DOMINGO 1

XVIII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Alfonso María Ligorio, fundador; Domingo Hanh, mártir. Beata María Estela del Santísimo Sacramento y compañeras, mártires. (Verde)

BEATA MARÍA ESTELA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO Y COMPAÑERAS., del arameo, "señora y del latín, "estrella" (1888 1943). Mártires. Maria Estela encabeza el grupo de once Mártires de Nowogródek, pertenecientes a la Congregación de la Sagrada Familia de Nazaret. Adela Mardosewicz nació en Ciasnowka en el distrito de Nieswiesk (arquidiócesis bielorrusa de Minsk-Mohilev). Se desconocen pormenores de su vida estudia para maestra con las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret. Profesa en septiembre de 1910 y adopta el nombre de María Estela del Santísimo Sacramento. Es directora de la escuela y desempeña los cargos de tesorera y sacristán. Se le comisiona para trabajar en la ciudad de Nowogródek, en la actual Bielorrusia (1936), donde funge como superiora; ahí la sorprende el inicio de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la invasión de los ejércitos nazis y la persecución desatada en contra del clero y los fieles. En medio de la guerra la madre María Estela se distingue por su generosidad y el amor al prójimo, el cual profesa no importando condición social, salud o religión, y poniendo en riesgo su vida. Al ver la Gestapo la dedicación de las religiosas por el pueblo, iniciaron una labor de hostigamiento hacia los católicos el cual culmina con el asesinato de sesenta personas en el vecino pueblo de Baranowicz (1942). En junio del año siguiente, 120 polacos son encarcelados y condenados a muerte, esto es conocido por las hermanas de la congregación quienes ofrecen sus vidas a cambio de los ciudadanos. Se logra la "liberación" de los prisioneros; pero los hombres son enviados a campos de concentración y sometidos a trabajos forzados; de forma milagrosa todos ellos sobrevivieron a la guerra. Las religiosas son citadas a comparecer ante las autoridades nazis el 31 de julio; a llegar, se les aprende y conduce a las afueras de la ciudad donde son sacrificadas el día primero de agosto. El Venerable Juan Pablo II (1978-2005), reconoce su heroicidad y las eleva a los altares como beatas en el año 2000.

 

LUNES 2

Nuestra Señora de los Ángeles

Santos: San Pedro Julián Eymard, fundador. Beata Juana de Aza, laica. Feria (Verde)

BEATA JUANA DE AZA, del hebreo, "Dios ha hecho gracia”, (1140-1202?). Laica. Esta ejemplar beata, es la madre de santo Domingo de Guzmán (8 de agosto), fundador de la orden de Predicadores, conocidos como "dominicos". Oriunda de la Villa de Aza, en España, es hija de padres acaudalados que pertenecen a la nobleza. De niña le procuran formación en Cristo, así como esmerada instrucción. Muy joven contrae matrimonio con el rico y noble caballero Félix de Guzmán; habitan en Calaruega, provincia española de Castilla y procrean tres hijos: el mencionado Domingo, el beato Manes de Guzmán (18 de agosto) y el venerable Antonio. Esta biografía es conocida por los escritos del Beato dominico, Jordán de Sajonia (13 de febrero), en la que se hace constar que Juana estuvo embarazada del citado fundador; asimismo, que ella visitó en Burgos la tumba de santo Domingo de Silos (20 de diciembre), abad del monasterio de ese lugar, a quien solicita su intercesión para un buen alumbramiento, ya que había soñado que su futuro hijo nacería con una antorcha, y fue ahí donde comprendió que la misión del niño que estaba engendrando, sería encender la llama del amor divino en los corazones de los hombres. Juana quien posee riquezas
, se distingue por ser piadosa y por socorrer a los necesitados con generosidad, de lo cual son testigos sus tres vástagos quienes de su madre aprenden la caridad con los pobres. En su palaciega casa atienden a los enfermos, a los peregrinos y a los marginados. Esta dama es ejemplo de amor conyugal, practicante de la oración en familia y formación en los valores evangélicos a quienes la rodean. Fallece con fama de santidad, en la población española de Caleruega donde recibe sepultura. Los pobladores del lugar, reconociéndola por santa la invocan, obtienen respuesta con la protección de sus cosechas, con lo cual se inicia el proceso de beatificación. En 1827 el pontífice León XII (1823-1829) la beatifica e incluye en el Santoral. Hoy en día sus restos-reliquia se encuentran en el templo español de san Pablo en Peñafiel, Valladolid. Es venerada con especial devoción por la Orden de predicadores, confiriéndole el título de "la Santa Abuela".

 

MARTES 3

Santos: Lidia de Filipos, mártir: Nicodemo de Jerusalén, laico y Gamaliel de Israel doctor de la Ley. Feria (Verde)

SAN GAMALIEL DE ISRAEL, del hebreo "la recompensa de Dios" (siglo I). Doctor de la Ley. Los datos fidedignos conocidos son los narrados en la Biblia. Es un fariseo, doctor de la Ley e integrante del Sanedrín (Consejo supremo de los judíos para juzgar y tratar asuntos de Estado y religión); siendo su nombre Rabbán Gamaliel "el Viejo". Es representante de un grupo con ideas liberales entre los fariseos que fue fundado por su abuelo Heliel. En los Hechos de los Apóstoles (5, 34) es citado como: "...un doctor de la ley con prestigio ante todo el pueblo". Este santo varón reconcilia ante el Sanedrín la libertad de los Apóstoles cautivos y dice: "Desatiéndanse de estos hombres y déjenlos, porque si esta idea o esta obra es de hombres, se destruirá; pero, si es de Dios no conseguirán destruirlos. No sea que se encuentren luchando contra Dios". (Hch 5, 38-39), la Sagrada Escritura indica que atienden su solicitud y luego de azotarlos, los dejan en libertad. El apóstol san Pablo (29 de junio), se refiere a él señalando: "Yo soy judío, nacido en Tarso de Cilicia. Sin embargo, fui educado en esta ciudad y formado en la escuela de Gamaliel en la exacta observancia de la Ley de nuestros padres " (Hch 22, 3). Piadosas leyendas dicen que fue un discípulo secreto de Jesús y se le atribuye haber sepultado el cuerpo del protomártir san Esteban (26 de diciembre). Al parecer su cuerpo sin vida, es localizado en Jerusalén, en una fecha como hoy. Es posible que su veneración se remonte a los inicios del cristianismo y a través de los siglos se ha aceptado de acuerdo al párrafo 61 del Catecismo de la Iglesia católica que indica: "Los patriarcas, los profetas y otros personajes del Antiguo Testamento han sido y serán siempre venerados como santos en todas las tradiciones litúrgicas de la Iglesia".

 

MIÉRCOLES 4

Santos: Juan Maria Vianney presbítero; y Rainiero de Spalato, monje. Beato Enrique Krzystofik, mártir. Memoria (Blanco),

SAN JUAN MARÍA VIANNEY, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" y del arameo, "señor" (1786- 1859). Presbítero. Ve la primera luz en la provincial francesa de Dardilly, cercano a Lyon, hijo de María y Mateo, es el menor de cuatro hermanos. Su padre, campesino de clase media, cultiva sus propias tierras. Vive en la difícil época de la Revolución Francesa (1789-1799), en continua represión a los sacerdotes y las prácticas litúrgicas. Cuando niño cuida el rebaño y gusta apartarse a la soledad para rezar el rosario, ante una imagen de María Santísima a quien profesa gran devoción, la cual coloca en el tronco de un árbol. A los 17 años decide ser sacerdote e inicia los estudios eclesiásticos, que suspende al ser enlistado como recluta; enferma y la tropa lo abandona en calidad de desertor. Entre 1809 y 1811 pasa por continuos peligros, perseguido por el ejército, hasta que le es concedida la amnistía y logra regresar a su tierra natal. Retoma sus estudios en el seminario de Lyon; sin embargo, por no contar con conocimientos de latín se le dificulta el aprendizaje, pero tomando en cuenta sus cualidades morales, su director espiritual le imparte la instrucción adecuada en la población francesa de Ecculy. Recibe la ordenación sacerdotal en 1815, celebrando su primera Misa en la capilla del seminario de Grenoble. Pero, para el ejercicio de su ministerio es calificado de "carecer de cualidades intelectuales", por lo que se le confina a una ignorada parroquia, en el lejano pueblo francés de Ars. Gran promotor de los sacramentos de la reconciliación y de la Eucaristía, así como de la devoción a María Santísima, con el propósito de conocer a su feligresía realiza visitas casa por casa, demostrando su generosidad hacia los pobres, atendiendo los aspectos espiritual y material de los lugareños; asimismo, proporciona auxilio espiritual a enfermos y agonizantes e imparte catequesis a los niños. Sin embargo, obtiene la aversión de quienes alejaba del alcohol y de una vida licenciosa. Restaura el templo, convirtiéndolo en un lugar digno de la presencia divina. La actividad que lo da a conocer en su país y que lo hace pasar a la historia, es su dedicación en la administración del sacramento de la penitencia en forma atenta y fraterna; por tanto se corre la voz de la bondad de este sacerdote y numerosas personas de diversas poblaciones francesas, acuden con él a confesarse. Así, carente de vías de comunicación el hasta entonces ignorado pueblo de Ars cobra inusitado prestigio, tanto así que se hizo necesario aumentar el número de corridas extras de trenes que desde la importante ciudad de Lyon se dirigen hacia el pueblo. De toda Europa, llegan con la esperanza de hablar y pedir los consejos y la bendición del "santo cura de Ars", llamado así por todos con admiración y respeto. En una ocasión las autoridades eclesiásticas disponen cambiarlo de capilla, pero el pueblo que valora sus cualidades y santidad se opone logrando que continúe en ese templo el cual fue elevado a parroquia. Padece y supera los embates del demonio entre los años 1824 y 1845, quien a través de ruidos estrepitosos, aullidos, fuego e insultos al santo cura, trata en vano de cansarlo, a fin de que no permanezca en el confesonario salvando almas. Su misión pastoral se prolonga por espacio de cuarenta años hasta su fallecimiento ocurrido en la citada población. En la actualidad, su cuerpo incorrupto, es venerado en la parroquia de Ars. El pontífice Pío XI (1922-1939) lo canoniza en 1925. Iconografía: con sotana, roquete o sobrepelliz, estola, insignia de su sacerdocio; en sus manos un crucifijo y el rosario, en su rostro una cordial sonrisa. Un templo dedicado a este ejemplar santo, se ubica en Calzada San Juan de Aragón esq., Palomas, Colonia Granjas Modernas, Delegación Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

 

JUEVES 5

Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor

Nuestra Señora de las Nieves

Santos: San Abel de Lobbes, monje y Margarita de San Severino, viuda. Feria (Verde)

SANTA MARGARITA DE SAN SEVERINO "la Descalza”, del latín, "perla" (1325-1395). Viuda. Oriunda de Cesolo, pueblo de San Severino de las Marcas, Italia; sus padres campesinos le forman en los valores cristianos. A la edad de quince años, mientras cuida el rebaño de ovejas de su familia, se le aparece un pobre peregrino, quien le ruega "en nombre de Dios", le dé agua y algo para comer; Margarita le proporciona lo poco que tiene para alimentarse ese día. Al regresar a su casa, hambrienta, le pide a su madre algo para alimentarse; su madre le dice que en casa no hay alimento alguno. La joven va a un mueble donde almacenan los alimentos y al abrirlo se encuentra con que éste estaba lleno de pan. En el momento cuenta a su madre lo ocurrido y comprende que el peregrino fue Jesús. Es tanto el pan que, después de satisfacer las necesidades familiares, lo comparten con sus vecinos. Por obediencia a sus padres contrae matrimonio y educa a sus hijos cristianamente. Al morir su esposo y cuando sus hijos pueden valerse por sí mismos, inicia una vida ascética; pasa horas en la iglesia orando ante el Santísimo, duerme sobre una estera, ayuna y lleva palabras de consuelo a los enfermos, huérfanos y ancianos, compartiendo con ellos sus escasos alimentos. Recorre las calles descalza, de ahí que el pueblo -quien la admiraba, respetaba y quería-, la llame "la Descalza". Con ejemplar resignación cristiana soporta una penosa enfermedad, antes de morir; en su lecho su hija para darle alivio a sus pies les da un masaje y queda asombrada cuando la piel de éstos se desprende formando una especie de sandalias. Sus restos descansan en la iglesia de Cesolo. Iconografía: con humildes ropas de campesina, descalza, arrodillada, con la piel, en forma de sandalias, desprendida de sus pies. También se le conoce como: Margarita de Cesolo o Margarita de la Picena.

 

VIERNES 6

La Transfiguración del Señor

Santos: Justo y Pastor de Alcalá, mártires y Hormisdas I, Papa. Fiesta (Blanco)

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR, del latín, transfiguratio, acción y efecto de transfigurarse, transformar su figura; por antonomasia la de Nuestro Señor Jesucristo (siglo I). Esta devoción que en la actualidad tiene categoría de fiesta, se inicia en el siglo VI en Oriente y pasados tres siglos se da a conocer en Roma. El pontífice Calixto III (1455-1458) la fija para la Iglesia universal en esta fecha, por haberse dado a conocer el 6 de agosto de 1457 en la Ciudad Eterna la noticia de que los ejércitos cristianos habían sometido a las tropas turcas en Belgrado. Esta teofanía (del griego, theofaneia, aparición, revelación o manifestación patente de la divinidad) aconteció en el Monte Tabor (al norte de Palestina). En el siglo I d. C., lo convierten en fortaleza de la resistencia judía ante los romanos y desde 1924 se localiza en él la basílica de la Transfiguración. Esta manifestación de Jesús, es señal del inicio de una nueva etapa: la de su Pasión. Ahora el Salvador tiene la certeza de que su muerte ocurrirá pronto, eso era lo que definía con Moisés y Elías, quienes participaron en esta teofanía. Sin embargo, este misterio, le presenta el antecedente de su Resurrección. Sus acompañantes, los apóstoles Pedro, Santiago "el Mayor" y Juan quienes ocupan un lugar privilegiado entre los Doce y siendo dignos de contemplar esta manifestación, se duermen hasta que los despierta la gloria de Cristo transfigurado, cuya transformación sale de Él, afectando sus ropas "blancas como la nieve'. Jesús es el Profeta anunciado por Moisés, a quien debemos escuchar cuando nos revela al Padre, y nos mueve a la conversión, para ello es ineludible contemplarlo desde el aquí y el ahora, como en aquel momento lo hacían los apóstoles. En el transcurso del Año Litúrgico, en dos ocasiones la Iglesia nos recuerda este suceso: en el II domingo de Pascua, a fin de afirmar la divinidad del Salvador al acercarse su Pasión; y hoy para festejar la exaltación de Cristo en su gloria. Asimismo, ha quedado escrito para la posteridad en los Evangelios de Mt 17, 1-9; Mc 9, 2-10; Lc 9, 28-36 y en la Epístola 2 Pe 1, 16-18. Iconografía: en el Monte Tabor, Jesús transfigurado, vestido con nívea túnica, como "flotando" sobre el monte; a su derecha el profeta Elías con un libro y a su izquierda Moisés con las Tablas de la Ley; a sus pies los apóstoles Pedro, Santiago "el Mayor" y Juan, extasiados contemplan el acontecimiento.

 

SÁBADO 7

Santos: Sixto II, Papa y mártir; Cayetano de Thiene, fundador y Alberto de presbítero.

Vísperas I del domingo: 3ª. Semana del Salterio

SAN ALBERTO DE TRÁPANI, del germánico, “el que brilla por la nobleza de su estirpe” (1250-1307?). Presbítero. Benito y Juana piadoso matrimonio, reciben con alegría a su hijo, después de veintiséis años de espera. Bautizado con el nombre de Alberto, nace en Trápani, Italia y recibe educación elemental en el monasterio carmelita. Profesa en dicha orden y recibe la ordenación sacerdotal, hacia 1268. Sus biógrafos dan testimonio de su vida de austeridad, ayunos, penitencia y permanente oración; se dice que nunca come carne y que mezcla sus alimentos con amargo ajenjo. Su "cama" era un tejido de varas (zarzo); además, duerme muy poco, dedicando horas de la noche a orar. Por lo anterior en vida es notable su fama de santidad, incrementándose ésta por el don de taumaturgia con que el Señor le bendice. Se establece en Mesina donde pasa el resto de su vida, ciudad azotada por la hambruna a la cual, después del arribo del santo y sin explicación lógica, comienzan a llegar en forma por demás milagrosa naves con víveres, mismos que el padre Alberto distribuye entre los necesitados. Fervoroso predicador. Por sus incontables méritos ocupa el cargo de Provincial en Sicilia (1296); propicia la fundación de conventos. Amado por su entrega y amor a Cristo y al prójimo. Se atestigua que en sus funerales voces misteriosas entonaron el os justi, en lugar de la misa de Réquiem. Su culto es aprobado por Sixto IV (1471-1484) en 1476. Patrono de la Orden del Carmelo; considerado el Gran taumaturgo y Apóstol de Sicilia. Iconografía: con hábito, en un éxtasis donde María Santísima le entrega al Niño Jesús.

 

DOMINGO 8

XIX DOMINGO ORDINARIO

Santos: Domingo de Guzmán, fundador; Famiano de Galesse, monje. Beata María de Jesús Baldillou y compañeras mártires. (Verde)

BEATA MARÍA DE JESÚS BALDILLOU Y COMPAÑERAS, del arameo, "señora" y del hebreo, abreviatura de Yeoshúah, Josué, "Yahvé salva” (1872-1936). Mártires. Nace en Balaguer, Lérida, España. No se cuenta con pormenores de su vida anterior a su ingreso en el noviciado de las Hijas de María Religiosas de las Escuelas Pías (Escolapias) de Masnou, municipio costero de la provincia de Barcelona, donde es ejemplo de humildad y obediencia. Profesa en 1927 y es destinada para servir al Colegio de Valencia; ahí permanece el resto de su existencia comisionada para servir en los trabajos domésticos. Sus hermanas le recuerdan por su espíritu de servicio, sencillez; la alegría con la que desempeña las labores que le son encomendadas y, sobre todo, por su entrega total a Dios. Al estallar la Guerra Civil Española (1936-1939), y desatarse una persecución contra sacerdotes y religiosas, declarándose la exclaustración. Las hermanas Hijas de María continúan en la clandestinidad cumpliendo su labor de ayudar a la afligida población, hasta que se les aprehende y lleva a las playas del Saler en Valencia donde son asesinadas. Junto con la madre Baldillou mueren las religiosas: Presentación Gallén de la Sagrada Familia; María Luisa Girón de Jesús, María del Carmen Gómez de san Felipe Neri, Maria de Jesús y Clemencia de san Juan Bautista. Por su fidelidad el Venerable Juan Pablo II (1978-2005), las beatifica en el año de 2001.

 

LUNES 9

Santos: Teresa Benedicta de la Cruz, mártir; Romano o Román "el Ostiario", mártir. Beata Mariana COPE de Molokai, religiosa. Feria (Verde)

BEATA MARIANA COPE DE MOLOKAI, del latín, patronímico de Marius, nombre de una gens romana (1838-1918). Religiosa. Nace en la provincia alemana de Heppenheim an der Bergstrasse, Alemania; hija de Bárbara y Pedro Kobb, agricultores de escasos recursos; en el bautismo recibe el nombre de Bárbara. Cuando tenía dos años, la familia se traslada a los Estados Unidos de Norteamérica, y establece en la ciudad de Utica, Nueva York; su padre se nacionaliza ciudadano, y el apellido de la familia cambia por Cope. Asiste a la escuela parroquial de San José y hace su primera comunión en 1848; en un ambiente de unión familiar y religiosidad, florece su vocación. En la adolescencia su padre queda inválido, por lo que Bárbara ayuda en los gastos familiares trabajando en una fábrica, pues tiene tres hermanos más. Su deseo de consagrarse a Dios, esperó debido a la escasez de recursos. A la edad de veinticuatro años de edad ingresa en el noviciado del instituto de las Hermanas de la Tercera Orden Franciscana de Syracuse, Nueva York con el nombre de Mariana. Como sabía hablar el alemán, se le asigna el apostolado de educar a los hijos de los emigrantes alemanes y dirigir una escuela. Destaca por sus cualidades intelectuales, así como su entrega al servicio de los pobres. Atiende en 1869 los nosocomios de Santa Isabel en Utica y el de San José en Syracuse. Sus méritos permiten que sea electa superiora provincial (1877) y reconfirmada en 1881. En 1883, escucha la solicitud que el obispo de Honolulu dirige a su congregación sobre la petición del monarca de las Islas Hawai (desde 1959 territorio estadounidense), pues las enfermeras de ese reino habían abandonado a los leprosos de la isla Molokai. Hasta ese entonces había atendido la isla era el padre san Damián de Veuster (1840-1889; 15 de abril) Ella acepta, aun conociendo el riesgo de muerte y es trasladada a Honolulu, donde organiza la asistencia a los infectados. Un año después, el gobierno de Hawai le solicita establecer el primer hospital general en la isla de Maui. Luego, en 1885, cuando sólo las Hermanas Franciscanas pueden hacerse cargo de los hijos de los leprosos, abre un albergue en los terrenos del hospital de Oahu, isla central de Hawai. El rey reconociendo su apostolado, la condecora otorgándole una medalla. Cuando en 1889, muere de lepra el ejemplar misionero san Damián, Mariana continúa su obra de asistencia y reintegración social con los leprosos, hasta su muerte en Molokai, Hawai, en 1918. Fue la primera beatificación de Su Santidad, Benedicto XVI, efectuada el 14 de mayo de 2005, por su representante el Cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Con esta beatificación se inicia un nuevo procedimiento -a partir de mayo de 2005-, de efectuar estas ceremonias, por acuerdo de la Santa Sede en el lugar donde fallece el nuevo beato y con la representación del citado cardenal, quien realiza la beatificación. Iconografía: con habito, y en sus manos el rosario. Su memoria anual es celebrada en forma indistinta el 23 de enero, fecha de su nacimiento o bien el 9 de agosto día de su ingreso a la Gloria.

 

MARTES 10

Santos: Lorenzo de Roma, mártir; Asteria de Bérgamo, mártir. Beatos Francisco Drzewiecki y Grzymala, mártires.

BEATOS FRANCISCO DRZEWIECKI Y EDUARDO GRZYMALA, del italiano antiguo, "Franco”, “francés" y del anglosajón, "el guardián de la propiedad", respectivamente. Mártires. Su Santidad, el Venerable Juan Pablo II, el 13 de junio de 1999 beatifica a 108 víctimas de la persecución contra la iglesia polaca, durante la ocupación alemana nazi, de 1939 a 1945. Entre éstos se encuentran los beatos a los que hacemos referencia el día de hoy. FRANCISCO DRZEWIECK (1942), oriundo de Zduny Lógica, Polonia. Ingresa en el seminario de Zdunska Wola, perteneciente a la Congregación de la Pequeña Obra de la Divina Providencia en 1924 y completa sus estudios teológicos en Roma, siendo ordenado en 1936. Regresa a su población natal en 1937; es trasladado a Wloclawek (1939). Detenido y encarcelado junto con todos los miembros del clero, seminaristas y jerarcas de la Iglesia. En enero de 1940 se le traslada a la prisión de Lad, Polonia; de ahí fue llevado al campo de concentración de Dachau, Alemania, donde se le informa que la Gestapo había ordenado que "el Clero y los judíos debían desaparecer". Se une a los más de dos mil sacerdotes prisioneros, los cuales cubren jornadas de trabajo de quince horas diarias, bajo condiciones climáticas, alimenticias e higiénicas inhumanas. Quienes le conocen y sobreviven le describen como "...el hombre que edificaba con su cortesía y premura" Las deplorables condiciones de vida que padecen los clérigos merman la salud del padre Francisco, por lo que es conducido a la barraca de los inválidos en espera de su muerte, la cual ocurre en la cámara de gas el 13 de septiembre de 1942. EDUARDO GRZYMALA, nace en Kolodziaz, Polonia (1906-1940), sacerdote diocesano, de quien se desconocen pormenores de su vida anteriores a su martirio en la cámara de gas del campo de concentración de Dachau, Alemania, el diez de agosto de 1940. Respecto al martirio de los 108 cristianos, el pontífice proclama: "...Los nuevos mártires padecieron torturas, experimentos seudo-médicos, hambruna y trabajos forzados, y murieron la mayoría en diferentes campos de concentración fusilados, ahorcados, decapitados, en las cámaras de gas, o como consecuencia de los malos tratos recibidos. De ellos, 3 eran obispos, 52 sacerdotes diocesanos, 26 sacerdotes religiosos, 7 hermanos, 8 religiosas, 3 seminaristas y 9 laicos, entre los que figura una viuda que pidió tomar el lugar de su nuera embarazada de ocho meses para salvar la vida de la madre y el niño".

 

MIÉRCOLES 11

Santos: Clara de Asís, fundadora; Alejandro "el Carbonero", mártir y Digna de Todi, eremita Memoria (Blanco)

SAN ALEJANDRO "el Carbonero”, del griego, "vencedor de los hombres" (250). Mártir. Los datos biográficos que se conocen son escritos por san Gregorio de Nisa (10 de enero). Nativo del Ponto (antiguo reino de Asia Menor), recibe formación en Cristo e instrucción en ciencias y letras. Algunos hagiógrafos indican que pertenece a una acaudalada familia la cual lega su fortuna a los pobres. Sin precisar fecha, se narra que Alejandro de oficio carbonero por su ascetismo y ejemplo de vida es electo por los pobladores de Comana Pontica (actual territorio de Turquía), para dirigir una comunidad cristiana en esa ciudad. San Gregorio, quien aspiró al cargo al ver la apariencia de Alejandro, dudó de su capacidad y después de interrogarle, queda asombrado de su profunda fe y misticismo, otorgándole el título primer de obispo de Comana Pontica. En el ejercicio de su misión episcopal, trabaja con celo pastoral, e inicia una fecunda misión evangelizadora en su diócesis; dicha responsabilidad, se interrumpe al iniciarse la persecución contra los cristianos ordenada por el pagano emperador Decio (249-251). Alejandro es hecho prisionero, condenado a morir mártir de la fe. Siempre expresaba "... soy carbonero por necesidad, pero mi vocación es la de ser penitente". Su culto se pierde en los anales de la historia.

 

JUEVES 12

Santos: Juana Francisca de Chantal, fundadora; Beato Inocencio XI, Papa Beato Isidoro Bakanja, mártir. Feria (Verde)

BEATO ISIDORO BAKANJA, del griego, "don de Isis" (1885?-1909). Mártir. Nace en Bobangui, Zaire (actual República Democrática del Congo, centro de África) de padres paganos. Sin destacar detalles de su niñez, sus biógrafos nos relatan a partir de 1905, cuando en su juventud, trabaja en la construcción y es catecúmeno, recibiendo formación católica con los monjes de La Trapa. Hacia sus 21 años de edad recibe el escapulario de la santísima Virgen del Carmen, a quien profesa profunda devoción; es bautizado, con el nombre que hoy le conocemos. Le preguntaba a los monjes: "¿Cómo se sabe que alguien es cristiano? Se le responde que si llevaba al cuello el escapulario y el rosario; así como por su amor y fidelidad a Jesús y María. Este ejemplar santo vive en la población africana de Coquilhatville (actualmente Mbandaka), donde quienes le conocen, atestiguan que es un católico ejemplar. Trabaja en una empresa, cuyo gerente odia a los cristianos y a cualquier símbolo de los mismos; por lo que manda que Isidoro se quite el escapulario y el rosario. Al no obedecer lo manda azotar; él recibe el castigo con humildad y en silencio. Dedicado a la oración, el rezo del rosario, y la confesión y comunión frecuentes, por su conducta ejemplar sus compañeros le solicitan ser su catequista acarreándose aun mayor odio de su jefe, quien lo manda golpear ahora con una cachiporra y después ordena a uno de sus trabajadores que lo mate. El ejemplar cristiano con valor le dice: "No he robado. No me he acercado a tu mujer ni a tus concubinas... He hecho cuanto me has mandado... ¿Por que quieres matarme?. como respuesta, nuevamente lo manda azotar "...hasta que se muera", por enseñar oraciones a los trabajadores; sin embargo, el empleado que hará las veces de "verdugo", con un látigo insertado con filosos clavos, no ejecuta la cruel orden y como castigo también es golpeado. En seguida el capataz, le arranca del cuello el escapulario y lo golpea con brutalidad, hasta dejarlo sangrante; entonces Isidoro desconsolado, suplica: "Blanco, estoy muriendo... piedad... Mamá, me muero". Después de estos atroces hechos, llega un supervisor a la empresa y para evitar que Bakanja declare en su contra, lo encierra en un calabozo, donde recibe más golpes del gerente; además de ser mordido por las ratas. Luego de varios días y por un descuido, al dejar abierta la puerta, logra escapar. Pese a su gravedad, se recupera y continúa con su vida de santidad, dando clases de catecismo, hasta ser localizado por el malvado jefe, quien lo manda golpear hasta dejarlo medio muerto. Es encerrado, con argollas metálicas en pies y manos y atado a un enorme peso para inmovilizarlo. Pero la visita del supervisor, hace mayor el delito, e Isidoro cubierto de heridas es llevado a Isako, a fin de no ser visto, logrando nuevamente escapar con las heridas infectadas. Algún piadoso cristiano avisa a los monjes de La Trapa, quienes lo encuentran a la orilla del río, con las heridas en descomposición; recibe la unción, confesión y comunión. Antes de fallecer expresa: "No estoy enojado contra el blanco, el que me haya flagelado es asunto suyo, no mío. Si muero, pediré por él en el cielo". Es sepultado con su rosario y su amado escapulario. El Venerable Juan Pablo II (1978-2005), lo beatifica el 24 de abril de 1994. Iconografía: de pie con camiseta y pantalón, en sus manos el rosario y el cuello el escapulario de la Virgen del Carmen, a su lado un crucifijo y la palma alusiva a su sacrificio martirial.

 

VIERNES 13

Santos: Ponciano. Papa e Hipólito de Cerdeña, mártires; Benildo Romancon, religioso. Beato Santiago Gapp, mártir. Feria (Verde)

BEATO SANTIAGO GAPP, del árabe, derivado de Jacob, "que Dios proteja" (1897-1943). Mártir. Hijo de familia sencilla; nace en Wattens, Tirol austriaco. Recibe formación en la religión católica, y sólo realiza estudios elementales. Es reclutado para combatir en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Al finalizar ésta y resultar derrotada su patria permanece prisionero durante nueve meses. Al ser liberado, en 1919, regresa a su hogar, sin embargo, la influencia de la milicia lo hace olvidar sus principios cristianos. Su piadosa madre, quien en su niñez le inculca el amor a Dios, se dedica a orar por la conversión de su hijo, lo que se suscita milagrosamente. El joven Santiago inicia estudios eclesiásticos en el seminario de los Marianistas, en Friburgo, Suiza (1920) y, diez años después, recibe la ordenación sacerdotal. Vuelve a su patria, desempeñándose como maestro en escuelas de su congregación. Por desgracia desde 1938 el régimen de Adolfo Hitler (1889-1945) en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) persigue a Gapp, en virtud de que era sacerdote católico y además criticaba las teorías nazis, por lo que abandona su país en 1939. La Gestapo -policía secreta alemana- lo persigue el resto de su existencia; ejerce su ministerio en forma clandestina, para evitar ser aprehendido. Se refugia en Francia y España, donde es capellán y docente en colegios marianistas. En tierras españolas trabaja en Valencia y en San Sebastián, en este último lugar -pese a los riesgos- denuncia las acciones nazis. Al parecer dicha acusación no tiene consecuencias y el sacerdote continúa su predicación, hasta que dos judíos se acercan a él, fingiendo el deseo de recibir la catequesis y ser bautizados; con engaños lo trasladan a Hendaya, Francia, donde es apresado por agentes de la Gestapo, a la que ellos pertenecen. Es sometido a juicio y hecho prisionero (1941). En la cárcel, escucha su sentencia de muerte y escribe a su superior: "Cuando esta carta llegue a sus manos estaré ya en un mundo mejor...". A continuación redacta varias cartas dirigidas a sus familiares, alentándolos a ser firmes en la fe. En una de ellas expresa: "Hoy será ejecutada la sentencia. A las 7 de la tarde, iré a casa de mi querido Salvador, a quien siempre amé fervientemente. '¡No se aflijan por mí! Soy totalmente feliz. Naturalmente he tenido que pasar muchas horas penosas, pero he podido prepararme muy bien a la muerte. Tengan ánimo, y soporten todo por amor a Dios...". En una fecha como hoy en 1943, es decapitado convirtiéndose en mártir de la fe. El Venerable Juan Pablo II (1978-2005), lo beatifica el 2 de noviembre de 1996. Iconografía: en fotografía, con sotana. También es conocido como Jakob o Jacobo Gapp.

 

SÁBADO 14

Santos: Maximiliano María Kolbe, mártir; Anastasia de Egina, viuda. Beata Isabel Renzi, fundadora.

Vísperas I de la solemnidad: todo propio Memoria Rojo

BEATA ISABEL RENZI del hebreo, "Dios es mi juramento" (1786 1859). Fundadora. Sus padres Victoria y Juan Bautista, de vastos recursos, la trajeron al mundo en la provincia italiana de Saludecio, Rimini; en el Bautismo recibe el nombre de María Isabel. En 1791, la familia se traslada a radicar en Mondaino, donde la niña recibe formación en Cristo y vasta cultura con las religiosas de la orden de Santa Clara (clarisas), aprende a amar a Dios, dejando honda huella espiritual en ella el trabajo de las monjas. A los 21 años de edad ingresa en la vida consagrada en el monasterio agustino de Piedrarubia en su país, conocido por la espiritualidad de las religiosas, así como por el intenso frío invernal. Siente la intensidad de estar consagrada a Dios y así lo expresa en una carta dirigida a su progenitor: "Venerado padre, le digo: tengo un fuerte deseo de hacer el bien, rezar mucho por la gloria de Dios, y de hecho para la mayor gloria de Dios... En la casa de Dios". En 1810, el emperador francés Napoleón I, Bonaparte (1769-1821) decreta el cierre de conventos, María Isabel con tristeza abandona el lugar donde había sido feliz y regresa a la casa paterna. Durante catorce años de vida familiar, deja el fervor del monasterio, desconcertada pide a Dios: "Señor, ¿qué proyectos tienes para mí?", pues enfrenta el dilema de retomar la vida religiosa o quedarse en su hogar disfrutando de su alta posición social, sin pensar en contraer matrimonio. Cierto día al pasear a caballo, el corcel se desboca y ella cae en forma intempestiva; al levantarse ilesa interpreta la caída como una llamada de Dios. En seguida consulta con su guía espiritual, el sacerdote Vital, quien le propone dedicarse a educar y que de ser su deseo se presente en la región italiana de Coriano, en la escuela para niñas y jóvenes pobres. Llega al lugar en 1824 y conoce a santa Magdalena de Canossa (10 de abril) de quien aprende dirección, apostolado y administración de la vida monástica. En 1839 funda la congregación de las Maestras Pías de la Virgen Dolorosa, cuyo apostolado será proporcionar educación humana y cristiana a niñas y jóvenes sin recursos. Isabel encabezando un grupo de jóvenes con ideas afines viste el hábito en la parroquia de Coriano, redacta la Regla y obtiene la aprobación episcopal Las vocaciones proliferan y la congregación se extiende por varias ciudades italianas. Dejando una herencia de amor a Dios en el servicio al prójimo, nuestra santa fallece en la casa general de la congregación en Coriano, diócesis de Rimini, lugar donde sus restos-reliquia, reciben veneración. El Venerable Juan Pablo II la beatifica el 18 de junio de 1989.

DOMINGO 15

La Asunción de la Santísima Virgen María

Santos: San Simpliciano de Milán, obispo. Beato Agustín Hurtado, mártir. Solemnidad (Blanco).

LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, del latín eclesiástico, assumptio, "elevación de la Virgen desde la tierra al cielo" (siglo I). Esta solemnidad, antiguamente nombrada en la Iglesia de Oriente como la "Dormición de María", inicia su celebración en el siglo VI de la Era Cristiana. Desde entonces los cristianos manifiestan su fe acerca de que María murió y resucitó, como su Hijo Jesucristo. Es posible que el término "dormición" se tomara de las Epístolas de san Pablo, ya que en esa época al término "dormir" se le asignaba el significado de morir, para despertar a una vida nueva. Asimismo, desde mediados del siglo se conocen escritos apócrifos que narraban con cierta se hicieron populares, debido a lo que varios Padres de la Iglesia se dedicaron a estudiar la Sagrada Escritura y reflexionar en lo que en verdad la fe nos enseña sobre la muerte y asunción de la Madre de Dios. A través de los siglos, los estudiosos de la Biblia (exégetas) han demostrado que Nuestra Madre Santísima, después de haber fallecido, fue elevada (asunta) a los cielos y aquí en la tierra ha merecido un culto especialísimo, por ser la Madre de Dios y tomar parte en los misterios de Cristo. La Constitución Dogmática sobre la Iglesia, emitida por el Concilio Vaticano II (1962-1965), en el párrafo 59 indica: "Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de culpa original, terminado el decurso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial". El Venerable Pío XII (1939-1958), el 1 de noviembre de 1950 proclamó este Dogma en la Constitución Munificentissimus Deus, fijando esta fecha para su celebración con la categoría de solemnidad. Iconografía: María Santísima de pie, sobre un cúmulo de nubes ataviada con vestido blanco y manto azul, siendo característico que sus ropas ondulan por el efecto del aire al ser elevada a las alturas, numerosos ángeles la rodean. En la Sacristía mayor de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, se ubica en el muro sur, una hermosa pintura mural en óleo sobre tela del pintor mexicano Juan Correa (1646?-1716?) realizado en 1689, representando este acontecimiento mariano.

 

LUNES 16

Santos: Beato Bartolomé Laurel y compañeros, mártires. San Esteban de Hungría, rey. Beato Juan de Santa María, mártir. Feria (Verde)

BEATO BARTOLOMÉ LAUREL Y COMPAÑEROS, del arameo, "el hijo del arador" (1627). Mártires. Se desconocen detalles de su infancia y familia; nace sin precisarse el año en la entonces capital de la Nueva España (actual Ciudad de México), bautizado a fines del siglo XVI. En la juventud, antes de definir su vocación, se dedica a la herbolaria. Tomando en cuenta que en su época las epidemias proliferan entre nativos y europeos, era necesario un herbolario, que aún no siendo médico, atendiera a los contagiados, así como las numerosas enfermedades de origen gastrointestinal que, entre otras enfermedades, se padecían, siendo insuficiente el recién fundado hospital de Jesús (1524) para atender a la población. Este beato trabaja en la atención de enfermos en el hospital de la Tlaxpana (actual Av. MéxicoTacuba), la Casa de Cuna del entonces pueblo de Santa Fe, así como en el nosocomio anexo al templo de San Hipólito (actual Av. Hidalgo esq. Zarco, Col. Guerrero, Ciudad de México), entre otros. Habiendo recibido de sus progenitores formación católica, se da cuenta de las necesidades de los enfermos en la Nueva España y las lastimosas condiciones de algunos de ellos, define su vocación e ingresa en la orden de Frailes Menores (franciscanos) y profesa como hermano lego. Ahí amplía sus conocimientos en medicina y enfermería. En 1626 sus superiores lo envían a evangelizar a las islas Filipinas y luego a Japón. En tierras japonesas las autoridades y sus habitantes son paganas y el ejército persigue a los ya convertidos y a los misioneros. Pese a lo adverso de las circunstancias, fray Bartolomé ejerce con firmeza su apostolado; es aprehendido junto con el sacerdote Francisco de Santa María y el catequista laico Gaspar Vaz; los tres son sentenciados y, por no renunciar a su fe, condenados a morir quemados en la hoguera, entregando su vida en aras de la fe. El pontífice beato Pío IX 1846-1878 (7 de febrero) lo beatifica en 1867. Su proceso de canonización continúa vigente en la Comisión para las Causas de los Santos de la Arquidiócesis de México, sólo es necesario que por la intercesión de este beato ocurra un milagro de primer orden, esto es la milagrosa curación de un enfermo en etapa terminal, de ser posible; encomendemos a fray Bartolomé, un caso difícil para que si Dios lo permite ocurra el milagro y sea elevado a los altares como santo. Iconografía: con hábito franciscano, en su martirio en la hoguera y la palma alusiva. Un templo dedicado a los beatos mexicanos Bartolomé Laurel y Bartolomé Gutiérrez (2 de septiembre) se encuentra ubicado en Av. Margarita Maza de Juárez, sin número, Unidad Habitacional "La Patera", Delegación Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

 

MARTES 17

Santos: Jacinto de Cracovia, presbítero; Beatriz de Silva, fundadora y Juana Delanoue, fundadora. Feria (Verde)

SANTA JUANA DELANOUE, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" (1660-1736). Fundadora. Oriunda de Saumur, Maine-et-Loire, en Francia, hija de una ferviente familia católica. Sus padres son prósperos comerciantes, al morir su padre, su madre se encarga del negocio, y al morir ésta en 1691, Juana lo atiende. Destaca por ser inteligente y buena administradora; sin embargo por ese tiempo se describe así: "...una joven egoísta, llena de orgullo y avaricia"; esto le lleva a abrir su negocio incluso los domingos, cosa que era mal vista en esa época. En 1698 durante Pentecostés, al parecer tiene dos experiencias místicas que modifican su forma de actuar y la acercan a Dios. En la primera ve a María Santísima quien le pide atender a los pobres; la segunda refiere a los piadosos comentarios de la anciana Francisca Souchet, la cual, en su peregrinaje al santuario de Nuestra Señora de Ardilliers, cercano al negocio de Juana, la invita a consagrarse a los numerosos marginados. La joven cierra su floreciente establecimiento, deja su vida de egoísmo, lujos y comodidades extremas y se dedica a atender a los más necesitados. Con fondos propios y de benefactores, funda una "casa de asistencia", para huérfanos, ancianos, y enfermos. Modifica su forma de vestir, su conducta y actitudes tan radicalmente que los vecinos desconfían de ella. Sin embargo, el tiempo convence a los incrédulos de su sinceridad. Al paso del tiempo su reputación como mujer entregada al amor a Dios en el servicio al prójimo crece y varias damas, con ideas afines se unen a su causa. En 1704, funda la congregación de las Hermanas de Santa Ana de la Divina Providencia de Saumur en su país, eligiendo el nombre de Juana de la Cruz. Trabaja en la dirección de su instituto, acrecentando su obra con el establecimiento de orfanatos, asilos, hospitales y otras instituciones de beneficio social. Las Constituciones de la Congregación son aprobadas por el Obispo de Angers en 1709. Los indigentes y necesitados acuden a pedir asilo en la llamada "La Providencia", siendo atendidos según lo requieren. Poco después con el aumento de vocaciones, atiende a los abandonados, madres solteras, prostitutas y a todos los despreciados de la sociedad. Gasta su cuantiosa fortuna y donativos en proveer sus casas, hasta quedar sin dinero; pero esto no la detiene y pide limosna para cumplir sus compromisos. Se dice que realiza curaciones milagrosas, hasta su fallecimiento debido a causas naturales en la provincia francesa de Fencet; hasta entonces se contaba con ocho comunidades extendidas en las poblaciones francesas de Angers, Indre, Indre-et-Loire, Morbihan y de Loire-Atlantique. El Venerable Juan Pablo II (19782005) la beatifica el 31 de octubre de 1982. Iconografía: en actitud orante, con hábito de su orden, frente a un crucifijo.

 

MIÉRCOLES 18

Santos: Elena de la Cruz, emperatriz Alberto Hurtado presbítero y Fermín de Metz, obispo. Feria (Verde)

SAN ALBERTO HURTADO, del germánico, contracción de Adalberto, "el que brilla por la nobleza de su estirpe" (1901-1952). Presbítero Nace en Viña del Mar, Chile. A los cuatro años de edad, queda huérfano de padre; desde entonces la viuda con Alberto y su hermano Miguel, viven en casa de unos parientes en Santiago de Chile, donde sufren carencias. Por fortuna su madre obtiene una beca y lo inscribe en el colegio jesuita de San Ignacio. Desde la adolescencia manifiesta inteligencia y piedad; deja las diversiones propias de su edad, se integra en una Congregación Mariana y participa en obras de beneficencia. Define a los 15 años su vocación para ser sacerdote jesuita y su disposición para atender a los marginados. El joven siente la dificultad de ingresar al seminario pues debe atender a su madre y hermano, por lo que aplaza los estudios eclesiásticos e inicia la carrera de derecho en la Universidad Católica de Chile (1918-1923) y consigue empleo. Al recibir su título de abogado, deja a su madre y hermano con un futuro económico asegurado e ingresa en la Compañía de Jesús. Inicia el noviciado en Chillan en su país, continúa estudios en Córdoba. Argentina en 1925; después en Barcelona, España en 1931 y en Lovaina, Bélgica, recibe la ordenación sacerdotal en 1933. Quienes lo conocen desde la adolescencia, reconocen su espíritu de servicio, inteligencia, buen carácter y su enorme amor a Dios. Regresa a su patria en 1936, con doctorados en pedagogía y teología; docente en el colegio de San Ignacio, la Universidad Católica y el Seminario Pontificio, propicia la edificación de una Casa de Ejercicios y dirige la Congregación Mariana juvenil; promueve la catequesis popular y acrecienta las vocaciones sacerdotales, trabajando exhaustivamente en la formación de laicos. De su obra literaria se citan: Sindicalismo, ¿Es Chile un país católico?, Reglamentación del trabajo de los niños, entre otras. Recomendaba a la niñez y a la juventud: "Nunca habremos dado a Dios lo suficiente, mientras no se lo hayamos dado todo". Atiende a hombres, mujeres, jóvenes y niños en situación de calle fundando el Hogar de Cristo (1944), lugar que hasta nuestros días continúa en servicio. En el aspecto laboral funda la Asociación Sindical Chilena, para la formación de obreros que luchan por obtener mayor justicia social (1947) y en 1951 dirige la revista Mensaje, para conocer el Evangelio, ampliar la cultura y difundir temas de actualidad, la cual continúa en circulación. Uno de sus lemas: "La injusticia causa enormemente más males de los que puede reparar la caridad". A este santo varón sorprendido por un infarto pulmonar en mayo de 1952, se le diagnostica cáncer en el páncreas y tres meses después entrega su alma a Dios. Su Santidad, Benedicto XVI lo canoniza el 23 de octubre de 2005. Iconografía: de aspecto joven, con sotana y en su rostro una agradable sonrisa.

 

JUEVES 19

Santos: Beatos: Pedro Zúñiga y Luis Flores y compañeros, mártires. Santos: Juan de Eudes, fundador y Sixto III, Papa. Feria (Verde)

SAN SIXTO III, del latín, "el sexto" (440). Papa. Nace en Roma, se ignoran datos fidedignos anteriores a su elección pontificia el 31 de julio del año 432. Ocupa la sede pontificia en el orden cuarenta y cuatro después de san Pedro. Durante su pontificado efectúa varios acuerdos favorables entre los patriarcas antioquenos y alejandrinos; igualmente salvaguarda las jurisdicciones de Roma sobre Iliria contra el emperador de Oriente que intenta hacerlas dependientes de Constantinopla. Favorece la ampliación de la basílica de Santa María la Mayor. Es posible que haya redactado algunas Epístolas. Su fallecimiento ocurre en Roma, un día como hoy del año 440; recibe sepultura al lado de san Lorenzo (10 de agosto), mártir, en la Vía Tiburtina de la Ciudad Eterna. Después de su deceso recibe veneración como santo, de acuerdo a la tradición de la época.

 

VIERNES 20

Santos: Pío X. Papa; Samuel, profeta y Domingo de Armenteira, abad. Memoria (Blanco)

SAN SAMUEL, del hebreo. "escuchado por Dios” (hacia el año 1000 a.C.). Profeta. Es uno de los "profetas menores", llamados así por lo breve de su mensaje. Sus padres son Elcaná y Ana, quienes no habían logrado -después de años- engendrar descendencia; en su niñez lo consagran a Dios en el santuario de Silo. Nace en Ramatáyim en la zona montañosa de Efraim. Su biografía es relatada en los dos libros históricos homónimos en el Antiguo Testamento (1 y 2 S). Reconocido como el Profeta de la escucha y la disponibilidad a la voluntad del Creador, en 1 S 3, 9-10 expresa: "Habla, Yahvé, que tu siervo te escucha". Entre sus profecías están la condenación de la casa de Helí; desde ese momento todo Israel lo reconoce como profeta de Yahvé (1 S 3, 19-21; 1 S 7, 13); predica en Israel, Betel, Gilgal y Mizpá (1 S 7, 15-16). Cuando retorna a su tierra natal ejerce su función de juez (1 S 7, 16.17) y guía al pueblo hacia el servicio al Señor, la aceptación de sus mandatos de amor y justicia para ser libres. Destaca como caudillo religioso y político; además de profeta y último juez de los israelitas en la etapa de transición a la monarquía. Unge como reyes de Israel a Saúl (1 S 9, 10) y David (1 S 16), de la descendencia de este último nacerá Jesús el Redentor. Su deceso ocurre en Ramá, lugar donde recibe sepultura. Ha sido integrado en el Santoral de hoy, con base en el párrafo 61 del Catecismo de la Iglesia católica, que indica: "Los patriarcas, los profetas y otros personajes del Antiguo Testamento, han sido y serán siempre venerados como santos en todas las tradiciones litúrgicas de la Iglesia".

 

SÁBADO 21

Santos: Pío X. Papa; y Domingo de Armenteira abad. Beato Ramón Pieró, mártir.

Vísperas I del domingo: 1ª semana del Salterio Memoria (Blanco)

SANTO DOMINGO DE ARMENTEIRA, del latín, "señorial" (1338). Abad. En la historia del monasterio cisterciense de Santa María de Armenteira, en Pontevedra, España (ocupado actualmente por religiosas de la misma orden), existen documentos que hacen constar la existencia y virtudes heroicas de este santo abad. Además de crónicas de monjes cistercienses contemporáneos, así como testimonios de laicos que lo conocen, han dado fe de su santidad de vida. No se conocen particularidades de infancia, juventud y familia; siendo de origen español, se desempeña como abad en el citado monasterio. Los religiosos historiadores de esa orden fray Basilio Duarte, Benito Pérez y el laico Antonio del Villar, recopilan datos que, aún siendo insuficientes, han logrado verificar las numerosas curaciones que santo Domingo realizó entre los lugareños, antes y después de su fallecimiento, ocurrido en ese lugar. Por sus milagros y fama de santidad, se le da culto desde tiempo inmemorial.

 

DOMINGO 22

XXI DOMINGO ORDINARIO

Nuestra Señora María Reina

Santos: San Andrés de Fiésole, abad; Beato Jacobo Bianconi o de Mevania, presbítero. (Verde)

BEATO JACOBO BIANCONI O DE MEVANIA, del hebreo, variante de Jacob, Jacobo, que corresponde a Santiago, del hebreo, Yagob-El "el que sigue a Dios” o "que Dios proteja" (1220 1301). Presbítero. Nace en Mevania (actualmente Bevagna), en Umbría, Italia. Sus padres le procuran una educación esmerada, a la vez que le inculcan los valores cristianos. Desde pequeño muestra cualidades excepcionales; tanto así que se cuenta que con el poder de su oración detiene una riña surgida entre dos familias. Hacia 1235 tiene su primer contacto con la orden de los predicadores (dominicos), cuando unos frailes predican en su pueblo. Ahí mismo decide consagrar su vida al Señor; regresa a su hogar acompañado de los citados misioneros y comunica a sus padres su decisión; cursa su noviciado en la ciudad de Spoleto (1236), donde se apega estrictamente a la Regla viviendo con extrema austeridad, forma de vida que sigue el resto de su existencia. Destaca por su gran erudición y por un don especial, que fue el reconciliar y llevar la paz a quienes se encontraban en conflicto. Gracias a su vehemencia y profundas convicciones de las verdades del cristianismo se enfrenta y vence a los herejes de la región de Umbría. Funda el primer monasterio dominico en su ciudad natal. Su devoción a la Santísima Virgen es excepcional, tanto así que, se dice, ella le anuncia con anticipación el momento de su muerte en el monasterio de Mevania. Su culto es confirmado por el pontífice Clemente X (1670-1676), en mayo de 1672.

 

LUNES 23

Santos: Felipe Benizi, presbítero; Eugenio de Ardstraw, obispo. Beato Pedro Gelabert mártir. Feria (Verde)

BEATO PEDRO GELABERT, del arameo, "piedra" “roca” (1887-1936). Mártir. De origen español, nace en Manacor, Baleares. Desde los 6 años de edad ayuda a la familia cuidando el rebaño y en las faenas agrícolas. Por ello no asiste a la escuela; sin embargo, recibe profunda formación en los valores de Cristo en el centro parroquial. Es piadoso, asiste diario a la Asamblea Eucarística y gran devoto de María Santísima a quien diariamente reza el rosario. Con gusto acude de mañana al templo para servir como acólito, y memoriza las contestaciones en latín, ya que aún no sabe leer. Antes de cumplir 20 años ingresa al noviciado de la Compañía de Jesús (jesuitas) en Gandía, Valencia, hasta profesar como hermano coadjutor. Trabaja en el colegio valenciano de San José; posteriormente, en los conventos de Montesino de Palma, Alicante y Veruela y años más tarde regresa a Gandía. Se distingue por su absoluta disponibilidad en el servicio a sus hermanos espirituales y obediencia a los superiores; es sencillo y de carácter alegre. Con especial habilidad para los trabajos de electricidad, es de gran utilidad en el convento. Por sus conocimientos de enfermería atiende y cuida a los pacientes con caridad sin igual. Cuando estalla la Guerra Civil Española (1936-1939), se le encomienda atender a su superior enfermo y al realizar este servicio, las tropas perseguidoras de los cristianos lo sorprenden, enviándole a prisión, donde sufre humillaciones y malos tratos, que provocan su muerte en Tavernes, Valencia, convirtiéndose en mártir, sin negar su fe. Lo anterior es relatado por otros hermanos jesuitas, testigos del crimen. El Venerable Juan Pablo II (1978-2005), lo beatifica el 11 de marzo de 2001.

 

MARTES 24

Santos: Bartolomé, Apóstol; Patricio "el Viejo" de Nevers, obispo. Beato Bartolomé de Bélgica, monje. Fiesta (Rojo)

BEATO BARTOLOMÉ DE BÉLGICA, del arameo, "abundante en surcos" (1250). Monje. La biografía casi desconocida de este beato, nos aporta el ejemplo de los valores que la familia cristiana puede lograr para su salvación. Los datos fidedignos, no detallan su infancia, ni lugar preciso de nacimiento, siendo de origen belga, nacido en la segunda mitad del siglo XII. En la edad adulta contrae nupcias con Gertrudis ambos fervorosos cristianos; procrean seis vástagos: cuatro de sus hijas son mojas cistercienses, la menor de ellas se convierte en la beata Beatriz de Nazaret (29 de agosto) y el hijo mayor ingresa en la orden premostratense. En 1207 fallece su esposa y él ingresa como hermano lego en la orden del Cister, junto con su hijo menor. Atiende con esmero los deberes que le asignan y se convierte en un promotor de su orden, al establecer tres monasterios, continuando con su ejemplo de oración y servicio. Tiempo después cuando en su agonía es atendido por sus hijas Cristina y la citada Beatriz, a quienes ve consternadas por su gravedad las consuela diciendo: "Cesen de llorar, alégrense junto conmigo porque estoy gozando, estoy seguro, en efecto, de que cuando haya dejado el peso de la carne, el Omnipotente, que se dignó ponerme a mí pecador, entre el número de los elegidos, me tratará bien". No se ubica el lugar preciso de su muerte.

 

MIÉRCOLES 25

Santos: Luis IX de Francia, rey; José de Calasanz, fundador. Beata Maria del Tránsito de Jesús Sacramentado, fundadora. Feria (Verde)

BEATA MARÍA DEL TRÁNSITO DE JESÚS SACRAMENTADO, del arameo, "señora", del latín, "paso, transito" "ir más allá" y del hebreo, abreviatura de Yeoshúah, Josué, "Yahvé salva", respectivamente (1821-1885). Fundadora. Oriunda de la hoy ciudad de Carlos Paz, Argentina. Recibe su primera instrucción en el hogar; posteriormente, es educada en colegios de la ciudad de Córdoba. Al morir su padre (1850), la familia se traslada a dicha urbe; desde entonces, se distingue por su extrema piedad y su amor a la Eucaristía. Imparte catecismo, visitaba orfanatos, asilos y hospitales, llevando ayuda material y espiritual. A la muerte de su madre (1858), ingresa como Terciaria Franciscana. En la mente de la beata ya rondaba la idea de crear una asociación religiosa que brindara formación religiosa a los niños pobres y abandonados. Contacta a Isidora Ponce, quien pretende fundar un convento Carmelita en Buenos Aires y viaja con ella hasta esa ciudad, ingresando en el Carmelo en 1873; sin embargo su débil salud la hace abandonarlo (1874). Casi medio año después, vuelve a intentar incorporarse a la vida religiosa, esta vez en el convento de las religiosas de la Visitación de la ciudad de Montevideo, Uruguay; pocos meses después debe abandonarlo ya que su frágil salud le impide continuar. Así renace en ella la idea de la fundación; sus intenciones las comparte con el sacerdote franciscano Ciríaco Porreca. El 8 de diciembre de 1878, obtiene la aprobación eclesiástica de las Constituciones, quedando formalmente instituida la Congregación de las Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas de la Argentina. En 1879 emite la profesión religiosa. Solicita la agregación de su comunidad a la Orden Franciscana, siendo aceptada ésta en 1880. Su congregación realiza acciones en beneficio de la niñez y pronto se adhieren a ella nuevas novicias. Su obra pronto se expande y funda varios colegios. El Instituto fue dirigido por ella con sabiduría y prudencia; su salud, debilitada por el acendrado ascetismo con el que vive y el exhaustivo trabajo a favor del prójimo, la lleva a entregar su alma al Señor en la población de San Vicente de Córdoba (Argentina). El Venerable Juan Pablo II (1978-2005), la beatifica en 2002. Es la primera mujer argentina que "alcanza el honor de los altares". También se le conoce como María del Transito Eugenia de los Dolores Cabanillas o María Cabanillas.

 

JUEVES 26

Santos: Beato Junípero Serra, presbítero. San Ceferino I. Papa. Beato Jaime Retouret mártir. Feria (Verde)

BEATO JAIME RETOURET, variante de Jacob, Jacobo, que a su vez corresponde a Santiago, del hebreo, Yaqob-El "el que sigue a Dios" o "que Dios proteja" (1746-1794). Mártir. Ve la primera luz en Limonges, Francia, sus padres son comerciantes, sin conocerse mayores detalles familiares. En la adolescencia destaca por ser responsable y estudioso, con grandes cualidades y aficionado a la lectura. A los quince años de edad es aceptado en el convento de la orden del Monte Carmelo (“carmelitas") de su ciudad natal, lugar donde realiza estudios eclesiásticos, hasta recibir la ordenación sacerdotal. En el desempeño de su ministerio es notable por su oratoria, fervor y carácter formal, atrayendo a numerosos feligreses; sin embargo, su débil salud, le hace en ocasiones interrumpir su misión. Cuando inicia la Revolución Francesa (1789-1799), el padre Jaime, se niega a prestar juramento a una ley civil unilateral, que obliga a que los obispos y párrocos sean electos por el pueblo y posteriormente aprobados por el Sumo Pontífice. Además de esta negativa, se le acusa de haberse integrado a los grupos de emigrantes políticos en contra del citado conflicto bélico, y es encarcelado con otros sacerdotes y religiosos; luego se le exilia a la Guinea Francesa, en América del Sur. Tiempo después es deportado a la ciudad francesa de Rochefort. En tanto las tropas inglesas sitian la costa francesa, lo que provoca la salida de dicha nave, la cual había permanecido varada en las más insalubres condiciones, hacinamiento, carencia total de alimentos y expuestos los cautivos al contagio de enfermedades infecciosas, en general en condiciones infrahumanas. Muere en Madame Isle, La Rochelle, al oeste de Francia. El Venerable, Juan Pablo II (1978-2005), lo beatifica con otros 63 sacerdotes y religiosos mártires de la fe, el 1 de octubre de 1995. También conocido como Jacob, Jacobo, Jacques o Santiago Retouret, nombres que son equivalentes al de Jaime. Iconografía: con hábito carmelita, en sus manos la palma alusiva a su martirio.

 

VIERNES 27

Santos: Mónica, viuda; Amadeo de Lausana abad y Cesáreo de Arlés obispo. Memoria (Blanco)

SAN CESÁREO DE ARLÉS, del latín, "que pertenece al César” (470?-543). Obispo. Natural de Chalon-sur-Saone, Francia, al parecer pertenece a una familia acaudalada, por lo demás no se conocen detalles. A los dieciocho años, solicita a Silvestre (484-526), el obispo de su ciudad, ser recibido en el clero de su tierra natal y es admitido en 488 permaneciendo ahí dos años. Como gusta del estudio, se retira al monasterio de la isla francesa de Lérins, hacia el año 491. Quizá las constantes penitencias y la estricta disciplina que se impone, disminuyen su salud, por lo que se le envía para su recuperación con unos familiares a Arles, Francia. Sana, continúa sus estudios y es ordenado sacerdote de manos del obispo Eonio (500). Al morir el obispo, Cesáreo lo sucede en el cargo (503). En su sede episcopal ejerce su ministerio con celo pastoral con el propósito de convertir al cristianismo a numerosos paganos. Enfrenta las herejías de Arrio (280-336), convoca sínodos y concilios locales y se distingue por su oratoria, siendo uno de los más importantes predicadores de la iglesia latina. De su obra literaria, se localizan más de doscientos sermones, Tratado contra el semipelagianismo, Regla para los monjes y Regla a las vírgenes., El misterio de la Santa Trinidad, y en especial Recapitulado, en esta última, el ilustre obispo, presenta un resumen de los avances en la organización monástica del siglo VI. Deja una estela de santidad a su muerte ocurrida en su diócesis, siendo reconocido como uno de los fundadores de la Iglesia de Francia. Su culto como santo, se pierde en los anales de la historia.

 

SÁBADO 28

Santos: Agustín de Nipona, Doctor de la Iglesia; Edmundo Arrowsmith, mártir y Moisés "el Etíope”, anacoreta.

Vísperas I del domingo: 2' semana del Salterio Memoria (Blanco)

SAN MOISÉS "el Etíope", del hebreo, "sacado del agua" (400). Anacoreta. No se conocen lugar y fecha de nacimiento, ni se cuentan con datos de Infancia y vida en familia. En algunas biografías se indica, sin precisar fechas, que es un temible asaltante y jefe de una banda; sin embargo, sin saberse el porque, Dios lo ilumina operándose en él un cambio de vida radical y arrepentido con sinceridad de sus errores, solicita ingresar en un monasterio donde es aceptado; a partir de entonces, hace vida de total penitencia y oración permanente. Por lo anterior, varios malhechores que habían sido integrantes de su banda, también contritos ingresan a la abadía. A pesar de su vida ejemplar, el maligno lo acecha durante el sueño, trayéndole a su mente recuerdos de su desordenada vida anterior, por ello decide aumentar sus ayunos y mortificar cada vez más su cuerpo. Pero como el espíritu de mal continúa con sus acechanzas para apartarlo del buen camino, Moisés decide no dormir, permaneciendo de pie durante las noches, al parecer pasa así seis años. Al lograr vencer las tentaciones, vive en paz dedicado a la oración y a la mortificación corporal, lo que es un ejemplo para sus hermanos espirituales, así como para los habitantes de los pueblos aledaños. Acerca de su deceso, se conocen dos versiones, una es que fue por causas naturales y otra que murió al ser asaltada su ermita por un ejército invasor, exclamando: "Salvaos vosotros hermanos. Yo me quedo, pues no quiero desmentir al Señor cuando expresó: 'el que a hierro mata, a hierro muere'. Su veneración como santo, es inmemorial.

 

DOMINGO 29

XXII DOMINGO ORDINARIO

El Martirio de San Juan Bautista

Santos: San Zaqueo, laico y María de la Cruz (Juana Jugan), fundadora

SANTA MARÍA DE LA CRUZ (Juana Jugan), del arameo, "señora", del latín, crux, instrumento de suplicio de los romanos y del hebreo "Dios ha hecho gracia", respectivamente (1792-1879). Fundadora. De origen francés, nace en Cancale, Bretaña, durante el período de la Revolución Francesa (1789-1799), en el seno de una familia católica, recibe el bautismo con el nombre de Juana. Su padre, pescador, desaparece en el mar cuando la niña cuenta con cuatro años. La viuda, queda sola, sumida en la pobreza y con cuatro hijos (otros cuatro habían fallecido todavía pequeños). Por su precaria situación y los conflictos bélicos, la niña no asiste a la escuela, aprende a leer, a escribir y el catecismo con las religiosas terciarias. A sus quince años -para colaborar en los gastos hogareños-, trabaja en una casa palaciega, donde, con su patrona sale al encuentro de los pobres y aprende a atenderles. En su juventud rechaza propuestas matrimoniales de un joven marino, por no sentir inclinación a la vida conyugal, pero sin definir su vocación; expresa: "Dios me quiere para Él. Me reserva para una obra desconocida, para una obra que aún no está fundada". Durante seis años es ayudante de enfermera y luego ingresa en la Tercera Orden del Corazón de la Madre Admirable (eudistas). Su vida se centra en Jesús con el deseo de: "Ser humilde como lo fue Jesús". Por motivos de salud, deja el hospital y es acogida por una amiga terciaria a quien sirve hasta 1835. En 1841 junto con varias compañeras altruistas se instalan en una casa de la Rue Fontaine, donde reciben bajo su cuidado a personas de edad avanzada; desde entonces Juana inicia su apostolado, tocando de puerta en puerta en toda la población, para recibir limosnas y cubrir las necesidades de sus ancianos. Al paso del tiempo compran un antiguo monasterio que en adelante será el hogar de las piadosas damas y sus albergados, eligiendo a Juana como su directora; a esta nueva comunidad se le otorga el nombre de las Hermanitas de los Pobres, con la asesoría de la orden Hospitalaria de san Juan de Dios. Surgen malos entendidos y dificultades, por lo que es destituida de su cargo, retirándose. Durante veinte años, se dedica a la formación de las novicias y a servir como limosnera, para el sostenimiento de la congregación y de los pobres. A su muerte se cuentan 2400 hermanas en la congregación, quienes trabajaban en Casas hogar para ancianos en Europa, América, Ásia y, posterior a su deceso, en África y Oceanía. Su Santidad Benedicto XVI, la canoniza el 11 de octubre de 2009. Iconografía: de aspecto humilde, con hábito, en sus manos el rosario que rezaba en tanto recorría diversos poblados y una canasta donde juntaba la limosna.

 

LUNES 30

Santos: Rosa de Lima, virgen y Margarita Ward, mártir. Beato Eustaquio Van Lieshout, presbítero. Fiesta (Blanco)

BEATO EUSTAQUIO VAN LIESHOUT, del griego, "rico de espigas” (1890-1943). Presbítero. Oriundo de Aaerle-Rixtel, en los Países Bajos, es hijo de padres campesinos de amplios recursos económicos y gran fe; bautizado con el nombre de Humberto. En su hogar se reza diariamente el rosario y el Angelus. Aprende sus primeras letras en el colegio de Schijndel; después pese a la oposición paterna hace dos años de estudios secundarios en Gemert. Siente el llamado a la vocación sacerdotal, al leer la biografía de san Damián de Veuster (15 de abril), e ingresa a la congregación de los Sagrados Corazones, en 1905, ahí termina los estudios secundarios, en la ciudad de Grave. De carácter afable, es estimado por quienes le conocen; sin embargo, tiene dificultades en el aprendizaje de idiomas, pero su fe y el afán de ser misionero le permiten aprender lo necesario para difundir la Palabra de Dios. En 1913 inicia su noviciado en Tremeloo, Bélgica y adopta el nombre de Eustaquio. Durante la invasión alemana en Bélgica, es enviado al hogar paterno; continúa el noviciado en Holanda; concluye estudios de filosofía y teología, en Ginneken en los Países Bajos, donde es ordenado sacerdote en 1919. Por cinco años realiza su ministerio en su país, en Vierlingsbeek es adjunto del maestro de novicios, siendo notable su fervor y observancia estricta de la Regla. Permanece por dos años al servicio de los obreros del cristal en Maasluis, mostrando celo pastoral y siendo reconocido con una condecoración civil que le otorgan las autoridades belgas. Los últimos dos años en su patria permanece como vicario en la parroquia de Roelofarendsveen, distinguiéndose por la coordinación de diversas actividades parroquiales, la administración del sacramento de la reconciliación y la asistencia a los enfermos. En 1925, es enviado a la recién fundada misión en Brasil. Nombrado párroco en Agua Suja (actual Romaría) en 1926 mejora las condiciones humanas y religiosas, al atender a los enfermos y a los pobres; se dice, que realiza curaciones milagrosas. Nueve años después se le asigna la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Poá, región metropolitana de Sao Paulo, donde proliferan las sectas espiritistas y la feligresía es indiferente hacia la religión. En este dificil ambiente, el padre Van Lieshout, se dedica a realizar visitas domiciliarias a cada familia, atiende a los enfermos, los marginados, los niños y reorganiza su comunidad parroquial. En 1937, su don de curación adquiere notoriedad y fortalece la fe de la feligresía, contrarrestándose la superstición. Su fama se propaga en el país, los visitantes a Poá se multiplican y, por las limitaciones del lugar, sus superiores determinan en 1941, transferir al padre. Entre 1941 y 1943, atiende numerosos templos, siempre asediado por cientos de feligreses quienes le solicitan ayuda espiritual y el alivio de sus padecimientos, por lo que se ve obligado a ocultarse. Lo anterior se repite en Río de Janeiro, provocando interrupciones en el tránsito de vehículos por la aglomeración de personas que lo buscan; se retira y oculta su nueva ubicación. Bajo el nombre de "padre José", permanece en la Fazenda de Río Claro, dedicado a la oración, estudio y atender a los ochocientos obreros de la factoría del lugar. Pero aún fueron necesarios otros cambios: Patrocinio, Ibiá y por último en Belo Horizonte donde atiende el templo de Cristo Rey, y permanece hasta que enferma de tifus exantemático y muere. A sus exequias asisten miles de fieles; en homenaje póstumo a quien ya en vida consideran santo, este día se decreta de luto nacional en Brasil. En todas las regiones donde efectuó su ministerio promueve la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en los hogares y acrecentó la devoción a la Santísima Virgen María y al señor san José (19 de marzo). Su Santidad Benedicto XVI, lo beatifica el 15 de junio de 2006.

 

MARTES 31

Santos: Ramón Nonato, cardenal y Domingo de Val, niño mártir. Beato Pere Tarrés Claret, presbítero. Feria (Verde)

BEATO PERE TARRÉS CLARET, derivado de Pedro, del arameo, "piedra" "roca" (1905-1950). Presbítero. Hijo de católicos ejemplares; nace en Manresa, Barcelona, España. Debido al trabajo de su progenitor, la familia cambia con frecuencia de residencia; estudia en Badalona con los padres escolapios y en Manresa en colegios de la Compañía de Jesús (jesuitas) en 1914. Adolescente, de carácter alegre, cariñoso y apegado a su familia, gusta de la naturaleza y la poesía. Pasa su tiempo libre como ayudante en la farmacia del doctor Balaguer, quien al darse cuenta de su vocación por la
medicina, lo orienta a continuar sus estudios. Estudia el bachillerato becado en el colegio de San Ignacio. Más adelante, otros médicos que lo consideraban buen estudiante, le proporcionan otra beca en la facultad de medicina en la Universidad de Barcelona. Desde 1921 vive en el barrio de Gracia, cercano al oratorio de san Felipe Neri al que de continuo asiste, integrándose a la Federación de Jóvenes Cristianos de la Acción Católica. En 1925 muere su padre; en diciembre de
ese año, Pere siente el llamado a la vida consagrada y con autorización de su guía espiritual, hace voto de castidad. Termina su carrera con mención honorífica, y recibe el título de médico. Con su compañero el doctor Gerardo Manresa, funda el sanatorio de Nuestra Señora de la Merced. En el desempeño de su profesión, nunca olvida sus principios cristianos; su trato con los pacientes es cariñoso y alegre. En julio de 1936 se dirige al monasterio de Monserrat a fin de participar en los Ejercicios Espirituales; sin embargo esta piadosa práctica es interrumpida por el inicio de la Guerra Civil Española (1936-1939). Ante este conflicto, se contacta con el Comando General, logrando salvaguardar al citado monasterio. Logra llevar la sagrada comunión a los perseguidos por la milicia y oculto escapa de las persecuciones. En 1938 debe alistarse en el ejército republicano como médico, alcanzando el grado de capitán, en tanto, estudia latín y filosofía con el propósito de disponerse a sus futuros estudios eclesiásticos, además de manifestar la fe verdadera entre la soldadesca. Al finalizar la guerra, continúa su profesión en Barcelona, atiende asuntos de la Acción Católica y hace realidad su consagración al Señor, al ingresar en el seminario en septiembre de 1939. Su madre muere en 1941, año en el que recibe las órdenes menores y al año siguiente es ordenado sacerdote. Inicia su ministerio, como vicario parroquia] en el templo de San Esteban; en 1944 estudia teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, obteniendo la licenciatura. A su regreso a Barcelona continúa en su cargo parroquial; se le asigna vise-asistente de los jóvenes de la Acción Católica, y en el Centro parroquial de las mujeres y de las jóvenes de la misma, así como colaborador del centro de la parroquia de San Vicente de Sarriá, y capellán de la comunidad y el colegio de las religiosas concepcionistas en 1945. En su trabajo no faltaron escollos, que supero con oración y confianza en Dios, actuando con caridad evangélica y prudencia. Siempre expresa: "soy hijo de obreros. En el cielo voy a trabajar mucho por todos". Entre 1946 y 1949 es asesor de los oblatos laicos benedictinos; en la obra de la Visitación de Nuestra Señora, procura auxilio espiritual y material a enfermos marginados; consejero en la Escuela Católica de Enseñanza Social; director espiritual del Hospital de las Magdalenas, donde se atienden mujeres en fase terminal, por prostitución o pobreza extrema y otros cargos de beneficio social. En mayo de 1950, se le detecta un padecimiento oncológico muy avanzado, enfermedad que soporta en un total abandono en Dios, ofreciendo su vida por la santificación de los sacerdotes; fallece en la clínica por él fundada en Barcelona; sepultado en el cementerio de Montjuic. En 1975 sus restos-reliquia son colocados en la parroquia de San Vicente de Sarriá, donde hoy en día son venerados. El Venerable Juan Pablo II (1978-2005), lo beatifica en su visita a Loreto, Italia, el 5 de septiembre de 2004, durante una reunión de la Acción Católica. Iconografía: en fotografía, con sotana, estudiando.