Dom

Lun

Mar

Mié

Jue

Vie

Sáb

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29
30

31

           

 

JUEVES 1

Santos: Alfonso María de Ligorio, fundador; Arcadio de Bourges, obispo. Beato Francisco Pinazo Peñalver, mártir. Memoria (Blanco)

BEATO FRANCISCO PINAZO PEÑALVER, del italiano antiguo, "franco", "francés" (1812-1860). Mártir. Originario de Alpuente, Valencia, España; nace en el seno de una humilde familia de pastores y es bautizado con el nombre Bartolomé. De pequeño ayuda a sus padres en el pastoreo y en su juventud se dedica a las labores del campo. Redefine su objetivo de vida e ingresa como postulante en el convento de la orden de Frailes Menores (franciscanos) de Chelva, Valencia en 1825. Después de seis años, inicia su noviciado como hermano lego en el convento de san Francisco de Valencia y profesa al año siguiente adoptando el nombre de Francisco; en este lugar permanece trece años, llevando una vida acorde a la Regla. Sirve en el Monasterio de Santa Clara de Gandía como sacristán, en el cual continúa aun después de la exclaustración, hasta 1843. Sin embargo, su vocación es evangelizar y en dicho año obtiene el permiso para viajar a Oriente. Vive en Palestina de 1843 a 1840, predicando la Palabra en los santuarios de Aín Karim, Karem, Jada, Nazaret, Nicosia de Chipre y finalmente en Damasco. En esta última ciudad los cristianos son asediados por los musulmanes drusos. La madrugada del 10 de julio de 1860, el convento es atacado por una turba de fanáticos, Francisco y fray Juan Santiago Fernández, intentan inútilmente refugiarse en la azotea del mismo donde llega la muchedumbre. Ante su inminente muerte los religiosos, se arrodillan y elevan sus oraciones al Creador; son golpeados salvajemente y arrojados hacia la calle, donde son ultimados a palos. La enfurecida horda amenaza con asesinar a cuanto cristiano encuentre; pero, debido a la benéfica obra que a favor del pueblo —cristiano o no—, habían desempeñado los frailes, el Emir Abd-el-Kader interviene ordenando frenar el asedio a los cristianos. Por su valiente testimonio y vida de cristiano ejemplar el papa Pío XI (1922-1939), en 1939, beatifica a los Mártires de Damasco, quienes entregan su vida por Cristo la noche del 9 al 10 de julio de 1860.

 

VIERNES 2

Nuestra Señora de los Ángeles

Santos: Eusebio de Vercelli, obispo. Pedro Julián Eymard, fundador. Feria (Verde)

NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES, (s. XIII). Para acatar la divina indicación: "Francisco, reconstruye mi Iglesia", el Seráfico, se refugia con sus primeros seguidores en la ribera del Rivotorto en las ruinas de una construcción, durante un lapso de tres años; la tradición ubica este sitio donde hoy se levanta el convento, santuario y parroquia de San Francisco o Santa María de Rivotorto. Por el aumento de seguidores el Poverello busca un alojamiento propicio para albergarlos; Teobaldo, Superior de los Benedictinos, les cede la pequeña (y en ruinas) iglesia de la Porciúncula (del latín, portiuncula, "pequeña porción de tierra"), así como el bosque circundante, ahí se establece la comunidad. En dicho paraje se había fundado, hacia 1045, una capilla en honor a la virgen Santa María de los Ángeles. Por su devoción mariana, Francisco elige ese espacio para orar en la soledad. Es en este lugar —en el año 1216— donde tiene lugar una conversación entre Cristo, María Santísima y el Fundador: el Salvador dice a Francisco: "Pues tantos son tus afanes por la salvación de las almas, pide, Francisco, pide". El Fundador solicita una indulgencia latísima y plenaria, que se ganase con sólo entrar confesado y contrito en la capilla de los Ángeles. El divino Maestro le responde: "Mucho pides, Francisco; pero accedo contento. Acude a mi Vicario, que confirme mi gracia". El Seráfico acude ante el papa Honorio III (1216-1227), quien confirma la Indulgencia de la Porciúncula, también llamada el Perdón de Asís; desde entonces varios Pontífices la confirman y difunden a otros templos. Para hacerse merecedor de dicha gracia se debe cumplir con los siguientes requisitos: visitar una iglesia franciscana, rezar un Padrenuestro y un Credo, confesarse, comulgar y orar por las intenciones del Papa. La tradición ha dado a esta fecha el título de, día del "Perdón de Asís" o la "Indulgencia de la Porciúncula", la cual continúa vigente, de acuerdo al Decreto emitido el 15 de julio de 1988. Iconografía: María de pie, vestido rosa, manto azul estampados con estrellas, coronada y sobre su cabeza un triángulo equilátero (Santísima Trinidad) y una paloma (Espíritu Santo).

 

SÁBADO 3

Santos: Asprenato de Nápoles, obispo; Lidia de Filipos, mártir; Nicodemo de Jerusalén, diácono.

Vísperas 1 del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 806 y 8. Para los fieles: pp. 555 y 408. Edición popular: pp. 108 y 474. Feria (Verde)

SANTA LIDIA DE FILIPOS, del griego, gentilicio de Lidia, "la que procede de Lidia", región y antiguo reino de Asia menor, a orillas del mar Egeo (siglo I). Mártir. La tradición la considera originaria de Tiatira (en la antigua Grecia asiática). Residente de la ciudad griega de Filipos, en la hoy república de Macedonia. Al escuchar la predicación de san Pablo (29 de junio), tanto ella como su familia se convierten a la fe en Cristo, siendo bautizados por el Apóstol. Según la narración de Hch 16, 13-15: "De allí fuimos a Filipos, ciudad importante de esta región de Macedonia y colonia romana. Pasamos algunos días en esta ciudad, y el sábado nos dirigimos a las afueras de la misma, a un lugar que estaba a orillas del río, donde se acostumbraba a hacer oración. Nos sentamos y dirigimos la palabra a las mujeres que se habían reunido allí. Había entre ellas una, llamada Lidia, negociante en púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios. El Señor le tocó el corazón para que aceptara las palabras de Pablo. Después de bautizarse, junto con su familia, nos pidió: `Si ustedes consideran que he creído verdaderamente en el Señor, vengan a alojarse en mi casa'; y nos obligó a hacerlo". Colabora con sus amplios recursos y hospeda en su casa al Apóstol de los gentiles y a sus acompañantes. A partir del siglo XVI, ha sido incluida en el Martirologio Romano como la primera cristiana de Europa. Es posible que haya muerto víctima de las persecuciones de su época. Iconografía: con elegante vestuario de su tiempo y un manto, bajo el que se refugian unos niños. Su culto como el de muchos protagonistas destacados de la Historia de la Iglesia es confirmado por el Catecismo de la Iglesia Católica, el cual, en su párrafo 61, indica: "Los patriarcas, los profetas y otros personajes del Antiguo Testamento han sido y serán siempre venerados como santos en todas las tradiciones litúrgicas de la Iglesia".

 

DOMINGO 4

XVIII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Juan María Vianney, presbítero; Raniero o Rainerio de Cagli, mártir. Beato Federico Jansoon, presbítero. (Verde)

BEATO FEDERICO JANSOON, del germánico, "príncipe de la paz" (1838-1916). Presbítero. Nace en Ghyvelde (Ghuvelde), Francia. Sus padres, campesinos de buena posición económica, le forman en los valores cristianos. En su juventud ingresa en el seminario, luego, al morir su padre, se retira para colaborar con su familia al sufrir ésta severos reveses económicos. En 1861 fallece su madre y entra en el noviciado francés de la orden de Frailes Menores (franciscanos) en Amiens, donde es ordenado sacerdote en 1870. Durante los conflictos bélicos franco-prusianos, proporciona servicio espiritual como capellán militar. Se incorpora a la parroquia de Branday y funda un convento en Burdeos. Se trasladada a París y viaja a Tierra Santa donde se desempeña como vicario custodial, entre 1876 y 1881, año en que es destinado a servir en Trois-Riviéres, Canadá, donde tendrá la misión de evangelizar y estimular a la feligresía a permanecer fiel a la Iglesia de Roma; asimismo colecta limosnas para ser enviadas a los franciscanos custodios de los lugares sagrados de Palestina. Al año siguiente regresa a Tierra Santa donde permanece seis años, en la realización de funciones eclesiásticas y diplomáticas, distinguiéndose por su humildad, sapiencia y rectitud. A este beato se deben los Reglamentos del Santo Sepulcro, así como los de Belén, lugar donde propicia la edificación de la parroquia de Santa Catalina. En 1888 regresa a Montreal, Canadá, con el cargo de Comisario de Tierra Santa y se establece definitivamente en Trois-Riviéres. En esta última etapa de su vida —la cual dura 28 años— funda el santuario de la Adoración Perpetua y un monasterio de la orden de santa Clara (clarisas); también organiza parroquias, misiones y fraternidades de laicos; asimismo, promueve el culto, el conocimiento y numerosas peregrinaciones en honor de la Virgen María. Publica escritos para instruir a la feligresía. Se le atestigua haber realizado curaciones milagrosas. Entrega su alma al Creador en la ciudad de Montreal, Canadá. El beato, Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) lo beatifica en 1988.

 

LUNES 5

Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor

Nuestra Señora de las Nieves

Santos: San Abel de Lobbes, monje. Emigdio de Ascoli, mártir. Feria (Verde)

SAN EMIGDIO DE ASCOLI, probablemente del griego Amygdale, y del latín Aemygdius, "almendra" (279?-303?). Mártir. Nace en Tréveris, Alemania en el seno de una familia pagana. Se desconocen pormenores de su infancia y juventud. Tendría unos 23 años de edad cuando se convierte al cristianismo, predica la Palabra entre los paganos de la región y destruye ídolos de los falsos dioses, por lo que huye a Milán, Italia. Peregrina a Roma, ciudad donde realiza la curación de la hija de un pagano llamado Graciano —quien por medio de este milagro abraza la fe cristiana junto con su familia— y devuelve la vista a un ciego; por ello su fama de hombre virtuoso y taumaturgo se acrecienta; el Sumo Pontífice san Marcelino (296-304; 26 de abril), lo consagra obispo y para evitar la persecución idólatra, le asigna la diócesis de Ascoli-Piceno, en la región de Las Marcas, Italia, siendo el primer prelado de la misma; durante el trayecto a su sede, realiza curaciones incomprensibles a los ojos de la razón y hace brotar agua en un solar árido. Cumple con celo pastoral la evangelización, predica —con vehemencia— la Palabra de Dios y logra múltiples conversiones. El pagano gobernador Polimio, le tienta y ofrece riquezas y la mano de su hija a cambio de que abjure de su fe; Emigdio, conversa con la joven y la convierte. Por sus virtudes es amado y respetado por quienes lo rodean. Con el tiempo, es aprehendido por las tropas del emperador Diocleciano (284-305), quien ordena lo decapiten junto con los santos mártires Eupolo, Germano y Valentino; una antigua leyenda cita que al morir el obispo permanece de pie con su cabeza entre sus manos; después del martirio, el pueblo inicia su veneración. Patrono de Piceno, es invocado como protector contra terremotos; este patronazgo se origina en 1703 cuando un sismo asola la región de Las Marcas; sin embargo, la población de Áscoli no sufre daños. Iconografía: con atuendo episcopal, sosteniendo la pared de una construcción; acompañado por un ángel quien porta una palma, símbolo del martirio.

 

MARTES 6

La Transfiguración del Señor

Santos: San Hormisdas 1, Papa. Beata María Francisca de Jesús, fundadora. Fiesta (Blanco)

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR, del latín, transfiguratio, acción y efecto de transfigurarse, "transformar su figura"; por antonomasia la de Nuestro Señor Jesucristo (siglo I). Los griegos desde el siglo efectúan esta celebración con el nombre de Fiesta del Monte Tabor (elevación situada al norte de Palestina, a unos 10 km de Nazaret). El pontífice Calixto III (1455-1458), a partir de 1456 instituye la festividad para la Iglesia universal en esta fecha, debido a que un día como hoy llegó la noticia a Roma acerca del triunfo de los ejércitos europeos sobre los turcos en Belgrado. El Evangelio de Mateo (17,1-9) narra este acontecimiento: "...mientras oraba el aspecto de su rostro se transformó y sus vestidos eran de una blancura fulgurante... conversaban con Él dos hombres: Moisés y Elías... hablaban de su partida que iba a cumplir en Jerusalén... Una voz decía: 'Este es mi Hijo amado, en quien me complazco, escúchenlo'. El Pontífice Emérito Benedicto XVI (2005-2013) en su Ángelus del 04-03-2012, destaca acerca de esta celebración: "Dios es luz, y Jesús quiere dar a sus amigos más íntimos la experiencia de esta luz, que habita en Él. Así, después de este episodio, Él será en ellos una luz interior, capaz de protegerlos de los asaltos de las tinieblas. Incluso en la noche más oscura, Jesús es la luz que nunca se apaga. San Agustín resume este misterio con una expresión muy bella. Dice: 'Lo que para los ojos del cuerpo es el sol que vemos, lo es [Cristo] para los ojos del corazón' (Sermón 78, 2: pl 38, 490)". Iconografía: Cristo con túnica blanca resplandeciente en la cumbre del Monte Tabor; a su derecha el profeta Elías con un libro y a su izquierda Moisés con las Tablas de la Ley, a sus pies los citados Apóstoles, admirados, contemplan la escena.

 

MIÉRCOLES 7

Santos: Sixto II, Papa y mártir; Cayetano de Thiéne, fundador. Beato Carlos Jorge y compañeros, mártires. Feria (Verde)

BEATO CARLOS JORGE (DALMACIO BELLOTA PÉREZ), del germánico, "hombre experto", y del griego, "agricultor" (1908-1936). Mártir. Oriundo de Campillas de Campos, Palencia, España. No se cuenta con datos de su familia y primeros estudios. Inicia el noviciado así como su formación profesional en Burgos. Recibe el hábito como Hermano de las Escuelas Cristianas (lasallista) y adopta el nombre de Carlos Jorge en 1925; en este mismo año inicia su carrera magisterial en el colegio de Nuestra Señora de las Maravillas de Madrid pero interrumpe al ser quemado este plantel por revolucionarios republicanos, quienes afirman que es sede de conspiraciones del cardenal primado de España en contra del gobierno. El maestro Carlos viaja hacia Cuevas de Almanzora, Almería, donde prosigue su labor docente; continúa en la escuela gratuita de Chamberí, Madrid, y su última adscripción es en Consuegra, Toledo, donde se integra a una pequeña comunidad lasallista formada por los hermanos: Teodosio Rafael, director, Felipe José, profesor, y Eustaquio Luis, encargado de la cocina. En las escuelas donde trabaja despierta la simpatía de sus alumnos y la comunidad por su carácter afable, vastos conocimientos e innato don como educador. De forma paralela, imparte catecismo, ora para solicitar a Jesús sacramentado le oriente en su misión educativa y comparte con sus alumnos el amor y la devoción a la Santísima Virgen María. Ante la cacería de religiosos y sacerdotes desatada, varios pobladores de Consuegra le invitan a permanecer oculto en sus casas; pero el maestro les responde: "Prefiero seguir Hermano de las Escuelas Cristianas aun cuando para ello tenga que morir mártir". El 21 de julio de 1936, los cuatro hermanos que forman la comunidad son arrestados. A Carlos Jorge junto con los religiosos Teodosio Rafael y Eustaquio Luis, se le ejecuta en "Boca del Congosto", en Los Yébenes, Toledo. Felipe José es martirizado dos días después en Fuente el Fresno (Ciudad Real). A este grupo se les conoce como los "Beatos Mártires de Toledo". Beatificados por el Papa Emérito Benedicto XVI (2005-2013) en 2007.

 

JUEVES 8

Santos: Domingo de Guzmán, fundador; María de la Cruz, fundadora; Bonifacia Rodríguez Castro fundadora. Memoria (Blanco)

SANTA BONIFACIA RODRÍGUEZ CASTRO, del latín, "la bienhechora", "que hace el bien". (1837-1905). Fundadora. Nativa de Salamanca, España, en el seno de una humilde familia, su padre, sastre, muere y Bonifacia, aun siendo niña, busca trabajo como cordonera para colaborar en la economía familiar, soportando largas y penosas jornadas laborales; sus esfuerzos se ven recompensados al establecer su propio taller de cordonería y pasamanería. Viendo sus logros, se unen a ella más de veinte jóvenes. La joven proporciona una dimensión social de ayuda y apostolado a su incipiente empresa, así como una concientización del papel de la mujer en la sociedad y de sus derechos, de esta forma se crea la Asociación de la Inmaculada y San José. En 1874 el sacerdote jesuita Javier Butinyá, funda la congregación de las Hijas de San José, cuyos fines coinciden con los de Bonifacia y se adhiere a ésta implementando en las casas de la congregación el "Taller de Nazaret", donde ingresan jóvenes pobres o desempleadas, impidiendo con ello que puedan caer en vicios o en la prostitución. Para lograr un mayor acercamiento a las mujeres que trabajaban con ellas, las religiosas no visten hábito y al ingresar al Instituto religioso no entregan dote, ya que la mayoría era de origen humilde. Sin embargo, al poco tiempo, su obra encuentra la oposición de algunas de sus integrantes quienes se resisten a la labor en pro de las pobres o desempleadas. El movimiento repercute y a él se une parte del clero diocesano, siendo destituida como superiora y trasladada a la vecina ciudad española de Zamora. El exilio no impide la oleada de calumnias en su contra; humildemente la Madre Bonifacia calla ante las injurias, dando muestra de amor al prójimo, confiada en la Divina Misericordia; pese a todo funda una nueva casa que beneficia a mujeres indigentes, instruyéndolas en un trabajo honrado. La muerte le sorprende lejos de su ciudad natal. Años después, se aclara su situación y, es conocida la verdad. Como tributo a su vida de entrega y santidad se trasladan sus restos a Salamanca donde actualmente reciben veneración. Canonizada por el Pontífice Emérito, Benedicto XVI (2005-2013), en 2011. Hoy en día, las Siervas de San José cuentan con más de 700 hermanas, presentes en España, Argentina, Colombia, Chile, Perú, Bolivia, Cuba, EE.UU., Italia, Filipinas, Papua Nueva Guinea, Congo y Vietnam.

 

VIERNES 9

Santos: Teresa Benedicta de la Cruz, mártir; Mariana (Bárbara) Cope de Molokai, religiosa; Cándida María de Jesús, fundadora. Feria (Verde)

SANTA MARIANA COPE DE MOLOKAI, del latín, patronímico de Marius, nombre de una gens romana (1838-1918). Religiosa. Nace en la provincia alemana de Heppenheim an der Bergstrasse, hija de agricultores de escasos recursos; en el bautismo recibe el nombre de Bárbara. En 1840, la familia se traslada a radicar a la ciudad de Utica, en Nueva York, E.U; su padre se nacionaliza ciudadano estadounidense, por lo que el apellido de la familia cambia de Kobb por Cope. Asiste a la escuela parroquial de San José. Bárbara crece en un ambiente de unión familiar y religiosidad lo que favorece su vocación. Su padre queda inválido, y ella trabaja en una fábrica, para ayudar a la economía familiar. En 1862 ingresa al noviciado en el Instituto de Hermanas de la Tercera Orden Franciscana de Syracuse, Nueva York. Al profesar elige el nombre de Mariana. Se le asigna el apostolado de educar a los hijos de los emigrantes germanos y dirigir una escuela. Destaca por sus cualidades intelectuales, así como su entrega al servicio de los pobres. Atiende en 1869 los nosocomios de Santa Isabel en Utica y el de San José en Syracuse. Por sus méritos es electa superiora provincial (1877) y reconfirmada en 1881. En 1883, escucha la solicitud que el obispo de Honolulu dirige a su congregación sobre la petición de personal de salud para trabajar en las Islas Hawái, ya que las enfermeras habían abandonado a los leprosos de la isla Molokai. Mariana acepta el reto a pesar de que significaba una muerte segura por el contagio de la lepra, incurable en esa época, expresando: "No tengo miedo a la enfermedad. Para mí será la alegría más grande servir a los leprosos desterrados...". Se traslada a Honolulu, Hawái, donde organiza la asistencia a los infectados y establece el primer hospital general en la isla de Maui. En 1885, cuando sólo las Hermanas Franciscanas podían hacerse cargo de los hijos de los leprosos, abre un albergue para ellos en los terrenos del hospital de Oahu, isla central del archipiélago. El rey reconoce su apostolado y la condecora otorgándole una medalla. Cuando en 1889, muere de lepra el ejemplar misionero san Damián, la madre Mariana continúa su obra de asistencia y reintegración social con los leprosos, hasta su muerte acaecida en Molokai. Canonizada por el Pontífice Emérito, Benedicto XVI (2005-2013), en 2012. Iconografía: con habito franciscano, y en sus manos el rosario. Su memoria anual es celebrada en forma indistinta el 23 de enero, fecha de su nacimiento o bien el 9 de agosto, día de su ingreso a la Gloria.

 

SÁBADO 10

Santos: Lorenzo de Roma, mártir; Aredio de León, obispo; Diosdado de Roma, laico.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 945 y 49. Para los fieles: pp. 642 y 409. Edición popular: 202 y 474. Fiesta (Rojo)

SAN LORENZO DE ROMA, del latín, laurus, "laurel" (230?-258). Mártir. Por tradición se le ubica como ciudadano romano. No se localizan noticias de su vida hasta ser el encargado de las finanzas del pontífice san Sixto II (257-258; 7 de agosto). Es ordenado diácono (del griego, "servidor"), funge como moderador entre la Santa Sede y los cautivos cristianos víctimas del pagano emperador Valeriano (190-269). En esa época la Iglesia naciente realizaba su ministerio oculta. En constante oración fortifica su espíritu y proporciona a los primeros creyentes la luz del Espíritu Santo para soportar las persecuciones o el encarcelamiento. Es descubierto por los paganos quienes enterados de que administraba "las riquezas de la Iglesia" y suponiendo la existencia de un tesoro material, pretenden obligarle a entregarlas para el culto de los ídolos. Lorenzo con santa paciencia, lleva a sus captores a los calabozos donde los cristianos sufren, exponiendo: "Éstas son las riquezas de la Iglesia: sus fieles", por lo que es encarcelado y al no abjurar de su fe cristiana, muere martirizado sobre una parrilla ardiente. Recibe veneración junto a los de San Esteban en la Iglesia de San Lorenzo en el cementerio Verano de Roma. Iconografía: ataviado con dalmática (túnica con mangas amplias y cortas), la palma del martirio y a su lado una parrilla. Intercesor de los bomberos, pasteleros y cerveceros; así como de los trabajadores expuestos al fuego y de bibliotecarios (por su cuidado a los libros litúrgicos). Se le implora ante el peligro de incendio y para evitar las penas del purgatorio.


DOMINGO 11

XIX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Clara de Asís, fundadora; Digna de Todi, eremita. Beato Juan Jorge Tomás Rehm y compañeros, mártires.

BEATO JUAN JORGE TOMÁS REHM y compañeros, del hebreo, "Dios ha hecho gracia"; del griego, "agricultor"; del arameo, "gemelo, respectivamente (1742-1794). Mártires. Nacido en Katzenthal, Alto Rhin, Alsacia, Francia. En su juventud, ingresa en el convento dominico de Shlestadt, donde recibe la ordenación sacerdotal en 1762. Inicia su ministerio en época de la Revolución Francesa (1789-1799), trabajando en la clandestinidad hasta 1793, cuando es capturado y se le encarcela en la población francesa de Nancy. Las autoridades le proponen dejarlo en libertad —y por consiguiente con vida— si jura la constitución liberal y anticlerical, por negarse es deportado, siendo embarcado hacia Rochefort; durante la travesía anima a los prisioneros a continuar firmes en su fe y les proporciona consuelo y esperanza. Debido al trato infrahumano recibido durante la travesía, muere. El beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) lo reconoce como mártir y le eleva a los altares, con sesenta y tres compañeros el 1 de octubre de 1995. A este grupo se le conmemora hoy como los "Mártires de la Revolución Francesa". En diversos santorales se le llama por su nombre en francés Jean-Georges-Thomas Rehm

 

LUNES 12

Santos: Beato Inocencio XI, Papa. Santos: Juana Francisca de Chantal, fundadora. Beata Victoria Díez, mártir Feria (Verde)

BEATA VICTORIA DÍEZ, del latín, "vencedora" (1903-1936). Mártir. Natural de Sevilla, España. Estudia la Normal y se gradúa como maestra en 1923, a la vez cursa dibujo y pintura en la escuela nocturna de Bellas Artes. Al asistir a una plática acerca de santa Teresa de Ávila (15 de octubre) encuentra que en la institución teresiana puede unir el apostolado con su profesión. Se afilia a una agrupación de laicos, fundada por san Pedro Poveda (28 de julio), quien indica: "Cumplan con su deber... y aunque lleguen al martirio... Dios les dará fuerzas". En 1927 trabaja en una escuela pública en Cheles, Badajoz. Al año siguiente la trasladan a un plantel en Hornachuelos, Córdoba donde destaca en el apostolado con los niños, consigue de las autoridades un nuevo edificio, forma la biblioteca escolar, imparte clases periódicas al aire libre y entabla una relación con los padres de familia. Establece además, una escuela nocturna para jóvenes obreras, impulsa a la Acción Católica, organiza el catecismo para niños de la parroquia, por sus méritos, es electa presidenta del Consejo Municipal e implementa un programa de apoyo y beneficencia para los estudiantes necesitados. En 1933 el gobierno manda retirar crucifijos e imágenes religiosas de las escuelas y prohíbe a los maestros la enseñanza del catecismo; Victoria prepara a muchachas para impartir catequesis, fuera del plantel y redacta un texto llamado Para las catequistas, donde señala "¿Quién estando llena de Jesucristo quién conociéndole y amándole, no siente arder en su pecho la llama del celo, no se siente arrastrada a trabajar por las almas en este campo de la Iglesia Católica?" Organiza la Asociación Misionera de la Santa Infancia, y dirige Círculos de Acción Católica. Con la Guerra Civil (1936), se desata una tenaz persecución contra la Iglesia y se exclaustra a las religiosas; Victoria vive en la casa paterna. En agosto de ese año, las tropas entran en su hogar y la apresan; en la madrugada, con las esposas colocadas en las muñecas, sale de la prisión con otros detenidos, caminan por la sierra doce kilómetros, hasta llegar a una antigua mina. Durante el camino anima a los capturados diciéndoles: "¡Animo, dense prisa! Nos espera el premio... Veo el cielo abierto". Todos son lanzados a una fosa. Al quedar sola ante los supuestos jueces, éstos le proponen decir: "Viva el comunismo"; ella, de rodillas, responde levantando los brazos: "Digo lo que siento: ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva mi Madre Santísima!", al tiempo que una ráfaga de metralla hace blanco en su joven cuerpo. Es reconocida como pionera en la educación de la mujer. El beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), la eleva a los altares en 1993. Iconografía: en fotografia, con vestido contemporáneo, sonriente. Nota: su nombre completo es Victoria Diez y Bustos de Molina.

 

MARTES 13

Santos: Ponciano, Papa e Hipólito de Cerdeña, mártires; Máximo "el Confesor", mártir. Beato José Tapies Sirvant y compañeros, mártires. Feria (Verde)

BEATO JOSÉ TAPIES SIRVANT y compañeros, del hebreo, "Dios acrecentará" (1936). Mártires. Entre 1936 y 1939 tiene lugar en España la Guerra Civil, de carácter anticlerical; con ella se exclaustra a religiosos y religiosas, confiscándose cualquier predio o construcción que estuviera en manos de la Iglesia católica, sin distinción de su carácter educativo, de formación religiosa, asistencial o de beneficencia pública. El odio de los revolucionarios republicanos lleva a la masacre de cientos de fieles y religiosos, éste es el caso de los siete sacerdotes mártires de Urgel, Cataluña, quienes fueron apresados y encarcelados en la ciudad de La Pobla de Segur, Lleida, donde son sometidos a un tenaz y cruel interrogatorio. De ahí son trasladados a las puertas del cementerio de la vecina población de Salás de Pallars, donde antes de ser fusilados —un día como hoy— exclaman: "¡Viva Cristo Rey!". El delito cometido por los sacerdotes es difundir la Palabra, trabajar por el bienestar de su feligresía y el negarse a abjurar de su fe. Junto con José Tapies Sirvant, son martirizados Pascual Araguás, Silvestre Arnau Pascuet, José Boher Foix, Francisco Castells Brenuy, Pedro Martret Moles y José Juan Perot Juanmartí. Beatificados en el pontificado del Papa Emérito, Benedicto XVI (2005-2013), el 29 de septiembre de 2007.

 

MIÉRCOLES 14

Santos: Maximiliano María Kolbe, mártir; Marcelo de Apamea, obispo. Beato Brancorsini de Urbino, Hermano lego. Memoria (Rojo)

BEATO BRANCORSINI DE URBINO, etimología desconocida (1343-1394). Hermano lego. Nativo de Montefabbri, Urbino, Italia. No se cuenta con pormenores de su origen familiar. Recibe formación castrense y se inicia en la milicia. Viaja a Urbino con el fin de estudiar derecho. En una riña causada por un incidente trivial hiere de muerte a un amigo muy cercano a él, este hecho le hace reflexionar acerca de su vida presente y futura, así como ver lo superficial de la misma; por ello, en 1362, se incorpora a la orden de san Francisco en el eremitorio de Scotaneto (Mombaroccio, Las Marcas, Italia), como hermano lego. Destaca por su vida apegada a la Regla y por sus virtudes, lo que lleva a los superiores de la orden a nombrarle Maestro de novicios; asimismo se le asignaron otras tareas como limosnero, poniéndose por esta comisión, en contacto con la población entre quienes despierta una profunda admiración y atrae su cariño; por ello acuden al convento numerosos enfermos de cuerpo y de alma a solicitar su intercesión y curar sus males ganándose el prestigio de taumaturgo (quien realiza hechos prodigiosos). Entre la feligresía se cuentan anécdotas que le crean fama de santidad. Tiene una especial devoción por Cristo en la Eucaristía y por la Virgen María. Muere en el citado monasterio, iniciándose su veneración. Iconografía: con hábito franciscano, colocando la mano sobre un bebé que se encuentra en el regazo de su madre arrodillada ante el santo; a los pies del mismo se encuentra un dragón (el demonio) vencido. También se le conoce como Beato Santos Brancorsini de Montefabbri.

 

JUEVES 15

La Asunción de la Santísima Virgen María

Santos: San Simpliciano de Milán, obispo; Beato Agustín Hurtado, mártir. Solemnidad (Blanco)

LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, del latín eclesiástico, "elevación de la Virgen desde la tierra al cielo" (siglo I). Escritos apócrifos de los siglos II y V, señalan este hecho como la "dormición" o "tránsito", y relatan que María pasa los últimos años de su vida en Jerusalén, consagrada a la oración y que muere rodeada de los Apóstoles. Es sepultada en el Valle de Josafat (lugar donde se venera su sepulcro). Tres días después resucita gloriosa. La fe dice que María es elevada al cielo en cuerpo y alma. A partir del s. VI se celebra una fiesta en Oriente que conmemora este hecho. El 1 de noviembre de 1950 Pío XII (1939-1958) proclama el Dogma (verdad que debemos creer, a la luz de la fe) de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María. Iconografía: María con vestido blanco, manto azul, rodeada de ángeles es elevada a la gloria. Ocasionalmente la escena la complementa la Santísima Trinidad recibiéndola y los apóstoles contemplando la escena. Patrona de la Ciudad de México. En la homilía del 15-VIII-2011 el Pontífice Emérito Benedicto XVI (2005-2013), invita a la feligresía a reflexionar acerca de este acontecimiento diciendo: "En esta solemnidad de la Asunción contemplamos a María: ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo: acoger en la fe a su Hijo; no perder nunca la amistad con Él, sino dejarnos iluminar y guiar por su Palabra; seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas. María, el Arca de la Alianza que está en el santuario del cielo, nos indica con claridad luminosa que estamos en camino hacia nuestra verdadera Casa, la comunión de alegría y de paz con Dios".

 

VIERNES 16

Santos: Esteban de Hungría, rey; Roque de Montpellier, peregrino. Beato Bartolomé Laurel y compañeros, mártires. Feria (Verde)

SAN ESTEBAN DE HUNGRÍA, del griego, "corona" (975-1038). Rey. Hijo del pagano rey Geza de Hungría, su nombre era Velk y junto con su padre es bautizado a los diez años con el nombre de Esteban por el obispo san Adalberto de Praga (23 de abril), quien influye en el fortalecimiento de la fe en ambos. Contrae nupcias con la piadosa Gisela (995), hermana del emperador san Enrique II de Alemania (13 de julio) y más adelante sucede en el trono a su padre. Logra la independencia del país, asegura la situación política y consolida el cristianismo en todo el territorio. Erradica la superstición, el robo, el adulterio y toda violencia. Destaca por su generosidad hacia los necesitados, considerando que esto es la mejor forma de honrar a Dios. Con el apoyo de los monjes de Cluny y de los benedictinos efectúa vasta misión evangelizadora. Sigue la Regla de san Benito (11 de julio), siendo hombre de oración y penitencia. En beneficio del pueblo reduce los poderes de la nobleza y nombra gobernadores. En 1001, es coronado como el primer rey de Hungría ante el Legado del pontífice Silvestre II (999-1003), quien le envía una corona. Da ejemplo de fe al organizar jornadas de oración entre sus súbditos; cuando los ejércitos de Conrado II monarca de Alemania (1024-1039) invaden Hungría, les hace frente y logra la victoria (1030). Propicia la construcción de un templo a la Santísima Virgen a quien profesa especial devoción y del monasterio de san Martín de Pannonhalma, el cual aún funciona. Funda las diócesis de Vesprem y de Esztergom, manda construir una gran Catedral en honor de la Virgen María en Szekesfehervar (en la antigua ciudad de Buda, que en la actualidad forma parte de Budapest, Hungría) —lugar donde son coronados y enterrados los emperadores húngaros y que podía albergar a más de 9000 fieles—, estableciéndose en este lugar donde muere después de cuarenta y dos años de reinado. El pueblo reconoce sus virtudes y la protección que le brinda, iniciando su veneración ya que ante su tumba se realizan numerosos milagros. El pontífice Gregorio VII (1073-1085) aprueba su culto. Iconografía: con atuendo regio, el manto de su coronación a manera de casulla y una imagen mariana. También se le conoce como Istvan o Esteban el Magno (Grande).

 

SÁBADO 17

Santos: Eusebio I, Papa; Beatriz de Silva, fundadora; Jacinto de Cracovia, presbítero.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 1076 y 88. Para los fieles: pp. 722 y 410. Edición popular: pp. 289 y 475. Feria (Verde)

SANTA BEATRIZ DE SILVA, del latín, "la que hace feliz" (1426-1491/92). Fundadora. Nace en Ceuta, Cádiz, España, de padres portugueses. En 1434 su progenitor es nombrado alcalde de Campo Mayor de Alentejo, Portugal, a donde se trasladada la familia —formada por doce hijos—, entre ellos su hermano san Amadeo de Silva (9 de agosto). Hacia 1447 Beatriz es requerida para ser dama de la corte de la reina de Castilla. Viaja con la soberana a Tordesillas, en Valladolid. Al ser bella, culta y de porte distinguido, varios jóvenes quedan prendados de ella y despierta celos entre las damas cortesanas, quienes arman intrigas y calumnias en su contra. La reina siente celos de la joven y para evitar el posible enamoramiento de su esposo, pretende deshacerse de ella encerrándola en un baúl, donde permanece tres días. Sus biografías relatan que en aquel castigo se le aparece María Santísima, con vestido blanco y capa azul, consolándola, anunciándole su liberación y solicitándole la fundación de una orden dedicada a la Inmaculada Concepción. Al ser liberada, hace voto de castidad y promete que nadie más verá su rostro. Días después huye hacia Toledo y se alberga en el convento de Santo Domingo el Antiguo, con las monjas dominicas. Siete años después la reina Isabel, ya viuda, visita a Beatriz solicitándole su perdón. Pasa treinta años en dicho monasterio, en calidad de seglar. En 1484 abandona el citado claustro y de dirige con once jóvenes mujeres a un palacio —donado por la reina Isabel la Católica— en Galiana, Toledo, ahí organiza un nuevo convento con la guía espiritual de los padres franciscanos. Solicita del pontífice Inocencio VIII (1484-1492), la aprobación de la orden de la Inmaculada Concepción, la cual es aprobada en 1489, bajo la Regla de san Benito, sin embargo la autorización llega dos años después cuando Beatriz enferma y en su lecho de muerte recibe su hábito, el velo y hace votos, quedando consagrada como fundadora y primera monja de su orden. Se dice que al morir quienes le acompañaban ven en su frente una estrella y su rostro luce resplandeciente. Canonizada en 1976 por Pablo VI (1963-1978). Iconografía: estrella en su frente, hábito blanco ceñido con cordón franciscano, escapulario blanco con medallón de la Inmaculada Concepción; toca negra y capa azul celeste, la Regla de su fundación, lirio, y báculo sostenido por un ángel a sus pies. Las religiosas concepcionistas fueron la primera orden femenina que llegó al Nuevo Mundo y fundó su primer monasterio en 1540 en la Ciudad de México. Se le considera protectora de los presos.

 

DOMINGO 18

XX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Elena de la Cruz, emperatriz; Alberto Hurtado, presbítero. Beato Reinaldo de Concorezo, obispo. (Verde)

BEATO REINALDO DE CONCOREZO, variante de Reginaldo, del germánico, "el que gobierna gracias al consejo de los dioses" (1245?-1321). Obispo. De noble familia nace en Milán. No se cuenta con pormenores de su vida hasta que en 1287, siendo docente en la universidad de Bolonia, es solicitado para impartir cátedra de derecho en la ciudad de Lodi. Destaca por su buen juicio y sapiencia, por lo que el obispo pide su consejo para solventar asuntos de la diócesis. Por sus conocimientos es nombrado Magister en 1295. Cuatro años después ingresa en la curia romana donde continúa su exitosa carrera y colabora en la solución de varios asuntos en Francia. Designado capellán del pontífice Bonifacio VIII (1294-1303); el mismo pontífice lo nombra obispo de Vicenza (1296). Por su experiencia como conciliador es designado para asistir a las juntas que se realizan para solucionar los conflictos entre Francia e Inglaterra. Electo obispo de Ravena en 1303 dirime problemas internos de su diócesis y Roma y convoca a un concilio local en 1307. Organizó otros concilios en Bolonia (1309), Ravena (1311), donde logra la absolución de la orden militar cristiana de los templarios; defendiendo a este grupo ante los injustos ataques en el concilio de Vienne, Francia (1311-12), y el de Argenta (Italia), donde propone restablecer la disciplina sacerdotal, de los fieles y del culto. En misiones diplomáticas representa al Sumo Pontífice. Como prelado se opone, condena y desestima la tortura a prisioneros para obtener confesiones. Propicia la predicación en la lengua nativa de los pueblos y vela por el bienestar de su feligresía. Algunos hagiógrafos dan testimonio de los milagros realizados por el obispo en vida y después de su muerte, por lo que se inició su veneración. Su muerte probablemente ocurrió en Argenta. Su culto es aprobado por el beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) en 1852. Las reliquias de Reinaldo se encuentran en Lodi. También se le conoce como Rinaldo, Rainaldo, Reinaldo de Concorezzo, Concorégio o de Ravenna.

 

LUNES 19

Santos: San Juan de Eudes, fundador; Beatos Pedro Zúñiga, Luis Flores y compañeros, mártires. Feria (Verde)

BEATOS PEDRO ZÚÑIGA, LUIS FLORES y compañeros, del arameo, "piedra", "roca" y del germánico, "guerrero ilustre", respectivamente (1622) Mártires. PEDRO: nace en Sevilla, España en 1508. Su padre Álvaro Manrique de Zúñiga es el séptimo Virrey de la Nueva España. En 1521 ingresa en la orden de Ermitaños de San Agustín. En 1610 es enviado en misión evangelizadora a Japón. Llega a Manila, Filipinas y prosigue hacia su destino. Ocho años después, llega a territorio nipón, donde el gobierno prohíbe el cristianismo y se emprende una tenaz cacería de religiosos. Su celo pastoral le lleva a aprender el idioma nativo. Es capturado y expulsado; sin embargo, regresa al año siguiente continuando su apostolado en la clandestinidad. Al ser descubierto es aprehendido por holandeses y entregado a los japoneses, quienes lo encarcelan. LUIS: nace en Amberes; Bélgica. Se traslada con su familia a España, donde cursa su educación. Viaja a la entonces Nueva España (México), a fines del siglo XVI, donde ingresa en la Orden de Predicadores (dominicos). En 1602, se le envía a evangelizar en Manila, Filipinas, donde destaca como activo catequista. Solicita misionar en Japón, donde la persecución en contra de religiosos cristianos ha mermado el número de éstos, dejando en la orfandad espiritual a cientos de fieles. Es delatado y deportado. Ambos sacerdotes se conocen y acuerdan regresar a territorio japonés para continuar su misión. Entablan contacto con el marino japonés cristiano Joaquín Hirayama, quien presta su embarcación y junto con su tripulación compuesta por doce japoneses cristianos inician el viaje. Antes de llegar a su destino son sorprendidos por piratas holandeses quienes les entregan a las autoridades; luego son encarcelados, juzgados y sentenciados a muerte en el año de 1628. Los marinos son degollados; los dos sacerdotes y el capitán son quemados vivos. El beato Pío IX (1846-1878; 7 de febrero) los eleva a los altares en 1867.

 

MARTES 20

Santos: Bernardo de Claraval, Doctor de la Iglesia; María de Mattías, fundadora; Bernardo Tolomei, fundador. Memoria (Blanco)

SAN BERNARDO TOLOMEI, del germánico, "guerrero taimado y audaz" (1272-1348). Fundador. Nativo de Siena, Italia; bautizado como Juan; en la infancia recibe educación en el colegio dominico de Santo Domingo de Camporeggio. Cursa estudios de derecho en su ciudad natal. Por su formación cristiana se adhiere a la congregación seglar de Cofradía de los Disciplinados de Santa María de la Noche, quienes socorren a enfermos. Es atacado por una enfermedad que le produce una paulatina e irreversible ceguera, por ello abandona su exitosa profesión, reflexiona acerca de su vida y decide en 1313 retirarse a un paraje solitario de la vecina ciudad de Accona para hacer vida de eremita; de inmediato es seguido por dos nobles. A fin de acentuar su cambio de vida, adopta el nombre de Bernardo —en honor de san Bernardo de Claraval, conmemorado este día, fundador de la Orden Cisterciense—, y adopta la Regla como norma de vida de su naciente comunidad. Poco a poco por el ejemplo de espiritualidad, trabajo y silencio, aumenta el número de sus adeptos. Quiere formalizar su hermandad y solicita al obispo le autorice la edificación del monasterio de Santa María de Monte Oliveto Maggiore (1319) —en remembranza del monte de los olivos—; el mismo obispo le concede la profesión como monje. La comunidad, llamados olivetos u olivetanos, para acentuar su devoción mariana, visten con hábito blanco. Bernardo, quien, por su ceguera, rechaza el cargo de abad finalmente acepta en 1322 y en él permanece hasta su muerte. Desde regiones cercanas y lejanas acuden al abad para solicitar se establezcan en sus lugares de origen, otras abadías como las de Accona. Durante su vida Bernardo funda diez monasterios. En 1344 el pontífice Clemente VI (1342-1352) emite la Bula de aprobación de la congregación. Cuatro años después la ciudad de Siena es atacada por la peste y su población diezmada; el santo monje, abandona la abadía para asistir a sus hijos espirituales del monasterio de San Benito en Porta Tufi de la citada urbe. Por brindar auxilio espiritual ilimitado a los monjes enfermos es contagiado y muere. Canonizado por el Pontífice Emérito Benedicto XVI (2005-2013) en 2009. El Martirologio Romano lo conmemora hoy, en tanto su congregación el 19 de agosto. Iconografía: con su característico hábito blanco, de rodillas ante un altar sosteniendo en sus manos un crucifijo.

 

MIÉRCOLES 21

Santos: Pío X. Papa; José Dang, mártir. Beata Victoria Rasoamanarivo, Viuda. Memoria (Blanco)

BEATA VICTORIA RASOAMANARIVO, del latín, "vencedora" (1848-1894). Viuda. Rasoamanarivo nace en Antananarivo, Madagascar. Pertenece a una prominente familia malgache que profesa la religión animista, la cual dota a objetos y seres de la naturaleza de alma y por ello son venerados o temidos como divinidades. Es educada por su tío, comandante militar. En 1863, ingresa en un colegio católico, donde —dos años después— se convierte y es bautizada con el nombre de Victoria. Ahí da testimonio de su amor al Dios verdadero y nace su deseo de abrazar la vida religiosa para rendirle al Creador el honor que se merece. Tiempo después, su familia la cambia a una escuela protestante y trata de hacerla renunciar al catolicismo. En 1864, sus parientes la obligan a contraer matrimonio con su primo, hombre violento, mujeriego y alcohólico. Victoria ora sin descanso por su regeneración, perdona sus ataques e infidelidades y pese a las exhortaciones de familiares y amistades se niega a divorciarse de él; su argumento es que "el matrimonio, para los católicos, es un Sacramento y es indisoluble". Al desatarse una lucha contra los extranjeros, sacerdotes y religiosos son expulsados; las iglesias y colegios católicos cerrados y el culto prohibido. Victoria, junto con otros fieles, continúa con valentía la práctica de su religión y la catequesis; se enfrenta al ejército y mantiene abiertas las escuelas, por tres años. En 1888, su marido enferma y en el lecho de muerte es bautizado y pide perdón a Victoria. La viuda dedica el resto de su vida al cuidado de niños, enfermos, leprosos, desvalidos y presos. Con fama de santidad y con el amor y admiración de sus compatriotas muere en Anatarivo. Beatificada por el beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en 1989. N. B: malgache es el gentilicio de los nativos de Madagascar.

 

JUEVES 22

Nuestra Señora María Reina

Santos: San Andrés de Fiésole, abad. Beato Jacobo Bianconi o de Mevania, presbítero. Memoria (Blanco)

NUESTRA SEÑORA MARÍA REINA. Esta celebración es instituida por Pío XII (1939-1958), en noviembre de 1954, en la encíclica Ad coeli Reginam, donde se proclama a María Santísima como "Reina de cielos y tierra". Al respecto el beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre), en su Catequesis del 23-VII-1997 resalta: "La encíclica recuerda el texto litúrgico: 'Santa María, Reina del cielo y Soberana del mundo, sufría junto a la cruz de nuestro Señor Jesucristo' (MS 46 [1954] 634). Establece, además, una analogía entre María y Cristo, que nos ayuda a comprender el significado de la realeza de la Virgen. Cristo es rey no sólo porque es Hijo de Dios, sino también porque es Redentor. María es reina no sólo porque es Madre de Dios, sino también porque, asociada como nueva Eva al nuevo Adán, cooperó en la obra de la redención del género humano (MS 46 [1954] 635) [...] Observando la analogía entre la Ascensión de Cristo y la Asunción de María, podemos concluir que, subordinada a Cristo, María es la reina que posee y ejerce sobre el universo una soberanía que le fue otorgada por su Hijo mismo". A fin de seguir un orden cronológico de los acontecimientos, en la reforma al Calendario Litúrgico, es ubicada su conmemoración en esta fecha, ocho días después de su gloriosa Asunción. Iconografía: de pie con vestido blanco, manto azul, coronada, rodeada de ángeles, o bien sentada en su trono celestial, inclusive en alegorías con patriarcas, profetas, confesores, santos, etcétera.

 

VIERNES 23

Santos: Eugenio de Ardstraw, obispo; Flaviano de Autún, obispo. Beato Pedro Gelabert, mártir. Feria (Verde)

SAN EUGENIO DE ARDSTRAW, del griego, "de buena estirpe" (siglo VI). Obispo. Nace en Leinster en la parte oriental de Irlanda. De sus padres Cainneach y Muindeacha —quizá cristianos—, recibe el nombre de Eoghan (que significa "bajo la protección del árbol del tejo", robusto árbol de la familia de las coníferas). No se conocen particularidades de infancia y familia. En su niñez es —junto con otros jóvenes— capturado por piratas y llevado a Bretaña donde es vendido como esclavo, situación común en su época. Sin conocerse pormenores, ingresa en la escuela de Whithorn en Galloway, Escocia, fundada por el obispo san Niniano (Ninian) de Galloway (16 de septiembre), donde cursa estudios religiosos. En su juventud logra regresar a su tierra natal, se consagra a Dios dedicándose a propagar la Palabra. Funda un monasterio en Kilnamanagh, cerca de Tallaght, Dublín, donde funge como abad durante quince años, ahí se forma su sobrino el abad irlandés san Kevin de Glendalough (3 de junio), así como numerosos monjes cuyas virtudes son alabadas por los irlandeses cimentando la Iglesia en ese país. Hacia 540, se retira al condado de Tyrone (Tír Eoghain), Irlanda del Norte, donde funda otra comunidad y vive como eremita. La tradición indica que se le consagra obispo y funda la diócesis irlandesa de Ardstraw, donde se le considera primer obispo cuya labor repercute en toda Irlanda. Son desconocidas fecha, lugar y causas de fallecimiento. Su veneración se pierde en la memoria de los tiempos. Patrono de la diócesis de Derry. También se le conoce como san Eoghan.

 

SÁBADO 24

Santos: Bartolomé, apóstol y mártir; Romano de Nepi, obispo. Beata María de la Encarnación, religiosa.

Vísperas I del domingo: 1 a semana del Salterio. Tomo IV: pp. 671 y 121. Para los fieles: pp. 472 y 411. Edición popular: pp. 13 y 476. Fiesta (Rojo)

BEATA MARÍA DE LA ENCARNACIÓN, del arameo. "señora y del latín eclesiástico, incarnatio, "en", "dentro" y carnis, "carne" (1820-1886). Fundadora. Nace en Quetzaltenango, Guatemala, bautizada con el nombre de Maria Vicenta. En 1835 decide consagrarse a Dios. Ingresa en el Beaterio de Belén (antiguas instituciones o casas donde vivían jóvenes solteras, en comunidad, siguiendo una Regla), dirigido por los padres Betlemitas —fundados por san Pedro de San José de Betancur (25 de abril)—, en la capital de su país. Al recibir el hábito elige el nombre de Maria de la Encarnación del Sagrado Corazón de Jesús. Al percatarse del desvío de la comunidad de los principios dictados por el Fundador, se traslada otro convento. Tiempo después regresa al citado Beaterio, es electa priora y reforma las normas originales del mismo; al no satisfacer su ideal espiritual, redacta otras Constituciones y con éstas funda la congregación de Hermanas de Belén, dedicadas a hacer vida la espiritualidad de los Dolores del Sagrado Corazón de Jesús, ofreciendo los días 25 de cada mes adoración y oración expiatoria por la salvación de la humanidad. Su apostolado es servir al necesitado, impulsar la educación de los niños y jóvenes, proteger la dignidad de la mujer y trabajar por el crecimiento de la Iglesia dando a conocer a Cristo. La fundación tiene como objetivos: "Servir con solicitud al hermano necesitado", "impulsar la educación de la niñez y de la juventud en los colegios, escuelas y hogares para niñas pobres", así como "dedicarse a otras obras de promoción y asistencia social". Entre los años 1873 y 1885, durante la persecución religiosa en el país, su congregación es expulsada y continúa su misión en Costa Rica, San Juan de Pasto en Colombia, y en Ecuador. Destaca por anticiparse a su época como promotora de la formación integral de la mujer en Latinoamérica. Muere a consecuencia de caer de un caballo, el cual la conducía al santuario de las Lajas en Otavalo, Ecuador. Su cuerpo incorrupto recibe veneración en el convento colombiano de San Juan de Pasto. En la actualidad sus fundaciones tienen presencia en 13 países. El beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) la eleva a los altares en 1997. Iconografía: con hábito, en sus manos las Constituciones de su instituto y un crucifijo.

 

DOMINGO 25

XXI DOMINGO ORDINARIO

Santos: Luis IX de Francia, rey; José de Calasanz, fundador. Beata María Troncatti, religiosa. (Verde)

BEATA MARÍA TRONCATTI, del arameo, "señora" (1883-1969). Religiosa. Nativa de Corteno Golgi, provincia de Brescia, Italia; hija de familia pobre y numerosa. Los principios aprendidos en su hogar, le llevan a definir su vocación de servicio a Dios a través de ayudar a los pobres. Espera hasta la mayoría de edad para ingresar en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora (salesianas), donde profesa en 1908. Inicia su labor como catequista en su país, en varios colegios. Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), toma cursos de enfermería y se desempeña como tal, auxiliando a los heridos en Varazze y en el hospital de la Cruz Roja. En 1922 ve cumplido su sueño de volverse misionera, parte hacia Ecuador y nunca más regresa a su patria. Al llegar a tierras ecuatorianas atiende al grupo indígena de los shuar (jíbaros), habitantes de la selva tropical. Parte de la capital hacia su destino acompañada por dos religiosas e inicia su labor misionera la cual durará más de cuarenta años. Lo accidentado de la zona —selva, ríos, cañadas, falta de caminos, fauna, etc. — pone en constante peligro su integridad física y salud; sin embargo, la misionera pronto destaca por su solicitud para con los indígenas y los colonos, propiciando que le llamen la "Madrecita buena". Su caritativa obra no se ve libre de injurias y obstáculos que le anteponen aquellos a quienes no conviene la educación de los indígenas. Su incansable labor la desarrolla, principalmente en las comunidades de Macas, Sevilla Don Bosco y Sucúa. Ahí establece centros donde brinda auxilio espiritual y servicios médicos; de esta forma la "Madrecita buena", es amorosa madre, hermana, enfermera, doctora, dentista, etc., protectora de los derechos de los hombres, niños y de mujeres del lugar. Su obra, en la tierra, se ve interrumpida a desplomarse el avión donde viaja en la población de Sucúa. Sus restos son llevados a la ciudad de Macas, donde reciben veneración. Elevada a los altares por el Papa Emérito Benedicto XVI (2005-2013), en 2012, quien destaca: "partió hacia Ecuador, donde se dedicó enteramente al servicio de los pueblos de la selva, la evangelización y la promoción humana".

 

LUNES 26

Santos: Beato Junípero Serra, presbítero. Santa Teresa de Jesús Jornet, fundadora. Nuestra Señora de Czestochowa. Memoria libre (Blanco)

NUESTRA SEÑORA DE CZESTOCHOWA. La más antigua descripción del icono, pintado sobre madera que mide 81.5 x 121.7 cm., procede del Liber Beneficiorum de Jan D'Bugosz. El origen de este venerable cuadro se ve envuelto en leyendas; la más difundida es que el retrato de la Virgen María con el Niño, fue pintado por el evangelista san Lucas (18 de octubre), sobre una tabla que había formado parte de una mesa fabricada por Jesús en el taller de Nazaret. Algunas crónicas dicen que hizo dos pinturas, una es a la que se hace referencia, y otra que se ubica en Bolonia, Italia. Se dice, que Santa Elena (18 de agosto), madre del emperador Constantino la encuentra en el siglo IV y la lleva consigo a Constantinopla, donde se le edifica un templo y permanece por cinco siglos, recibiendo veneración. Posteriormente, la imagen es llevada al imperio ruso. En 1382, al invadir ese territorio Casimiro III, el Grande (1309-1370), el príncipe Ladislao de Opole en cuyo castillo de Belz se encontraba la santa imagen, envía el cuadro a Czestochowa, actual Polonia, encomendándola al cuidado de los Monjes Paulinos; cabe señalar que en una batalla la Virgen recibe un flechazo en el cuello, herida que infructuosamente a lo largo de los siglos se ha pretendido borrar. Iconografía: se aprecia a la Virgen María de pie con el Niño Jesús en sus brazos. María parece ver al creyente y la cara del Niño está vuelta, pareciendo dirigir su mirada hacia el peregrino, sin embargo su vista está en otra parte. El Niño, vestido con túnica de color carmesí descansa en el brazo izquierdo de su madre; el pequeño sostiene un libro en su mano izquierda y la diestra está levantada en un movimiento de bendición. La mano derecha de María reposa en su pecho, señalando a Jesús. El vestido azul zafiro oscuro y el manto de la Virgen están embellecidos con azucenas doradas. Arriba de la frente de Santa María se aprecia una estrella de seis puntas. Otros elementos relevantes de la imagen son los nimbos dorados que rodean las cabezas de María y Jesús, que contrastan con la tez morena de madre e Hijo. Por esto es a veces llamada "La Madonna Negra". También se le conoce como Nuestra Señora de Jasna Góra (Monte de luz), lugar donde se levanta su santuario. Es Patrona de Polonia.

 

MARTES 27

Santos: Mónica, viuda; Cesáreo de Arlés, obispo. Beato Ricardo de Santa Ana, mártir. Memoria (Blanco)

SANTA MÓNICA, del griego, "monja, solitaria, única" (332-387). Viuda. Nacida en Tagaste, actual Souk Abras, Argelia. Datos de la vida de esta santa fueron plasmados en las Confesiones, texto escrito por su hijo el hoy santo y Doctor de la Iglesia Agustín de Hipona (28 de agosto). Mónica es una mujer cristiana, que contrae nupcias con el pagano Patricio, con quien vive en su tierra natal y procrea tres hijos. Su vida marital se ve afectada por las constantes infidelidades y malos tratos que le propina su esposo. Pese a ello, con devoción y plegarias logra que Patricio cambie su actitud y se acerque a la religión. Su hijo Agustín la hace sufrir por llevar una vida disipada alejado de Cristo. Cuando madre e hijo realizan un viaje a Ostia (Roma), se dice, que ambos tienen una visión, en la que cruzan el umbral de la existencia, hasta llegar a la presencia divina, esto será decisivo para la conversión de Agustín. Al llegar a Milán, Italia, escuchan la predicación del obispo san Ambrosio de Milán (7 de diciembre) y entonces tiene lugar la total conversión del hijo, ella presencia su bautismo y su seguimiento por el buen camino. Poco después muere en Ostia. Iconografía: con vestuario de época, velo oscuro y en sus manos un pañuelo, alusivo al copioso llanto derramado por la mala conducta del hijo. Intercesora de viudas y madres que sufren. Sus restos reliquia son venerados en la Iglesia de San Agustín, en Roma.

 

MIÉRCOLES 28

Santos: Agustín de Hipona, Doctor de la Iglesia; Moisés "el Etíope", anacoreta; Alejandro I de Constantinopla, patriarca. Memoria (Blanco)

SAN AGUSTÍN DE HIPONA, del latín, "perteneciente a Augusto" (354-430). Doctor de la iglesia. Nace en Tagaste (actual Souk-Abras, Argelia), su padre es pagano convertido en la edad adulta; su madre santa Mónica (27 de agosto), cristiana, le infunde la fe. Al llegar a la juventud Agustín se olvida de sus principios y se integra en la secta de los "maniqueos" (grupo de gnósticos que promovían la existencia de dos "dioses" eternos: uno bueno, "la luz" y otro malo, "las tinieblas"). Agustín Lleva una vida licenciosa unido a una mujer pagana con quien procrea un hijo. Su madre vive en permanente oración, suplicando al Señor la conversión de Agustín, quien cada vez se alejaba más de la religión. De viaje con su madre a Ostia, Roma, ambos tienen una visión que provoca su cambio de conducta. En Milán, conoce a san Ambrosio (7 de diciembre) quien es su guía espiritual, lo bautiza y a través de su predicación Dios lo ilumina y regresa a la religión, y al buen camino. Abandona el mundo, hace estudios eclesiásticos y recibe la ordenación sacerdotal en 391. Cinco años después, es nombrado obispo de Hipona, actual Annaba, África. Por su inteligencia es reconocido como uno de los genios de la literatura, historia e Iglesia universales. Su obra escrita continúa publicándose, siendo útil material de apoyo para estudios filosóficos, literarios y teológicos; entre otras se citan: Comentarios al Evangelio de Juan, La Ciudad de Dios, Confesiones, La Doctrina Cristiana y Espejo de la Sagrada Escritura. En unión con varios amigos de ideas afines, forman una comunidad dedicada al apostolado de la oración y la educación; esta comunidad a la postre se convierte en la Orden de San Agustín (agustinos). Su veneración es inmemorial. En 1294 el Papa Bonifacio VIII (1294-1303) lo declara Gran Doctor de la Iglesia de Occidente —junto con los santos: Ambrosio de Milán (7 de diciembre), Jerónimo (30 de septiembre) y Gregorio Magno (2 de enero) —, en su bula Gloriosus Dei. Iconografía: con atuendo común episcopal, libro en su mano, una Iglesia sobre el libro (en alusión a su obra La Ciudad de Dios) y un corazón encendido en las llamas del amor divino. Patrono de teólogos, editores y publicistas. Entre las frases que se encuentran en sus escritos se encuentran: "Aprueba a los buenos, tolera a los malos y ámalos a todos"; "Conócete, acéptate, supérate"; "Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados".

 

JUEVES 29

El Martirio de San Juan Bautista.

Santos: San Zaqueo, laico. Beata Teresa Bracco, mártir. Memoria (Rojo)

SAN ZAQUEO, del hebreo, Zaccai "el inocente, el puro" (siglo I). Laico. No se conocen mayores datos que los citados en el Evangelio de san Lucas 19,1-10. Es un acaudalado "publicano" (los publicanos eran los encargados de recaudar los impuestos que los judíos debían pagar a los romanos, por esto el pueblo les consideraba pecadores públicos; además, en incontables ocasiones, aprovechaban su cargo para extorsionar), que vive en Jericó y ha obtenido su fortuna a través de negocios sucios; por tanto indigno y pecador merecedor del castigo divino. El Mesías cuando predica lo ve entre la multitud subido en un sicomoro, escuchando su Palabra. Él le indica: "Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que quedarme en tu casa", él obedece; esta sumisión es imagen del pecador arrepentido, que recibe con alegría a Jesús en su casa. Ante esto el pueblo se molesta, critica al Mesías, pero éste ha demostrado su fuerza y su misericordia salvando al pecador arrepentido, quien promete: "Señor, voy a dar la mitad de mis bienes a los pobres y a quien haya exigido algo injustamente le devolveré cuatro veces más". La Tradición dice que Zaqueo fue obispo de Cesárea en Jerusalén. Ha sido incluido en el Santoral de hoy, por su participación en el Plan salvífico de Dios. El Pontífice Emérito Benedicto XVI (2005-2013), concluyó de este pasaje lo siguiente: "Dios no excluye a nadie, ni a pobres y ni a ricos. Dios no se deja condicionar por nuestros prejuicios humanos, sino que ve en cada uno un alma que es preciso salvar, y le atraen especialmente aquellas almas que se consideran perdidas y que así lo piensan ellas mismas. Jesucristo, encarnación de Dios, demostró esta inmensa misericordia, que no quita nada a la gravedad del pecado, sino que busca siempre salvar al pecador, ofrecerle la posibilidad de rescatarse, de volver a comenzar, de convertirse". Iconografía: antiguas representaciones pictóricas lo muestran con vestimenta de época, de baja estatura, subido en un árbol.

 

VIERNES 30

Santos: Rosa de Lima, virgen; Margarita Ward, mártir. Beato Tomás de Kempis, presbítero. Fiesta (Blanco)

BEATO TOMAS DE KEMPIS, del arameo, "mellizo, gemelo" (1379?-1471). Presbítero. Nace en Kempen (Dusseldorf, Alemania), de familia humilde; a su nombre se le adiciona como apellido su lugar de origen, latinizado como Kempis, ya que su verdadero nombre es Thomas Hemerken. Estudia en Deventer (Holanda) con los Hermanos de la Vida Común, que sin ser frailes se dedican a la formación de los jóvenes. Ingresa en la vida monástica a los 19 años hasta profesar (1413). Vive en el monasterio de canónigos regulares (no confundir con gla agustiniana; ocupa los cargos de maestro de novicios y los canónigos de Catedrales) en Agnetenberg bajo la Re ecónomo, cargo del que lo relevan al notar que su profunda espiritualidad no compagina con asuntos materiales. Como parte de esa congregación vive 72 años dedicado a transcribir textos de los Padres de la Iglesia, Sagrada Escritura, etc. Se le atribuye haber escrito: Diálogo del desprecio del mundo, Sermones a los hermanos, así como una Crónica de la vida en su monasterio y varios tratados místicos. Su obra cumbre, que lo da a conocer en todo el mundo, es Imitación de Cristo obra que termina en 1418. Antes de la existencia de la imprenta es traducida a diversos idiomas siendo editada a partir de 1472 y hasta nuestros días. En 1441 en el mencionado monasterio firma el legajo que contiene los manuscritos de esta excelente obra, encontrándose actualmente en la Biblioteca Real de Bruselas, Bélgica. Muere en Agnetenberg donde es sepultado. En 1685 se trasladan sus reliquias a la iglesia de San Miguel Arcángel en Zwole (Países Bajos) y en 1897 se le erige un monumento con el siguiente epitafio: "No para recordar, sino para honrar a Tomás de Kempis, cuyo nombre durará más que cualquier monumento". Dos citas extraídas de su obra cumbre son: "Abandona el excesivo deseo de conocer; en él se encuentra mucha distracción. Hay muchas cosas que conocerlas es de poco o ningún beneficio para el alma." y "No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen; lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más."

 

SÁBADO 31

Santos: Ramón Nonato, cardenal, Domingo de Val, niño mártir. Beatos Mártires de Almería.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo IV pp. 806 y 154. Para los fieles: pp. 555 y 412. Edición popular: pp. 108 y 477. Feria (Verde)

BEATOS MÁRTIRES DE ALMERÍA. (1936). El beato Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) en su Encíclica de 1993 Veritatis Splendor (Esplendor de la Verdad) señala: "el martirio es un signo preclaro de la santidad de la Iglesia: la fidelidad a la ley santa de Dios, atestiguada con la muerte, es anuncio solemne y compromiso misionero `usque ad sanguinem' para que el esplendor de la verdad moral no sea ofuscado en las costumbres y en la mentalidad de las personas y de la sociedad. Semejante testimonio tiene un valor extraordinario..." (núm. 93). Por su fidelidad a Cristo, al estallar la Guerra Civil Española (1936-1939) caracterizada por su anticlericalismo, cientos de cristianos —laicos, sacerdotes, religiosos, religiosas—, son martirizados en la península, por el simple hecho profesar su fe y negarse a abandonarla. Así, el Frente Popular de la Provincia de Almería gira la orden de perseguir y encarcelar a todo enemigo de la revolución, entendiéndose como tal a todo cristiano, en especial a los religiosos. Cinco Hermanos de las Escuelas Cristianas (lasallistas), son arrestados en su plantel y dos más en la calle; todos llevados a una improvisada prisión donde son objeto de burlas, malos tratos y otras vejaciones. Ahí se encuentran con más cristianos. Al amparo de la noche del 29 de agosto, los revolucionarios sacan de sus celdas a dos obispos y a 15 seglares, los llevan a un páramo y los fusilan. La noche siguiente los hermanos españoles Hedmigio (nacido en Adalia en 1881), Amalio (nacido en Salinas del Oro en 1886) y Valerio (nacido en Porquera en 1909), son conducidos al cercano municipio de Tabernas donde se les mata de un disparo en la cabeza y sus cuerpos son arrojados a un pozo. El 12 de septiembre los hermanos Aurelio María (nacido en Zafra de Záncara en 1890) y José Cecilio (nacido en Molina de Ubierna en 1885) sufren la misma suerte. Los últimos en ser masacrados son los hermanos Teodomiro Joaquín (nacido en Puentedey en 1907) y Evencio Ricardo (nacido en Vilorta en 1886). Los llamados Mártires de Almería, son ejecutados sin haber sido sometidos a un juicio. Su delito: servir a Dios y a sus hermanos. El 10 de octubre de 1993, el Beato Juan Pablo II los eleva a los altares. Sus restos reposan en la parroquia de San Juan Bautista de La Salle y Nuestra Señora de la Estrella, en Asidonia-Jerez, España.