Dom

Lun

Mar

Mié

Jue

Vie

Sáb

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28
29
30
31
           

VIERNES 1

Santos: Alfonso María Ligorio, fundador; Domingo Hanh, mártir. Beata María Estela del Santísimo Sacramento y compañeras, mártires. Memoria (Blanco)

BEATA MARÍA ESTELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO (Adelaida Mardosewicz) y compañeras, del arameo, "señora" y del latín, "estrella" (1888-1943). Mártires. Adela o Adelaida Mardosewicz nace en Ciasnowka (Bielorrusia, en aquel tiempo perteneciente a Polonia). En su juventud cursa estudios normalistas con las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret, a quienes se afilia; profesa en 1910 y adopta el nombre de María Estela del Santísimo Sacramento. Es directora de escuela y desempeña los cargos de tesorera y sacristana. En 1936, se le designa como Superiora de la comunidad de la ciudad de Nowogródek. Al iniciar la Segunda Guerra Mundial (1939-45), el ejército nazi invade su país y se inicia la persecución en contra del clero y los fieles católicos. Durante el conflicto se distingue por su generosidad y el amor al prójimo, el cual profesa no importando condición social, salud o religión, poniendo en riesgo su vida. Por la atención que las religiosas brindan al pueblo, la GESTAPO (policía secreta nazi), inicia una labor de hostigamiento hacia los católicos la cual culmina con el asesinato de sesenta personas en el vecino pueblo de Baranowicz (1942). En junio del año siguiente, 120 polacos son encarcelados y condenados a muerte. Al enterarse de esto, las hermanas ofrecen sus vidas a cambio de los ciudadanos. Se logra la "liberación" de los prisioneros, sin embargo, los hombres son enviados a campos de concentración y sometidos a trabajos forzados. Las religiosas son citadas a comparecer ante las autoridades nazis el 31 de julio; a llegar, se les aprehende y conduce a las afueras de la ciudad donde son sacrificadas el día primero de agosto. Beatificadas por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en el año 2000.

 

SÁBADO 2

Nuestra Señora de los Ángeles.

Santos: Eusebio de Vercelli, obispo. Pedro Julián Eymard, fundador.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 806 y 8. Para los fieles: pp. 555 y 408. Edición popular: pp. 108 y 474. Feria (Verde)

SAN EUSEBIO DE VERCELLI, del griego, "el piadoso" (328?-370?). Obispo. Oriundo de Cerdeña, Italia. En su juventud es "lector" (clérigo que se ocupaba de enseñar a los catecúmenos y neófitos los principios de la religión católica y leer textos bíblicos) en la Iglesia de Roma. Designado primer Obispo de la ciudad italiana de Vercelli (340) donde destaca por ser tenaz defensor de la fe contra el arrianismo que negaba la divinidad de Jesús. El emperador Constancio (288?-337) dispone que los obispos de Italia se reúnan en Milán para efectuar un concilio en 355 y hacer causa común en contra de san Atanasio de Alejandría (295-373; 2 de mayo), a quien se acusa de ser enemigo de la Iglesia. Al no apoyar esta propuesta Eusebio es depuesto del episcopado y desterrado. Hacia 362, muerto Constancio regresa a su sede y participa con Atanasio —quien también ha sido repatriado— en el Concilio convocado por éste en Alejandría, Egipto. Regresa a Vercelli y continúa su lucha contra las herejías arrianas, unido con san Hilario de Poitiers (13 de enero). Se le atribuye haber escrito Codex Vercellencis, versión latina de los Evangelios, obra anterior a la traducción de la Biblia, hecha por san Jerónimo (347-420; 30 de septiembre); además de tres Cartas o Epístolas. Es reconocido como Padre de la Iglesia, animador de la vida monástica —para la que escribe una Regla—, y defensor de la verdad de Cristo. Acerca de su muerte los hagiógrafos discrepan, algunos señalan que su deceso ocurre en su sede episcopal; en tanto otros aseveran que es lapidado en el exilio. Iconografía: con atavío común episcopal, y un manuscrito; en otras imágenes aparece con el mismo atuendo y piedras alusivas a la tortura de ser apedreado.

DOMINGO 3

XVIII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Asprenato de Nápoles, obispo; Lidia de Filipos, mártir; Pedro de Anagni, obispo. (Verde)

SAN PEDRO ANAGNI, del arameo "piedra", "roca" (11105). Obispo. Nativo de Salerno, Italia. Su biografía, cita que es descendiente de príncipes lombardos, huérfano desde muy pequeño es acogido en el monasterio de san Benito donde absorbe la espiritualidad benedictina y profesa, destacando por sus innatas virtudes. Vive momentos de confusión y disputas por la sede pontificia, los cuales terminan con los decretos publicados en el Sínodo de Melfi (1059), en el cual destaca la participación del Cardenal Hildebrando (San Gregorio VII 1073-1085; 25 de mayo) y de los cuales deriva la elección de Alejandro II (1061-1073). El cardenal, conoce a Pedro y por sus atributos lo recomienda para ser capellán pontificio. Entre Alejandro II y Pedro de Anagni surge una amistad y en innumerables ocasiones el papa le consulta para resolver algunos de los problemas más escabrosos por los que pasa la Iglesia. Impulsa la reconstrucción de la Catedral de Salerno (1072-1103). Alejandro II premia a su capellán consagrándolo como Obispo de Anagni y le envía como legado ante el Miguel VII Ducas emperador de Bizancio (1072-1078) para que éste regrese a la fe católica. Pedro participa en la Primera cruzada con Bohemundo I de Tarento (1058-1111). Regresa a su diócesis y apoya a Gregorio VII en la instauración de nuevas leyes que prohíben la simonía, las altas investiduras y sobre el celibato eclesiástico. Firme en sus convicciones atrae la enemistad de muchos prelados de todas las jerarquías y no duda en excomulgar a quienes se oponen a las directrices vaticanas. Parte al Reino desde su sede. Canonizado por Pascual II (1099-1118) en 1110. Sus restos se veneran en la catedral de Anagni, ciudad de la que es patrono.

LUNES 4

Santos: Juan María Vianney, presbítero; Aristarco de Tesalónica, mártir. Beato Federico Jansoon, presbítero. Memoria (Blanco)

SAN JUAN MARÍA VIANNEY del hebreo, "Dios ha hecho gracia" y del arameo, "señora" (1786-1859). Presbítero. Nace en Dardilly, Francia, en el seno de una familia campesina. Vive en la época de la Revolución Francesa, caracterizada por la represión a la religión. A los 17 años decide ser sacerdote e inicia los estudios, que suspende al ser enlistado como recluta; sin embargo, una enfermedad le hace abandonar la tropa y es considerado desertor, por lo que es perseguido por la milicia 1809 a 1811, año en que se le concede amnistía y regresa a su tierra natal. Continúa estudios eclesiásticos en Lyon; pero por carecer de conocimientos de latín es retirado del Seminario. Su director espiritual —conocedor de sus cualidades espirituales—, le imparte lecciones privadas, con este aprendizaje cumple los exámenes requeridos y es ordenado sacerdote en 1815. Tres años después, por considerarlo falto de cualidades intelectuales, las autoridades eclesiásticas le confinan a la Parroquia del apartado poblado francés de Ars. Vive en constante oración y penitencia; visita casa por casa a sus feligreses, es caritativo con los necesitados, atiende con esmero a enfermos y agonizantes; catequiza a los niños; pero también se atrae antipatías de quienes aleja de las tabernas, del alcohol y de una vida desordenada. Restaura el templo y auxilia a sacerdotes de poblaciones vecinas. Destaca y ha pasado a la historia por administrar el sacramento de la Penitencia en forma comprensiva y atenta. Su bien ganado prestigio en el confesonario atrae a devotos de Francia y de toda Europa; son tantas las personas que acuden al pequeño poblado que se organizan corridas extras de trenes. Después de 40 años de misión pastoral entrega su alma a Dios. Su cuerpo, incorrupto, se venera en la parroquia de Ars. Canonizado en 1925 por Pio XI (1922-1939) quien lo nombra "Patrono de los párrocos". Iconografía: con sotana, roquete o sobrepelliz (vestidura blanca, ornamentada con encaje, corta hasta las rodillas, que en la actualidad es poco usual), estola insignia de su sacerdocio; en sus manos un crucifijo y el rosario, en su rostro una cordial sonrisa.

 

MARTES 5

Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor.

Nuestra Señora de las Nieves.

Santos : San Abel de Lobbes, monje. Feria (Verde)

SAN ABEL DE LOBBES, del hebreo, "soplo de viento" o quizá del asirio, "hijo" (751?). Obispo. Nace en las islas Británicas, sin ubicarse lugar exacto, por lo que algunos biógrafos le señalan como escocés, en tanto que otros como irlandés. Es monje en la Abadía de Lobbes en la Diócesis de Lieja, Bélgica, destaca en su labor evangelizadora en los países del norte; abandona dicho claustro al ser convocado por san Bonifacio de Alemania (5 de junio) —llamado el apóstol de Alemania— para reformar la Iglesia de la Galia (actual territorio francés). El pontífice Zacarías I (741-752) aprueba esta elección y lo nombra obispo de la ciudad francesa de Reims, en el año 744. Durante dos o tres años intenta ejercer su episcopado, pero Milón, el obispo de Trevés, hombre ambicioso y usurpador de la diócesis de Reims, le hace la vida imposible; para evitar enfrentamientos y ruptura de la diócesis decide renunciar y regresa a su vida de oración, estudio y evangelización en su monasterio de Lobbes, Bélgica, del cual es abad. Por su fama de santidad, el pueblo inicia su veneración inmemorial. También es conocido como Abel de Reims. Reconocido como santo por las Iglesias católica y ortodoxa.

 

MIÉRCOLES 6

La Transfiguración del Señor.

Santos: San Hormisdas I, Papa. Beata María Francisca de Jesús Rubatt, fundadora. Fiesta (Blanco)

BEATA MARÍA FRANCISCA DE JESÚS RUBATTO, del arameo, "señora"; del italiano antiguo, "franco", "francés" y del hebreo Yeoshúah, Josué = Jesús, "Dios salva" (1844-1904). Fundadora. Ana María Rubatto, su nombre en el siglo, nace en Carmagno, Italia. Su padre muere en 1848 y es formada por su madre quien fallece en 1853. La joven —quien muestra alto grado de espiritualidad— se dirige a Turín donde será dama de compañía y administradora de una noble dama de 1864 hasta 1882. Parte de sus honorarios los dedica a realizar obras de caridad y su tiempo libre está consagrado a la catequesis de niños, a visitar enfermos y a brindar a poyo a personas desamparadas. En 1883 viaja a Loano donde conoce al padre capuchino Angélico de Sestri, quien busca una doncella para iniciar una congregación femenina de asistencia. El presbítero, se percata de las virtudes y cualidades de Ana María, y le ofrece la dirección de la institución. Toma el hábito en 1885 y adopta el nombre de María Francisca de Jesús iniciándose así lo que sería el "Instituto de las Hermanas Capuchinas de la Madre Rubatto", después llamado Terciarias o Hermanas Capuchinas de Loano. En 1892 la obra se propaga al Nuevo Continente, donde funda congregaciones en Montevideo, Uruguay, y la Argentina. Fallece en Montevideo. En la homilía de su beatificación el 10/X/1993, san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), expresa: "...hiciste de tu existencia un servicio continuo a los últimos, testimoniando el amor especial que Dios siente hacia los pequeños y los humildes. Siguiendo fielmente las huellas de Francisco (...) aprendiste a servir a los pobres y a hacerte pobre tú misma, y marcaste a tus hijas espirituales este camino particular de evangelización. Con el crecimiento del instituto, esta intuición inicial se convirtió en profundo impulso misionero que te llevó a ti y a tu Obra a América Latina (...) Hoy te saludamos como primera beata de Uruguay".

JUEVES 7

Santos: Sixto II, Papa y mártir; Cayetano de Thiene, fundador; Miguel de la Mora, mártir. Feria (Verde)

SAN MIGUEL DE LA MORA, del hebreo, "¿Quién como Dios?" (1878-1927). Mártir. Originario de Tecalitlán, Jalisco, México, de familia campesina donde aprende las faenas del campo. Al morir su padre, su hermano Regino lo lleva a vivir con él a Colima. Se inscribe al Seminario de dicha ciudad y es ordenado sacerdote en 1906. En sus más de 20 años de ministerio vela por el bienestar de las comunidades de Tomatlán, de la Catedral de Colima, de la Hacienda de San Antonio y, finalmente es consagrado párroco de Zapotitlán, donde ejerce su ministerio desde 1914 hasta 1918. Destaca —según afirma sus parroquianos— como "sacerdote sencillo, discreto y puntual; siempre se mostró lleno de caridad hacia los pobres y dispuesto a servir". Su ejemplar vida sacerdotal continúa al servicio de la Catedral de Colima, donde atiende el coro, el confesonario y a pobres y enfermos. Encargado por el obispo de las Obras Misionales Pontificias y de la dirección espiritual de las alumnas del colegio de La Paz. Su ministerio es marcado por la continua represión y asedio de parte del gobierno estatal y federal, y la puesta en vigor de las leyes anticlericales callistas. La oposición popular no tarda en manifestarse y el padre Miguel, continúa su labor en la clandestinidad, negándose a abandonar su parroquia. Es delatado, descubierto y se le ofrece —sin lograrlo— adherirse a la iglesia cismática gubernamental. Se le encarcela, pero logró huir junto con su hermano Regino y su compañero de celda, un sacerdote de apellido Carrillo; al detenerse en el camino se aprehende a Regino; pero a Miguel a quien no se le identifica, se le deja libre. Emprende el viaje a pie de regreso a Colima, donde se le apresa y condena a ser fusilado. La población al enterarse recoge y da cristiana sepultura a su amado presbítero. En 1942 es exhumado y enterrado en la cripta de los mártires de la catedral de Colima. Canonizado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en mayo de 2000.

 

VIERNES 8

Santos: Domingo de Guzmán, fundador; Famiano de Galesse, monje; María de la Cruz, fundadora. Memoria (Blanco)

SAN FAMIANO DE GALESSE, del latín, "el que ha conquistado la fama" (1090-1150). Monje. Nace en Colonia, Alemania. Sus biógrafos indican que sus padres tienen amplios recursos. Sin contarse con otros pormenores, en 1108, recibe las Órdenes menores y viste el hábito en señal de su pertenencia al clero; en su cuello lleva siempre una cruz pendiente de una cadena. Como era la costumbre en el clero, Famiano vive rodeado de comodidades, lo que le causa disgusto. Para evitar una situación de bienestar, decide dedicarse a peregrinar. Visita los principales santuarios de Italia, Tierra Santa, deteniendo su recorrido, en 1115, en la ciudad de Compostela, España, donde decide vivir como eremita. Radica varios años en Galicia, donde es alumno de un santo monje cenobita. Después se dirige a San Placido a las orillas del río Miño, donde continúa su vida en solitario; en esta etapa es asediado continuamente por el Maligno. Hacia 1137 se integra a la vida monástica benedictina en Santa María de Oseira. El abad le ordena fundar una nueva hermandad en San Lorenzo de Melias, Galicia; donde se le unen los monjes García, Diego, Juan y Pedro, siendo éstos pioneros de la fundación. Al parecer no son cistercienses hasta 1141, cuando se integran a la Orden del Císter, y Famiano es designado abad; por su ejemplo varios jóvenes se unen a la abadía, formándose una numerosa comunidad colmada de profunda fe y espiritualidad. Después de varios años, peregrina a Roma y, por una visión, se dirige a Galesse, Italia, donde muere. La feligresía le edifica un templo, nombrándole su patrono; ahí se venera su cuerpo incorrupto. Canonizado en 1154, por Anastasio IV (1153-1154). Iconografía: con hábito, una cruz colgándole del pecho y bastón de eremita o peregrino. También se le conoce como San Famián.

 

SÁBADO 9

Santos: Teresa Benedicta de la Cruz, mártir; Mariana (Bárbara) Cope de Molokai, religiosa. Beato Florentino Asensio Barroso, mártir.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 945 y 49. Para los fieles: pp. 642 y 409. Edición popular: pp. 202 y 474. Feria (Verde)

SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ, del latín, "la que cosecha" (1891-1942). Mártir. Hija de la acaudalada familia judía Stein, su nombre en el siglo fue Edith (del anglosajón, "la lucha por la riqueza"). Nace en Breslau, Alemania. En su Autobiografía relata que es atea hasta los 21 años. Estudia en la Universidad alemana de Gottingen, hasta obtener la licenciatura y un doctorado. Su encuentro con Dios se dio al ver la reacción de conformidad y valor al aceptar la voluntad divina de la esposa de su maestro a la muerte de éste (1916), así como la lectura de la biografía de santa Teresa de Ávila (25 de octubre). Recibe los sacramentos del Bautismo, Confirmación y Eucaristía en 1922. En 1933, ingresa en la Orden Carmelita en Colonia, Alemania, y, al profesar, adopta el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz. Seis años después, se le comisiona a servir en el convento de Echt, Holanda, donde escribe La Ciencia de la Cruz. Con valentía se enfrenta y critica al régimen nazi, siendo arrestada en 1942 y conducida al campo de concentración polaco de Auschwitz donde es inmolada en la cámara de gas. San Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) la canoniza en 1998. Iconografía: en fotografías con hábito. En el citado libro expresa: "Cristo se sometió al yugo de la ley, guardando plenamente la ley y muriendo por la ley y por medio de la ley. Liberó, por ello, a los que desean recibir la vida. Pero no la pueden recibir, salvo que ellos mismos ofrezcan la suya propia. Porque los que han sido bautizados en Cristo Jesús, en su muerte han sido bautizados. Son sumergidos en su vida para devenir miembros de su cuerpo y padecer y morir con él, como miembros suyos”.

 

DOMINGO 10

XIX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Lorenzo de Roma, mártir; Diosdado de Roma, laico. Beato Agustín Ota y compañeros, mártires. (Verde)

SAN DIOSDADO DE ROMA, del latín, "Dios dio" (siglo VI). Laico. Su culto es inmemorial, siendo la principal y fidedigna fuente biográfica el testimonio que de sus virtudes y vida ejemplar brinda el pontífice san Gregorio Magno (590-604; 3 de septiembre), en su obra Diálogos. Es ciudadano romano, de profesión zapatero. Da testimonio de su piedad por su dedicación a la oración, a la práctica de la penitencia y reconocido por su honestidad. Cada sábado reparte gran parte de sus ganancias entre los menesterosos, práctica que perdura hasta su deceso. En algunos santorales se le cita como Deusdedit o Diosdado "el Zapatero".

 

LUNES 11

Santos: Clara de Asís, fundadora; Alejandro "el Carbonero", mártir. Beato Mauricio Tornay, mártir. Memoria (Blanco)

BEATO MAURICIO TORNAY, del latín Mauro, "originario de Mauritania" (1910-1949). Mártir. Nace en Rosiére, Suiza. Estudia en la escuela del lugar y desde pequeño, ayuda a sus padres en las labores del campo. Ingresa al Noviciado de los canónigos Regulares de San Bernardo. Expresa: "Cumplir con mi vocación de abandonar el mundo y dedicarme por completo al servicio de las almas para conducirlas a Dios, y salvarme yo mismo". Profesa en 1932 y tres años después, es enviado a misionar en Weishi, Yun-nan (China), en la frontera con el Tíbet —actual territorio de China—, ahí continúa estudios y aprende el idioma. Recibe la ordenación sacerdotal en 1938, ejerce su ministerio y se encarga del Seminario. Un año después estalla la guerra, China es invadida por Japón y las fronteras tibetanas son dominadas por la tropa. El padre Mauricio pide limosna para sufragar los gastos de la misión. En 1945, es nombrado párroco de Yerkalo (Tíbet), donde prevalece un ambiente anticristiano. En enero de 1946, es exiliado a Pamé, China; ahí se dedica a hacer oración, visitar a los lugareños y cuidar enfermos. En julio de 1949, disfrazado, se dirige a Lhasa, capital del Tíbet, para entrevistarse con el Dalai-Lama a fin de obtener la libertad de culto a los cristianos de Yerkalo. Al llegar a Tothong, en el monte Choula, a una altura de 4000 metros, varios guardias disparan sobre él. Su sacrificio no es inútil, ya que en la actualidad la fe católica predomina en Yerkalo. Beatificado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en 1993.


MARTES 12

Santos: Juana Francisca de Chantal, fundadora; Hilaria de Ausburgo, mártir. Beato Isidoro Bakanja, mártir. Feria (Verde)

BEATO ISIDORO BAKANJA, del griego, "don de Isis" (1885?-1909). Mártir. Nace en Bobangui, Zaire (actual República Democrática del Congo, centro de África). Sus datos se remontan a 1905, cuando es trabajador de la construcción y catecúmeno, recibiendo formación católica con los monjes de La Trapa. A los 21 años de edad recibe el escapulario de la santísima Virgen del Carmen, a quien profesa profunda devoción y es bautizado. Vive en la población africana de Coquilhatville (actualmente Mbandaka). Ingresa en una empresa cuyo gerente odia a los cristianos, por lo que le manda quitarse el escapulario y el rosario. Al no obedecer lo manda azotar. Por su ejemplo sus compañeros le solicitan sea su catequista, suscitando mayor odio de su jefe, quien le arranca del cuello el escapulario y lo aporrea con brutalidad, hasta dejarlo sangrante. Por su pertinaz fe el patrón lo manda golpear varias veces; incluso, para ocultar su atroz conducta lo encierra colocándole grilletes. Logra huir y refugiarse en una población vecina donde, al recuperarse, continúa su labor como catequista; sin embargo, el capataz lo persigue y le manda apalear, dejándole tirado en la calle cubierto de heridas. Algún piadoso cristiano les avisa a los monjes de La Trapa, quienes acuden a donde Isidoro yace sobre la tierra, con las heridas en descomposición; ahí mismo recibe la unción, confesión y comunión. Antes de fallecer expresa: "No estoy enojado contra el blanco, el que me haya flagelado es asunto suyo, no mío. Sí, si muero, pediré por él en el cielo". Los cristianos testigos de su santidad, lo sepultan con su rosario y su escapulario. Beatificado en 1994 por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre). Iconografía: de pie con camiseta y pantalón, en sus manos el rosario y en el cuello el escapulario de la Virgen del Carmen, a su lado un crucifijo y la palma alusiva a su sacrificio martirial.

 

MIÉRCOLES 13

Santos: Ponciano, Papa e Hipólito de Roma, mártires; Máximo "el Confesor", mártir. Beato Secundino María Ortega y compañeros, mártires. Feria (Verde)

SANTOS PONCIANO e HIPÓLITO DE ROMA. SAN PONCIANO, del latín, "originario del Ponto" (235). Papa. No se cuenta con datos anteriores a su elección como pontífice en el año 230. El Liber Pontificalis, cita a Roma como su ciudad natal. Su pontificado, el cual dura cinco años, se ve inmerso en el cisma provocado por el sacerdote HIPÓLITO, del griego, "jinete", un erudito, prestigiado y prolijo escritor. El citado clérigo, en su obra Philosophumena, falsamente acusa de corrupto y herético al papa san Calixto I (217-222; 14 de octubre), a quien desconoce como sucesor de san Pedro, originando una escisión en la Iglesia. Por su fe cristiana, ambos son hechos prisioneros y condenados a trabajos forzados en las minas de la isla italiana de Cerdeña. Ahí se reconcilian y sufren juntos las penalidades impuestas por los romanos. Antes de su muerte Hipólito, humildemente, reconoce sus errores y conmina a sus seguidores a reconocer la autoridad del pontífice. En el destierro, y para que la Iglesia no carezca de una cabeza, Ponciano abdica, según da constancia el Catálogo Liberiano, discinctus est, asumiendo el pontificado San Antero I (235-236; 3 de enero). Se deduce que como resultado de las mortificaciones sufridas durante su exilio mueren, por ello la Iglesia les considera mártires. Sus restos mortales son llevados a Roma por indicaciones del papa san Fabián I (236-250; 20 de enero) un día como hoy, 13 de agosto.

 

JUEVES 14

Santos: Maximiliano María Kolbe, mártir; Antonio Primaldo y compañeros, mártires. Beato Brancorsini de Urbino, religioso. Memoria (Rojo)

BEATO ANTONIO PRIMALDO, obispo y 800 compañeros. "Mártires de Otranto", del latín, quizá del etrusco, "de la familia Antonia" 1480). Mártires. Los turcos del pashá Acmet sitiaron la ciudad de Otranto, Italia, del 28 de julio al 11 de agosto de 1480; al ocupar la ciudad destruyen todo y matan a quienes encuentran a su paso. Ochocientos trece habitantes, logran escapar y se refugian en la colina de Minerva; sin embargo, los invasores consuman el asedio. Al ser presentados ante la autoridad pagana se les conmina a abjurar, ante ello Anthonio Pezzulla, un anciano tejedor, exhorta a sus compañeros a permanecer fieles, es el primero —Primaldi— en ser muerto por su fe. Las crónicas relatan que su cuerpo decapitado permanece en pie hasta que es sacrificado el último de los cristianos. La ciudad es retomada en 1481 y cuando las tropas llegan a la colina de Minerva encuentran los cuerpos de los mártires incorruptos. Canonizados por el papa Francisco en 2013, quien en la Homilía de su canonización expresa: "Hoy la Iglesia propone a nuestra veneración una multitud de mártires, que en 1480 fueron llamados juntos al supremo testimonio del Evangelio. Casi 800 personas, supervivientes del asedio y la invasión de Otranto, fueron decapitadas en las afueras de la ciudad. No quisieron renegar de la propia fe y murieron confesando a Cristo resucitado. ¿Dónde encontraron la fuerza para permanecer fieles? Precisamente en la fe, que nos hace ver más allá de los límites de nuestra mirada humana, más allá de la vida terrena; hace que contemplemos 'los cielos abiertos' —como dice san Esteban — y a Cristo vivo a la derecha del Padre. Queridos amigos, conservemos la fe que hemos recibido y que es nuestro verdadero tesoro, renovemos nuestra fidelidad al Señor, incluso en medio de los obstáculos y las incomprensiones. Dios no dejará que nos falten las fuerzas ni la serenidad. Mientras veneramos a los Mártires de Otranto, pidamos a Dios que sostenga a tantos cristianos que, precisamente en estos tiempos, ahora, y en tantas partes del mundo, todavía sufren violencia, y les dé el valor de ser fieles y de responder al mal con el bien."

 

VIERNES 15

La Asunción de la Santísima Virgen María

Santos: San Alipio de Tagaste, obispo. Beato Agustín Hurtado, mártir. Solemnidad (Blanco)

LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, del latín eclesiástico, "elevación de la Virgen desde la tierra al cielo" (siglo I) se menciona este suceso en el Nuevo Testamento, sólo se encuentra en los Apócrifos y en la leyenda mariana tardía. La Iglesia reconoce el hecho de que la Santísima Virgen María es elevada al cielo en cuerpo y alma por lo que el pontífice Pío XII (1939-1958) proclama este dogma en el año 1950. Iconografía: numerosas representaciones pictóricas, según la creatividad de cada autor presentan a María Santísima con vestido blanco, manto azul, elevada al cielo rodeada por ángeles, siendo recibida por Dios Padre y Dios Hijo. Patrona de la Ciudad de México. El papa Francisco en su Homilía del 15/VIII/2013, señala: "(...) el Canto de María, el Magníficat es el cántico de la esperanza, el cántico del Pueblo de Dios que camina en la historia. Es el cántico de tantos santos y santas, algunos conocidos, otros, muchísimos, desconocidos, pero que Dios conoce bien: mamás, papás, catequistas, misioneros, sacerdotes, religiosas, jóvenes, también niños, abuelos, abuelas, estos han afrontado la lucha por la vida llevando en el corazón la esperanza de los pequeños y humildes. María dice: `Proclama mi alma la grandeza del Señor', hoy la Iglesia también canta esto y lo canta en todo el mundo. Este cántico es especialmente intenso allí donde el Cuerpo de Cristo sufre hoy la Pasión. Donde está la cruz, para nosotros los cristianos hay esperanza, siempre. Si no hay esperanza, no somos cristianos. Por esto me gusta decir: no os dejéis robar la esperanza. Que no os roben la esperanza, porque esta fuerza es una gracia, un don de Dios que nos hace avanzar mirando al cielo. Y María está siempre allí, cercana a esas comunidades, a esos hermanos nuestros, camina con ellos, sufre con ellos, y canta con ellos el Magníficat de la esperanza."

 

SÁBADO 16

Santos: Esteban de Hungría, rey; Arsacio de Persia, anacoreta. Beato Bartolomé Laurel y compañeros, mártires.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 1076 y 88. Para los fieles: pp. 722 y 410. Edición popular: pp. 289 y 475. Feria (Verde)

BEATO BARTOLOMÉ LAUREL y compañeros, del arameo, "el hijo del arador" (t1627). Mártires. El lugar de nacimiento de Bartolomé Díaz, apodado "Laurel", se lo disputan las diócesis españolas de Sevilla y la de Jerez. Sin embargo, la mayoría de sus biografías indican que es nativo de la Nueva España (México), y ve su primera luz en la ciudad de los Reyes y Puerto de Acapulco, en el Barrio del Pozo de la Nación. Ya se consignan datos irrefutables a partir de su estancia en la ciudad de Valladolid (hoy Morelia, Michoacán, México), donde en el Libro de profesiones, del convento franciscano se señala que: "Hoy, 18 de octubre de 1617, ha profesado solemnemente la seráfica regla el joven Bartolomé Díaz, llamado también Laurel". Profesa como hermano lego y recibe instrucción de enfermería. En 1619 se le destina a servir en las misiones de Filipinas. A llegar a su destino perfecciona sus estudios de enfermería y medicina —prácticas en las que sobresale—, además de aprender el idioma japonés. Parte rumbo a Japón en 1623, como asistente del beato fray Francisco de Santa María (27 de agosto). En ese país las autoridades persiguen a los cristianos, por lo que Bartolomé evangeliza en forma oculta. Juntos evangelizan —pasando incontables aflicciones y penalidades— numerosas villas. Son denunciados y encarcelados junto con el laico Gaspar Vaz y otro catequista japonés, y son sentenciados a morir en la hoguera. El pontífice beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) lo beatifica en 1867. Iconografía: con hábito, palma alusiva al martirio o sobre la hoguera con sus compañeros. Nota: al grupo de mártires franciscanos inmolados en Japón el año de 1627 se les conmemora el 27 de agosto.

 

DOMINGO 17

XX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Eusebio I, Papa; Jacinto de Cracovia, presbítero. Beato Ángel Agustín Mazinghi, presbítero. (Verde)

BEATO ÁNGEL AGUSTÍN MAZINGHI, del griego, "mensajero de Dios" y del latín, "perteneciente a Augusto" (1386?-1438). Presbítero. Oriundo de Florencia, Italia; de familia ilustre. En 1413 ingresa en la Orden de Carmelitas Descalzos, y para practicar la estricta observancia de la Regla, se inscribe en la recién fundada "Observancia de Las Selvas", el convento de Las Selvas. Recibe la ordenación sacerdotal en 1415. Por méritos propios, ocupa el cargo de prior en los monasterios de Las Selvas y en el florentino. Se distingue por su oratoria, obteniendo con su predicación múltiples conversiones. Es un ferviente devoto de María Santísima y un prior amado, respetado y ejemplo para sus hermanos y el pueblo. Practica el constante ayuno, la mortificación corporal y vigilias de oración; siendo. Dios le concede el Don de Consejo. El Necrologio del Carmen de Florencia cita: "Fray Ángel Agustín, varón venerable sumamente virtuoso, insigne por su doctrina, consejero seguro, de gran fama y vida santísima, famosísimo por su predicación, el primer hijo de la observancia de Las Selvas". Muere en Florencia. Su culto es aprobado en 1761 por Clemente XIII (17581769). Iconografía: con hábito Carmelita, ante los fieles predicando, en tanto los ángeles le colocan sobre la cabeza una corona de rosas, en alusión a que —se dice— así lo vieron sus feligreses mientras predicaba. También se le conoce como "el Beato Angiolino" Nota: la Orden celebra su fiesta el 17 de agosto.

 

LUNES 18

Santos: Elena de la Cruz, emperatriz; Alberto Hurtado, presbítero; Fermín de Metz, obispo.

Feria (Verde)

SAN ALBERTO HURTADO, contracción de Adalberto, del germánico, "el que brilla por la nobleza de su estirpe" (1901-1952). Presbítero. Originario de Viña del Mar, Chile. A los cuatro años queda huérfano de padre, su madre trabaja para sostener a Alberto y a su hermano menor, quienes viven con parientes, en pobreza y sin vivienda. Estudia becado en el colegio de San Ignacio en Santiago. Se integra a la Congregación Mariana (actuales Comunidades de Vida Cristiana), para atender a marginados. En 1917, define su vocación sacerdotal; pero, aplaza su ingreso al Seminario para atender a su madre y hermano. Trabaja mientras estudiaba derecho, sin descuidar su apostolado. Al término de su carrera (1923), ingresa al Noviciado jesuita en Chillán. En 1925, continúa estudios en Córdoba, Argentina, y, seis años después viaja a España. Es ordenado sacerdote en Bélgica (1933); se doctora en Pedagogía y Psicología. Regresa a su país en 1936 donde es docente en el Colegio de San Ignacio, la Universidad Católica y el Seminario Pontificio. Su labor como evangelizador adquiere diversas formas: escribe artículos sobre pedagogía y el orden social cristiano, impulsa la construcción de una casa de ejercicios espirituales, dirige la Congregación Mariana juvenil, promueve la catequesis en zonas populares, logra captar numerosas vocaciones sacerdotales y desarrolla intensa actividad en la formación de laicos. Su obra literaria comprende Reglamentación del trabajo de los niños, ¿Es Chile un país Católico?, Sindicalismo, entre otras. Para la atención de niños y jóvenes sin casa establece en 1944 los "Hogares de Cristo". Tres años después, funda la Asociación Sindical Chilena (ASICH), cuyo objetivo será integrar un sindicalismo inspirado en la Doctrina Social de la Iglesia. En 1951 edita la revista Mensaje que se publica hasta nuestros días. Muere en Santiago de Chile. Canonizado por el Benedicto XVI (2005-2013) en 2005.

 

MARTES 19

Santos: San Juan de Eudes, fundador; Ezequiel Moreno, obispo. Beato Jordán de Pisa, presbítero.Feria (Verde)

BEATO JORDÁN DE PISA, del hebreo, "el que baja" (hace referencia a la corriente del río con ese nombre) (1255-1310). Presbítero. Probable nativo de Rivalto, cercana a Pisa, Italia. Se desconocen particularidades de infancia y familia. Recibe el hábito de la Orden dominica de manos del beato Jordán de Sajonia (13 de febrero) en 1280, en Pisa. Es un culto predicador y uno de los primeros en usar el dialecto toscano en vez del latín, con lo que contribuye al enriquecimiento del italiano hablado; por ello, ha pasado a la historia como uno de los creadores del italiano moderno. Se le ha equiparado con la cultura del literato y filósofo Dante Alighieri (1265-1321) y del poeta y humanista Francisco Petrarca (1304-1374). Durante los años que desempeña el cargo de superior y maestro de novicios, el alto nivel de su enseñanza hace distinguir en su país a los religiosos del convento de Santa María Novella. Destaca por ser uno de los grandes oradores de su época; en ocasiones predica mañana, tarde y noche en tres iglesias diferentes, siendo escuchado por numerosos florentinos ya que su lenguaje es sencillo, contribuyendo a elevar el nivel de la moral de varias poblaciones. Antiguas crónicas dominicas narran que conoce de memoria el Breviario, el Misal, la mayor parte de la Biblia con las notas marginales, la segunda parte de la Summa Teológica de Santo Tomás de Aquino (28 de enero), así como otros libros. Sus contemporáneos, lo llaman el "Prodigio de la Naturaleza y de la Gracia" y "Maestro perfecto en enseñar a los hombres de todo con igual facilidad". Sus grandes devociones son la Virgen Santísima y santo Domingo de Guzmán. Establece la Cofradía del Divino Redentor en Pisa, la cual conserva hoy en día las Constituciones primitivas. Es nombrado profesor de Teología para el Convento de San Jacques en París; pero cuando se dirige hacia esa ciudad muere, en la ciudad italiana de Piacenza. Beatificado en 1838 por Gregorio XVI (1831-1846).

 

MIÉRCOLES 20

Santos: Bernardo de Claraval, Doctor de la Iglesia; María de Mattías, fundadora. Beata María Climent, mártir. Memoria (Blanco)

SANTA MARÍA DE MATTÍAS, del arameo, "señora" (1805-1866). Fundadora. Oriunda de Vallecorsa, Italia. Desde pequeña muestra gran disposición para la oración y una devoción y amor por la Virgen María. En su niñez y adolescencia procura la compañía de otras personas que le enriquezcan con sus experiencias de vida. En 1822, al llegar a su pueblo san Gaspar del Búfalo (28 de diciembre), la joven se ve impactada por los conceptos vertidos por el predicador y define su vocación: transformar el alma de la humanidad. Después de madurar esta idea decide fundar la Congregación de las Religiosas Adoratrices de la Sangre de Cristo (1834), cuyo carisma inicial será educar a niñas y promover la catequización entre las madres de éstas y la población femenina, con el fin de que vivan según el Evangelio. A su obra pronto se adhieren hombres de todas las edades. María se convierte en afamada predicadora. Su Instituto encuentra eco y logra fundar más de cincuenta casas de religiosas en pueblos pequeños y poco atendidos de Italia, Alemania e Inglaterra. A solicitud del Pontífice, el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero), se traslada a Roma con el fin de dirigir el Hospicio de San Luis y una escuela en Civitavecchia, lugar donde fallece. Canonizada en 2003 por el san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre).

 

JUEVES 21

Santos: Pio X, Papa; Domingo de Armenteira, abad y José Dang de Vietnam, presbítero. Memoria (Blanco)

SAN PÍO X, del latín, "piadoso" (1835-1914) Papa. Nativo de Riese, Italia (hoy llamada en su honor Riese Pío X). Bautizado con el nombre de José Melchor Sarto. Aprende sus primeras letras la escuela del lugar y después el párroco le enseña latín y lo envía a la escuela de Castelfranco, donde hace el trayecto a pie. Obtiene una beca e ingresa en el Seminario de Padua (1850), donde se ordena sacerdote en 1858. Inicia su ministerio en Tombolo, Padua, donde permanece nueve años, brindando especial atención a los niños. Ocupa diversos cargos hasta que en 1893 es nombrado cardenal de Venecia. Promotor de la prensa católica, las agrupaciones de laicos, la presencia de católicos en los municipios, así como obras de beneficio social. Su vida es austera; lo poco que tiene lo destina a obras de caridad y le distingue su trato amable y cordial con quienes le rodean. A la muerte de León XIII (1878-1903) es electo, ese mismo año, pontífice; al preguntársele sobre la aceptación al cargo responde: "Acepto el papado como una cruz". Su lema: "Instaurar todas las cosas en Cristo". Establece la práctica de la comunión frecuente; instituye en la Asamblea Eucarística la elevación de la hostia y del cáliz, sienta las bases para el Código de Derecho Canónico e inicia la publicación de las Actas de la Sede Apostólica (Acta Apostolicae Sedis). Deja una estela de santidad a su fallecimiento acaecido en la Sede Pontificia. Canonizado por Pío XII (1939-1958) en 1954. Su cuerpo ha permanecido incorrupto y es venerado bajo el altar de la capilla de la Presentación, en la Basílica de San Pedro en Ciudad del Vaticano. Iconografía: con atavió papal y un cáliz por su amor a la Eucaristía.

VIERNES 22

Nuestra Señora María Reina

Santos: San Andrés de Fiésole, abad. Beato Symeon Lukac, mártir.

Memoria (Blanco)

BEATO SYMEON LUKAC, del hebreo, "el hijo que Dios ha concedido para oír los ruegos de sus padres" (1893-1964). Mártir. Nace en Starunya, Ucrania, en una familia greco-católica. Sin pormenores de su vida, recibe la orden sacerdotal en 1919. A partir de ese año y hasta 1945 se desempeña como docente en el Seminario de Stanislaviv. Ante la inminente entrada de los comunistas a su país en 1945, y el arresto de los altos jerarcas católicos, se le nombra obispo; este cargo lo desempeña de forma clandestina durante cuatro años, guiando a su comunidad y exhortándola a permanecer firme en su fe. Se le apresa y condena por ser "fiel al Vaticano y obispo ilegal", cumpliendo su condena en el campo de concentración de Krasnoyarsk, en Siberia. En 1955 es liberado, y por continuar su labor pastoral es apresado en 1962 y condenado a cinco años de trabajos forzados. Por los malos tratos recibidos, las extenuantes jornadas y para evitar que muera en prisión, es liberado, casi agonizante, en marzo de 1964; regresa a su ciudad natal y entrega su alma al Amado en un día como hoy. Beatificado como mártir por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en 2001, en unión de un grupo de otros Veinticuatro mártires greco-católicos. También es conocido como Simón o Simeón.

 

SÁBADO 23

Santos: Eugenio de Ardstraw, obispo; Felipe Benizi, presbítero. Beato Miroslav Bulesic, mártir.

Vísperas I del domingo: la semana del Salterio. Tomo IV: pp. 671 y 121. Para los fieles: pp. 472 y 411. Edición popular: pp. 13 y 476. Feria (Verde)

BEATO MIROSLAV BULESIC, del eslavo, "paz gloriosa" (1920-1947). Mártir. Nativo de en Cabruni el, en la península de Istria, Croacia. Cursa la secundaria en los Seminarios de Nova Gorica y Koper, Eslovenia; continuando su preparación académica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Regresa a su país y es ordenado sacerdote en 1943. Su brillante carrera sacerdotal la desempeña como párroco y ocupa diversos e importantes cargos en el seminario de Pazin. Siempre vela por la formación de la feligresía en especial de niños y jóvenes y durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), atiende incansablemente a los habitantes de su población, sin importar credo, raza o condición social. Al finalizar el conflicto bélico se le encomienda la Parroquia de Kanfanar, donde continúa su fecunda y ejemplar misión, sin importar los ataques de los comunistas. En 1946, ocupa cargo como docente en el Colegio y Seminario de Pazin y forma parte de la Asociación Sacerdotal San Pablo, conformada por un grupo de sacerdotes que luchaba por la libertad religiosa. En 1947 se amplía la lucha del Estado en contra de la religión. En agosto del citado año, viaja a la población de Buzet, acompañando a un Delegado Apostólico a cumplir misión pastoral, encontrando oposición de un grupo de marxistas. Al día siguiente se dirigen a la vecina población de Lanišce, y se alojan en la casa parroquial, lugar que es asaltado por un grupo de comunistas quienes apuñalan al padre Bulesic. Beatificado por el Pontífice Francisco el 28 septiembre 2013.

 

DOMINGO 24

XXI DOMINGO ORDINARIO

Santos: Bartolomé, apóstol y mártir; Micaela del Santísimo Sacramento, fundadora. Beato Bartolomé de Bélgica, monje. (Verde)

BEATO BARTOLOMÉ DE BÉLGICA, del arameo, "abundante en surcos" (1250). Monje. Nacido en territorio belga, se desconocen particularidades de su familia y vida infantil y juvenil. Algunos hagiógrafos le ubican como hombre noble y rico. Ya adulto se casa con una dama de nombre Gertrudis, mujer de "acendrada piedad y caridad", juntos procrean seis hijos, quienes cuando tienen la edad apropiada ingresan en diversas congregaciones religiosas. La más pequeña de sus hijas es la hoy santa Beatriz de Nazaret (29 de agosto). Bartolomé enviuda en 1267 y decide ingresar en la Orden del Císter, como hermano lego. En su monasterio da ejemplo de santidad de vida y servicio al prójimo. Es gran promotor vocacional. Gracias a su mediación se fundan tres monasterios para religiosas. Muere en su país natal; su veneración se pierde en los anales de la historia.

 

LUNES 25

Santos: Luis IX de Francia, rey; José de Calasanz, fundador. Beato Metodio Trcka, mártir. Feria (Verde)

SAN LUIS IX DE FRANCIA, del germánico, "guerrero ilustre" (1214-1270). Rey. Hijo de los reyes de Francia, nace en Poissy. Es considerado como una de las grandes figuras de la Edad Media, monarca cristiano ejemplo de justicia y amor al prójimo. Ocupa el trono a los diecisiete años y contrae matrimonio con Margarita de Provenza. Gobierna con justicia, fomenta la paz en su reino, realiza obras de beneficencia para atender a los necesitados. Asiduo oyente de la Palabra de Dios y de la práctica de los sacramentos. Organiza la VI Cruzada para el rescate de Tierra Santa, es aprehendido en Egipto y rescatado regresa a su país. Al preparar otra Cruzada, sufre el contagio de la peste en Túnez, lugar donde entregó su alma a Dios. Su cuerpo, reposa en la abadía de san Dionisio. Canonizado por Bonifacio VIII (1294-1303) en 1297. Iconografía: con atuendo regio, como atributos una corona de espinas y tres clavos. Patrono de pueblos y ciudades con su nombre. Intercesor contra la peste y protector de bordadores a quienes ayudó. En el Testamento Espiritual, le indica a su hijo Luis III (1245-1285): "Hijo amadísimo, lo primero que quiero enseñarte es que ames al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con todas tus fuerzas; sin ello no hay salvación posible. Hijo, debes guardarte de todo aquello que sabes que desagrada a Dios, esto es, de todo pecado mortal, de tal manera que has de estar dispuesto a sufrir toda clase de martirios antes que cometer un pecado mortal. Además, si el Señor permite que te aflija alguna tribulación, debes soportarla generosamente y con acción de gracias, pensando que es para tu bien y que es posible que la hayas merecido. Y, si el Señor te concede prosperidad, debes darle gracias con humildad y vigilar que no sea en detrimento tuyo, por vanagloria o por cualquier otro motivo, porque los dones de Dios no han de ser causa de que le ofendas".

 

MARTES 26

Santos: Beato Junípero Serra, presbítero. Santa Teresa de Jesús Jornet, fundadora. Beato Domingo de la Madre de Dios, presbítero. Feria (Verde)

BEATO DOMINGO DE LA MADRE DE DIOS, del latín, "señorial" (1792-1849). Presbítero. Nace en Viterbo, Italia. A los 23 años de edad, profesa como religioso con los Misioneros Pasionistas. Se ordena sacerdote en 1818. Continúa perfeccionándose y es docente; posteriormente, ocupa los cargos de Superior y Provincial de la Orden. En 1840 funda en Bélgica el primer convento pasionista, fuera de Italia. Un año después se traslada a Inglaterra, donde pasa el resto de su vida. En dicho país funda cuatro casas de su Congregación. Destaca por su vasta misión evangelizadora, así como por ser un gran maestro de ascética, predicador infatigable, apóstol y apologista experto de las corrientes del pensamiento de su tiempo. Entre sus obras se encuentran tratados apologistas, teológicos y filosóficos, así como un estudio sobre la infalibilidad del Sumo Pontífice. En su obra "Arcana verba", relata la historia de su vocación religiosa. Siendo un hombre de letras, él mismo propone a los escritores de libros doctrinales: "No escriban nunca sobre el papel la primera línea de una obra, si primero no han escrito la última línea en el cerebro. Diez años de lección, veinte de meditación y una hora de composición, si quieren hacer obra digna de admiración". Vehemente devoto a la Pasión de Cristo y a la Virgen de los Dolores. Fallece en Inglaterra. Paulo VI (1963-1978) lo beatifica en 1963. Es reconocido como "el Apóstol de Inglaterra".

 

MIÉRCOLES 27

Santos: Mónica, viuda; Cesáreo de Arlés, obispo; Poemán de la Tebaida, anacoreta. Memoria (Blanco)

SAN CESÁREO DE ARLÉS, del latín, "que pertenece al César" (470?-543). Obispo. Natural de Chalon-sur-Saóne, Francia, al parecer pertenece a una familia acaudalada. A los dieciocho años, solicita a Silvestre (484-526), el Obispo de su ciudad, ser recibido en el clero de su tierra natal y es admitido en 488 permaneciendo ahí dos años. Se retira al Monasterio de la isla francesa de Lérins, hacia 491, donde lleva una severa vida de penitencia y estricta disciplina, que disminuyen su salud, por lo que se le traslada con unos familiares a Arlés, Francia. Al restablecerse, continúa sus estudios eclesiásticos, hasta ser ordenado sacerdote en el año 500. Cesáreo es designado Obispo en 503. Ejerce su ministerio con celo pastoral y se avoca a la conversión de paganos. Enfrenta las herejías de Arrio (280-336), quien negaba la divinidad de Jesús. Convoca a sínodos y concilios locales. Se distingue por su oratoria, siendo uno de los más importantes predicadores de la iglesia latina. Su extensa obra literaria comprende más de doscientos sermones, Tratado contra el semipelagianismo, Regla para los monjes y Regla a las vírgenes, El misterio de la Santa Trinidad, y, la considerada más destacada, Recapitulatio, entre otras. Muere en su diócesis y es reconocido como uno de los fundadores de la Iglesia de Francia.

 

JUEVES 28

Santos: Agustín de Nipona, Doctor de la Iglesia; Moisés "el Etíope", anacoreta; Edmundo Arrowsmith, mártir. Memoria (Blanco)

SAN MOISÉS "el Etíope", del hebreo, "sacado del agua" (330?-405?). Anacoreta. Algunos hagiógrafos citan a Egipto como su lugar de nacimiento, otros dicen que es etíope. Se dice que siendo esclavo huye, convirtiéndose en un temible asaltante y jefe de una banda de ladrones. Sin saberse el porqué, Dios lo ilumina operándose en él un cambio de vida radical; arrepentido de sus errores solicita ingresar en el Monasterio de Wadi El Natrun, entonces llamada Sketes, cerca de Alejandría, Egipto y, a partir de entonces, vive en total penitencia y oración permanente. Siguiendo su ejemplo varios malhechores otrora integrantes de su banda, ingresan a la abadía. A pesar de su vida ejemplar, el maligno lo acecha y durante el sueño, trae a su mente recuerdos de su desordenada vida anterior; por ello, decide aumentar sus ayunos y mortificar cada vez más su cuerpo. Como las acechanzas continúan, decide no dormir y permanece de pie durante las noches, al parecer así pasa seis años. Logra vencer las tentaciones viviendo en paz y dedicado a la oración y a la mortificación corporal, convirtiéndose en modelo de vida monacal y cristiana para sus hermanos espirituales y para los habitantes de los pueblos aledaños. Acerca de su deceso, se conocen dos versiones; una es que fue por causas naturales y otra que muere al ser asaltada su ermita por un ejército invasor, exclamando: "Salvaos vosotros hermanos. Yo me quedo, pues no quiero desmentir al Señor cuando expresó: 'el que a hierro mata, a hierro muere'. Su veneración como santo, es inmemorial. Se le honra como "Apóstol de la no violencia". Sus reliquias y santuario principal se encuentran en la Iglesia de la Virgen María en el Monasterio de Paromeos en Egipto. La Iglesia de Oriente le venera el 1 de junio y la del Este el día de hoy. Patrono del Continente africano. También llamado: Moisés "el Negro" o Moisés "el Moro".

 

VIERNES 29

El Martirio de San Juan Bautista

Santos: San Zaqueo, laico. Beata Beatriz de Nazaret, religiosa.

Memoria (Rojo)

BEATA BEATRIZ DE NAZARET, del latín, "la que hace feliz" (1268). Religiosa. Se desconoce su lugar de nacimiento. Es hija menor del beato Bartolomé de Tillemont (24 de agosto) y Gertrudis. Queda huérfana de madre a los siete años, su padre se hace cargo de su formación y la encomienda al cuidado de una comunidad de piadosas damas. Hacia 1215 viste el hábito de la Orden cisterciense. Se entrega a la oración y a la penitencia. En 1257, es designada Priora y Maestra de novicias del Monasterio de Nazaret. Estudia Sagrada Escritura, liturgia y textos eclesiásticos. Dios le otorga diversas gracias místicas las cuales son conocidas hasta después de su muerte. Su culto como beata es inmemorial. El único escrito que de ella se conserva es el titulado Siete modos de vivir el amor o Siete modos de santo amor, el cual inicia así: "Hay siete modos de vida en el amor. Vienen del Supremo y vuelven al Altísimo. El primer modo es un anhelo provocado por el amor. Este anhelo tiene que reinar mucho tiempo en el corazón para poder llegar a expulsar totalmente al enemigo y tiene que actuar con fortaleza y circunspección y tener valor para avanzar en este estado. Este modo es un anhelo que nace sin duda del amor, es decir, de un alma buena que quiere servir fielmente a nuestro Señor, seguirle con valor y amarlo de verdad. Esta alma se mueve por el deseo de alcanzar la pureza, la libertad y la nobleza, de las que le ha dotado su creador al crearla a su imagen y semejanza, y permanecer ahí, algo que es especialmente digno de ser amado y cuidado".

 

SÁBADO 30

Santos: Rosa de Lima, virgen; Narcisa de Jesús Martillo, laica. Beato Alfredo Ildefonso Shuster, cardenal.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 806 y 154. Para los fieles: pp. 555 y 412. Edición popular: pp. 108 y 477. Fiesta (Blanco)

BEATO ALFREDO ILDEFONSO SHUSTER, del anglosajón, "el consejo de los elfos" y del germánico, "preparado para el combate" (1880-1954). Cardenal. Originario de Roma, Italia, en la tierra lleva el nombre de Alfredo Ludovico Schuster. En 1896 ingresa en la Abadía Casiniense benedictina, donde adopta el nombre de Ildefonso. Profesa como sacerdote en 1904. Destaca su pasión por el arte sacro, la arqueología, la historia de la Iglesia, de la vida monástica y de la liturgia, acerca de la cual escribe: "Hay una oración especial que es por excelencia la oración de la Iglesia, y tiene también un nombre particular: se llama Liturgia". Es nombrado Arzobispo de Milán, en 1928. Destaca como un fiel y amoroso servidor de su comunidad brindando apoyo a los desprotegidos y apoyando el sacramento del Matrimonio. Es Presidente del Pontificio Instituto Oriental de 1919 a 1922 y profesor en varios colegios e institutos. Convoca Sínodos diocesanos y dos Congresos eucarísticos. Creado cardenal en 1929 asiste como Legado pontificio a varios eventos y congresos. Fundador del Instituto de Amrosian Chant y Música Sacra y la Ambrosianeum y Didascaleion, así como de diversos centros culturales. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45) ayuda y protege a las víctimas del conflicto, sin importarle su raza, credo o filiación política, poniendo en riesgo su vida. Amado y respetado por el clero y la feligresía muere en Venegono; Italia. Sus restos reposan en la catedral de Milán. Es beatificado en 1996 por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre).

 

DOMINGO 31

XXII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Ramón Nonato, cardenal; Mártires de Almería. Beato Pedro Tarrés Claret, presbítero. (Verde)

BEATO PEDRO TARRÉS CLARET, derivado de Pedro, del arameo, "piedra" "roca" (1905-1950). Presbítero. Nace en Manresa, Barcelona, España. En su adolescencia pasa su tiempo libre como ayudante de una farmacia, el boticario, lo orienta y le consigue una beca para cursar el bachillerato en el colegio de San Ignacio. Nuevamente becado, se inscribe en la Facultad de Medicina en la Universidad de Barcelona. En 1927, Pere siente el llamado a la vida consagrada. Al año siguiente termina su carrera y con su compañero, el doctor Gerardo Manresa, funda en Barcelona el Sanatorio de Nuestra Señora de la Merced. En 1936, al iniciar la Guerra Civil Española (1936-39), logra salvaguardar el Monasterio de Monserrat. Durante el conflicto y pese a lo adverso de la situación, logra llevar la Sagrada Comunión a los perseguidos por la milicia y oculto escapa de las persecuciones. En 1938 se alista en el ejército republicano como doctor, donde además de su labor como tal, exhorta a sus compañeros a permanecer firmes en su fe. Al finalizar la guerra, continúa en el desempeño de su profesión en Barcelona y en 1939 ingresa en el Seminario. Es ordenado sacerdote en 1942. Viaja a Salamanca para continuar sus estudios y servir como vicario parroquial en el templo de San Esteban. Regresa a Barcelona donde además de párroco funge como vice-asistente de los jóvenes de la Acción Católica, y en el Centro parroquial de las mujeres y de las jóvenes de la misma. Ante las adversidades expresa: "Soy hijo de obreros. En el cielo voy a trabajar mucho por todos". Entrega su vida al servicio de pobres y enfermos. En 1950, se le detecta un padecimiento oncológico muy avanzado. Soporta esta enfermedad en un total abandono en Dios. Muere en la clínica por él fundada en Barcelona. Beatificado por san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre). También es conocido como Pere Tarrés i Claret.