Búsqueda de algún Santo de este mes...

SANTORAL DICIEMBRE DEL 2006

 

Dom

Lun

Mar

Mié

Jue

Vie

Sáb

 

 

 

 

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31
           

 

 

 


VIERNES 1

Santos: Eligió o Eloy de Noyon, obispo; y Eduardo Campion y compañeros, mártires. Beata María Clementina Anwarité, mártir.

SAN ELOY O ELIGIÓ DE NOYON, del latín, "el elegido" (590-660). Obispo. Es originario de la población francesa de Limoges. Aunque no se cuenta con datos precisos de su vida, se sabe que fue adiestrado en herrería y orfebrería; trabajó en las cortes francesas de los reyes Clotario II (584-629) y Dagoberto I (600-638), donde decoró tumbas, vasos sagrados, relicarios, tronos, etc. Se le consideró el más célebre orfebre del siglo VII. Se distinguió por su piedad y generosidad con los necesitados. Recibió la ordenación sacerdotal y enseguida fue consagrado obispo de Noyon. Desempeñó su ministerio episcopal con acierto y en austera vida personal. Fundó monasterios en su país y se distinguió en la predicación hasta su muerte, ocurrida en su diócesis. Se le otorgó el patronazgo de orfebres, herreros, cerrajeros y trabajadores de hospitales en virtud de que curaba enfermos. Iconografía: con atavío episcopal, anillo y tenazas (una leyenda indica que venció la tentación atacando con tenazas ardientes a un demonio de apariencia femenina). Por su ejemplo de vida el pueblo inició su veneración.

 

SÁBADO 2

Santos: Bibiana de Roma, mártir, y Roberto de Matallana, abad. Beata María Ángela Astorch, religiosa.

SAN ROBERTO DE MATALLANA, del germánico, "el que brilla por su fama" (1185). Abad. Se desconocen detalles anteriores a su ingreso en la orden cisterciense, como monje, en el monasterio de Crista, Lyon, Francia, en donde destacó por su vida plena en virtudes. Fue contemporáneo de san Bernardo de Claraval y, a ejemplo de éste, organizó a las primeras generaciones de su orden. Fue enviado como abad al convento de Matallana, León, España, en 1174, edificación donada por el monarca español Alfonso VIII de Castilla. Realizó una vasta misión mediante el aumento de vocaciones, que eran formadas en la piedad y el estudio; con ello fortaleció la fe en numerosas comunidades. El abad era reconocido por su santidad y permaneció en su abadía durante diez años, donde destacó por su fructífera labor hasta su muerte. A su sepulcro acudían numerosos fieles que le atribuían hechos milagrosos e iniciaron su culto inmemorial. Se le invoca a fin de obtener lluvias benéficas para levantar buenas cosechas, y contra los temporales y las plagas nocivas para la agricultura.

 

DOMINGO 3

I DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Francisco Javier, presbítero; Casiano de Tánger, mártir, y Sofonías, profeta.

SAN FRANCISCO JAVIER, del italiano antiguo, "franco", "francés", y del vasco, "de la casa nueva" (1506-1552). Presbítero. Nació en Navarra (España), en el castillo de Xavier. Pasó su infancia con sus acaudalados padres y recibió formación cristiana; pretendían prepararlo para las armas. A los diecinueve años estudió en París, y aun con las diversiones propias de la edad, se graduó en teología, filosofía y letras. Conoció a san Ignacio de Loyola, quien le aconsejó interiorizar su conocimiento del Señor y lo invitó a participar en los ejercicios espirituales; después de éstos definió su vocación e ingresó en la Compañía de Jesús. Recibió el orden sacerdotal en Venecia, Italia. Era notable su celo apostólico por dar a conocer la Palabra de Dios. El pontífice Pablo III lo envió a las Indias portuguesas con el cargo de delegado papal en Asia. Arribó a Goa, India (en ese tiempo territorio portugués) e inició su ministerio pastoral entre cristianos bautizados pero sin instrucción; en este territorio vivió un año catequizando gente pobre y sencilla, además de atender leprosos y proteger indígenas de la codicia de los portugueses y los ataques de los musulmanes de las islas vecinas. Continuó su misión en tierras paganas, y viajó a las islas de Oceanía evangelizando hasta llegar a Japón. Embarcó hacia China para continuar su labor catequética; sin embargo, la nave que lo transportó lo dejó en la isla Sancián, cerca de Cantón, China, lugar en el cual murió de peste. Escribió Cartas de las misiones —conocidas tres años después de su muerte—, con valiosos consejos para obtener el mayor fruto en el trabajo de los futuros misioneros. Fue canonizado por Gregorio XV y proclamado patrono universal de las misiones por Pío IX. Iconografía: con sotana y crucifijo evangelizando. Intercesor contra la peste.

 

LUNES 4

Santos: Juan Damasceno, doctor de la Iglesia, y Bárbara de Nicomedia, mártir. Beato Adolfo Kolping, fundador.

SAN JUAN DAMASCENO, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (675-750). Doctor de la Iglesia. Sus biografías no son precisas en cuanto a detalles de su vida. Nació en Damasco, Siria. Perteneció a la ilustre familia Manzur (del árabe, "el invencible"). Recibió formación cristiana del monje Cosme. A la muerte de su progenitor heredó el cargo de éste y cuantiosa herencia, la que donó a los necesitados. En el año 716 se retiró del mundo para consagrarse a Dios en la vida conventual. Años después viajó a Palestina e ingresó en el monasterio de San Sabás hasta recibir el orden sacerdotal. Destacó por su vasta cultura y espiritualidad. Escribió obras teológicas, cristológicas y de mariología; tratados exegéticos, himnos y apologías; algunos títulos son Exposición de la fe ortodoxa, Discursos en defensa de las imágenes y Fuente del conocimiento. Combatió las leyes iconoclastas (destrucción de imágenes) del emperador bizantino León III Isáurico. Fue nombrado predicador de la basílica del Santo Sepulcro, por el patriarca Juan IV de Jerusalén. Su deceso ocurrió en su monasterio palestino. En el siglo XII sus reliquias fueron trasladadas a Constantinopla. Es reconocido como el último de los padres griegos. El pontífice León XIII lo proclamó doctor de la Iglesia y asignó el 27 de mayo para su celebración; en la última reforma litúrgica se fijó en este día su conmemoración anual, como ocurría antaño en los sinaxarios (colecciones de noticias hagiográficas para cada día del año, con informaciones precisas sobre la liturgia estacional) bizantinos. Iconografía: con atuendo episcopal oriental y libro. Es intercesor de pintores y protector contra las enfermedades de los niños,

 

MARTES 5

Santos: Sabás de Capadocia, abad; Átala o Atalía de Alsacia; Geraldo de Braga, obispo, y Felipe Rinaldi, religioso.

FELIPE RINALDI, del griego, "amante de los caballos" (1856-1931). Tuvo la suerte de conocer a san Juan Bosco cuando era niño. El santo le invitó a que se hiciera salesiano cuando contaba veintiún años. Apenas fue ordenado de sacerdote, se le confió la formación de los adultos que aspiraban al sacerdocio. A partir de entonces, trabajó en España y Portugal. El sucesor de Juan Bosco lo nombró administrador general de la congregación, cargo que entonces abarcaba los actuales de vicario del rector mayor y la administración central. El intenso trabajo que le acarreaba un puesto tan complejo no le impidió ejercer el ministerio sacerdotal y ser un guía espiritual de finísima condición.
Impulsó a la familia salesiana en toda su amplitud y la enriqueció con la genial institución, entonces completamente nueva, de lo que hoy se conoce con el nombre de Voluntarias de don Bosco, chicas que viven su consagración a Dios en su trabajo respectivo y en casa: monjas a lo moderno. Elegido rector mayor, se dedicó en particular a la formación de los salesianos y, paralelamente, al desarrollo del culto al fundador cuando éste fue declarado beato, insistiendo sobre todo en la imitación de su vida interior, en su unión con Dios, en su misión y en su ilimitada confianza en María Auxiliadora. Interpretando genuinamente su espíritu, supo captar con intuición profética los signos de los tiempos y adecuarse a ellos con audacia. Murió en Turín.

 

MIÉRCOLES 6

Santos: Nicolás de Barí o de Mira, obispo, y Pedro Pascual, mártir. Beata Carmen Salles, fundadora.

SAN NICOLÁS DE BARÍ O DE MIRA, del griego, "victorioso en el pueblo" (280-345). Obispo. Aún con imprecisiones acerca de su niñez, se sabe que nació en Patara, Asia Menor, de familia cristiana con vastos recursos. Dedicó su cuantiosa herencia para atender a los necesitados y se dedicó a la difusión del Evangelio. Destacó por su bondad y amor al prójimo, su vida se ve inmersa en la leyenda y así se conoció a través de las generaciones. Se dice que en secreto socorría a doncellas pobres con la dote requerida para su matrimonio, acción que se hizo pública al ser sorprendido por el padre de una de ellas cuando dejaba en la ventana una bolsa con monedas de oro. Fue consagrado obispo de Mira, Turquía, dándose a conocer por su piedad y celo pastoral. Dios le concedió el don de realizar milagros, por lo que se le consideró taumaturgo. Al parecer, rescató y resucitó a tres niños ahogados en una tinaja. Por defender su fe padeció el exilio, encarcelamiento e incluso tortura. Cuando regresó a su diócesis logró numerosas conversiones hasta su muerte, acaecida ahí, donde también fue sepultado. Sus reliquias fueron trasladadas a Bari, Nápoles, Italia, por lo que también es patrono de ese lugar. Desde entonces se extendió su culto inmemorial, iconografía: ataviado como obispo oriental, tres niños a sus pies, libro abierto en sus manos y sobre éste tres esferas doradas (alusivas a sus milagros). Es invocado como protector de niños, solteras y marinos, para evitar naufragios.

 

JUEVES 7

Santos: Ambrosio de Milán, obispo, y Fara de Meaux, abadesa. Beato Eutiquiano, Papa y mártir.

SAN AMBROSIO DE MILÁN, del griego, "perteneciente a los inmortales" (337-397). Obispo. Nació en Tréveris, Alemania. Su padre, que era prefecto, murió cuando él era niño, y la madre, viuda, se trasladó con sus hijos a Roma. No se tiene noticia de su adolescencia. Estudió retórica, griego, oratoria y derecho, y ejerció la abogacía siendo prefecto en Sirmio, Europa Central. Era de notable honestidad, inteligencia y vasta cultura; ocupó el cargo de cónsul en Liguria y Emilia-Romaña, Italia. Por su piedad y prudencia fue proclamado obispo de Milán, y donó a la Iglesia y a los pobres sus bienes. Se dedicó al estudio de la Sagrada Escritura, conocimiento de los padres griegos y diversos autores paganos y cristianos. Fue un reconocido teólogo y liturgista, además de contar con dotes administrativas. Contemporáneo de san Agustín de Hipona, a quien convirtió y bautizó. Luchó contra el arrianismo y el cisma de su época; promovió la práctica de los sacramentos y procuró la paz entre los pueblos. Entre sus escritos se encuentra Hexamerón y El Paraíso, tratados sobre la Sagrada Escritura; obras dogmáticas como El Espíritu Santo y Exposición de la fe y los misterios; numerosas epístolas, himnos, homilías y oraciones fúnebres y fue el creador del rito y canto llamado "ambrosiano". Manifestó su doctrina sobre la maternidad divina de María Santísima, exaltando su virginidad. Su deceso ocurrió en su diócesis, donde en la catedral reposan sus reliquias y ha recibido culto inmemorial. Es uno de los cuatro grandes santos padres de la Iglesia occidental, con Agustín de Hipona, Jerónimo y Gregorio Magno. Iconografía: con atavío común episcopal y un panal, por su elocuencia. Protector de los obispos.

 

VIERNES 8

La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.

Santos: Frida, Edith y Sabina de Inglaterra, mártires; santa Elena Elselmini, religiosa, y Eucario de Tréveris, obispo.

LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, nombre místico relativo a María santísima, del latín inmaculatus, "sin mancha", y coceptio, "concepción", "generación". Un día como éste de 1854, en la Santa Sede, el pontífice beato Pío IX proclamó este dogma mediante la bula inefable de Dios, con el texto: "Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue reservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser, por tanto, firme y constantemente creída por todos los fieles...". Nosotros, fieles cristianos, debemos creer que aquella que llevaría en su seno a Dios no podía ser más que la santa inmaculada, la más digna de las mujeres; la llena de gracia como la llamó el arcángel Gabriel en la Anunciación. Iconografía: variada y favorita de los artistas, la representan de pie con un vestido blanco y un manto azul, rodeada de ángeles, con sus manos juntas en actitud orante.

 

SÁBADO 9

Santos: Juan Diego Cuauhtlatoatzín, laico; Pedro Fournier, fundador. Beato Bernardo Silvestrelli, fundador.

SAN JUAN DIEGO CUAUHTLATOATZIN, del hebreo, "Dios ha hecho gracia"; del latín, "instruido" y del náhuatl, "el que habla como águila" (1474-1548). Laico. Indígena macehual de nombre Cuauhtlatoatzin, nacido en Cuautitlán, reino de Texcoco. No hay datos precisos de su vida, sólo se unió en matrimonio con Malitzin, en 1524, después de ser bautizados con los nombres de Juan Diego y Lucía, respectivamente. Al quedar viudo, en 1529, vivió con su tío, el anciano Juan Bernardino, en Tulpetlac. Natural piadoso y comprometido con sus deberes cristianos, desde dicho lugar caminaba hasta el templo franciscano de Santiago, en Tlatelolco, para asistir a la catequesis y a la asamblea eucarística. La mañana del 9 de diciembre de 1531, al cruzar el cerro del Tepeyac, se le aparece María santísima, hecho ocurrido en cuatro ocasiones, del 9 al 12 de diciembre, Por lo anterior y, de acuerdo con indicaciones de la "Señora del cielo", como él la llamó, acude con el obispo fray Juan de Zumárraga y después de prolongada espera es recibido, narra al prelado la visión y éste le pide "una señal" para verificar 1o que ha contemplado. Los siguientes días se repite el acontecimiento y en la cuarta ocasión la Divina Señora le pide cortar rosas, llevarlas en su tilma y presentarlas en el obispado. Cuando llega frente al prelado despliega su ayate, caen las flores y, asombrados Juan de Zumárraga y sus acompañantes, observan que en la burda tela está
estampada la Virgen María, a quien se le da el nombre de Santa María de Guadalupe. Esta imagen fue colocada en una ermita, custodiada por Juan Diego, quien narró en innumerables ocasiones el maravilloso acontecimiento, hasta que entregó su alma al Creador. Juan Pablo II lo canonizó en su quinta visita a nuestro país, el 31 de julio de 2002. Iconografía: con vestuario indígena, de pie, al desplegar su tilma con la guadalupana.

 

DOMINGO 10

II DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Melquíades, papa y mártir; Eulalia de Mérida, mártir y Diosdado de Brescia, obispo.


SANTA EULALIA DE MÉRIDA
, del griego, "la mujer elocuente" (304). Mártir. Su biografía fue recopilada en la obra Peristephanon, del poeta Prudencio, y dio inicio su veneración. Nació en la población española de Mérida, de padres nobles y fieles cristianos. Vivió en la época de la persecución de Diocleciano (275-305), tenaz perseguidor del cristianismo. En la península ibérica, el pagano gobernador Daciano exterminaba a todo cristiano que no ofreciera sacrificios a los dioses. Por lo anterior, el padre de Eulalia, para preservarla de una muerte segura, la lleva a la casa de unos parientes donde permanece oculta. Como la niña (que tendría unos doce años de edad) era firme en la fe de Cristo, escapa del lugar y, en forma temeraria, se presenta ante el prefecto de Mérida, a quien manifiesta su fidelidad a Cristo y le expresa: "Heme aquí, yo soy enemiga de los demonios, pisoteo a vuestros ídolos y confieso a Dios con el corazón y con la boca". Esto encoleriza a los oyentes, la aprehenden, encarcelan y someten a múltiples tormentos hasta causarle la muerte. Al pasar el tiempo, en el sitio del martirio se le construye la basílica que lleva su nombre y trasladan ahí sus restos. Se le conoce como patrona de Mérida. Iconografía: con túnica de época, una cruz de san Andrés (en forma de X), la palma del martirio y una paloma saliendo de su boca, alusiva a la declaración expresada a los paganos.

 

LUNES 11

Santos: Dámaso I, papa; Daniel el Estilita de Constantinopla, y Maravillas de Jesús, religiosa.

SANTA MARAVILLAS DE JESÚS, del latín, plural de mirabilis, "admirable" (1891-1984). Religiosa. Oriunda de Madrid, España. Su padre desempeñó altos cargos en el gobierno de su país. Desde su infancia, la niña recibió de sus padres ejemplo de virtudes católicas y esmerada formación. En su juventud cursó estudios en lenguas y cultura general. En 1919, al conocer la vida y obra de santa Teresa de Jesús, ingresa a la orden carmelita, recibe el hábito y profesa por vez primera en el monasterio de El Escorial, en Madrid, y agrega a su nombre el apellido de Jesús. Funda el convento del Cerro de los Ángeles, lugar donde hace su profesión solemne. Poco después y al decir "... en virtud de la santa obediencia", acepta el cargo de priora y maestra de novicias. Demuestra su capacidad administrativa y vocacional al organizar el establecimiento de nueve monasterios en su país y uno en Kottayam, India. Realizó innumerables obras benéficas para auxiliar a los necesitados y a los enfermos. Durante la persecución religiosa en España permanece en constante ayuno y vigilias de oración. Al iniciar la guerra civil, las religiosas son expulsadas de su monasterio y se recluyen en Madrid, en medio de sacrificios y privaciones; tiempo después, se instala con sus religiosas en el Desierto de Batuecas, en Salamanca, y funda ahí otro monasterio. En 1939 regresa al Cerro de los Ángeles, reconstruye su convento y promueve la fundación de otros en su país y en América. Muere en el convento madrileño de La Aldehuela. Uno de sus pensamientos fue: "Lo que Dios quiera, como Dios quiera y cuando Dios quiera". Juan Pablo II la canonizó en 2003.

 

MARTES 12

Nuestra Señora de Guadalupe.

Santos: Simón Hua de Vietnam, mártir, y Corentino de Quimper, obispo.

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE, del náhuatl, coatlaxopeuh, "la que pisoteó la serpiente", y del árabe marroquí uad-al-hub, "río de amor" (1531). La santísima Virgen María se apareció al indígena Juan Diego Cuauhtlatoatzin, en cuatro ocasiones (del 9 al 12 de diciembre de 1531), en el cerro del Tepeyac, al norte de la Ciudad de México. La "Señora del cielo", como la nombró el vidente, solicitó la construcción de "una casita" en ese sitio, donde le pidieran gracias quienes ahí acudieran; asimismo, se identificó como "... la madre del verdadero Dios por quien se vive". Su imagen quedó estampada en la burda tilma o ayate elaborada con fibra de maguey, imagen que veneramos en su basílica. El culto a la milagrosa advocación de Nuestra Señora de Guadalupe lo aprobó el pontífice Julio III en 1551. Benedicto XIV la declara patrona de México en 1754, y Pío X le otorga al templo la categoría de basílica en 1908. Pío XII la proclama "Emperatriz de América" en 1945. El milagroso ayate con la imagen se ha conservado al paso de los años y ha impugnado numerosos estudios de la ciencia. Juan Pablo II, en su quinta visita a México, expresó: "El acontecimiento guadalupano... significó el comienzo de la evangelización con una vitalidad que rebasó toda expectativa. El mensaje de Cristo, a través de su madre, tomó los elementos centrales de la cultura indígena, los purificó y les dio el definitivo sentido de salvación" (cfr. Peregrino de amor y esperanza, homilía de canonización de Juan Diego, párrafo 3, julio de 2002). Iconografía: María Santísima, de pie, sobre una Luna menguante, ataviada con vestido rosa, estampado con flores de la región; la cinta negra atada sobre su vientre señala su estado de gravidez a la usanza indígena. En el cuello de su vestido lleva un broche con una cruz que —al igual que los puños— lleva armiño. La cubre un manto con estrellas, la sostiene a sus pies un ángel (de los llamados trono), que simbólicamente con la mano derecha toma el borde del manto (el cielo) y con la izquierda el vestido (la tierra). Su silueta está rodeada por rayos de luz (el Sol), sobre un nimbo de nubes. El rostro de la soberana es mestizo, como el de sus siervos mexicanos, quienes la amamos y pedimos que ¡salve nuestra patria y conserve nuestra fe!

 

 

MIÉRCOLES 13

Santos: Lucía de Roma, mártir, y Otilia u Odila de Alsacia, abadesa. Beato Antonio Grassi, presbítero.

SANTA OTILIA U ODILA DE ALSACIA, del germánico probable, "dueña de señorío" (siglo VIII). Abadesa. Se ignora la fecha de su nacimiento; vivió en el siglo VIII, a fines de la época merovingia (481-752). Sus padres eran cristianos de la nobleza: Aldarico y Beresinde, condes de Alsacia, Francia, lugar donde nació Otilia. Su padre pretendió matarla al no haber sido varón, además de nacer ciega. Para protegerla, su madre la entregó a una nodriza, quien la llevó a vivir a la abadía de Baume-les-Dames, en Borgoña. Se dice que al ser bautizada recobró la vista. En su juventud regresó a su hogar y fue recibida con alegría. Su progenitor la comprometió en matrimonio con un duque alemán; sin embargo, la joven —que había hecho voto de castidad—, prefirió dejar riquezas y comodidades para hacer vida de oración y vivir de limosnas. Cuando su padre se enteró de esa decisión, conmovido le donó un castillo que Otilia, junto con varias damas piadosas, convirtió en monasterio del cual fue abadesa y estableció un hospital para atender leprosos. El resto de su vida lo dedicó a atender a los enfermos y recomendaba a sus hijas espirituales no dejar de amar a los necesitados. Falleció en su convento, tendida en el piso como signo de humildad. Los habitantes de pueblos circunvecinos la invocaron para la curación de enfermedades de la vista, extendiéndose su culto desde el siglo IX. Patrona de Alsacia. Iconografía: con elegante vestido de época, atendiendo a los pobres.

 

JUEVES 14

Santos: Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia; Nemetalah El-Hardini, presbítero, y Juan Paniagua, anacoreta.

SAN JUAN DE LA CRUZ, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1542-1591). Doctor de la Iglesia. Oriundo de Fontiveros, España. Hijo de padres nobles venidos a menos. Desde joven tuvo que trabajar en un hospital para ayudar a su familia. Estudió con los jesuitas en Medina del Campo. Ingresa en la orden carmelita. En Salamanca cursa estudios de filosofía y artes. En dicha ciudad conoce a Teresa de Jesús, con quien concibe la idea de reformar la orden carmelita. Fue ordenado en 1567. Los cambios propuestos no fueron bien vistos ni aceptados, por lo cual se le presiona para que se anule esa reforma; su convicción le causa ser encarcelado en Toledo. Escapa de prisión y se refugia en Almodóvar, Andalucía. Su vida se vio envuelta en una serie de conflictos generados por su empeño de volver a sus orígenes al Carmelo. Incluso se le conmina a viajar al nuevo mundo, lo cual no acontece debido a su deceso en Úbeda, Jaén. Poco después, su cuerpo es robado y se le traslada a Segovia. Canonizado en 1726 y declarado doctor místico de la Iglesia en 1926 y patrono de los poetas del español (1993). Su obra poética es aclamada por la literatura universal y está considerado como el máximo exponente de la poesía mística. Entre sus obras destacan Noche oscura, Cántico espiritual y Llama de amor viva. Ejemplo de su pensamiento es: "Vivir en el mundo como si solamente Dios y tu alma estuvieran en él; entonces tu corazón nunca será hecho prisionero por cualquier cosa terrenal".

 

VIERNES 15

Santos: María Crucificada de Rosa, fundadora, y Maximino de Micy, abad. Beato Carlos Steeb, fundador.

SAN MAXIMINO DE MICY, del latín, derivado de Maximinus y de Maximus, "máximo", "el más grande" (520). Abad. Originario de la población francesa de Verdún. Se desconocen particularidades de su familia. Durante su infancia recibió esmerada formación cristiana y en letras impartida por su tío, el sacerdote Hospicio. En esa época la ciudad de Verdún se rebela contra el monarca Clodoveo, y es el propio sacerdote Hospicio quien solicita y obtiene el perdón del soberano. Por un tiempo tío y sobrino forman parte de la corte de Orleans y después deciden hacer vida de oración y penitencia retirándose a un sitio solitario en el Loira, donde el rey les dona una propiedad y establecen un monasterio, en el cual Maximino desempeña el cargo de abad (quizá en ese tiempo falleció su tío). Con su ejemplo, caridad y piedad logra numerosas vocaciones de jóvenes a quienes, además, encauza en el estudio y la oración. Envía monjes a predicar y erradicar la idolatría en numerosas poblaciones, recorre los alrededores en misión pastoral y ayuda a los necesitados con los recursos que obtiene de los graneros de su abadía. Su vida se extinguió en la abadía de Micy (Francia); por su santidad el pueblo inició su veneración. Iconografía: con túnica burda, socorriendo a los pobres.

 

SÁBADO 16

Santos: Alicia o Adelaida o Adelina de Alemania, emperatriz; José Manyanet, fundador; Querubín Testa, sacerdote, Ananías, Azarías y Misael, mártires.

QUERUBÍN TESTA (1451 -1479). Etimológicamente significa "protección espiritual". Viene de la lengua hebrea. Una de las constantes del creyente es que supo mantener el espíritu de la infancia en su alma. Espíritu de infancia no quiere decir nada de infantil. En la edad adulta conservó vivos el asombro y la sencillez. Nació cerca de Turín y murió en la misma ciudad. Todas sus ansias espirituales las dejó a medias porque el Señor lo llamó, desde muy joven, a su presencia divina. Llevaba sólo nueve meses de sacerdote, y a pesar de ser tan joven, manifestó ante todos un espíritu de obediencia impecable, una pureza de vida maravillosa y una profunda devoción por la Pasión del Señor. Cuando el papa Pío IX aprobó su culto, el mundo reaccionó con suma alegría, sobre todo en Avigliana y sus alrededores. Se narra como un hecho curioso que, al exhalar el último suspiro, todas las campanas comenzaron a tocar de forma prodigiosa anunciando el paso de esta vida a la eternidad de Querubín. Cuando pasó algún tiempo, abrieron el sepulcro que guardaba sus restos mortales y descubrieron que en su corazón, en el que siempre había llevado un lirio, había florecido otro milagrosamente. Todos estos prodigios y muchos más, dieron pábulo a que la gente comenzase a hablar de la santidad de Querubín. Su culto adquirió enseguida una gran fama y se extendió como un río de pólvora. Vivió su infancia espiritual de forma especial. Cada instante de su vida fue un homenaje a Dios y a la humanidad, que no se corrompe con las malas costumbres. Murió a los 28 años.

 

DOMINGO 17

III DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Lázaro de Betania, mártir; Olimpia u Olimpiades de Constantinopla, viuda, y Juan luz de Mata, fundador.

SANTA OLIMPIA U OLIMPÍADES DE CONSTANTINOPLA, del griego, "perteneciente al Olimpo" (420). Viuda. Sus padres fueron cristianos con vastos recursos; nació en Constantinopla. Aún niña queda huérfana; al parecer recibió formación en los valores de Cristo de una tía, quien hizo de la niña una joven virtuosa y honesta. Contrajo nupcias con acaudalado noble de nombre Nebridio, quien era tesorero del emperador Teodosio I el Grande (346-395). Después de dos años de matrimonio, Olimpia queda viuda y rechaza nuevos compromisos matrimoniales. Dona sus bienes para atender a los pobres y dedica su vida a auxiliar —física y espiritualmente— a los enfermos. Algunas crónicas narran que propició la construcción de un monasterio, un hospital y un orfanato. Por su ejemplar vida, el arzobispo Nectario de Constantinopla la designa diaconisa al servicio de la Iglesia; al morir Nectario, Juan Crisóstomo ocupa la sede vacante, y es guía espiritual de Olimpia y testigo de su santidad. Olimpia, pese a las herejías,— conservó su castidad y fidelidad a Cristo, hasta su muerte en Nicomedia, Turquía. Por su fama de santidad, la población difundió su veneración. Iconografía: con vestido sencillo de la época, en el servicio del altar. Se le invoca en las necesidades de las viudas.

 

LUNES 18

Santos: Winebaldo de Eichstat, abad; Moisés de África, mártir, y Gregorio de Tours, obispo.

SAN WINEBALDO DE EICHSTAT, del germánico, "amigo audaz" (700-761). Abad. Se conocen pocos datos de su infancia y familia; nació en East-Anglia (Inglaterra); algunas biografías mencionan que fue hijo del rey Ricardo de Kent. En 720 deja su país para peregrinar hacia Roma en compañía de su hermano san Willibaldo (7 de julio) y de su progenitor, quien murió en Luca, Italia. Los dos hermanos continuaron su camino. Al llegar, Winebaldo reside varios años en la Ciudad Eterna dedicado al estudio y la oración. En dicha ciudad (738) conoce a san Bonifacio, obispo de Maguncia (5 de junio), quien cumplía una misión con el pontífice Gregorio III (731-741) y lo acompaña cuando el obispo retorna a Alemania. Winebaldo realizó vasta labor evangelizadora en Turingia y Baviera. Consolidó su apostolado en la diócesis de Eichstat, donde su hermano Willibaldo era obispo. Fundó en Heindenheim un doble monasterio, con un ala para varones, fungiendo él como abad, y otra para mujeres, del que su hermana santa Walburga fue abadesa. Dejó una estela de santidad a su muerte, acaecida en dicha abadía, después de formar generaciones de monjes, a quienes se debe la evangelización de gran parte del territorio alemán. Iconografía: con burda túnica, báculo de abad y tres leopardos alusivos a su origen inglés.

 

MARTES 19

Santos: Rufo y Zósimo de Filipo, mártires, y Anastasio I. papa. Beato Urbano V, papa.

SAN ANASTASIO I, del griego, "resurrección" (401). Papa. Vio la primera luz en Roma. Como ocurre en la mayoría de los pontífices de esta época, se desconocen detalles anteriores a su elección el 27 de noviembre del 399, en el orden trigésimo noveno de la cronología. Se distinguió por su austeridad de vida y celo apostólico. Actuó como conciliador en los cismas entre Roma y la iglesia de Antioquía. Luchó con valor y tenacidad contra las costumbres inmorales, convencido de que aun en el pecador acérrimo pueden existir el perdón y la asistencia de Dios. Prescribió que los sacerdotes deben permanecer de pie durante la lectura del Evangelio en la asamblea eucarística. Murió en la sede pontificia.

 

MIÉRCOLES 20

Santos: Filogonio de Antioquía, obispo; Domingo de Silos, abad. Beato Pedro de la Cadireta, mártir.

BEATO PEDRO DE LA CADIRETA, del arameo, "piedra", "roca" (1277). Mártir. Se desconocen datos de sus orígenes. Se ignora la fecha de su ingreso en la orden de predicadores (dominicos) y la de su ordenación sacerdotal. Acompañó a Raymundo de Peñafort (7 de enero) en su misión de combatir y erradicar a los herejes albigenses. Por méritos propios fue nombrado inquisidor en 1258, cargo que ocupó hasta su muerte. Fue prior del convento de Urgel, Lérida, Cataluña. Fue lapidado por su fecunda labor contra la herejía y la conversión de los paganos, y su profunda fe en Cristo y en el romano pontífice. Sus restos se conservan en la iglesia de Santo Domingo, en Urgel. Por su obra, fe y ejemplo de vida consagrada a Cristo el pueblo inició su veneración.

 

JUEVES 21

Santos: Pedro Canisio. Doctor de la Iglesia; Juan de Cronstadt, presbítero. Beato Pedro Friedhofen, fundador.

SAN PEDRO CANISIO, del arameo, "piedra", "roca" (1521-1597). Doctor de la Iglesia. Originario de Nimega, Holanda, de padres cristianos y con recursos. Al morir su madre, su educación fue atendida por su tía abuela; esta piadosa dama lo lleva al colegio de clérigos llamados Hermanos de la Vida Común, donde estudia latín y retórica; después estudia artes en la Universidad de Colonia y obtiene el título de maestro; en Lovaina, Bélgica, cursa derecho canónico. Su progenitor le propone que contraiga matrimonio, pero Pedro no acepta y hace voto de castidad. Regresa a Colonia, donde rechaza el cargo de canónigo. Escribe los Ejercicios ignacianos y a los veintidós años ingresa en el noviciado jesuita; regresa a su tierra natal a la muerte de su padre y recibe cuantiosa herencia que dona a los necesitados. De nuevo en Colonia, termina su academia y recibe la ordenación sacerdotal. Desempeña el cargo de delegado del clero local en Works y Nimega, Países Bajos. Asiste al Concilio de Trento como teólogo del obispo de Ausburgo. Radica en Roma con Ignacio de Loyola, de quien es colaborador cercano. Al regresar a Alemania expande la obra jesuíta al fundar colegios, seminarios y universidades. Realiza vasta labor catequista y evangelizadora en Innsbruck, Viena, Praga, Ingolstadt y, Baviera, entre otros sitios. Destaca como incansable y tenaz enemigo de la reforma protestante al predicar la Palabra de Dios en todo lugar: plazas, capillas, catedrales, campos, etc.; para esto aprovecha su conocimiento de varios idiomas. Por su fidelidad a la Iglesia obtuvo la confianza de pontífices, obispos y príncipes, y los asesoró. En Friburgo, Suiza, funda un colegio y una empresa editorial que aún está en funciones. Su vasta obra literaria comprende Catecismo mayor, Catecismo mínimo para niños, Pequeño catecismo para escolares, así como más de mil cartas; editó obras de Padres de la Iglesia, vidas de santos, devocionarios, martirologios, comentarios a los evangelios, etc., algunos de éstos en varios idiomas. Aun enfermo, predicó por última vez en la inauguración del Colegio de San Miguel, en Friburgo. Al año siguiente murió en dicho lugar. Pío XI lo canonizó y proclamó doctor de la Iglesia en 1925 y patrono de los estudiantes. Iconografía: con sotana, birrete doctoral y un perro en alusión a su apellido.

 

VIERNES 22

Santos: Francisca Xavier Cabrini, fundadora, e Isquirión de Alejandría, mártir. Beata María de Pisa, religiosa.

SAN ISQUIRIÓN DE ALEJANDRÍA, de etimología desconocida (siglo III). Mártir. Los pocos datos de su vida fueron escritos por Dionisio (9 de octubre). Fue procurador de Alejandría, Egipto y profesó la fe cristiana. Vivió en el siglo III (entre los años 249-251). En este tiempo el emperador Decio (201-251) desató una feroz lucha contra los cristianos. Muchos de sus contemporáneos trataron de ocultarse en otras tierras; sin embargo, Isquirión, con valentía, permaneció en su tierra natal y fue aprehendido. Las autoridades pretendieron hacerlo rendir pleitesía a los falsos dioses pero él se negó. Debido a su lealtad a Cristo se le condenó a morir y su cuerpo fue atravesado por una barra puntiaguda de madera. Su culto se pierde en la memoria de los tiempos.

 

SÁBADO 23

Santos: Juan de Kanty, presbítero; Victoria y Anatolia de Roma, mártires. Beato Nicolás Factor, presbítero.

SANTAS VICTORIA Y ANATOLIA DE ROMA, del latín, "vencedora", y del griego "procedente de Anatolia" (siglo III). Mártires. Fueron dos jóvenes cristianas de origen romano, a quienes unía sincera amistad. Victoria era prometida de Eugenio y Anatolia de Aureliano. Sin embargo, cuando Victoria apresuró a su amiga para efectuar los enlaces, ésta le contestó que no era su deseo contraer nupcias, y que prefería la soltería para consagrarse a Dios; además de esgrimir otros argumentos para vivir de acuerdo con los consejos evangélicos; dicha conversación convenció a Anatolia para seguir el mismo camino. Cuando los varones se enteraron de la decisión de las damas, lo comentaron al emperador Decio (249-251) quien, con gala de prepotencia, los autorizó a llevárselas a un sitio alejado de la ciudad para intentar que cambiasen de opinión. Al no obtener una respuesta afirmativa Anatolia fue estrangulada y días después Victoria fue atravesada por una espada; la tradición ubica el sitio de su martirio en un lugar cercano a Roma. Por su sacrificio al no acceder a perder su castidad, han sido veneradas desde tiempo inmemorial.

 

DOMINGO 24

IV DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Adela de Alemania, religiosa; Irma de Tréveris, abadesa. Beato Bartolomé del Monte, fundador.

BEATO BARTOLOMÉ DEL MONTE, del arameo, "abundante en surcos" (1726-1778). Fundador. Nació y murió en Bolonia, Italia. De humilde familia campesina. Ingresó al seminario pese a la oposición paterna; en esta etapa destaca por su brillante inteligencia y empeño en los estudios. Se ordena sacerdote en 1749 y se gradúa en teología, en 1751. Su vida, plena en labor de predicador y propagador de la fe, fue muy intensa y prolifica. Recorrió más de sesenta diócesis italianas. Fundó la Pía Obra de las misiones para la preparación del clero diocesano. En sus homilías, plenas de fe, destacaba la misericordia que el Señor tiene por sus hijos. Era devoto y propagador de la devoción a María, madre de misericordia. Sus alocuciones convirtieron a cientos de incrédulos y propiciaron que otros tantos reflexionaran acerca de la propia vida como cristianos. Se considera a Bartolomé del Monte modelo del sacerdocio al servicio de la evangelización. Fue beatificado en Bolonia, en 1997, por el papa Juan Pablo II.

 

LUNES 25

La Natividad del Señor.

Santos: Eugenia de Roma, mártir. Beato Jacobo de Todi, religioso.

LA NATIVIDAD DEL SEÑOR, del latín, nativitas, "nacimiento". Algunas investigaciones apuntan a que el nacimiento de Jesús aconteció entre los años 6 y 4 antes de la era cristiana, aunque por tradición se ubica en el siglo I. El Niño Jesús asumió la condición humana y nació pobre en una cueva de Belén, hecho que se narra en los evangelios (Mt 1, y Lc 2, 1-14); debido a los escasos datos, surgieron tradiciones piadosas complementarias. La solemnidad se fijó en esta fecha en el siglo IV, en Roma. La iconografía es variada y acorde con la creatividad de cada autor. Generalmente, en la escena aparece el divino Niño en pañales, sobre un pesebre, dentro de una cueva utilizada como establo; a su lado se encuentran sus padres, María y José, rodeados por pastores y animales.

 

MARTES 26

Santos: Esteban de Roma, protomártir; Nicodemo el Consagrado de Serbia, abad, y Dionisio I, papa.

SAN NICODEMO EL CONSAGRADO DE SERBIA, del griego, "vencedor del pueblo" (1320-1404). Abad. Nació en Procope, Serbia. No se conocen detalles de su infancia y familia. Se sabe que profesó la fe de Cristo. En su juventud decidió hacer vida de retiro en el monte Athos (al norte de Grecia), donde se dedicó al estudio, la oración y la penitencia, durante varios años. Su fama de santo varón llegó a Serbia, adonde fue llamado, y acudió; en cuanto se enteró de que lo nombrarían obispo de la diócesis de Ipek y patriarca de la Iglesia serbia, decidió huir a Rumania, patria de sus antepasados. En dicho país se dedicó a la fundación de numerosos monasterios, en los cuales, como abad, formó generaciones de monjes predicadores que lograron contrarrestar la influencia islámica. Su última fundación, en 1387, fue la abadía de Tismana, donde murió con fama de santidad; los rumanos, hasta nuestra época, acuden a este lugar en peregrinación. Su culto es inmemorial.

 

MIÉRCOLES 27

Santos: Juan, apóstol y evangelista; Fabiola de Roma, viuda, y Buenaventura Tolomei, religiosa.

SANTA FABIOLA DE ROMA, del latín Fabiola, diminutivo femenino de Fabius, una gens romana (399). Viuda. Nació en Roma. Perteneció a la ilustre gens de los Fabianos. No se cuenta con mayores detalles de su vida hasta que, en su juventud, contrajo nupcias con un hombre de mal vivir, por lo que, según las leyes romanas, solicitó y obtuvo el divorcio. Esta situación escandalizó a la Iglesia y la sociedad de su tiempo, por haberse casado en segundas nupcias siendo cristiana. Sin embargo, muerto su primer marido y también el segundo, ella interpretó la situación como un llamado para acercarse al camino de Cristo. Arrepentida, vistió burda túnica, hizo pública penitencia y en la vigilia pascual solicitó el perdón, en la basílica de San Juan de Letrán, donde el pontífice san Siricio la perdonó y le dio la comunión. A partir de entonces, destinó su fortuna para atender a pobres y enfermos. Fundó en Roma lo que sería el primer hospital público gratuito de Occidente. Viajó a Tierra Santa, donde conoció a san Jerónimo, quien fue su guía espiritual, maestro de Sagrada Escritura y, más tarde, su biógrafo. A su regresó a Roma, continuó su obra de servicio a los necesitados, hasta su muerte. En sus funerales el pueblo romano le demostró su admiración e inició su veneración.

 

JUEVES 28

Los Santos Inocentes, mártires.

Santos: Gaspar del Búfalo, fundador; Hryhorij Khomysyn, obispo, y Domna y compañeras, mártires.

HRYHORIJ KHOMYSYN, nació el 25 de marzo 1867 en la villa de Hadynkivtsi en la región de Ternopil; desde pequeño deseo entrar en el seminario, para llegar a ser sacerdote. Este acontecimiento, fundamental en su vida, tuvo lugar en 1893. Dada su valía personal, lo eligieron rector del seminario en 1902; a los dos años, lo consagraron de obispo de Ivano-Frankivsk. El régimen comunista de entonces, cegado por su manía de desterrar a Dios de los corazones de la gente, fue por el en 1939, lo sometió a torturas de todo tipo. Lo dejo en libertad durante dos años: esperaba que las torturas surtieran efecto; esto, en un alma de Dios, no fue posible. En 1945 lo arrestó de nuevo. Ya estaba muy mal de salud por los sufrimientos terribles interrogatorios que había padecido. Dia y noche se turnaba la policía soviética para que abjurara de su fe y no hiciera apostolado entre los fieles católicos. Como ya no pudo soportar tanto dolor, murió en misma cárcel de Lukianivska, en Kiev. Es uno de los veintiséis mártires de la iglesia greco-católica muertos entre 1935 y 1973 a causa de la dura persecución del régimen comunista, el cual solo apoyaba a la iglesia ortodoxa, a la que no quisieron unirse. Dados los méritos de dichos mártires, el papa Juan Pablo II los elevó al honor de los altares el 27 de junio del año 2001, en Leópoli (Aviv), durante su peregrinación apostólica a Ucrania.

 

Viernes 29

Santos: Tómas Becket, mártir; David, profeta y rey, y Domingo de África, mártir.

SANTO TOMÁS BECKET, del arameo, "mellizo" (1118-1170). Mártir. Era inglés, nacido en Londres hijo de padres normandos ricos. Fue enviado a estudiar con los canónigos regulares en la abadía inglesa de Merton. Pasada su adolescencia, quedó huérfano, con una herencia mínima, por lo que trabajó como escribano. Poco después fue auxiliar del arzobispo Teobaldo de Canterbury, quien notó la inteligencia del joven y por ello lo nombró archidiácono dedicado a atender las relaciones diplomáticas entre la sede pontificia y la corte británica. El rey Enrique II lo nombró canciller y después arzobispo de Canterbury. En dicho cargo, Tomás se acercó más a la feligresía con una vida austera y obras de caridad. Destacó por ser defensor de la Iglesia ante la prepotencia del mencionado monarca, cuyo propósito era someter la Iglesia al Estado. Esta situación hizo que los conflictos se sucedieran, y el arzobispo, para evitar ser manipulado por el rey, huyó a Pontigny (Francia), donde hizo vida de oración y penitencia en el retiro de una abadía cisterciense. Cuando regresó a su sede episcopal, los esbirros del rey le tendieron una emboscada y lo asesinaron hundiéndole una espada en el cráneo cuando oraba el oficio de medianoche en el interior de la catedral de Canterbury. Sus últimas palabras fueron: "Muero gustoso por el nombre de Jesús y por la defensa de la Iglesia". Su sepulcro fue visitado por numerosos fieles, quienes le atribuyeron milagros. Fue canonizado por Alejandro III, en 1173. El rey Enrique II, arrepentido, hizo pública penitencia ante su tumba. Iconografía: con atuendo episcopal y la espada en el cráneo.

 

SÁBADO 30

Santos: Sabino de Espoleto y compañeros, mártires; Félix I. papa, y Ramiro de Aquila, obispo. Todo propio.

SAN FÉLIX I, del latín, "feliz" (274). Papa. Era romano. Se le conoce a partir de que fue elegido papa el 5 de enero de 269; ocupó el sitio vigésimo sexto después de san Pedro. Aunque sin bases firmes, se le atribuye una carta en la que afirmó la divinidad y la humanidad de Cristo, dos naturalezas en una sola persona. El Líber pontificalis asienta que formalizó la tradición de sepultar a los mártires bajo el altar. Padeció la persecución de Diocleciano (284-305), pero no existen actas de martirio. Su deceso ocurrió en Roma.

 

 

DOMINGO 31

IV DOMINGO ADVIENTO

La Sagrada Familia.

Santos: Silvestre I, papa, y Melania la Joven, viuda. Fiesta

SANTA MELANIA LA JOVEN, del griego, "de tez morena" (383-439). Viuda. Se le designó "la Joven" para distinguirla de santa Melania "la Vieja", fallecida en el año 410. Perteneció a la aristocracia romana; a los 14 años se casó con su primo Finio, que tenía 17; procrearon dos hijos, quienes murieron siendo aún niños. Después de diez años de matrimonio, decidieron vivir en castidad. Vendieron sus cuantiosos bienes, y el producto lo dedicaron a construir monasterios, hospitales e iglesias. Dejaron Roma y vivieron en Sicilia por un tiempo, después en Tagaste y finalmente se establecieron en Jerusalén. Al quedar viuda, fundó una comunidad de vírgenes consagradas en el lugar donde se dice ocurrió la Ascensión del Señor; ahí permaneció hasta su muerte. Su culto es inmemorial.