (1939-1958) la proclama Emperatriz de América en 1945, y el Siervo de Dios Juan Pablo II (1978-2005) el 30 de julio de 2002, durante su quinta visita a México, en la homilía de canonización del citado vidente, expresa al pueblo mexicano: "Juan Diego, (...) Así facilitó el encuentro fecundo de `dos mundos' y se convirtió en protagonista de la nueva identidad mexicana, íntimamente unida a la Virgen de Guadalupe, cuyo rostro mestizo expresa su maternidad espiritual que abraza a todos los mexicanos...". A través de más de cuatro siglos del acontecimiento guadalupano, hay hechos que comprueban la autenticidad de las apariciones: primero la difusión de la fe, a tal grado que los franciscanos de aquel tiempo no eran suficientes para administrar el bautismo a millares de indígenas convertidos; en segundo lugar, el arraigo de esta devoción, ya que todos los mexicanos desde aquel tiempo tienen una fe firme en la Morenita del Tepeyac, que no se ha debilitado por contradicciones de algunos historiadores ni por las persecuciones religiosas en la República Mexicana; el siguiente hecho es la milagrosa conservación de la sagrada imagen, que es inexplicable aun a las acuciosas pruebas realizadas con rayos infrarrojos por científicos de la NASA (National Aeronautics and Space Administration, organización del gobierno de Estados Unidos), en 1979. En otro aspecto, Nuestra Señora de Guadalupe es para México y América una especialísima madre protectora y amorosa que prodiga sus favores a quienes en ella confiamos. Actualmente la Basílica de Santa Maria de Guadalupe recibe durante el año más de dos mil cuatrocientas peregrinaciones de diversos gremios grandes y pequeños, empresas, fábricas, barrios o colonias, escuelas, hospitales; comunidades extranjeras radicadas en México como son libaneses y japoneses, además de las congregaciones religiosas, asociaciones laicales, entre otros muchos grupos de devotos que tienen como meta la Casita del Tepeyac. Con motivo de cumplirse 300 años de la apertura, en 1709, de la Antigua Basílica de Santa Maria de Guadalupe, actual templo Expiatorio a Cristo Rey, Don Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, decreta un Año Jubilar para el citado templo a partir del 1 de mayo de 2009 al 1 de mayo de 2010; así como la concesión de Indulgencia parcial y plenaria durante ese tiempo, como una invitación a la búsqueda y el encuentro con Dios a través de la visita, la penitencia y la adoración a Jesús Eucaristía, a quienes habiendo cumplido las normas de la Iglesia con devoción lo visiten. Iconografía: en medio de un nimbo de nubes, la silueta de María de Guadalupe es rodeada por rayos de luz (el sol), de pie sobre la luna menguante; ataviada con vestido en tono rosa "terroso" (terracota), estampado con flores de la región; una cinta negra atada con un moño sobre su vientre que señala —a la usanza indígena— su estado de gravidez. Cierra el ruedo de su cuello una cruz, que lleva alrededor de éste y puños de armiño. Cubierta desde su cabeza con manto azul con estrellas. A sus pies, la sostiene un ángel (de los llamados tronos), que simbólicamente con la mano derecha toma el borde del manto (el cielo) y con la izquierda el vestido (la tierra). Esta bella historia, detallada se encuentra en el libro Tonantzin Guadalupe, cuyo autor es el profesor Joaquín Flores Segura, Editorial Progreso, S. A. de C. V, con ediciones en inglés y español.


DOMINGO 13

III DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Lucía de Roma, manir, y Otilia u Odila de Alsacia, abadesa. Beato Conrado de Ofida, presbítero (Morado o Rosa)

BEATO CONRADO DE OFIDA, del germánico, "atrevido en el consejo" (1241-1306). Presbítero. Nativo de la población italiana de Ascoli Piceno. Se desconocen pormenores de su vida hasta que en 1255 ingresa a la comunidad franciscana, donde opta por no profesar, sino permanecer como lego y dedicarse a servir en el monasterio donde desempeña las más humildes labores. Pese a este rasgo de sencillez, es notable su inteligencia. Sin precisarse fecha, continúa su servicio en el convento de Forazo, donde permanece durante 10 años. En su estadía en dicho lugar, además de continuar admirado por su inteligencia y sencillez, se le atestiguan hechos fuera del alcance del intelecto humano. De ahí se le destina a La Verna, donde —dadas sus excepcionales dotes intelectuales y espirituales— se le indica debe proseguir sus estudios y ordenarse sacerdote. Concluidos éstos, se le encarga predicar la Palabra, labor en la que cosecha excepcionales frutos. Su vida plena de logros espirituales para sí y para sus feligreses; así como una extrema humildad —durante su vida usa el mismo hábito y siempre anda descalzo— llega a su fin cuando predica en la comunidad de Bastia, vecina de Asís. El pontífice Pío VII (1800-1823) le concede oficio y misa propios en 1817.

 

LUNES 14

Santos: Juan de la Cruz, Doctor de la Iglesia, y Nemetalah El-Hardini, presbítero. Beato Bartolo de San Gimingiano presbítero. Memoria (Blanco)

BEATO BARTOLO DE SAN GIMIGNIANO, apócope de Bartolomé, del arameo, "abundante en surcos" (1227-1300). Presbítero. Nativo del poblado de San Gimignano, Siena, Italia. En la tierra lleva el nombre de Bartolo o Bartolomé Bompedoni de Mucchio; su padre es conde de Mucchio, quien se opone a la vocación sacerdotal de Bartolo. En su temprana juventud, abandona el castillo paterno y se dirige a Pisa, donde se une a la congregación benedictina de San Vito. Posteriormente, se junta a la orden franciscana seglar. Sin precisarse motivos, ni fecha, cambia su residencia a Volterra, donde el obispo —al ver su piedad, devoción y entrega al servicio del Señor—, le sugiere ser sacerdote. Por obediencia, Bartolo se dirige a Peccioli para laborar como capellán. Luego es párroco en Pichona, donde se contagia de lepra, por lo que vive en el leprosario de Celiole, próximo a San Gimignano; ahí vive cerca de 20 años y atiende con ejemplar paciencia y amor cristiano a los leprosos del lugar; por lo que se le da el sobrenombre de Job de la Montaña Una vez que el Señor, milagrosamente, le devuelve la salud es párroco en la ciudad de Puchena, donde recibe el cariño y la admiración de los fieles por su atención a los más necesitados. Ahí, en medio del amor de quienes le rodean, entrega su alma al Creador. Su cuerpo descansa en San Gimignano en la iglesia de San Agustín. Su culto es aprobado por san Pío X (1903-1914; 21 de agosto). También se le conoce como Bartolomé de San Giminiano.

 

MARTES 15

Santos: María Crucificada Di Rosa, fundadora; Virginia Centurione, fundadora, e Irineo de Roma y compañeros, mártires. Feria (Morado)

SANTA VIRGINIA CENTURIONE, del latín, "virgen" (1587-1651). Fundadora. Nativa de Génova, Italia, de noble familia. Su primera educación en la fe y las ciencias terrenales se las proporciona su madre y un preceptor particular. Por obediencia —pese a su inclinación hacia la vida religiosa—, contrae matrimonio, en 1692, con Gaspar Grimaldi Bracelli, un rico joven heredero de cuantiosa fortuna, con quien procrea dos niñas; pero quien lleva una vida desordenada. El matrimonio sólo dura cinco años, en los cuales Virginia trata, con poca fortuna, de que su marido recapacite acerca de su forma de vida y se aleje de los vicios. La joven y bella viuda hace voto personal de castidad; por lo cual rechaza varias proposiciones matrimoniales; fija su residencia en la casa de su suegra y se consagra al cuidado y la educación de sus hijas, la oración constante y a socorrer a los necesitados; continuamente se le escucha expresar: "Servir a Dios en sus pobres", lo cual le ocasiona frecuentes roces con su padre, quien insiste en que contraiga segundas nupcias. Sin embargo, Virginia prosigue su obra, sin descuidar la formación de sus hijas ni menoscabar la herencia que para ella y sus hijas deja Germán. De la parte que le corresponde, destina un alto porcentaje a obras de beneficencia, así como a socorrer al necesitado y a los desvalidos. Cuando sus hijas se casan y al quedar liberada de la responsabilidad de la crianza, la educación y el cuidado de ellas, se dedica al cuidado de enfermos, ancianos y marginados. Al desatarse una guerra entre Génova y Saboya (1624-1625), su obra se dirige al amparo de jóvenes viudas y desamparadas, cuyo número va en aumento; de igual manera, cobija bajo su techo a quienes huyen del terror de la guerra, sin importar su nacionalidad. Al morir su suegra (1625), amplia su deseo de amparar a jóvenes y recorre los barrios pobres donde encuentra jóvenes quienes sin su auxilio caerían en el vicio y el pecado. Así inicia una congregación a la cual nombra Cien Señoras de la Misericordia protectoras de los Pobres de Jesucristo, la cual une sus esfuerzos con otra asociación local, las Ocho Señoras de la Misericordia, quienes llevan a cabo obras similares a las que efectúa desde tiempo atrás. Esta labor se incrementa durante la epidemia de peste que asola la región (1629-1630). Renta un predio (1631), donde se traslada con varias jóvenes para atender al creciente número de enfermos y a las jóvenes que retira de las calles. Después de tres años, las jóvenes protegidas llegan a casi 300. Ante las autoridades civiles, solicita un permiso para ser reconocida y su obra enmarcarse en la legalidad (1635). Encomienda su naciente comunidad a Nuestra Señora del Refugio. En esta casa se alimenta, protege, adiestra para el trabajo y se instruye en la religión. Adquiere dos casas en la ciudad de Carignano, donde sigue su obra, construye una iglesia para su Santa Madre y redacta la Regla para su congregación (1644-1650), dividiendo a sus "hijas" en dos: con hábito y sin él; ambas deberán vivir con pobreza y obediencia, practicar la oración continua y prestar servicio en los lugares donde se requiera (hospitales, asilos, orfanatos, etcétera). Posteriormente, la comunidad se subdivide en: las Hermanas de Nuestra Señora del Refugio de Monte Calvario (conocidas como briñolinas) y las Hijas de Nuestra Señora en el Monte Calvario. Virginia se somete a los llamados "Protectores", quienes son considerados los superiores y, con toda humildad y sencillez, abandona el mando del Instituto, para dedicarse a servir como limosnera para conseguir recursos para la manutención de la casa matriz de su fundación, además de continuar dedicando varias horas para orar solicitando a Dios la redención de los pecadores y la salud de los enfermos. En vida se le atestiguan éxtasis y hechos considerados milagrosos. En este clima de santidad y amor al prójimo, pasa los últimos años de su existencia; entrega su alma a su amado Señor en su ciudad natal. Canonizada por Su Santidad Juan Pablo II (1978-2005) en 2003. Iconografía: fotografía donde muestra su bello rostro, cubierta la cabeza por un velo y sosteniendo un crucifijo sobre su pecho. N.B. También se le conoce como Virginia Bracelli o Virginia Centurione, viuda de Bracelli.

 

MIÉRCOLES 16

Santos: Alicia o Adelaida o Adelina de Alemania, emperatriz y José Manyanet y Vives fundador Beato Honorato de Biala, fundador. Feria (Morado),

SAN JOSÉ MANYANET Y VIVES, del hebreo, “Dios acrecentará" (1833-1901). Fundador. Es de origen español nacido en Tremp, Lleida, Cataluña; noveno hijo de Antonio y Buenaventura, católicos de escasos recursos. Desde la adolescencia, trabaja para costear sus estudios en Barbastro, Aragón, e ingresar al seminario, hasta ser ordenado sacerdote en La Seu d'Urgen, Lleida, en 1859. En el ejercicio de su ministerio, es auxiliar general del obispo de la diócesis. Aun en medio de este arduo trabajo pastoral, el padre Manyanet orienta su vocación a honrar a la Sagrada Familia y haciendo realidad sus ideales funda dos congregaciones: los Hijos de la Sagrada Familia de Jesús, María y José (1864) y las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret (1874); además, la Asociación de la Sagrada Familia. Inspira su mensaje en la contemplación de la Familia de Nazaret, considerándola como el germen de la originaria Iglesia doméstica, primera comunidad consagrada y prototipo de toda familia. Su espiritualidad y misión se fundamentan en el lema: "Un Nazaret en cada hogar"; para él, Jesús, Maria y José son la "Trinidad de la tierra", lo cual es el impulso de su vida y obra. Fruto de su sensibilidad eclesial es haber propiciado la construcción de un hermoso templo expiatorio en Barcelona, dedicado a la Familia de Nazaret, con la finalidad de que sea el hogar espiritual de todo el mundo. Publica la revista La Sagrada Familia; escribe varios opúsculos, así como La Escuela de Nazaret, Trisagio a la Sagrada Familia, etcétera. Sus institutos educativos y sus obras en general se expanden, entre no pocas dificultades. Por más de 15 años está atormentado por llagas que llamaba "misericordias del Señor". Su oración y trabajo permanentes hacen posible el desarrollo de sus institutos con el objetivo de formar familias cristianas y educar en la fe a niños y jóvenes. A la fecha, su obra se localiza en Italia, Bélgica, Camerún, Estados Unidos, México y algunos países de América del Sur. Fallece en su colegio de Barcelona, España; sus reliquias son veneradas en la capilla del mismo lugar. Canonizado por Juan Pablo II (1978-2005) el 16 de mayo de 2004. Iconografía: con sotana, educando a los niños.

 

JUEVES 17

Santos: Lázaro de Betania, laico, y Olimpia u Olimpiades de Constantinopla, viuda. Beato Juan de Montecorvino, arzobispo. Feria (Morado)

BEATO JUAN DE MONTECORVINO, del hebreo "Dios ha hecho gracia" (1244-1328). Arzobispo. Nativo de Montecorvino, Italia. Se conocen pormenores biográficos anteriores a cuando el pontífice Nicolás IV (1288-1292) le nombra nuncio (representante diplomático del Papa, que ejerce además, como legado, ciertas facultades pontificias) en Tartaria (antiguo nombre del Asia central). Parte de Persia hacia su misión, en 1291, en compañía del sacerdote dominico Nicolás de Pistoia. Peregrina durante más de un año en territorio persa y se adentra en India, donde muere su compañero de viaje. Finalmente llega a Beijing hacia 1293. El emperador Kublai Kan (1216-1294), viendo la bondad y fe de fray Juan, le permite predicar y evangelizar en sus extensos dominios; para cumplir su misión, aprende el idioma. Una de sus más reconocidas conversiones fue la del rey Jorge, pariente del emperador, lo que le atrae ser blanco de ataques y amenazas por parte de los nestorianos (doctrina predicada por Nestorio en el siglo V, según la cual las dos naturalezas de Cristo no están unidas y por lo tanto hay en Él dos personas: la divina o el Verbo y la humana); sin embargo, él y el monarca logran vencer dicha herejía. Durante 10 años el santo varón trabaja solo, sin recibir noticia alguna de Europa, pero con singular éxito, ya que se cuentan por decenas de miles quienes son bautizados por él. En 1305 edifica una iglesia vecina al palacio real. Traduce al chino el Nuevo Testamento y los Salmos. Al enterarse el pontífice Clemente V (1305-1314) de la solitaria y ejemplar labor evangélica del padre Juan envía un legado para consagrarlo arzobispo de Beijing (1308) y a varios sacerdotes para colaborar en la evangelización de China. Por último, después de una vida ejemplar y con fama de santidad, entrega su alma en la capital de China. Es honrado como hombre santo por cristianos y paganos.

 

VIERNES 18

Santos: Winebaldo de Eichstat, abad, y Moisés de África y compañeros, mártires. Nuestra Señora Feria (Morado)

NUESTRA SEÑORA DE ZAPOPAN, del nahuatl, "lugar de Chirimoyas" (siglo XVI). Antiguas crónicas relatan que uno de los primeros evangelizadores —el fraile Antonio de Segovia—, lleva colgada al cuello una pequeña imagen de María Santísima (de 34 centímetros de altura), tallada en madera, hacia 1525. El citado cofrade recorre, en misión evangelizadora, la entonces Nueva Galicia (actual Jalisco). Al parecer la imagen irradia destellos multicolores; debido a ello, los naturales son convertidos; además, su fama se extiende debido a su poder de conciliar conflictos entre indígenas y conquistadores. Al notar el fraile el respeto y la admiración hacia la escultura, decide donar a los nativos la imagen mariana. Éstos, gustosos, la colocan en una ermita del poblado de Zapopan, lugar del que tomó el nombre, y le otorgan el título de "Pacificadora". Hoy la milagrosa Señora recibe numerosas peregrinaciones de sus devotos en su Basílica, ubicada en Zapopan, municipio colindante con la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Iconografía: de pie sobre luna y peana de plata; antigua talla en madera de 34 centímetros de alto; lleva sus manos juntas sobre el pecho; viste regio atuendo rebordado con capa talar (que le llega hasta los talones); coronada con regia corona y en sus manos porta un cetro, símbolo de mando. En forma anual, la feligresía organiza recorridos y visitas en la diócesis, para lo que cuenta con un segundo atuendo de "peregrina", más sencillo, con rebozo y sombrero. Patrona de la diócesis de Guadalajara. Protectora contra epidemias, rayos y tempestades. Conozca a detalle esta historia y la de otras advocaciones marianas en el libro México Mariano, cuya autora es la Hermana Guadalupe Pimentel H. C., Editorial Progreso S. A. de C. V

 

SÁBADO 19

Santos: Rufo y Zósimo de Filipo, mártires; Anastasio I, Papa y Gregorio de Aquitania, obispo.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio Feria (Morado)

SAN ANASTASIO I, del griego, "resurrección" (401). Papa. Originario de Roma, se desconocen datos anteriores a su elección como Vicario de Cristo, el 27 de noviembre de 399. Ocupa la Santa Sede en el orden trigésimo noveno después de san Pedro (29 de junio). Destaca por su vida austera y por ejercer su ministerio con celo pastoral. Procede como conciliador en los cismas entre Roma y la Iglesia de Antioquía (antigua ciudad de lo que hoy es Turquía). Enfrenta con tenacidad las costumbres inmorales, convencido de que aún el pecador más acérrimo puede obtener el perdón y la asistencia de Dios. Se le atribuye haber instaurado que durante la lectura del Evangelio, en la Asamblea Eucarística, los sacerdotes permanezcan de pie. Su fallecimiento ocurre en la Santa Sede un 19 de noviembre de 401. Su veneración acontece después de su deceso, como es tradición en la época.


DOMINGO 20

IV DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Filogonio de Antioquía, obispo, y Pedro Thi de Vietnam, mártir. Beato Pedro de la Cadireta, mártir (Morado)

BEATO PEDRO DE LA CADIRETA, del arameo, "piedra", "roca" (1277). Mártir. Algunos biógrafos consignan su lugar de nacimiento en Moya, Cataluña, España; fuera de ello se desconocen otros pormenores de su vida; tampoco se sabe la fecha de su ingreso a la orden de predicadores (dominicos) ni la de su ordenación sacerdotal. Acompaña a (san) Raymundo de Peñafort (7 de enero) en su misión de combatir y erradicar a los herejes albigenses y de quien es uno de sus más distinguidos alumnos. Funda una escuela donde se enseñan las leguas propias del Este (hebreo, árabe, etcétera), con la finalidad de que los misioneros encargados de evangelizar dichas tierras estén mejor preparados. Por méritos propios es nombrado tercer inquisidor (1258) —sus dos predecesores mueren mártires—, cargo que ocupa hasta su muerte. Es prior del convento de Urgel (Lérida, Cataluña). Por su fecunda labor contra la herejía y la conversión de los paganos y su profunda fe en Cristo, el romano pontífice es lapidado. Sus restos se conservan en la iglesia de Santo Domingo en Urgel. Por su obra, fe y ejemplo de vida consagrada a Cristo, el pueblo inicia su veneración.

 

LUNES 21

Santos: Pedro, Canisio Doctor de la Iglesia, y Anastasio II el Joven de Antioquía, obispo. Beato Pedro Friedhofen, fundador. Feria (Morado)

SAN PEDRO CANISIO, del arameo, "piedra", “roca" (1521 1597). Doctor de la Iglesia. Pedro Kanijs, cuyo nombre al latinizarse se convierte en Canisio, nace en Nimega, Holanda, de padres cristianos y con recursos. Al morir su madre, queda bajo el cuidado de su tía abuela, piadosa dama, quien lo lleva al colegio de clérigos llamados "Hermanos de la vida común", donde estudia latín y retórica. Después, artes en la universidad de Colonia, Alemania (1536); obtiene el título de maestro; en Lovaina, Bélgica, cursa derecho canónico (1539). Su progenitor le propone una novia acaudalada de acuerdo con su nivel, lo que Pedro no acepta y hace voto de castidad. Regresa a Colonia donde rechaza el cargo de canónigo. En 1543, realiza los ejercicios ignacianos y a los 22 años ingresa en el noviciado de los jesuitas. Regresa a su tierra natal a la muerte de su padre y recibe cuantiosa herencia, la cual dona a los necesitados. Regresa a Colonia, termina su academia y recibe la ordenación sacerdotal (1546). Desempeña el cargo de delegado del clero local en Works, Alemania, y Nimega, Holanda; asistió al concilio de Trento (1547) como teólogo del obispo de Augsburgo, Alemania. Está en Roma con (san) Ignacio de Loyola (julio 31), de quien es colaborador cercano. Regresa a Alemania, donde expande la obra jesuita con la fundación de colegios, seminarios y universidades. Efectúa vasta labor catequista y evangelizadora en Innsbuck, Viena, Praga, Augsburgo, Ingolstadt, Baviera y Austria, entre otras ciudades. Destaca como incansable y tenaz enemigo de la reforma protestante; predica la Palabra de Dios en cualquier lugar: plazas, capillas, catedrales, campos, etcétera; para esto, aprovecha su conocimiento de varios idiomas. Por su fidelidad a la Iglesia, tiene la confianza y asesora a pontífices, obispos y príncipes. En Friburgo, Suiza, funda un colegio y una empresa editorial que aún está en funciones (1580). Su vasta obra literaria comprende: Catecismo mayor. Catecismo mínimo para niños, Pequeño catecismo para escolares y más de mil cartas; además, edita obras de Padres de la Iglesia, vidas de santos, devocionarios, martirologios, comentarios a los Evangelios, etcétera, algunos en varios idiomas. Aún enfermo, su última predicación es en la inauguración del colegio de San Miguel en Friburgo, Suiza, en 1596; al año siguiente muere en dicho lugar. Canonizado y proclamado Doctor de la Iglesia por Pío XI (1922-1939), en 1925, así como patrón de los estudiantes Iconografía: con sotana, birrete doctoral y un perro en alusión a su apellido. Por su tenaz lucha contra las herejías de su tiempo se le otorga el sobrenombre de el Martillo de los herejes. Se le considera el segundo evangelizador de Alemania y el valeroso apóstol de Suiza, sus dos patrias de adopción. Es venerado como uno de los creadores de la prensa católica y el primero del numeroso ejército de escritores jesuitas

 

MARTES 22

Santos: Francisca Xavier Cabrini, fundadora, e Isquirión de Alejandría mártir. Beata María de Pisa, religiosa. Feria (Morado)

SAN ISQUIRIÓN DE ALEJANDRÍA, etimología desconocida (siglo III). Mártir. Los escasos datos fidedignos son escritos por el obispo de París, san Dionisio (9 de octubre). San Isquirión es conocido a partir de ser cristiano y procurador de Alejandría, Egipto, cuando el emperador Decio (249-251) desata una tenaz lucha contra los cristianos. Por tal motivo, numerosos coterráneos huyen para ocultarse en otras tierras; no obstante, Isquirión, con valor, permanece en Alejandría donde es detenido. En vano, las autoridades paganas pretenden hacerlo adorar a los falsos dioses. Por su fidelidad al Dios verdadero es condenado a muerte y su cuerpo atravesado por una barra puntiaguda de madera. Su veneración se pierde en los anales de la historia.

 

MIÉRCOLES 23

Santos: Juan de Kety o Kanty, presbítero. Victoria y Anatolia de Roma mártires. Beato Nicolás Factor, presbítero. Feria (Morado)

SANTAS VICTORIA Y ANATOLIA DE ROMA, del latín, "vencedora'', y del griego, "procedente de Anatolia" (siglo III). Mártires. Estas dos jóvenes son de origen romano, profesan la religión cristiana y están unidas en sincera amistad Las dos son casaderas y están comprometidas, Victoria con Eugenio y Anatolia con Aureliano. Antes de efectuar las nupcias, Victoria entusiasmada apresura a su amiga para formalizar los enlaces, pero ésta le contesta que decide no contraer nupcias y prefiere la soltería para consagrar su vida a Dios; al mismo tiempo, asumir y dar otros testimonios para vivir de acuerdo con el Evangelio; esta plática convence a su amiga para seguir el mismo camino. Al enterarse de la decisión de las jóvenes, los pretendientes informan al pagano emperador Decio (249-251), quien los autoriza a llevarse a las damas un sitio alejado de la ciudad para seducirlas y hacerlas cambiar de opinión. Como ninguna acepta, Anatolia es estrangulada y, días después, Victoria atravesada por una espada. La tradición ubica el sitio del martirio en un lugar cercano a Roma. Por su sacrificio al no acceder a perder su castidad la Iglesia las venera desde tiempo inmemorial.

 

JUEVES 24

Santos: Adela de Alemania religiosa, e Irma o Irmina de Tréveris, abadesa. Beato Bartolomé del Monte, fundador. Feria (Morado)

SANTA ADELA DE ALEMANIA, del germánico. "de estirpe noble" (734). Religiosa. La santa titular en el Santoral de hoy es de culto inmemorial. No se precisan datos de infancia, ni de familia, pero es de origen alemán Sus biografías la ubican en la edad adulta, cuando es dueña de cuantiosa fortuna y casada. Se distingue por ser piadosa, hacer constante oración y ser generosa con los necesitados. Al enviudar, ingresa en un monasterio en Utrech, Alemania, donde, dejando una estela de santidad, entrega su alma a Dios. Este nombre es abreviatura de Adelina, Adelaida y Adeltrudis, entre otros.

 

VIERNES 25

La Natividad del Señor

Santos: Santa Eugenia de Roma, mártir. Beato Jacobo de Todi, religioso. Solemnidad (Blanco)

LA NATIVIDAD DEL SEÑOR, del latín, nativitas, "nacimiento" (siglo I). Como en este tiempo no hay un calendario, se calcula que Jesús nace hacia los años 6 o 4 de la era cristiana, en Belén, población del actual Israel (Lc 2, 4-7). Por lo mismo, ante los escasos datos, surgen piadosas tradiciones, que ubican el nacimiento en diversas fechas del año. A partir del siglo IV, para registrar el hecho en la historia, se fija el 25 de diciembre. Se elige tal fecha para sustituir la fiesta pagana del dios Helios (el sol) y proclamar que Jesús es el único y verdadero Astro celeste (Lc 1, 78), Luz del mundo (Jn 8, 12). Su venida a la tierra cumple las profecías sobre el Sol de justicia (Is 60, 1-2). En tanto que en el Oriente cristiano se celebra la manifestación de Jesús al mundo no como hombre, sino como Dios, en la que se nombró Epifanía (del griego epifaneia, manifestación; de epi- y faino, mostrarse), se considera que Navidad y Epifanía no son celebraciones diferentes, pues ambas señalan la aparición salvadora de Jesús en cuanto hombre y en cuanto Dios. Esta fecha en nuestro México es la celebración familiar por excelencia; en los hogares católicos se asiste a la misa en familia, antes de la cena de Navidad y, habiéndose colocado en lugar destacado de la casa el tradicional nacimiento, se acostumbra arrullar al Niño Jesús entonando villancicos. Por lo anterior, el verdadero católico no debe considerar este día para el consumismo y adquirir costosos obsequios, sino como una fecha para que Jesús, el Cristo, nazca en nuestros corazones, por lo que tenemos que imitar en su sencillez y en su amor al prójimo, compartiendo nuestros bienes con los necesitados. El Catecismo de la Iglesia Católica, en el párrafo 526, recomienda: "Hacerse niño en relación con Dios es la condición para entrar en el Reino; para eso es necesario abajarse, hacerse pequeño; más todavía: nacer de lo alto, nacer de Dios para hacerse hijos de Dios. El misterio de la Navidad se realiza en nosotros cuando Cristo toma forma en nosotros. Navidad es el misterio de este admirable intercambio". Iconografía: en el interior de la cueva de Belén, que a la vez sirve de establo, María y José, con vestimenta de la época, contemplan al Niño Jesús recién nacido, envuelto en pañales; los rodean humildes pastores, quienes por su sencillez son los primeros testigos del nacimiento del Salvador del mundo.

 

SÁBADO 26

Santos: Esteban de Roma, protomártir, y Nicodemo el Consagrado de Serbia, abad. Beato Bentivoglio de Bonis, presbítero.

Vísperas I de mañana: Todo propio Fiesta (Rojo)

BEATO BENTIVOGLIO DE BONIS, etimología desconocida (1188-1232). Presbítero. Oriundo de San Severino, Italia. No se tienen noticias biográficas de su familia ni de primera instrucción. Sus datos remiten a su encuentro con el religioso franciscano Pablo de Espoleto, a quien escucha predicar con vehemencia en su pueblo natal, por lo que nace de esta forma su deseo de ingresar en la orden del Seráfico, para lo cual se dirige a Asís, donde es recibido y admitido en la comunidad de los Hermanos Menores por san Francisco (4 de octubre). Es ordenado sacerdote y modelo de perfección de vida cristiana y de cumplimiento de la Regla, por lo que es admirado y sirve de ejemplo para que muchos fieles y religiosos modifiquen su conducta y la reorienten hacia lo señalado por Cristo. Su espíritu ascético le lleva a vivir solo en el monasterio de Ponte della Trave, donde solícito y caritativo atiende a un leproso, hasta el día en que se le indica abandonar el lugar para dirigirse a otro convento. Con ejemplar humildad y obediencia, va a su nueva residencia, pero sin abandonar al enfermo, a quien carga sobre su espalda; así recorre más de 20 kilómetros, hasta llegar a su destino. En vida se le atestiguan numerosos éxtasis; se cita que durante éstos se elevaba del suelo, y su cuerpo se rodeaba de un halo luminoso y resplandeciente. Ejerce su ministerio con tal fervor y pasión que quienes le escuchan transforman su existencia. Se cuenta que, en una ocasión, cuando predica, en su frente aparece una estrella. El Señor recompensa su entrega y amor al prójimo otorgándole el don de la taumaturgia (facultad de obrar prodigios inexplicables a la luz de la ciencia humana). Bentivoglio se distingue por el amor a la pobreza y a la sencillez, tan característicos de la primera generación de franciscanos. Entrega su alma en el convento de su pueblo natal el día de Navidad. Iconografía: con hábito franciscano predicando, envuelto en un resplandor y con una estrella en su frente.


DOMINGO 27

La Sagrada Familia

Santos: San Juan, apóstol y evangelista. Beato Buenaventura Tolomei, religioso Fiesta (Blanco)

LA SAGRADA FAMILIA (siglo I). A partir del siglo XVII da inicio la propagación al culto de la Sagrada Familia. Cuando en el siglo XIX es notable la desintegración de la familia, debido a la revolución industrial que provoca la aglomeración en las grandes urbes, la Iglesia decide instaurar esta festividad con liturgia propia y fundamento en el testimonio y la intercesión de la Santa Familia de Nazaret. Por lo citado, el pontífice León XIII (1878-1903), en 1893, implanta la celebración en el tercer domingo posterior al de Epifanía. Después de las reformas efectuadas al Calendario litúrgico en 1969, se fija la festividad en el domingo dentro de la octava de Navidad, como se efectúa en nuestros días. El Catecismo de la Iglesia Católica, en el párrafo 1655, enseña: "Cristo quiso nacer en el seno de la Sagrada Familia de José y de María. La Iglesia no es otra cosa que la 'familia de Dios'. Desde sus orígenes, el núcleo de la Iglesia estaba a menudo constituido por los que, `con toda su casa', habían llegado a ser creyentes (Hch 18, 8). Cuando se convertían, deseaban también que se salvase 'toda su casa' (Hch 16, 31; 11, 14). Estas familias convertidas eran islas de vida cristiana en un mundo no creyente". En la actualidad, las distancias en las grandes ciudades provocan el alejamiento de cada integrante de la familia; sin embargo, esto puede atenuarse planeando que en determinados días u horas padre, madre e hijos se reúnan en casa o realicen paseos familiares; es recomendable la oración familiar, recordando que "familia que reza unida permanece unida", así como la asistencia dominical a la Asamblea Eucarística, además de tomar en cuenta a los abuelos. Iconografía: según la creatividad de cada autor, entre otras representaciones encontramos a José trabajando con túnica verde y manto amarillo en su taller de carpintería; María con vestido blanco y manto azul, con un canastillo hilando, en tanto el Niño Jesús, con alba túnica, acerca a su padre un trozo de madera. Una breve oración dice así: "Sagrada Familia de Nazaret desde el cielo, protege a las familias para que vivan el camino del amor, se renueven, crezcan en santidad, vivan más unidas, lleguen a ser un santuario de amor y de vida y ofrezcan testimonio con su vida familiar".

 

LUNES 28

Los Santos Inocentes, mártires

Santos: San Gaspar del Búfalo fundador, y Eutiquio de Ancira, presbítero. Fiesta (Rojo)

SAN GASPAR DEL BÚFALO, del persa, "administrador del tesoro" (1786-1837). Fundador. Originario de la ciudad de Roma, Italia Sus padres, Antonio y Anunciación, vinieron a menos, por lo que su progenitor es cocinero. En 1788 está en peligro de perder la vista; sin embargo, las oraciones de su madre le sanan de forma milagrosa. Desde la infancia recibe formación, como un joven muy activo en las actividades apostólicas de su parroquia, a la que asiste de continuo. Estudia en el Colegio Romano, donde define su vocación al sacerdocio; ingresa al seminario, en 1798, viste el hábito y una vez terminados los estudios eclesiásticos recibe la ordenación sacerdotal, lo que ocurre en 1808. En el primer año de ministerio sacerdotal, funda el Oratorio nocturno de Santa María en la población italiana de Vinci. En 1809, con la invasión del ejército francés al territorio italiano, con Napoleón I (1769-1821) al frente, se efectúa la disolución de los Estados Pontificios y el pontífice Pío VII (1800-1823) es capturado. Asimismo, en 1810 por no prestar juramento de fidelidad al emperador en contra de las directrices papales, el padre Gaspar es deportado a Bolonia y durante cuatro años permanece encarcelado en Imola, Bolonia; por último en Romagna. Después de cuatro años de cárcel y tras la caída del régimen francés, el sacerdote logra regresar a Roma, donde reanuda su trabajo pastoral. En su exilio conoce a compañeros sacerdotes y planea un modelo de actualización del clero que sea útil a su país, según las circunstancias por las que atraviesa. Cristaliza sus ideales en 1815 al fundar en Roma la congregación de Misioneros de la Preciosa Sangre. Su ejemplo de vida es recompensado al instituirse en diversas poblaciones varias fundaciones. Se entrega a la predicación, a la administración de los sacramentos, a instruir a la juventud, así como a erradicar la masonería, el ateismo y la propaganda satánica. Con plena confianza en Dios, establece casas de misión en barrios donde la delincuencia prolifera; logra múltiples conversiones. Recorre con sus sacerdotes numerosas poblaciones; pasa hambre, frío, pobreza, ofreciendo sacrificios y penitencias por la conversión de sus coterráneos. Su obra se propaga en su país y en 1834, con la colaboración de santa María de Mattias (4 de marzo), funda la rama femenina de las hermanas Adoratrices de la Preciosa Sangre de Cristo. Participa en extenuantes jornadas misioneras y cansado expresa: "¿Si es tan bonito trabajar por Nuestro Señor aquí en medio de tantas fatigas, cuánto más será estar junto a El en el cielo donde no hay dolor ni cansancio?". Pese a su ardua labor, padece críticas y calumnias. Este santo varón, pleno en virtudes y amor al prójimo, muere en Roma, victima del cólera. Canonizado por el Siervo de Dios Pío XII (1939-1958) en 1954. Sus reliquias son veneradas en el templo de Santa Maria en Trivio. Iconografía: con sotana, ante un crucifijo, con un cáliz en sus manos.

 

MARTES 29

Santos: Tomás Becket, mártir, y David, Profeta y rey. Beato Gerardo de Valenza religioso. Feria (Blanco)

BEATO GERARDO DE VALENZA, del germánico. “audaz con la lanza" (1267?-1345). Religioso. Oriundo de Valenza Po, Italia. Algunas de sus biografías aseguran que es hijo único de una noble y rica pareja. Se desconocen otros pormenores. Hasta que queda huérfano antes de cumplir los 20 años. Por decisión propia, abandona la mansión familiar, vende todos sus bienes, que los distribuye entre los pobres, y viaja como peregrino a diversos santuarios, mendigando el sustento diario. A imitación de su modelo espiritual, el obispo san Luis de Anjou, ingresa en la orden franciscana en el convento de Randazzo, Sicilia, donde cursa el noviciado. Al concluir, opta por continuar como hermano lego (que no tiene órdenes sagradas), desempeñando el humilde cargo de portero, donde con alegría escucha a quienes llegan a visitar o solicitar algo. Así, su fama de hombre sabio y prudente crece y cada día acuden a solicitar al humilde hermano Gerardo consejos o algún favor especial, ya que el Señor le otorga el don de la taumaturgia (realizar prodigios); se dice que de forma continua cuelga en una rama de un árbol cercano a la puerta del convento una lámpara de aceite y que cuando un devoto llega en busca de recuperar su salud, el beato toma una rama, la moja en aceite y le rocía con él orando de esta forma: "En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, por la intercesión de la Virgen María, de San Francisco y de San Luis, sé liberado de esta enfermedad". En incontables ocasiones ahí mismo sana él enfermo. Tal es la reputación de su don que un miembro de la Corte recurre a él para su curación; así es, Gerardo se postra ante la cama del aquejado, ora y al poco tiempo el afectado se pone en pie. Otros portentos son atestiguados y comentados entre la población, que ya le considera santo. Duerme sobre una tabla. Mortifica su cuerpo con ayunos y otras penitencias; pero sobre todo ora con fe. Así cumple la misión que Dios le encomienda: dar testimonio de vida cristiana plena de amor al prójimo, de humildad y sencillez —a imitación del Fundador de su orden--y de fe. El papa san Pío X (1903-1914; 3 de septiembre) confirma su culto en 1908. Iconografía: de rodillas ante él se encuentra san Luis, obispo de Anjou y, en medio de nubes, la Santísima Virgen María con su divino hijo en brazos. También se le conoce como Gerardo de Valenza Po o Gerardo de Cagnoli.

 

MIÉRCOLES 30

Santos: Sabino de Espoleto y compañeros, mártires, y Juan Alcocer, mártir. Beata Margarita Colonn religiosa. Feria (Blanco)

BEATA MARGARITA DE COLONNA, del latín, "perla" (1254-1284). Religiosa. Nativa de Palestrina, Italia. Hija de nobles padres Recibe las primeras enseñanzas de la vida cristiana de su madre, quien conoce personalmente a san Francisco de Asís (4 de octubre). A temprana edad queda huérfana y bajo el cuidado de su hermano, quien ocupa importantes cargos en el Estado y que a la postre es su biógrafo. Rechaza propuestas matrimoniales para seguir una vida al servicio del Señor y del prójimo. En Castel San Pietro funda una comunidad de religiosas que siguen la Regla de santa Clara, aún sin aprobación eclesiástica. Su cuantiosa herencia la distribuye entre los pobres y las instituciones de caridad. Para subsistir, pese a que sus hermanos cuentan con amplios recursos económicos, recurre a la caridad. Por llevar una vida acorde con lo señalado por el Seráfico, se le permite ingresar en la orden de las clarisas, en Asís; sin embargo, su precaria salud no le permite continuar en la congregación. Trasladándose, junto con un grupo de seguidoras, al Santuario de Mentorella donde fija su residencia; poco después se va a Roma, hospedándose con una rica y caritativa dama conocida como Altrudis de los pobres. Retorna al santuario citado, donde florecen aún más sus virtudes, inteligencia y destaca por su caridad y amor a los necesitados. Durante una epidemia de peste que asola la región, Margarita da testimonio en grado heroico de servicio y amor a los infectados por el mal. Su vida está colmada de manifestaciones místicas —visiones celestiales, éxtasis, efusiones de lágrimas, etcétera—, destacando el matrimonio místico que tiene con el Amado, quien le coloca una argolla en su dedo, una corona de lirios sobre su cabeza e imprime una llaga en su corazón. Sus últimos años sufre de úlcera gástrica, con ejemplar resignación cristiana. Se dice que antes de morir solicita le recuesten en el suelo y tiene una visión de María con su hijo en brazos. Así, en medio del amor, el respeto y la admiración entrega su alma, exclamando: "He ahí a la Santísima Trinidad que viene, ¡adoradlas". A sus funerales acuden cientos de personas agradecidas de los favores recibidos por la santa. Sus reliquias descansan en la que es su última casa, el convento de santa Cecilia en Trastévere de Roma. Pío IX (1846-1878) aprueba su culto en 1847. Iconografía: con humilde y raído hábito, a sus pies un perro, como símbolo de fidelidad, y una calavera, representando su vida ascética.

 

JUEVES 31

Santos: Silvestre I, Papa; Melania la Joven", viuda, y Columba de Sens mártir. Feria (Blanco),

SANTA COLUMBA DE SENS, del latín. “paloma" (257-273). Mártir Antiguas crónicas la ubican como nativa de España, en el seno de una noble familia pagana. Al desatarse la persecución contra los cristianos ordenada por el emperador romano Aureliano (270-275), huye hacia las Galias (actual territorio francés), en compañía de otros creyentes. Recibe el bautismo en la ciudad francesa de Vienne. Cuando las tropas del emperador llegan a la ciudad de Sens, Columba y otros cristianos son apresados. La tradición popular dice que antes de morir es defendida por un oso el cual mata a diversos verdugos, quienes la tratan de ejecutar; finalmente se le decapita cerca de una fuente llamada d'Azon. Se dice que devuelve la vida a un hombre llamado Auberto, quien —agradecido-- recoge su cuerpo y le da cristiana sepultura, en un lugar donde existe una abadía que lleva su nombre. Esta santa es muy popular sobre todo en varias regiones francesas, donde diversas poblaciones llevan su nombre; de igual manera, se le rinde culto en diversos poblados de España e Italia. Es invocada para conseguir la lluvia. Iconografía: encadenada, con un oso, llevando en su mano una pluma de pavo real.